Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

GdZ: Crónica de una deriva anunciada

Por: José Ángel Téllez Villalón
| 180

Gente de Zona durante una presentación. Foto: AP.

Bastó que le renovaran el contrato con la Magnus Media para no dejar ninguna duda de su deriva política; su ponerse al lado de los que desde la otra orilla se han ganado una marca: “Gente de Zapa”. La voz más escandalosa de este bando de odiadores resumió así su comportamiento: “Funciona la presión, funciona”, aunque no conforme, más le pidieron. Ya se habían manifestado en cuanto espacio tuvieron, para presentar su “Dame la botella” y su “dame la etiqueta” de críticos al Gobierno cubano que llaman allá “dictadura”. El famoso dúo de reguetoneros, esclavizado por la dictadura del mercado, señales ya venían dando de su tirar pa´l Norte.

Todo comenzó con Bailando. Como se recordará, fue con este éxito comercial que se inició el lanzamiento del dúo “al universo de música latina de alto perfil”, como refiere su sitio web, a partir de la invitación a grabar una primera versión de este tema, por parte de su autor, también cubano, quien ya había comenzado a escribirlo con una “marca” altamente posicionada: Enrique Iglesias.

Una trade mark construida con casi todos los premios que las industrias culturales hegemónicas han inventado. Su etiqueta registra el de “mejor artista latino” en los Grammy, cinco Grammy Latinos, cuatro premios Billboard, 43 Billboard Latinos, 10 World Music Awards, ocho American Music Awards, cinco Latin American Music Awards, 22 premios Lo nuestro, 15 premios Juventud, 20 premios ASCAP, tres MTV Europe Music Awards y una Gaviota de plata en el Festival de Viña del Mar. Tándem de signos que devienen “gatillos”, en pautas reactivas para provocar el consumo desenfrenado de más y más signos audiovisuales, conectores con otras marcas y consumos.

Principios del marketing que fundamentan la colaboración o el featuring. Más efectivo cuando explotan el contraste, equilibran las temperaturas del género y agregan cierta aureola multicultural. Así, una marca occidental como Enrique Iglesias (pop) –o aculturada como Marc Anthony (salsa-pop)–, resignifica a una “marca” desconocida y mestiza, como GdZ (género urbano). Por ello, Bailando fue versionado con otras marcas: en espanglish, con Sean Paul, y en portugués, con el brasileño Luan Santana y el portugués Mickael Carreira. Fórmula de éxito, más que probada por el rapero Armando Christian Pérez. Quien ostenta la pregunta: “¿Existe algún hit de Pitbull que solo sea de Pitbull?”, y quien al preguntársele: ¿Por qué creía que le necesitan los “superventas globales”?, respondió: “Les doy un poco de calle. Mi trabajo es ensuciarles las canciones”.

Precisamente, con Mr. WorldWide grabaron uno de los primeros featuring, radicados ya en Miami. Se trata de “Piensas”, el primer sencillo en español del disco Dale, del cubanoamericano. Su videoclip, dirigido por el venezolano de padres cubanos David Rousseau, recrea, sin ton ni son, una noche de cabaret en La Habana, el fin de año de 1959. Burda repetición de los estereotipos más manidos en la Florida sobre la Cuba revolucionaria. Una fiesta, con mucha bebida y mujeres sensuales, interrumpida a la fuerza por soldados armados y vestidos de verdeolivo, y lo peor, comandados por un sujeto que nos parecía un mafioso y que siendo finalmente un policía, tranza con el capo representado por Pitbull.

Luego de colarse en la vitrina de los Billboard (2015), Bailando fue significado con tres premios Lo Nuestro y tres Grammy Latinos. Fue como un coro: “Premiemos los que ya otros/ lo que más vende y brilla/ que negocio es negocio”. Confirmación de los planteos de los pensadores de Frankfurt, “cada sector esta armonizado en sí y todos entre ellos. El hit apareció en el videojuego Just Dance 2015, en su versión española, y fue escogido como tema principal de entrada y salida de la telenovela Reina de corazones, de la cadena Telemundo. A esta televisora mucho le debe GdZ, al lanzar sus videos y mantenerlos en rotación “todo el día y por significar la marca con los galardones Dúo o Grupo Urbano Favorito y Canción Tropical Favorita, en la primera edición de sus Latin American Music Awards.

Esto último con La Gozadera, el segundo gran éxito de la agrupación y por igual con una marca registrada, Marc Anthony. Su videoclip, estrenado en junio del 2015 por Telemundo y por Vevo, fue dirigido, igual que el de Bailando, por el cubano Alejandro Pérez. Está ambientado en Cuba, pero una Cuba “de postalita”, en el mismo tono vintage, de edificios y carros viejos, que retrató Annie Leibovitz para Vanity Fair y filmó Universal para la última franquicia de Rápido y furioso. La Habana que se “deshiela”, mientras goza o desfila por El Prado con una boina “Chenel” llena de lentejuelas. Por demás, reiteraba la “idea fuerza” de convertir a Miami en la capital cultural de Latinoamérica. “Miami me lo confirmó”, se coreaban en el tema.

Después de este éxito comercial, vino Traidora, también junto al cantante boricua, y que repitió en el 2016 con muchos de los premios mencionados Las dos colaboraciones con el boricua fueron incluidas en Visualízate, el primer disco de GdZ grabado en los EE.UU. Lanzado al mercado bajo los sellos Magnus Media y Sony Music Latin, cuenta con 13 temas, en su mayoría colaboraciones; las que decidieron los nuevos dueños de la marca, la Magnus Media, la compañía con la que Marc Anthony se lanzó al mercado como empresario de entretenimiento.

