Mark Allen MacPhail

Opinión  »

| 1
Amy Goodman

Troy Davis, un prisionero sentenciado a muerte en Georgia, acaba de ganar una importante victoria contra su propia ejecución. El 17 de agosto, la Corte Suprema de Estados Unidos adoptó una resolución que obliga a un tribunal federal de Georgia a tomar en cuenta-por primera vez en un proceso judicial formal-nueva evidencia surgida luego de la condena de Davis y que podría probar su inocencia.