Imprimir
Inicio » Fotorreportajes, Medio Ambiente  »

En Manicaragua llueve un café especial

| 4

Manicaragua es un municipio y un pueblo de la Provincia de Villa Clara de Cuba. Se localiza en la parte sudeste de Villa Clara, limitando con las provincias de Cienfuegos al oeste y con Sancti Spiritu al este.
El café crece en las cuestas de las montañas del Escambray, un conjunto montañoso que se extiende desde la parte del sudeste de la provincia Cienfuegos hasta la vecina provincia Sancti Spiritus. Los granos de café de Manicaragua llevan un néctar muy peculiar no muy conocido en el resto del mundo.

Cafetalero de la zona montañosa del Escambray traslada parte de su cosecha de café en árrea de mulos.

Cafetalero de la zona montañosa del Escambray traslada parte de su cosecha de café en árrea de mulos. (AIN)

Cafetalero de la zona montañosa del Escambray traslada parte de su cosecha de café en árrea de mulos.

Cafetalero de la zona montañosa del Escambray traslada parte de su cosecha de café en árrea de mulos. (AIN)

Muestra de la recolección del café en la zona montañosa del Escambray. (AIN)

Muestra de la recolección del café en la zona montañosa del Escambray. (AIN)

Trabajadores de la planta de beneficio del café en Jibacoa, laboran en la escogida del grano de alta calidad para la siembra de las posturas. (AIN)

Trabajadores de la planta de beneficio del café en Jibacoa, laboran en la escogida del grano de alta calidad para la siembra de las posturas. (AIN)

Campesino en la selección de la producción de café acorde a la calidad del grano. (AIN)

Campesino en la selección de la producción de café acorde a la calidad del grano.

Café en proceso de secado en la planta de beneficio del café en Jibacoa. (AIN)

Café en proceso de secado en la planta de beneficio del café en Jibacoa.

Trabajador de la planta de beneficio del café en Jibacoa, en la escogida del grano de alta calidad, para la siembra de las posturas. (AIN)

Trabajador de la planta de beneficio del café en Jibacoa, en la escogida del grano de alta calidad, para la siembra de las posturas.

Obreros en el tratamiento de secado del café en la planta de beneficio de Jibacoa. (AIN)

Obreros en el tratamiento de secado del café en la planta de beneficio de Jibacoa.

Trabajadores de la planta de beneficio del café en Jibacoa, laboran en la escogida del grano de alta calidad, para la siembra de las posturas. (AIN)

Trabajadores de la planta de beneficio del café en Jibacoa, laboran en la escogida del grano de alta calidad, para la siembra de las posturas.

Trabajadores de la planta de beneficio del café en Jibacoa, laboran con la producción terminada del grano en el municipio de Manicaragua. (AIN)

Trabajadores de la planta de beneficio del café en Jibacoa, laboran con la producción terminada del grano en el municipio de Manicaragua.

Trabajadores de la planta de beneficio del café en Jibacoa, laboran con la producción terminada del grano en el municipio de Manicaragua. (AIN)

Trabajadores de la planta de beneficio del café en Jibacoa, laboran con la producción terminada del grano en el municipio de Manicaragua.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Lety dijo:

    Me consta el mejor café que he tomado, en las lomas de Jibacoa en Manicaragua, un café exquisito

  • Luis Ruiz Sánchez dijo:

    Queridos compañeros de Cubadebate

    Sin ustedes saberlo, me han hecho un maravilloso regalo de aniversario que será el próximo miércoles. Llego a los 43.
    Nací en Santa Clara y aunque alguna que otra vez había visitado el campo, no fue hasta comenzar mi trabajo de médico que lo pude saborear.
    Ya sabía que mi consultorio quedaba en el Caney de Pico Blanco, pero como el mismo era yo quien lo estrenaría, decidí ir antes para ver lo que iba a necesitar.
    En la moto de mi papá me fui temprano y pasé primero por la Sectorial de Salud de Manicaragua. Allí me dijeron que tuviera cuidado en la loma del Sijú si nunca había manejado para aquella zona.
    Ya sabía del Manantial el Antojo a la vera del camino y de la profecía sobre el que bebiera de sus aguas.
    Eran tantas cosas que no quería perder de vista, que el viaje, aunque lento, me fue insuficiente para escudriñarlo todo. Aun así, el Antojo no escapó de mi sed y mi curiosidad. Esos sorbos de agua fría, al menos conmigo, se acogieron a la leyenda del caminante que por más que ande, si bebió de sus aguas, en la mente, en los sueños o en la realidad, siempre va a volver.
    Y así comenzó mi historia en aquellas lomas.
    Aunque no recuerdo el nombre, conozco a algunos de los que aparecen en las fotos. Fueron mis vecinos en Jibacoa
    De Jibacoa el único consultorio que no llegué a conocer fue Sitio Yera, al resto los conocí y trabajé en varios de ellos, más tiempo en unos y menos en otros.
    Jibacoa, su gente y sus montañas calaron muy hondo en mi. Es de los lugares del mundo donde he vivido donde mejor me he sentido.
    Los que me conocen saben que no miento.
    Decidí salir de Cuba por razones familiares que hablaron más alto que mi amor por las lomas, nadie más que yo podría entenderlo o juzgarme, pero si la salud me acompaña, algún día regresaré a las montañas como hijo que del camino vuelve a la casa natal hasta el fin de sus días.
    Nunca había tenido la posibilidad de hablar así de Jibacoa, su gente, mis excelentes colegas de trabajo y de la privilegiada naturaleza que me acogieron con mis virtudes y defectos como a un hijo más.
    Les agradezco una vez más por la publicación de estas fotos, y aprovecho para enviarle a mis hermanos de la montaña un fuerte abrazo, mis felicitaciones, aunque atrasadas, por el día de la medicina latinoamericana, y el deseo de una navidad, un fin de año y un año nuevo lleno de alegría, salud, esperanzas de un mundo mejor y victorias. El primer día del año, a pesar de las distancias, juntos celebraremos ese más de medio siglo de lucha y resistencia, de cambios y construcciones, de amores y pasiones de fe y perfectibilidad, al que el planeta llama, Revolución cubana.
    Los quiere siempre,
    Luis Ruiz Sánchez
    Icapuí, Ceará, Brasil, 06 de diciembre de 2009

  • jibacoense dijo:

    Sin dudas el mejor cafe del mundo es el de jibacoa.. lastima que quede tan poco…. en la wikipedia hay articula sobre jibacoa

    http://es.wikipedia.org/wiki/Jibacoa

  • Dany Esther Ochoa Prat dijo:

    Los campesinos realizan la selección de la producción de café, acorde a la calidad del grano y por eso lo procesan en nuestro país con una mayor calidad.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Arelys María Echevarría

Fotorreportera de la Agencia de Información Nacional (AIN).

Vea también