Ningún cubano, porque los jefes no lo aprobaron. Según contó el líder de la agrupación al youtuber Adrian Fernández, cuando firmó con la disquera les propuso artistas de Cuba, pero ellos le dijeron que no. Bajo el argumento de que los de aquí, que no marcaban números en Spotify, nada le iban aportar a su carrera. Ellos lo acataron porque “así se mueve esto, es un negocio”. Tampoco le aprobaron, posteriormente, una colaboración con Los 4. “Mi equipo no me aprobó la canción por su contenido, para mí era una supercanción, pero para mi equipo no, porque iba a traer polémica”. “Cuando los artistas pasan a firmar con disqueras, compañías como la mía, tú firmas, tú ganas dinero, la vida artística se hace más fácil, pero tú cumples con una disciplina”, confesó en la reciente entrevista.

Así, en “el país de la libertad” devinieron en esclavos de una compañía. Situación que no solo acatan, sino que publicitan sin ningún sonrojo. En abril del 2015, comentó a EFE el fundador del dúo: "Marc es un buen jefe y hay que contar con él para lo que sea, además de tener la última palabra”. “Nosotros prácticamente nos hemos convertido en medios básicos de la industria”, confesó este mismo durante su concierto en Viña del Mar, Chile. Es la manifestación de lo que habían anticipado los fundadores de la teoría crítica, T. Adorno y M. Horkheimer: los actores y los productores de cultura son empleados cautivos de la(s) institución(es) (de la) industria cultural. “Todos se convierten en empleados, y en la civilización de los empleados cesa la dignidad”.

Por su parte, Marc Anthony explicó al presentar su compañía que, aunque algunos artistas latinos son considerados entre las “marcas de más relevancia en el mundo”, “desafortunadamente” muchos de ellos “no han contado con el apoyo para convertir esa influencia en negocios a largo plazo y que culminen en un gran valor”.

“La empresa invertirá en el artista, el contenido de desarrollo, y establecerá vínculos directos con las marcas más importantes del mundo, un nuevo modelo de negocio que va a ofrecer a los artistas y marcas un acceso sin precedentes entre uno y otro” –dijo en la nota de prensa.

Nótese que se reconocen como marcas y en un negocio. Como avizoraba Adorno, no tienen ya más necesidad de hacer pasar la música por arte. “La verdad de que no son más que negocios les sirve de ideología”. “Se autodefinen como industrias y las cifras publicadas de las rentas de sus directores generales quitan toda duda respecto a la necesidad social de sus productos”, añadía el músico y pensador. Es decir, la marca Gente de Zona entraba a un negocio para producir los signos-mercancías que le mandasen.

La industria sacó sus cuentas. Las ganancias económicas y subjetivas serían muchas. El dúo cubano resonaba con los parámetros comerciales de la música urbana y latina que más se vendía, pero con un toque de novedad, un gancho con etiqueta y todo, cubatón. Por demás, al ser reguetoneros y de un país tercermundista, contribuían a asentar dos relatos capitales para la neocolonización cultural: eran contestatarios al socialismo (y su axiología) y fueron “descubiertos” por un europeo salvador, narrativa alimentada antes con los casos de Orishas y del Buena Vista Social Club.

La clase política en Miami, alineada a la vieja emigración, también vio en ellos un potencial instrumento para una labor de zapa cultural. Para instaurar, progresivamente, un delicioso “barracón”, ya no “por la amenaza al castigo, sino por nuestra propia sed de placer”; para conquistar la mente y el cuerpo de nuestros jóvenes, sin sospecha alguna por su empapelado visual, su aureola lúdica y relajante. Como funcionales formadores de deseos, percepciones y opiniones: en la Yuma, están los salvadores y allá sí se puede ser rico. Bajo la máxima de que “en muy pocos casos sabe la gente lo que quiere, aunque diga que lo sabe".

“Divertirse –aclaraban T. Adorno y M. Horkheimer– significa siempre que hay que olvidar el dolor, incluso allí donde se muestra. La impotencia está en su base. Es, en verdad, huida, pero no, como se afirma, huida de la mala realidad, sino del último pensamiento de resistencia que esa realidad haya podido dejar aún. La liberación que promete la diversión es liberación del pensamiento en cuanto negación (…) Incluso allí donde el público da muestras alguna vez de rebelarse contra la industria cultural, se trata solo de la pasividad, hecha coherente, a la que ella lo ha habituado. No obstante, la tarea de mantenerlo a raya se ha hecho cada vez más difícil. El progreso en la estupidez no puede quedar atrás del progreso de la inteligencia”.

Cuando en mayo del 2016 presentaron el videoclip de Algo contigo, su deriva cosmovisiva era un hecho. Su zona de identidad, su “nosotros”, era más la de un cubano en Miami que en Alamar o en Guanabacoa. Sus marcos de interpretación, los valores y la axiología con los que observaban y entendían el mundo comenzaban a ser los hegemónicos allá, en “el reino de los mercachifles”, al buen decir de Buen Abad. “Nos inspiramos en la comunidad latina, y en la comunidad cubana que reside en Miami, de hace muchos años”, dijo Randy al Nuevo Herald. “Seleccionamos Hialeah, porque es 'la ciudad que progresa' y sentimos que representa a nuestros cubanos”, añadió para fundamentar el titular escogido por el libelo: “Gente de Zona declara su amor a Hialeah”.

