Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Archivo CD: “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”, un libro contra la desmemoria que puedes descargar aquí

| 18 |

“Y no dicen que a pesar de todos los pesares, a pesar de las agresiones de afuera y de las arbitrariedades de adentro, esta isla sufrida pero porfiadamente alegre ha generado la sociedad latinoamericana menos injusta. Y sus enemigos no dicen que esa hazaña fue obra del sacrificio de su pueblo, pero también fue obra de la tozuda voluntad y el anticuado sentido del honor de este caballero que siempre se batió por los perdedores, como aquel famoso colega suyo de los campos de Castilla”.

Eduardo Galeano: “Espejos, una historia casi universal” (2008).

Desalojos campesinos, tiempo muerto, hambre y miseria en los campos de Cuba. Doscientas mil familias que no tenían una vara de tierra donde sembrar unas viandas para sus hijos y en cambio permanecían sin cultivar. Bohíos de techo de guano, piso de tierra, sin servicio sanitario ni letrina, sin agua corriente. La realidad que se encontró Fidel al triunfo de la Revolución en 1959 dista mucho del salón de juegos, fiestas y lujos que querían vender de la Isla y La Habana.

Desde el malecón habanero, la ciudad mostraba su mejor rostro, aderezado por una cinta luminosa. Más atrás se ocultaban la penuria y la miseria más desgarradora. La tragedia del mundo rural se expresaba en textos de escritores y en estudios de investigadores de las más variadas tendencias ideológicas. Eran los niños raquíticos, devorados por los parásitos, los adultos consumidos por la tuberculosis.

“Cuando vinieron a La Habana, en 1959, desdentados y macilentos, en muchos casos, habitantes de una isla larga y estrecha, no habían visto el mar ni conocían la electricidad. Pesaba sobre ellos el analfabetismo, el desamparo sanitario, la sujeción a la interminable cadena de arrendatarios, subarrendatarios, a la ausencia de caminos para vender el resultado de sus pobres cosechas. No conocían el cine y, mucho menos, la televisión”.

Desde el malecón habanero, la ciudad mostraba su mejor rostro, aderezado por una cinta luminosa. Más atrás se ocultaban la penuria y la miseria más desgarradora. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

¿Qué se encontró Fidel al triunfo de la Revolución?

En los años 50 corrían las cifras de la “prosperidad”: aumento del número de automóviles circulantes en las ciudades, residencias y casas de apartamentos, introducción de la televisión en el país... Pero todo aquello no representaba una mejora general del nivel de vida. Cuba tenía más de 6 000 000 habitantes y el real o supuesto progreso de unas cuantas decenas de miles no era el de la totalidad.

  • Barrios insalubres, desalojos, alquileres elevados, tarifas eléctricas no al alcance de los más pobres. Viviendas miserables en el campo y en la ciudad. En el año 1953, el 22% de las viviendas de Cuba pertenecían a sus ocupantes; el 65% carecía de acueducto y el 72% no contaba con servicio sanitario propio; el 42% no tenía servicio de electricidad y el 13 % disponía de una sola pieza.

Barrios insalubres, desalojos, alquileres elevados, tarifas eléctricas no al alcance de los más pobres. Viviendas miserables en el campo y en la ciudad. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

El real o supuesto progreso de unas cuantas decenas de miles no era el de la totalidad. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

Después de 1959 se duplicó la construcción de viviendas en el país y se aprobó la Ley de Alquileres. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

  • El 55% de todas las viviendas campesinas carecía de inodoro o siquiera de letrina, lo que explicaba, en parte, el espantoso apogeo del parasitismo. El 14% de los obreros agrícolas padeció de tuberculosis, el 13% pasó la tifoidea y el 36% se confesaba parasitado.

“El 90% de los niños del campo estaba devorado por parásitos que se les filtraban desde la tierra por las uñas de los pies descalzos. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

El campesino fue uno de los elementos más importantes del programa de la Revolución. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

La Salud llegó a todos los rincones. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

Para facilitar el acceso a la escuela a aquellos que por vivir en zonas muy apartadas tienen que caminar largas distancias, se crearon escuelitas con paneles solares. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

La cultura llegó a los lugares más intrincados. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

  • Cubanos muriéndose en las calles por falta de camas en los hospitales. Para conseguir un ingreso había que prometerle al político el voto.

