Imprimir
Inicio » Especiales, Historia  »

Hace 60 años, Fidel: “Siempre habrá amor para el pueblo de los Estados Unidos” (+ Fotos y Video)

| 9 |

A las 4:34 p.m. arriba al aeropuerto internacional de Idlewild, Nueva York, Estados Unidos, para asistir a la XV Asamblea General de la ONU. Foto: PL

La noticia más importante del miércoles 14 de septiembre de 1960 fue aclamada por el pueblo cubano: Fidel viajará a Nueva York y hablará en la Asamblea General de la ONU. Sería la primera vez que lo haría. De boca en boca corría: “Fidel va a la ONU”.

A las 11:18 de la mañana del domingo 18 partió hacia Nueva York el jefe de la Revolución, quien presidió la delegación cubana en el XV periodo de sesiones de la Asamblea General de la ONU.

Más de cinco horas esperó la multitud la llegada del avión. Pese a la pertinaz llovizna, nadie se movió de su puesto. Aproximadamente 500 policías y un número indeterminado de agentes secretos del Departamento de Estado y la policía local, se congregaron en el aeropuerto para “proteger” a Fidel.

Desde Cubadebate y el sitio Fidel Soldado de las Ideas, les proponemos recordar algunos de los momentos de aquellos días, a los cuales le continuaremos dando seguimiento en nuestras redes sociales y con la publicación del discurso de Fidel ante la ONU la próxima semana.

  • Domingo, 18 de septiembre

A las 4:34 p.m. Fidel arriba al aeropuerto internacional de Idlewild, en el hangar número 17, uno de los más apartados del enorme aeropuerto de Nueva York, Estados Unidos, para asistir a la XV Asamblea General de la ONU.

Más de 100 automóviles, 25 ómnibus y varios camiones, llenos de cubanos, dominicanos, nicaragüenses, venezolanos y otros, siguieron el automóvil que trasladó a Fidel hasta la ciudad. Poco después de las cinco de la tarde llegó la delegación cubana al hotel Shelburne, donde se hospedaría los días que estuviese en Nueva York.

Poco después de las 4 de la tarde arriba Fidel Castro al aeropuerto internacional de Idlewild. Foto: PL.

Situándose junto a los micrófonos, Fidel dijo:  “Saludo al pueblo norteamericano. Lo demás lo diremos en la ONU, oportunamente”.

Saluda al pueblo norteamericano, durante su visita a Estados Unidos para asistir a la XV Asamblea General de la ONU. Foto: PL

  • Lunes, 19 de septiembre

Al siguiente día, 19 de septiembre, la gerencia del hotel Shelburne, le notificó a la delegación cubana que debía abandonar dicho establecimiento, negándose además a devolver 5 000 dólares depositados como garantía de pago. La administración del hotel declaró que para devolver ese depósito tendría que esperar instrucciones del Departamento de Estado en Washington.

Varios minutos antes de que Fidel abandonara el hotel para dirigirse a las Naciones Unidas, se detuvo para saludar al periodista Herbert Matthews, quien había acudido a visitar al Comandante.

La plática entre ambos se convirtió en una improvisada conferencia de prensa, dado que los periodistas que aguardaban la salida de Fidel, se unieron a la conversación.

Fidel denuncia en Nueva York ante la prensa internacional, el secuestro del avión que regresaría a La Habana a la delegación asistente a la XV Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), por contrarrevolucionarios de origen cubano al servicio de la CIA y del gobierno estadounidense.

Fidel Castro Ruz denuncia ante la prensa internacional el secuestro del avión que regresaria a La Habana a la delegacion asistente a la XV Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU). Foto: PL

A las 12:30, la delegación cubana llegó al hotel Theresa, donde se hospedó los días que permanecieron en Nueva York.

La llegada de Fidel ocurrió entre gritos de millares de los más humildes habitantes de Nueva York que aclamaron al líder cubano con gritos de ¡Viva Castro! y ¡Fidel, Fidel, Fidel!

El legendario dirigente afroamericano Malcolm X visita la delegación cubana y se reúnen en el Hotel Theresa.