Sin embargo, más que las del barbero o el ponchero que salen en el video, las orientaciones y expectativas del dúo venían a ser las de la “farándula de Miami”, las de los reguetoneros venezolanos Chino y Nacho, las del cubano lanzador de los Yankees Aroldis Chapman, que también aparecen ostentando sus “éxitos”. Imitadores de millonarios con sus respectivas “marcas de origen”, de distinción respecto a los millonarios WASP, por si se hiciera necesario desecharlos. A las que suman limitaciones financieras, que los atan a la triste condición de marionetas de los magnates, en “medios básicos de la industria”, al decir de propio Alexander Delgado en Villa del Mar.

El video para promocionar el segundo sencillo de Visualízate fue producido por Magnus Media, dirigido por Manuel Pérez-Matos y Pedro Blanco y grabado en el parque Amelia Earhart, de Hialeah. Allí se ve al dúo en un ambiente festivo, de dominó y cervezas Presidente, frente a un muro negro con la marca de su nueva “zona”, y ante murales de arte callejero al estilo de los de Wynwood, rodeados de hypersexualizadas bailarinas en shorts bien cortos y ceñidos al cuerpo pulóvers con sugestivos letreros: Cubanita, Mami y Leah (“la que progresa triunfa”). Un product placement de catálogo.

Con este, casualmente o no, las locaciones de su videoclips estructuraban un Gestalt interesante: un vector desde La Habana de Bailando y de La gozadera, pasando por los cayos de la Florida en Traidora, hasta el Hialeah de Algo contigo. Con el efecto, muy probable al coincidir su tono festivo, de constituirse al reproducirlos cronológicamente en otra estructura conceptual o metáfora, con un sentido racional y emotivo: “La felicidad está en el Norte”.

Por demás, con ese coro de “Yo quiero algo contigo, tú quieres algo conmigo” –muy probablemente sin que tampoco fuera consciente el dúo– el tema informaba del engagement experimentado por aquellos días con Cuba. Me refiero a esa estrategia empleada tanto en el marketing industrial y el digital, como en el marketing político o electoral, para mejorar la implicación entre un dueño y sus trabajadores, un productor y un consumidor, un sitio online y sus seguidores, o entre un político y sus electores. Para Henry Kissinger, reconocido mentor de Barack Obama, el engagement se alcanzaba mediante la combinación equilibrada de diplomacia y fuerza disuasiva o explícita.

Una categoría utilizada por el presidente Obama, para referirse a su nueva política hacia Cuba, dos días después del 17D y en su discurso sobre el estado de la unión. En ellos, anunció claramente las características más generales del engagement, esta especie de “mantra” para la Isla. Estrategia de “promoción de la democracia” experimentada antes con Birmania y que sintetizó de este modo: “Un enfoque diferente y más inteligente, una estrategia paciente y disciplinada que emplea todos los elementos de nuestra potencia nacional”. Un proceso largo que, bajo los fundamentos del smart power, combina “el palo y la zanahoria” para castigar retrocesos y bonificar reformas; con estrategias de relacionamientos diferenciados para con el Gobierno y con la sociedad civil y cuya efectividad dependería –en opinión de Obama–, de la cultura del pueblo cubano y de la implicación de las otras potencias aliadas en el propósito de promover los valores “universalmente aceptados”, que son los del capitalismo. El término fue repetido en 38 ocasiones, en su forma verbal y sustantiva, en sus directivas para Cuba, anunciadas pocos meses después del lanzamiento de Algo contigo.

¿Y no les suena? ¿No fue acaso la estrategia del palo y la zanahoria, de la presión y el encantamiento, de “tortura mediática” y premios, la operada con el dueto para fracturar su posicionamiento, desde no querer opinar sobre temas políticos a manifestarse explícitamente en un concierto anticomunista? Operatoria ordenada por las reglas que impone la dictadura del mercado. Toda vez que las industrias culturales hegemónicas, los emporios de la información, la macartista maquinaria de youtubers que hoy celebran su deriva y la mafia del exilio histórico, aún con poderosos tentáculos políticos y económicos en la Florida, operan bajo el mismo propósito: “hacer dinero”.

Precisamente, Make money se devela al copiar los botones (Make hits, Make deals y Make a difference) que anuncian la misión de Magnus Media en su página web. Propósito compartido por sus partners, sus socios, entre los que se menciona a Ascap, Bilboard, Latin Granmy Awards, i Heart Latino, Sony Music, Spotify, Telemundo, Univision, Goya, Presidente, Claro. Nótese que se incluyen los que premian a una de sus marcas, Gente de Zona, y las marcas que promueven en sus videos.

Para construir la fama de una marca musical se invierte dinero, para pagar las “payolas” en la TV y la radio y los “feat” con los “famosos”. A su vez, esta fama sirve a las empresas, incluidas las del entretenimiento, para posicionar sus marcas y maximizar plusvalía (económica y subjetiva). Especialmente, a los magnates “anticastristas”. El dúo cubano no hubiese triunfado en el mercado latino si no hubiese respondido a los intereses de Emilio Estefan, dueño de la compañía multimedial Estefan Enterprises, con la Crescent Moon Record incluida, y gran amigo de Mac Anthony. Raúl Alarcón, Jr., presidente del emporio mediático Spanish Broadcast System, propietario a su vez de la Ritmo 95.7FM (Cubatón y Más), ha visto crecer sus arcas con el género que GdZ defiende.