Los cubanos se morían en las calles por falta de camas en los hospitales. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

La cara de La Habana donde no había gente pidiendo o muriendo en los portales. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

La ciencia y la medicina fueron prioridad del gobierno revolucionario, con el acceso a una salud pública de calidad. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

  • Un millón y medio de cubanos, mayores de seis años, de una población de seis millones, no tenían aprobado ningún grado de escolaridad.

Un millón y medio de cubanos, mayores de seis años, de una población de seis millones, no tenían aprobado ningún grado de escolaridad. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

Después del triunfo de la Revolución los cuarteles se convirtieron en escuelas. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

  • Niños que vivían en las calles y dormían donde les cogía la noche. Niños que se veían obligados a trabajar para ayudar a la empobrecida economía de la casa; de una población de 6 000 000 millones de habitantes, 600 000 mil estaban desempleados; niños vendedores de billetes de lotería, de periódicos y revistas, que pedían limosnas en las calles, limpiabotas; niños que improvisaban cantos en los ómnibus para después rogar unas moneditas. Niños que pasaban hambre. Ninguno asistía a la escuela.

Niños vendedores de billetes de lotería, de periódicos y revistas, que pedían limosnas en las calles. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

Niños que pasaban hambre. Ninguno asistía a la escuela. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

El artículo 51 de la Constitución plantea que todos tienen derecho a la educación. Este derecho está garantizado por el amplio y gratuito sistema de escuelas. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

  • Las zonas costeras estaban en manos de entidades privadas. Después de 1959 se liquida el exclusivismo y diveras formas de discriminación racial que en estos lugares se practicaba.

Antes de 1959 no todos los cubanos podían ir a las playas. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

En 1959 se declararon las playas de acceso público. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

Ante esta situación la entrada de la Caravana de la Libertad en La Habana marcó un antes y un después. En las próximas semanas se pondría de manifiesto que Fidel se trataba de un hombre muy diferente a los que llegan a tan altos cargos públicos. En una de las primeras sesiones de trabajo diría: “El cargo público no es una posición para enriquecernos ni para recibir honores, sino para sacrificarnos”.

Cubadebate y el Sitio Fidel Soldado de las Ideas invita a sus lectores a descargar de forma gratuita el libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”, publicado por la editorial Capitán San Luis y compilado por Juan Carlos Rodríguez.

El texto, en un lenguaje asequible y con muchísimas imágenes, recoge la entrada de Fidel a La Habana y los primeros meses de la Revolución. A través de la fotografía, prensa de la época y algunos testimonios el volumen da cuenta de la Cuba que se encontraron los barbudos y su transformación por el gobierno revolucionario: campaña de alfabetización, Reforma Agraria, creación del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (Icaic) y su cine móvil, la atención a la salud... Si quiere saber más descargue el libro.

Descargue libro:

Vea además:

Descargue cinco libros sobre Fidel (+ PDF)

En video, siete libros sobre Fidel

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ana dijo:

    Que bueno recordar a lo que se enfrento la Revolución, como olvidar ,como vivian los cubanos.

  • Taran dijo:

    Dedicado a todos los que todavia dicen que la Cuba de antes (del 59) era mejor.

    • selma gonzalez espinosa dijo:

      Taran, estoy muy de acuerdo de que los primeros que necesitan de ese libro, son los que todavía dicen que Cuba era mejor antes de 1959. Honestamente creo que esos eran muy ricos, y que su egoísmo era tal que nunca vieron la pobreza. Porque hay gente como el avestruz. Y como los gatos, que cierran los ojos para no ver que mano le da de comer.

  • Aida L. Silva Oquendo dijo:

    Es necesario que todos, los de adentro y principalmente los de afuera lean estos libros para que se recuerden los de adentro y se enteren los de afuera la verdadera historia de Cuba antes de 1959 y los logros de la revolución...

  • ofelia morales portieles dijo:

    Estoy muy contenta con la publicación de este libro sin duda alguna nos permitira recordar por lo que transito nuestra cuba y sin duda alguna muy orgulla de que cada paso dado de acuerdo a la epoca de nuestra historia hoy vemos el avance en todos los logros en nuestra cuba de ayer de hoy y de siempre Gracias Fidel.

