Imprimir
Inicio » Especiales, Salud  »

Diario desde La Covadonga: Verdes (III)

| 14 |

“Tenemos 20 casos positivos en el hospital”, me dice la doctora Mylene Vázquez, directora del “Salvador Allende”. Pregunta por los pacientes, las quejas del personal de apoyo y de salud, la llegada del agua –intermitente, por horarios al día– para fregar el almuerzo. Por primera vez me doy cuenta de que el piyama lleva las iniciales del centro hospitalario: “HSA”.

El día 1 hablamos sobre el color con el cual uno suele asociar a los hospitales. “Verde”, coincidimos casi todos. Camila –nota discordante– dice que rojo, aunque, en un paneo a nuestro cuarto, por ejemplo, lo único que se encuentra en esa tonalidad son las luces de los ventiladores encendidos. Mientras tanto, verde son los colchones, la silla al borde de la litera es verde, en la esquina de la habitación hay dos mesas de noche verdes, nasobucos de tela verdes, el pulover de dormir de Rita, verde. “No me gusta verte así”, dice mi madre cuando le envío las primeras fotos vestidos del color de marras.

Andy y otros jóvenes que laboran como voluntarios en la Covadonga.

Si esta suerte de diario nace con el fin de cada jornada, mamá exige la misma frecuencia en reportes personalizados. Se preocupa porque el PCR nuestro lo hacen a la salida y no a la entrada, porque cualquiera puede ser asintomático, porque quizás tenga razón, aunque nosotros no nos alarmemos; se turba porque es madre y está lejos. Cuando me fui de la casa hacia “la caliente” –acepta– unas lágrimas la traicionaron. No la vi. Siempre se las arregla para estar sonriendo. Nada de llantos.

En la mesa de evoluciones, Pupo y Jorgito –futuros médicos– junto a los doctores residentes, Lissett y César, escriben sobre las nuevas altas. Más tarde, desde Facebook, Pupo publica: “El aislamiento nos enseñó que todos somos humanos y que nada es más bello que ver a un paciente partir después de saber que está sano”.

La doctora Silvita, vía Messenger desde el Instituto de Angiología, ubicado dentro de la misma Covadonga, me dice que “aunque la sala Echeverría es de sospechosos, los pacientes se tratan como si fueran positivos, hasta que quede demostrado lo contrario”.

Camila, por su parte, abre los ojos imitando la luna llena de esta noche, cuando se entera de que mañana toca limpiar el baño de los pacientes. El riesgo siempre está. Lo sabemos desde el primer momento. Aquí también hay que estar con la adarga al brazo.

“Yo nunca había dormido tanto en un hospital”, cuenta Alejandro. Rita vuelve al color prevaleciente  de esta sala y dice que el verde da paz. Corre apenas el tercer día del voluntariado.

La Habana vista desde el Hospital Salvador Allende

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • vamos por mas dijo:

    He leido este y los dos relatos anteriores cuidense que quiero leer los 14 de la Covadonga, los 14 de la cuarentena y uno del reencuentro con sus familiares.

  • Lissette Batista Limias dijo:

    Gracias por estar compartiendo esta experiencia con nosotros, gracias por su apoyo,por sus escritos,
    por su tiempo,en fin gracias por todo

  • Ailza dijo:

    Queridos jóvenes, gracias por la hermosa tarea que están realizando. Conmueve leer estas páginas que con palabras sencillas y sinceras narran las experiencias que están viviendo. Voy a sugerirle que agreguen en algún momento un collage de fotos de ustedes donde aparezcan sus juveniles y risueños rostros con y sin protección, algo así como un antes y un ahora mismo. Así; cuando todo pase, los pacientes a los que tanto están ayudando los
    podrán reconocer mejor.
    Cuidense mucho y estaré leyendo todos los días esta suerte de diario de campaña.

  • Gerardo Cordero dijo:

    Muy bien Andy lo que vivirán, las experiencias los haran crecer como seres humanos cuídense mucho venceremos

  • Paloma dijo:

    Tienen q protegerse para q cumplan ilesos.
    El alma d ustedes es muy bella

  • Pregunta dijo:

    Quisiera saber por qué desde que se dieron los primeros casos de coronavirus este hospital reporta la mayoría de casos graves y criticos, es coincidencia o producto de un mal trabajo por parte del personal, es una cuestión que quisiera que abordaran

  • Cruz dijo:

    Felicidades al futuro periodista y a su equipo de valientes. Ustedes cumplen hoy una riesgosa tarea. Cada generación de jóvenes cubanos ha cumplido con su Girón. Aplausos fuertes para ustedes

  • Bismark dijo:

    Una redacción diáfana y sencilla, a la altura de los sucesos que narra. Sobran las imágenes textuales -en voz de sus protagonistas- para sentir el valor de cada acción en el combate frente a la situación sanitaria actual. ¡Felicidades!