Y hablamos de plusvalía subjetiva, en tanto videos como Algo contigo contribuyen a asentar en la cosmovisión de sus consumidores la narrativa de una Miami paradigmática para los cubanos, idea fuerza del discurso de Obama en el Gran Teatro de La Habana. “En los Estados Unidos, tenemos un claro monumento a lo que el pueblo cubano es capaz de construir: se llama Miami”, dijo el engatusador. Promover a Miami como “una marca mundial” y como el “sueño americano” para los reguetoneros cubanos y sus seguidores fue otro servicio prestado por el dúo. Por todos sus prestaciones les pagaron con fama, con muchos premios y otro estatus: imitadores de millonarios.

Antes, en enero de 2016, a los integrantes de GdZ se les había conferido el título de “mariscales de la parada de los Reyes Magos”, un festejo que desde hace 50 años se celebra en la Calle 8 de la Pequeña Habana y que organiza Univision; se dice que para reconocer la cultura cubana y la herencia cristiana de los habitantes de Miami. En aquella ocasión, el mismísimo alcalde Tomás Regalado les entregó las llaves de la ciudad de Miami. Según el Peter Pan y luego director de TV y Radio Martí, fue “la vicepresidenta de Univision Radio y Televisión, Claudia Puig”, quien pidió le fuera concedida la distinción a los músicos cubanos.

No pasaron dos meses, para que la terrorista radial Ninoska Pérez Castellón le exigiera al alcalde que le retirara al dúo las llaves de la ciudad. Todo, porque salió a la luz un video en el que se veía al dúo compartir en un escenario en La Habana con el nieto del presidente cubano. Se acusaba a la agrupación de “doble moral” y de haber “ofendido al exilio cubano”. Por entonces, llegó a la casa de Alexander para darle su apoyo, quien luego protagonizó la campaña para que le retiraran la green card y quien, como ya referí, expresó con vanagloria: “Funciona la presión, funciona”.

“Creo que fue bastante injusto, respeto el criterio de cada cual, yo conozco la sensibilidad que existe en el exilio y los problemas políticos entre Cuba y Estados Unidos, pero yo no soy político, yo simplemente hago música”, dijo Delgado meses después. Y para intentar que lo entendiesen, añadió: “Lo que yo represento es al cubano, no los problemas de Cuba”, “a mis conciertos asisten todo tipo de personas, hijos de doctores, hijos de dirigentes…” y “todo el mundo sabe cómo funciona todo lo de Cuba... no tengo por qué entonces yo pagar la culpa cuando soy artista y no soy político”. Se la retiraron simbólicamente, no la entregaron, y al final se la “merecieron”, negándose tres veces.

En marzo del 2017, causó revuelo en nuestras redes la noticia de que GdZ había donado 20 000 dólares en instrumentos a la orquesta juvenil de un instituto de Miami. Eran parte de una operación de marketing de la Academia, a través de la Fundación Cultural Latin Grammy, de una espectacularizada donación que incluía al presentador del popular programa El Gordo y la Flaca de Univision y en la que bien lejos estuvieron de representar al cubano, agradecido y solidario.

El “Monarca” lamentó “no haber podido estudiar” en Cuba ya que, por necesidades familiares, tuvo que trabajar a una edad muy temprana. “Veo muchos jóvenes en Cuba que no tienen la oportunidad de ir a una escuela como la que tienen ustedes, ni poder ir a una academia como la de los Latin Grammy, que hacen posible este tipo de cosas”, dijo. Y Malcom, quien sí estudió gratuitamente en el Conservatorio Alejandro García Caturla y en la ENA, solo le dio mérito a su padre. “Fue un sueño que siempre seguí y mi padre estuvo siempre apoyándome”.

Yo que me creí aquel show, montado junto al presentador cubano-estadounidense Enrique Santos, que luego supe era del equipo de Magnus Media. Cuando con tremendo alarde vociferó el más ronco: “Si entregar mi green card va a resolver los problemas de Cuba; si viene la luz, si hay petróleo, si hay comida, mira Enrique, tú te quedas con mi green card”. “Si así se acaba el embargo...”, comentó el otro, quien prosiguió el libreto con que él podría entregar la residencia permanente de EE.UU., podría entregar todos los premios que le han otorgado, la llave de la ciudad, pero al final se preguntó, a sí mismo y a Enrique Santos, si los problemas de Cuba seguirían o se acabarían: “Si yo hago eso, ¿qué va a cambiar en Cuba?”. “Nada, lamentablemente nada”, respondió el guionista.

Fue a raíz de su exclusión del concierto en el Bayfront Park de Miami, anunciada por el alcalde de la ciudad Francis Suárez y confirmada por el comisionado Joe Carollo. Los castigaban por sus viajes frecuentes a la Isla y por no tomar una postura crítica sobre las presuntas violaciones de derechos humanos que se cometen en nuestro país. “Hemos visto cómo el nieto preferido de Raúl Castro bailó en la tribuna en sus conciertos y cómo ellos pidieron reconocer públicamente al gobernante Miguel Díaz-Canel”, dijo Suárez al Nuevo Herald.

Alexander Desinformado –digo, Delgado– ha dado más de una muestra de la delgadez de su cultura, de –como ha reconocido– no seguir mucho las noticias, y de no verificar con otras fuentes las diatribas con las que, desde las redes digitales y las televisoras miamenses, se denigra a las instituciones cubanas. En noviembre del 2015, dijo a EFE que el tema La gozadera había sido censurado en algunas emisoras de radio de Cuba; según él, porque había sido malinterpretado el final de la canción donde se dice “pa’ los parceros y las parceras”, y que en la Isla entendieron “pa’ los balseros y las balseras”. Discurso que repitieron, en julio del 2017, al periódico mexicano La Razón.

