Imprimir
Inicio » Especiales, Historia  »

De villa a ciudad: Morón hace cien años

Por: Amanda Tamayo Rodríguez
| 5

Foto: Facebook/ Asamblea Municipal del Poder Popular de Morón.

No soñaba Morón con ser ciudad cuando le agarró el siglo XX por sorpresa. La Guerra del ´95 y la política de reconcentración promulgada por Valeriano Weyler pesaban sobre la calidad de vida de las comunidades urbanas.

Fueron el azúcar y el ferrocarril los que impulsaron una explosión demográfica que levantó los cimientos de la ciudad. Este 2021, cuando se cumplen cien años de que Morón pueda hacer uso de ese término, Invasor acude al historiador moronense Héctor Izquierdo, que recorre en palabras un camino de 20 años, de villa a ciudad.

Antes de 1900, Morón no sospechaba los beneficios que podían exprimirse del azúcar. Para la década de los ´20 ya tenía siete centrales azucareros.

“El azúcar tiene la particularidad de que agrupa  a varias personas en un mismo lugar. No es como la ganadería, que un par de monteros se va para el monte con un rebaño y viven ahí como pueden. Entonces, cuando comenzó la inversión de capitales para el desarrollo de la industria azucarera, a Morón empezaron a llegar personas, hombres principalmente, para buscar trabajo.

“Como se necesitaba quien despejara los montes, preparara la tierra, cultivara la caña y la transportara, las fuentes de empleo acogieron hasta a haitianos, jamaicanos, chinos, canarios, alemanes e hindúes”.

El núcleo urbano, que a inicios de siglo tenía apenas 2 000 habitantes, se convirtió en el centro de las localidades rurales que rodeaban los centrales.

Ya en la segunda década se fueron edificando, uno tras otro, los de Falla, Bolivia, Patria, Violeta… El ferrocarril no solo se convirtió en infraestructura para la caña, sino que era una de las pocas conexiones de Morón con el resto de la región.

“Todos los ingresos que estaban recibiendo los nuevos habitantes de Morón se revertían en forma de impuestos en el desarrollo urbano”, explica Héctor.

Así, para esas fechas se crean comercios, bancos (por lo menos cuatro), las instituciones culturales y las asociaciones civiles más prominentes hasta entonces.

Lo fueron el teatro Apolo, la primera biblioteca (en la logia de la calle Agramonte), las imprentas, las logias, la Unión fraternal (que agrupaba a la población de piel negra), las más de 90 publicaciones periódicas que llegó a tener la ciudad, entre las que destacan El SolEl Gallo de Morón, la revista Horizontes y la revista Alba (para el público femenino); redes de hostales, hoteles y fondas para dar cama y comida a los forasteros.

La prosperidad tuvo una arquitectura propia que le distinguiera de lo viejo. Si hoy el estilo arquitectónico más notorio de los edificios importantes de Morón es el eclecticismo, se debe a las obras de esos años.

El auge constructivo, bajo el mandato del Alcalde Agustín López Morales, lo detalla Héctor en una enumeración: “la librería La Moderna Poesía, el teatro Reguero y el Apolo, el Ayuntamiento, la casa de socorros y el cuartel de bomberos, el banco de los hermanos Trillo, la Clínica Naranjo, la Colonia Española, el Cine Medina y el Fausto, el Hotel Ritz y el Perla del Norte, la Terminal, el Hospital Civil”.

Aunque estos últimos cuatro son ejemplos posteriores al nombramiento como ciudad, ya para 1921 estaba edificada una buena parte de los servicios públicos y privados, se había inaugurado la primera planta eléctrica y se empezaba la pavimentación de las calles. Para el sistema de acueducto y alcantarillado hubo que esperar hasta 1966.

El hecho es que el 20 de mayo de 1921, al nombrarse como ciudad a Morón, se dio respuesta a un reclamo popular que se basaba en el obvio despertar del territorio. “Se hizo a pesar de que no existían viales en buen estado que conectaran con Ciego de Ávila, Tamarindo y otras localidades. En diciembre de ese mismo año es que se aprueba el escudo, el más antiguo de la provincia”.

Este mes, suman 478 años desde la mercedación del hato de Morón, cumplidos el 24 de mayo. Ya van cien años creciendo de norte a sur. De 2 000 a 70 000 habitantes. De ahí los motivos para celebrar. Porque el patrimonio fundacional se edificó en solo dos décadas, pero el legado es para toda una vida.

(Tomado de Invasor)

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Eva dijo:

    Felicidades Morón. Estuve allí en 2019, me gustó mucho la ciudad, tiene mucho movimiento y una arquitectura que llama la atención, parece una capital provincial por su desarrollo y sin dudas el desarrollo del turismo ha favorecido aún más a sus habitantes

  • Erasmo dijo:

    Felicidades Moron. Falto hablar de la historia del gallo

  • aseguro dijo:

    Como ha pasado tiempo uff,

  • aseguro dijo:

    Como ha pasado el tiempo !

  • Roeldys González Laffita dijo:

    Muy buen trabajo.....Gracias por emplear los Identificadores Visuales de las Campañas comunicacionales "Morón por la Vida" y "Morón Centenario Ciudad"....

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también