Malcolm X se reune con Fidel Castro en el hotel Theresa.
Foto: PL

Malcolm X se reune con Fidel Castro en el hotel Theresa. Foto: PL

  • Martes, 20 de septiembre

Fidel, antes de abandonar el hotel Shelbourne donde se encontrababa alojada la delagaciòn cubana.
Foto: PL

A las 12 y 14 minutos del mediodía del martes 20, apareció frente al hotel Theresa, Nikita Jruschov. Pasó al interior del hotel y se dirigió hasta la puerta de las habitaciones del jefe de la Revolución cubana, quien lo recibió personalmente, con fuertes apretones de manos.

Ambos líderes sostuvieron una cordial y animada conversación. Después del encuentro con el dirigente soviético, Fidel participó en la sesión de la Asamblea de la tarde de ese martes 20. Y aquí se produjo el segundo encuentro entre Nikita y Fidel, cuando el primer Ministro soviético se levantó de su asiento para saludar a líder cubano. Los periodistas y empleados de las Naciones Unidas confirmaron que era la primera vez en la historia de ese organismo que un jefe de Gobierno se levantaba para ir a saludar a otro jefe de Gobierno.

Fidel con Nikita Jhruschov en el hotel Theresa, Estados Unidos. Foto: Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado

Nikita Jrushchov visita a Fidel, en su humilde habitacion del hotel Theresa, del barrio de Harlem. Foto: PL

  • Jueves, 22 de septiembre

El jueves 22 Cuba fue excluida de un almuerzo que ofreció el presidente Eisenhower a las delegaciones latinoamericanas. Como respuesta a la exclusión de Cuba, el jefe de la delegación uruguaya ante la ONU rehusó diplomáticamente asistir a ese almuerzo.

A la pregunta de un periodista sobre la no invitación de Cuba al banquete, Fidel respondió:

“Me parece bien y lo que deseo es que los que asistan a él tengan buen apetito. Yo almorzaré en el barrio de Harlem, con los humildes. Yo pertenezco al pueblo humilde”.

Fidel, acompañado por Almeida, Celia y otros miembros de la delegaciòn cubana bajan al comedor de los trabajadores del hotel Theresa y almuezan alli. Foto: Korda.

Fidel almorzó con los empleados y el propietario del hotel Theresa, Love Woods, y le obsequió a este un busto del prócer cubano José Martí, con esta inscripción: “Peca contra la humanidad el que fomente y propague la oposición y el odio de las razas”.

En horas de la noche se brindó una comida a Fidel, auspiciada por el Comité Cubano Norteamericano. En ella, Fidel, sobre su estancia en el hotel Theresa, expresó:

“Me siento como quien camina en un desierto y se encuentra, de repente, en un oasis. (...) Una de las cosas más difíciles para nosotros es que siempre tenemos que explicar la diferencia entre el pueblo y aquellos que son responsables de actos a los que no se puede culpar al pueblo. (...) cualesquiera que sean las dificultades, siempre habrá amor para el pueblo de los Estados Unidos”.

Vea además:

La llegada y los primeros días en Nueva York

Cronología del viaje de Fidel Castro a EEUU en 1959 (+Infografía y Video)

En video, Fidel en Nueva York

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Julito dijo:

    Hay un documental en Netflix llamado The cameraman que tiene imagenes nunca vistas sobre este viaje de Fidel a NY.

  • Rafael Emilio Cervantes Martínez dijo:

    ¡Qué hermosa e histórica visita! ¡Cuántas enseñanzas duraderas! La mayor, ésa distinción clara entre nuestro aprecio por el pueblo norteamericano que no se contamina con las acciones de sus administraciones contra Cuba. La visita ocurre en un contexto muy tenso de agresiones del imperialismo norteamericano contra la Revolución Cubana, fundamentalmente en el campo económico, y de valientes y contundentes respuestas por nuestra parte. El clásico David contra Goliat, un joven líder revolucionario de 34 años enfrenta la soberbia imperialista y de las clases desplazadas del poder en Cuba, y a cada acción torpe de fuerza, responde desde la altura de la ética martiana. Gracias por llevarnos a momentos tan vibrantes.