“En Cuba nadie sabe de nuestros éxitos, la prensa oficial no nos menciona; todas esas visitas millonarias en YouTube a nuestros temas, en nuestro país son ignoradas, pues la gran mayoría de los ciudadanos no tiene acceso a internet por las limitaciones impuestas por el Gobierno. Sí, la gente sabe que existimos, pero no sabe de nuestros triunfos en la industria del disco a nivel internacional”, dijeron. Durante sus conciertos aquí, debieron comprobar lo contrario.

En abril de este 2020, en plena epidemia de COVID-19, expresó a otro medio: “Cuba no tiene una infraestructura creada para aguantar un virus de estos en el sentido de las condiciones de sus hospitales y sus cosas…”. Según confesó, estaba rezando para que el virus no se propagase en la Isla. Al parecer, no rezó por su nueva gente, su nueva zona, y, por ello, en toda Cuba han fallecido 123 enfermos mientras que Miami Dade, el condado más afectado en la Florida, acumulaba hasta el 12 de octubre 3 465 muertos por la enfermedad; es decir 28 veces más, con menos de la tercera parte de la población.

A inicios de septiembre, ya no era sino Alexander Doblegado. Aquella guapería de “yo tengo libertad para pensar y hacer lo que quiera” se había rajado en cuatro. Fue la presión, la amenaza de perder sus lujos, aunque arguye que la cuarentena le sirvió “para reflexionar”. “Me di cuenta de que yo estaba equivocado en una parte (...) porque no era hablar de política. A lo mejor era lo que me estaban pidiendo, y el mensaje no me llegó como yo quería”, repitió al youtuber Adrián Fernández, lo que antes en su perfil de Instagram. En la publicitada directa contó que se había gastado “un dineral” y había enviado “casi un camión de comida para Cuba”.

Y por supuesto, lo secundó el más músico y menos… Malcom X, que se había exculpado hasta por las disculpas de Pitbull al exilio, después de ser excluidos de la mencionada fiesta de fin de año. En la cadena Telemundo 51, pidió disculpas “a todos” los cubanos, “sin excepción de ninguno”, y agregó: “Es un tema delicado del que ya hablaremos en su momento”. Horas después, el Nuevo Herald se cuestionó: “Randy Marco, de Gente de Zona, ya dio sus disculpas, pero Alexander Delgado sigue callado”. Hace unos días, en entrevista para Univisión, lo traicionó la mente y dijo lo que es: “Si hablo me busco un problema en Miami, y si hablo lo que no es me busco un problema en Cuba, tuvimos que cargar con esa incertidumbre durante seis años, y la gente exigiéndonos”.

Ya en el fondo de su negación, participaron el pasado 10 de octubre en un concierto apátrida y fallido, el Free Cuba Fest, junto a los mismos inquisidores que incitaron y participaron en las campañas para retirarles la residencia. Era el más sombrío final de una deriva anunciada.

(Tomado del blog Candil del Clip, en Cubahora)

Se han publicado 180 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Edmundo García dijo:

    GDZ y Descemer Bueno son los arietes de los ataques del capitalismo norteamericano contra muestra Revolución.No pueden ser admitidos en Cuba nunca más.

    • Plaza dijo:

      Indistintamente de la postura política, música genial!! En cuba no se deja de oir, ni sedejará de oir GdZ. Espero publiquen esta gran verdad.

      • H dijo:

        Bueno, gran verdad para usted y para todo el que piense como usted. Lo que usted dice no es una verdad, es una opinión y la comparten algunos y otros no. Así de sencillo.

    • Mako dijo:

      Coincido con usted 100%

    • lbg dijo:

      Las posición política o carácter de una persona no pueden ser motivo de destierro. Si naces en Cuba nadie tiene porque impedirte volver o vivir en tu tierra, simplemente porque pienses diferente o no sepas pensar o te dejes manipular, etc..en ello no hay delito alguno. Es un derecho humano y se tiene que respetar.

      • Ygf dijo:

        por fin alguien q dice lo q es, q bueno ver q hay personas q aun piensan con la razón y no con extremismo ciego

    • Zeta dijo:

      Y que les quita el derecho a ser cubanos o a entrar de nuevo en nuestra isla??,aqui vienen miles de cubanos que no estan a favor del gobierno y lo demuestran abiertamente, tomaron un camino y salieron del closet político,ni los primeros ni los últimos...

    • jj dijo:

      Me gustaría una encuesta, por mi parte eran mi grupo preferido, ya no será lo mismo, triste final

    • José flores dijo:

      No, al contrario. Debiéramos dejar que vengas pues no tenemos porque ser iguales a estos señores que radican en Miami. Además es importante que den la cara al pueblo.

    • Andi dijo:

      No estoy de acuerdo con tu comentario en cuanto a no dejarlos entrar. Cada cual es libre de hacer y decir lo que quiere. Entonces la mayoría de los cubanos no pudieran entrar a EEUU pq la mayoría ha participado en tribunas abierta. Pero sucede que tantos los de allá cómo los de acá son seres humanos con familia con abuelos con hijos. A Celia cruz se le negó la entrada a Cuba cuando la muerte de su madre. Hechos como éste no deben repetirse en la historia. Tenemos que evolucionar para bien. Ser mejores, vivimos en un país hermoso lleno de solidaridad debemos seguir luchando por nuestras conquistas.