  • Rafael Emilio Cervantes Martínez dijo:

    La madre cubana que apoya a que su tesoro vaya a cumplir con su deber frente a la Covid es fibra de Mariana. Sería absolutamente imposible haber alcanzado los resultados de Cuba sin el trabajo de todas y todos los que han compartido el trabajo con el personal de la salud en condición de voluntariedad, y en ésta trinchera han estado a la vanguardia los jóvenes quienes asumen sobre sí el riesgo mayor. Abrazos aunque sea en la distancia, no es casualidad que el verde y el rojo sean los colores de fondo.

  • La receta de la Vida dijo:

    ¿La vida se manda sola?.
    Cuando Leonardo Dabinchi pintó el cuadro de la Mona Lisa utilizó las pinturas y movió el pincel dando así forma a ese cuadro que hoy es tan famoso, pero.... al final ¿de quien fue el mérito: de Davnchy o del pincel que utilizó?, por su puesto que el merito es de Davinchy no de su herramienta. En algún momento de nuestra vida hemos dicho: por suerte sucedió esto... o de casualidad resolví,.... o la vida se la aplicó a esta persona por lo que me hizo, yo se lo dejo a la vida,..... en fin, ¿no se han puesto a pensar que la vida es como el pincel y que tiene algo que la dirige: la mano de Dios que además es el creador de ella?, La biblia dice que Dios da gracias al humilde y al altivo CUIDA de lejos por eso es que algunas veces “la vida” los ayuda. pero los que nos ponemos en sus manos antes de ser usados pasamos por un proceso de transformación muy necesario porque todo instrumento necesita ser moldeado por quien lo va a usar antes de ser útil. Dejémonos dominar por Dios pongamonos sus manos….

  • URGENTE!!! dijo:

    Andy, en verdad no puedo reconocerte, aunque no te conozco más allá de la pequeñita foto de presentación al perfil noticial. Si deseas, tírate una solo y ya todos sabremos cómo luces de verde;-)

    Ciertamente me agrada el espíritu calmado, de fe y el estilo de tu prosa, atrayente...

    Pues todo se hace con un sentido. En mi opinión, el verde revela VIDA, EXISTENCIA, SALUD, VITALIDAD...

    Muchos podrían ser los adjetivos que interpretan su naturaleza. En mi opinión, - respetando la de los demás-, se ven muy vivificados de verde-azul todos que, a lo menos, es el bello tono que ha plasmado la instantánea de tu cámara, o la de quien la tiró.

    Sigan siendo muy prudentes y sensatos.

    Nunca pierdan los deseos de reír, en medio de los inciertos, ni de impartir un poco de afecto, de paz y de amor que, incluso a distancia y tras disfraces VERDES, serán muy bien recibidos por aquellos a quienes Dios y sus jefes, han permitido que estén cercanos.

    ¡Mucha salud!

  • URGENTE!!! dijo:

    ... y SIEMPRE esperando el próximo episodio de su Serie "Día a día: una historia de Valientes".

    Muchas gracias.

  • URGENTE dijo:

    Hola.

    Andy, en verdad no puedo reconocerte, aunque no te conozco más allá de la pequeñita foto de presentación al perfil noticial. Si deseas, tírate una solo y ya todos sabremos cómo luces de verde;-)

    Ciertamente me agrada el espíritu calmado, de fe y el estilo de tu prosa, atrayente...

    Pues todo se hace con un sentido. En mi opinión, el verde revela VIDA, EXISTENCIA, SALUD, VITALIDAD...

  • URGENTE dijo:

    (Part II)

    Muchos podrían ser los adjetivos que interpretan su naturaleza. En mi opinión, - respetando la de los demás-, se ven muy vivificados de verde-azul todos que, a lo menos, es el bello tono que ha plasmado la instantánea de tu cámara, o la de quien la tiró.

    Sigan siendo muy prudentes y sensatos.

    Nunca pierdan los deseos de reír, en medio de los inciertos, ni de impartir un poco de afecto, de paz y de amor que, incluso a distancia y tras disfraces VERDES, serán muy bien recibidos por aquellos a quienes Dios y sus jefes, han permitido que estén cercanos.

    ¡Mucha salud!

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Andy Jorge Blanco

Andy Jorge Blanco

Cárdenas, 1996. Estudiante de Periodismo en la Universidad de La Habana. Presentador de "Nexos", el Canal de la Universidad de La Habana. Ha sido premiado en el Concurso Nacional de Periodismo Universitario "Manolito Carbonell".

Vea también