  • Osvaldo dijo:

    Siempre me ha llamado la atención la decencia, cívica y muestras de respeto del pueblo de Cuba para el pueblo de los estados unidos, a pesar de tener este nuestro pueblo, el triste primer lugar de ser el más atacado por los gobiernos y mafias de estados unidos, tal vez sea en Cuba donde mejor se reciban a los turistas norteamericanos, aunque de echo en Cuba se reciben bien a todos los que quieran visitarnos. Ahora mismo estamos recibiendo miles de mensajes de ataques groseros, faltos de educación y desprovistos de toda decencia humana, la mayoría de ellos provienen de gente de origen cubano, herederos de los voluntarios al servicio del gobierno español que propiciaron el fusilamiento de los 8 estudiantes de medicina el 27 de noviembre de 1871, pero no de lo mejor del pueblo de estados unidos. Como dijera Fidel, cualesquiera que sean las dificultades, siempre habrá amor para el pueblo de los Estados Unidos”.

  • Cadillac dijo:

    Fidel en los primeros años dela revolucion los autos que usaba eran Oldsmobile cuando no andaba en los GAZ 69 y ahora me llamo la atencion que en su viaje a NY iba en un Oldsmobile tambien

  • Eloy Pompa Suarez dijo:

    Que privilegio haber podido contar con el maestro de las revoluciones . Es preciso honrarlo al precio de cualquier sacrificio. Hagamolos por todos.

  • rosa dijo:

    Sería muy interesante que transmitieran de forma integra todas las entrevistas que dio Fidel en aquel entonces

  • rosa dijo:

    Sería muy interesante que tranmitieran de forma integra todas las entrevistas que dio Fidel en aquel entonces

  • Ventura Carballido Pupo dijo:

    Recuerdos que no olvido de esos 10 días de Fidel en los EE.UU. En tal sentido permítanme colgar este material.
    HACE 60 AÑOS QUE LINA RUZ DESPIDIÓ A SU HIJO FIDEL EN SU PARTIDA A UN PELIGROSO VIAJE A LOS ESTADOS UNIDOS

    Una escena conmovedora tuvo lugar en dicha despedida. Y es que los sentimientos maternales se derraman cuando se trata de la protección de los hijos. Instantes antes de abordarse la nave fueron aprovechado por una jovencita, -que acompañaba a la adorada madre,- para entregarle un crucifijo al Líder eterno de la Revolución.

    Entre el 18 de septiembre de 1960 y el 28 del propio mes y año el Comandante Fidel Castro dignamente estuvo en el país del norte: 10 DÍAS QUE ESTREMECIERON LA PATRIA, LA AMÉRICA Y AL MUNDO
    Cuando el invicto Comandante y su delegación, regresó el 28 de septiembre de 1960, a su Cuba Bella, en un acto de bienvenida que le dispensó el pueblo nacieron los Comités de Vigilancia, o Sistema de Vigilancia Colectiva Revolucionaria,(Embrión de los gloriosos CDR) fruto de un ‘’chispazo ‘’en la mente del Comandante Fidel Castro ante el estruendo de dos petardos contrarrevolucionarios detonados, en los jardines del antiguo palacio presidencial. Los CDR Nacieron entre petardos contrarrevolucionarios.

    “__ Hijo, cuídate….
    __ Ay vieja, no te preocupes yo he tenido viajes peores que este y he salido bien. Acuérdate del Granma…”
    Del diálogo entre Lina Ruz y su hijo Fidel, momentos antes de partir para la Asamblea de la ONU el 18 de septiembre de 1960.