      • Adolfo dijo:

        Andi y hemos evolucionado, para bien claro esta, en eso consiste la revolucion . ellos están disiendo que lo único que lamenta es que no pueden venir, un discurso de los 80, ahora difícilmente cantarán de nuevo de aqui. Por otro lado con mucho dolor he sentido lo pasado.

      • Waldo Luciano dijo:

        Documentese bien sobre el caso de Celia Cruz, que no fue exactamente como Ud.
        lo plantea.Le aclaro que disfrutaba sus interpretaciones por la magnífica voz que tenía ,no obstante a que no compartíamos posiciones ni opiniones en lo que a política respecta.

      • DIP dijo:

        MUY DE ACUERDO CON USTED

    • Juventus dijo:

      Yo creo q deverian de dejarlos entrar pues tu no eres nadie para decir quien puede entrar a Cuba cada cubano tiene el derecho de entrar y salir de su pais cuando quiera

      • Crítico dijo:

        Si tuvieran vergüenza no vendrían jamás

    • Ariel Garzon Hechavarria. dijo:

      Opino lo contrario, yo lo dejo entrar al pais, que visite a sus familiares y le doy un trato normal. Es la mejor forma de derrumbar publicamente sus estupidas declaraciones.

    • ticop37 dijo:

      Total acuerdo con usted. Ni siquiera son buenos cubanos, van contra los propios vecinos de su Zona

    • JAD dijo:

      Si Edmundo así es los que piensen diferente pa fuera que se vallan

      • Gina dijo:

        Si expulsaras de tu vida a todo el q piensa distinto, con cuantas personas t quedarías! Tendrías q irte a vivir como ermitaño al medio de la selva y así no escuchas a nadie q piense distinto a ti, solo a tu propio pensamiento!

    • Jesus Perez dijo:

      Dios te bendiga @Edmundo García, es increíble saber que hay personas tan maravillosas como tu, bendiciones para tu familia.

    • Lena dijo:

      Buenos días.
      Muy interesante la columna, aquí en Cubadebate se aprende mucho.
      Le doy la razón Edmundo Garcia; son unos lamebotas y vendepatrias, aqui no los queremos.

      • Gómez dijo:

        Lena, con mucho respeto me gustaría acotarle algo: no creo que usted ni nadie tenga derecho de hablar por lo demás. Cuando usted dice " aquí no los queremos" de quien habla? Porque yo no pienso como usted y sin embargo usted habla también por mi. Me gusta la música que hacen y no me interesa su posición política; éso es un problema de cada cual. Martí quiso una Cuba con todos y para el bien de todos sin distinción sobre maneras de pensar, decir etc. Seamos un poquitin mejores, humanos y tolerantes y no nos separemos nosotros mismos. Gracias.

    • Dany dijo:

      No los queremos!!
      No los necesitamos!!

    • Francisco dijo:

      Mira inmundo, no seas extremista acá cada quien vela por sus intereses y si los chicos decidieron eso pues que les vaya bien, ahora duro se les va a poner a casi todos pues en el día de ayer otaola - como ya debes- saber se entrevistó con Donald Trump y le pidio expresamente revisar el status de una serie de personas, y este le dio el acceso que necesitaba así que veremos que cuenta el cuento ahora

      • m&m dijo:

        si frqancisicquito, pero esa inmundicia es a ud quien se le rebosa por lo visto

        asi que "sus intereses",

        bien se ve como por el $$$ no importa pais propio

    • Eduardo dijo:

      Amigo Edmundo al decir eso les estas dando la razon al duo quienes dijeron que ya no podrian regresar mas a Cuba, acaso ellos no son Cubanos como es posible que se le pueda prohibir la entrada a un Cubano a su propia patria??
      Saludos

    • Adolfo dijo:

      Por muchos años oí el programa de radio la tarde se mueve, a Edmundo lo admire por su trabajo y sobre todo por la valentía de defender la revolución allá, junto con aruca y otros. Mi amigo todos estamos dolidos y molestos, pero no sólo no estoy de acuerdo con no dejarlos entrar, sino me asombra su posición. Un abrazo

    • ARIAN dijo:

      Y TÚ MUCHOS MENOS

  • RPG dijo:

    GDZ, cambiaron todo un país que lo seguía por dinero, sucumbieron ante la marioneta rosadita que se burla de los buenos artistas que decidieron entregar su arte a los barrios más humildes de Cuba. Uno nunca debe de traicionar la mano que dió de comer. Ustedes se fueron , el pueblo buscará a otro. Cuba es una fuente inagotable de talento

  • Preocupao dijo:

    Todos esos tipos están cortados por la misma tijera: lo que dé dinero, a como dé lugar, a cualquier precio. Arte? Qué arte? El arte les tiene sin cuidado, para ellos eso es sólo un negocio que les permite forrarse y no tener que sudar la camisa. Antes de esta flojera de patas me eran indiferentes, ahora me causan asco y desprecio.

  • Cif dijo:

    Tenemos que dejarnos de ese odii y rencor no se puede mezclar el arte con la música este es un país que todos sus ciudadanos pudieran entrar no importa su manera de pensar yo tadavia no me puedo creer que en el 2020 sigamos con las mismas retórica la vida es una sola y desde que nací es lo mismo Cuba y Miami no tiene nombre no se puede conversar no hay diálogo no se afloja en nada .está es mi opinión por favor

  • leduar dijo:

    Si queremos construir una sociedad superior, no hay que prohibir a nadie, tenemos que darle espacios hasta los que piensan y actúan diferente, si ellos no quieren volver a cuba es su problema, solo así demostramos que somos mejor que ellos. Duele mucho ver cuando determinados artistas se dejan extorsionar y traicionan al pueblo de donde vienen, pero ya el tiempo pondrá las cosas en su lugar.