  • selma gonzalez espinosa dijo:

    Como dice Galeano, el pueblo cubano, a ha luchado y se ha empeñado en ser libre. Fui parte de esa masa de niños pobres que se extendía por Cuba toda y puedo atestiguar que sin Fidel y su modo de ver la pobreza de muchos, siendo ricos él y su familia, sin su alma de caballero, de Quijote, otra sería la historia. No podemos olvidar nunca lo que encontró Fidel aquí y creo que ese libro nos ayudará a recordar a unos y a descubrir a otros.

  • Miguel Espaillat dijo:

    Vivo en New York, como puedo conseguir ese libro...me urge

  • Jazmín dijo:

    Gracias Fidel por todo , este país era todo un desastre pero llegó el comandante y mandó a parar gracias , gracias , gracias .

  • LORENZO PELCASTRE CRUZ dijo:

    ME ENCANTARÍA ACCEDER AL LIBRO "UN NIÑO LLAMADO FIDEL ALEJANDRO", QUE SE MUESTRA EN EL VIDEO. ME PARECE UNA BUENA FORMA DE ACERCAR Y DE DARLE A CONOCER A MI HIJA LOS GRANDES APORTES DE ESTE LÍDER MUNDIAL. SALUDOS AL GOBIERNO Y PUEBLO DEL PAÍS HERMANO DE CUBA.

  • Contracorriente dijo:

    Muchas gracias, una vez más, por este regalo. Salud para todo el pueblo cubano.

  • Taran dijo:

    Yo recomiendo a los que publicaron el libro en pdf que si fuera posible que trataran de hacerlo un fichero mas pequenno, quiza reduciendo el tamanno o calidad de las fotos, pues mas de 300 megas es demasiado grande, acaba casi con un paquete de 125 cuc, y luego convertirlo a un formato mas compacto como el formato epub, gracias.

  • Loro dijo:

    Y existen algunos personajes en las redes sociales poniendo fotos de aquella época ,según ellos de bienestar,abundancia y felicidad para los cubanos, estas imágenes por si solo nos muestran el pasado oprobioso del capitalismo y el neocolialismo vivido por el pueblo cubano, que nunca volveremos a el.

  • Luxardo dijo:

    Fidel en el libro la historia me adsorvera lo dice como estaba cuba sería casi un libro obligatorio para que muchas personas sepan cómo estaba cuba y porque hay que defender está revolución a cualquier precio

  • juan dijo:

    Es muy necesaria esta comparacion y que se publique para los que dicen que con 20 centavos se comia, y cuantos tenian 20 centavos, cuantos comian aunque sea una vez al dia. Hay que refrescarle la memoria a unos y actualizarle la historia a otros. Ademas ya se olvidaron que cuando la revolucion, en la decada de los 80 podia, le dio a este pueblo un nivel del 1er mundo, y se despilfarraban los recursos, pero tienen mala memoria, sobretodo aquellos que no trabajan. ES HORA DE PRODUCIR.

  • Julio César Rosabal García dijo:

    Saludos. Quién es el autor del libro?
    Cómo se puede descargar?

  • JOC dijo:

    Ésta página con todas esas imagenes hay que mostrarselas a los jovenes desde los más pequeños hasta los más grandes y más adultos para que sepan,entiendan y comprendan del porqué se hizo la Revolución y del porqué se transformó en Socialista,por eso los Revolucionarios Cubanos debemos de enfrentar las desmemorias que alguna vez se quieran establecer,siempre hay que recordarsela a todos,hubo muchas sangre derramada para lograrla. Cuba y la Revolución Cubana seguirá luchando y seguirá resistiendo,que lo sepan los bobos,los inocentes,los idiotas,los estúpidos,los gusanos,los contrarevolucionarios y los mercenarios,Cuba será Siempre un eterno Baraguá.

  • Roberto dijo:

    Llegó el comandante y mando a parar Felicidades en el nuevo año seguimos en combate

  • MNR dijo:

    Tengo presente lo que era Cuba antes del Triunfo de la Revolución, mi mamá se encargó de contarme cómo eran las cosas y cómo vivió, pero estoy casi segura que los que tienen que refrescar la memoria no lo van a leer, es una lástima. Gracias a Fidel y todos los que lucharon porque nuestro país fuera libre.

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también