    Domingo 18 de septiembre
    La partida tuvo lugar desde el Aeropuerto Internacional José Martí en La Habana. A la despedida del Comandante en Jefe y su la delegación que encabezaba acudieron el doctor Osvaldo Dorticós Torrado, Raúl Castro Ruz y Lina Ruz, viuda de Castro. Allí estaban también el Comandante Augusto Martínez Sánchez, Universo Sánchez, Julio Camacho Aguilera, entre otros. (3)
    Una escena conmovedora tuvo lugar en dicha despedida. Y es que los sentimientos maternales se derraman cuando se trata de la protección de los hijos. Tales sentimientos se expresaron cuando la inolvidable Lina Ruz le comentó a Fidel la gran preocupación por los peligros a los cuales se exponían todos los miembros de la comitiva debido a las posiciones beligerantes de los yanquis y los contrarrevolucionarios radicados en el país norteño. Fidel fue sagaz, valiente y optimista en la respuesta llena de cariño que le ofreció: “Ay vieja, no te preocupes yo he tenido viajes peores que éste y he salido bien. Acuérdate del Granma”. (4)
    El intercambio rápido de ideas entre Fidel y Raúl coronó los últimos instantes antes de abordarse la nave que fueron aprovechados por una jovencita para entregarle un crucifijo al Líder. (5) El avión Britania de Cubana despegó bajo el ardiente y generoso sol patrio a las 11:18 am.
    Después de unas horas de vuelo y luego de dar dos o tres vueltas sobre los rascacielos de la gran urbe debido a la escasa visibilidad causada por la niebla, la nave cubana aterrizó a las 4:32 pm. hora de Nueva York. A recibirlos acudieron cientos de simpatizantes de la Revolución entre los que se encontraban cubanos que se habían marchado del país antes de 1959 y ciudadanos latinoamericanos amigos de nuestro país. Los reportajes gráficos de la época dan cuenta de numerosos carteles que reflejaban consignas de apoyo a los visitantes: “¡Adelante Fidel! Tus hermanos dominicanos te respaldan”; “Bienvenido Fidel. Movimiento de Liberación Dominicana. FUD”; “Fidel sin cuota pero sin amo. Venceremos! “Our Revolution is by the humble, to the humble and for the humble”. (6)
    La participación de un millar de policías fue meticulosamente preparada. Una vez más la provocación y la insidia salió a flote cuando uno de los agentes en gesto de total prepotencia, empujó la mano de Fidel, quien desde su asiento en el automóvil, respondía a los saludos de los amigos y los vítores que recibía a su paso. (7) Ante aquel hecho falto de ética el Primer Ministro con toda dignidad y valor “detuvo el carro y le recriminó en idioma Inglés, interviniendo los capitanes Emilio Aragonés y Juan Escalona, que lo acompañaban así como el canciller Raúl Roa”. (8)
    La actitud incivilizada del policía provocó numerosas respuestas enérgicas, algunas de las cuales se expresaron en la carta que el doctor Manuel Bisbé Alberni dirigió al Secretario General de la ONU:
    “El caso con motivo del cual formulo ante Usted mi más enérgica protesta, trasciende su propia implicación, para convertirse en un índice más que demuestra que el Estado miembro en cuyo territorio se encuentra enclavada la Sede de la Naciones Unidas confunde sus sentimientos de hostilidad en el orden de las relaciones internacionales con las indispensables medidas de respeto y cortesía a que son acreedores todos los miembros de las delegaciones que se trasladan a New York para cumplir sus deberes y funciones en el más alto organismo internacional”. (9)
    Durante el trayecto la delegación cubana recibió múltiples muestras de fraternidad y apoyo, no importaron ni el estar flanqueado por las miradas hoscas de los agentes secretos del Departamento de Estado, ni la lluvia que humedeció a los millares de sus simpatizantes, ni los bloqueos constantes de la policía.
    La cuestión del hospedaje fue desde un inicio un asunto difícil. El gerente del Hotel Elysee canceló las reservaciones al conocer que iba a tener como huésped a una personalidad de la dimensión de Fidel, vestido con el glorioso traje color verde olivo. Todas las gestiones realizadas con el fin de alojar a los cubanos en dicho hotel fracasaron.
    Finalmente los miembros de la comitiva pudieron hospedarse en el hotel Shelbourne, radicado en la calle 37, esquina Avenida Lexington.

  • Clara Danger Cleger dijo:

    Resulta tan emocionante los recuerdos de estos momentos, en que nuestro líder recién ganada la independencia definitiva, demostrará una vez más al mundo el valor de su personalidad y sus principios y de los que eran parte de su delegación en representación de este, su pueblo que lo sigue amando como el primer dia, contundente muestra de valor.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también