  • Osmani dijo:

    Es penoso que una agrupación como GZ haya caído en las garras de los verdugos del pueblo cubano,muy triste de verdad perder el cariño de los cubanos de acá y de allá también al prestarse a la manipulación política de un grupo que son los que siempre han dirigido toda la campaña de odio y de terrorismo contra el pueblo cubano,muy triste hacerlo por dinero ,perdieron el cariño de muchos,se vendieron ,cada vez que veo esto y otros más, incluidos artistas ,deportistas que se venden y empiezan hablar cosas que ellos saben que no es verdad me duele el corazón de ver tanta ingratitud y soberbia pero a la vez me viene el recuerdo de un grande de Cuba ,Teofilo Stevenson cuando lo quisieron comprar con un millón de dólares y dijo que no que el se quedaba con el cariño de los millones de cubanos,esos son los grandes que el pueblo lleva en su corazón no los que se venden.

  • Elder dijo:

    En mi opinión personal los considero muy talentosos,independientemente de como piensen,el talento es una cosa y la política es otra,espero me publiquen.

    • H dijo:

      ¿Talentosos? Ja, ja. El arte es tan subjetivo.

  • Jeyker Roberto dijo:

    Otro grupo Cubano perdido por la ambición de unos cuantos y la cobardía de otros.

  • TuyYoSomosCuba dijo:

    Que pena donde ha caido GDZ olvidando sus raices y su gente, su Patria

  • Cuco dijo:

    Yo los definiría como "payasos sin primcipios". Quien cambia de ideología por conveniencia, queda como un bufón... Inspira risa y lástima.

  • Ernesto Camacho dijo:

    Es un largo y detallista artículo, que retrata lo que pasa con una parte de los cubanos que emigran, enmarco muy bien una parte, pues no todos son “postalitas de dos caras”. Nuestra sociedad está marcada por la solidaridad, el amor a nuestra patria, a nuestras costumbres y cultura. Es difícil lograr un cambio en apenas 60 años, de la psicología social que fundamenta el capitalismo, el yo primero y luego lo demás, y en ello muchos engloban en lo demás no solo los bienes materiales, las costumbres, sino que ponen como moneda de cambio la honestidad, los principios, sus raíces y los merecidos agradecimientos a como se fomentaron sus actuales logros, a como se le dio forma al talento que podían tener.

    Como GDZ hay varios que se cambiaron ellos mismos por “COMPOTAS” y se han convertido en puntas de lanza del Imperio, para atacar a su propio país. La vida, con su entrañable ritmo siempre da la razón a los que aman y tienden puentes. Los que odian o sirven de bufones al odio, seguirán siendo la escoria de la humanidad, por mucho dinero y fama que puedan alcanzar en un momento, su condición humana no trascenderá más allá de lo que son, esclavos de sus viles acciones.

  • Frank dijo:

    Excelente artículo. No hay que decir nada más

  • Ian dijo:

    "Artistas" sin humildad, sin clase y sin patria.

  • Tranquilino dijo:

    Triste papel para poder tener a lo que aspiran, dinero. Muy triste. No quiero estar en su lugar. Desafortunadamente son cubanos y este es su país. Nadie tiene el derecho de negárselo. El propio tiempo se encargará de cobrarle sus deudas. No se puede quedar bien al mismo tiempo con Dios y con el diablo.

  • Lissette Ftes dijo:

    Ciertamente con la dignidad no se come y el dinero tiene el poder de garantizar no sólo el alimentos sino los lujos. No todos son capaces de aguantar la presión y perder las mansiones, el auto del año, los grandes lujos conque llenan su alma y venden hasta a la madre si es necesario con tal de no perder ese estatus conseguido. Otros prefieren tener un carrito modesto o subir una guagua como cualquier cubano ser reconocido por su pueblo y hasta disfrutar de un café de bodega que le invita cualquier vecino por la simple razón de que el talento no tiene que ver con el dinero ni el poder porque no se compra, se nace con el. El dinero puede propiciar que te escuchen, que grabes que hasta te conozcan pero sigues sin tener talento musical.
    Ni Alezander ni Randy Malcolm son cantantes no gozan de voces privilegiadas. Por suerte para ellos existe el reguetón, habrá que ver qué sucede si este género pierde terreno.
    En lo particular no los sigo ni me han gustado nunca, siempre he preferido a Los 4 así que me da igual si se quedan y no regresan porque no creo hayamos perdido nada extraordinario.

  • Fuerza dijo:

    Me cuesta mucho creer a pesar de haber visto el video de GDZ que ellos hayan caído en tal comportamiento, me niego a creerlo la verdad! Nunca lo imaginé por parte d ellos y menos de Descemer!

    • H dijo:

      Yo sí lo pensé. De los tres. Lo vi venir clarito.

  • Agapito Pérez dijo:

    Se hace realidad el proverbio chino - Quien piensa con el estómago, vale lo que sale del mismo!

  • donde se caiga el mulo... dijo:

    Que pena, cambiar una idea por lujos y premios, que no se van a llevar a la tumba, que mentes más débiles las suyas. Talento echado por la misma borda. Ni ese habaldor de quinta q es Descemer, ni ellos deberían entrar a nuestro país, o sino, echarlos a patadas por idiotas.

  • Marianela dijo:

    La juventud la fama el dinero es efímero pasa muy pronto sin darnos cuenta pero perder la dignidad es lo más grande que tiene el hombre cuando se pierde ya no serán reconocidos ni por los mismos artistas que le dieron la fama que tienen ahora que pensarán Mark Anthony que ama tanto a Puerto rico y Laura Pausini que dijo amar a CUBA y quería volver a dar un concierto serán despreciados
    Porque los que venden su patria por dinero son odiados.

  • Andy Alexey dijo:

    Gentuza no sé cómo tienen cara para seguir con toda la payasada y todo el espectáculo que se están montando.
    Todos los cubanos no sentimos muy decepcionado de este dúo, no tienen una gota de respeto por este pueblo que nunca los ha humillado o ha despreciado su talento, pero el dinero parece que hace borrar la mente y las neuronas de las personas.
    Gentuza es lo que son ustedes, y ojala y nunca más puedan entrar a este país, sigan ahora de lame botas, que cuando le den la gana el primero que los va a humillar es el mismo que ahora les da la mano y los aplaude, si ese mismo Alexander Otra Ola.
    RIP Gentuza...

  • Dani dijo:

    Confieso que me gustan muchas canciones de GdZ y Descemer pero en estos momentos cuando las escucho no dejo de pensar en cómo una persona puede ser capaz de hipotecar tantos valores, de abandonar una razón de ser sobre todo con la conciencia, sin reconocerlo por supuesto de que están actuando mal. Es una lastima que se denigren de esa manera incluso criticando con el lenguaje más vulgar que han podido encontrar y como si toda la cultura que dicen ostentar no les sirviera para nada.

  • Raul Ríos dijo:

    Nos quedamos sin cantantes que muevan conciertos de más de 250 mil personas.

    • Sonia dijo:

      Te cuento q tenemos varias orquestas como Van Van y grupos como Buena Fe q son capaces de llenar la Plaza de la Revolución, y ya lo han hecho. Un 12 de agosto, hace más de 10 años, Buena Fe dio un concierto en la Plaza y se llenó. Si hoy se diera la oportunidad se repetiría...Así q hay muchos músicos cubanos dignos q nos siguen acompañando, CUBA ES UNA MÚSICA VITAL...El que quiera q se vaya a vivir donde quiera pero ya eso de difamar al pueblo que lo hizo GENTE es mucha bajeza...VIVA ESTA CUBA LIBRE, LA DE ELPIDIO VALDES...

  • Yiya dijo:

    Ayyyy Cangrejitooo y sus amiguitos!!!!

  • RobertoGG dijo:

    "(...) cinco Grammy Latinos, cuatro premios Billboard, 43 Billboard Latinos, 10 World Music Awards, ocho American Music Awards, cinco Latin American Music Awards, 22 premios Lo nuestro, 15 premios Juventud...".

    Para mí esos premios significan poco. Silvio, Serrat, Sabina, Fito y Charly García tienen muy pocos de estos premios y entre los artistas hispanohablantes no los cambio por ningún generador de diarrea acústica de los mencionados en el artículo.

  • PATRIA dijo:

    Los traidores jamás podrán pisar esta hermosa tierra que los vió nacer.

  • Luis dijo:

    Es una pena que sucediera esto con GdZ pero saben por qué por burros que son por toda la desinformación que tenían. Yo cuando vi la noticia no me lo podía creer , cuando vi escenas del concierto no me lo podía creer . Una agrupación musical que se había ganado el corazón de los cubanos que aparte de buen caro que cobraban en sus conciertos todos escuchábamos sus canciones hasta en nuestras fiestas de fin de año. Es una decepción GdZ.

  • Luis Lauredo dijo:

    Espero que la educación recibida en Cuba les alcance para calcular el vacío en que han caído y cuánto se han alejado de ellos mismos. Hoy fingen ser algo que no son dentro de un medio al que no pertenecen y que los usa para fines sucios y quedarán como MEDIOS BASICOS DESECHABLES DEL SISTEMA (parafraseando lo que ellos mismos dijeron) EPD.

  • Dennys dijo:

    "Dios los cría y el diablo los junta" reza el dicho popular, pero para juntarlos les paga mucho dinero o le regala contratos, nadie cambia siempre se es igual, la doble moral es uno de esos refugios donde que personas como estas emplean para pasar desapersibidos y dar sus golpes, en este caso a su pueblo a su patria, a su verdadero publico que los admiró por algunas de sus interpretaciones ahora que pasará, muchos dentro de este publico dejarán de escuharlos porque se sienten traicionados; además traicionar a sus compañeros de arte prestandose para campañas calumniosas y ofensivas, quienes creen que son, recuerdo "el imperio les paga pero los desprecia", los traidores donde esten son pagados pero odiados. Otros como ellos han hecho el mismo papelazo y cuando los desechan se quieren acordar de lo que traicionaron, su patria y a su pueblo, el destino les cobrará sus acciones.

  • PP dijo:

    Creo que le hemos dado demasiada "visualidad" a estos vendepatria. Parafraseando al narrador deportivo: A esos, olvídenlos.

  • Leo dijo:

    Hacen falta más que palabras para no doblegarse ante la presión y el odio que se genera desde los EUA hacia Cuba, es la Crónica de una sucumbida anunciada, y la magia del dinero sobre la verguenza

Se han publicado 180 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también