Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Debemos aplaudir el sistema de salud cubano y aprender de él

| 24

Cuba pobre y bloqueada no solo tiene mejores indicadores de salud que Estados Unidos, sino que sus esfuerzos médicos internacionales salvan miles de vidas al año. Deberíamos aplaudir el sistema de salud cubano y aprender de él.

Médicos y enfermeras de la Brigada Médica Internacional Henry Reeve de Cuba posan con un retrato del difunto líder cubano Fidel Castro mientras se despiden antes de viajar a Italia para ayudar en la lucha contra la pandemia del coronavirus COVID-19, en la Unidad Central de Cooperación médica en La Habana, el 21 de marzo de 2020. Foto: Yamil LAGE / AFP

Si bien Bernie Sanders pagó un precio político por pronunciar algo positivo sobre el programa de alfabetización de Cuba, la pandemia actual ha mostrado a todo el mundo el lado heroico del sistema de salud de Cuba.

Vi este heroísmo de primera mano cuando trabajé con médicos cubanos en pueblos pobres y remotos de África. Era la década de 1970 y yo era una joven empleada como nutricionista en la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Mis colegas eran buenas personas que estaban ayudando a alimentar a niños hambrientos. También ganaron fuertes salarios y vivieron un estilo de vida rico que nunca podrían permitirse en casa. Los cubanos eran diferentes. Vivían simplemente, trabajaban en las condiciones más duras y no ganaban casi nada por sus servicios. Su motivación era puramente para ayudar a las personas necesitadas.

Lo llamaron internacionalismo y dijeron que era su deber revolucionario pagar su deuda con la sociedad. Citaron al Che Guevara: "La vida de un solo ser humano vale un millón de veces más que todas las propiedades del hombre más rico de la tierra".

Me inspiré y terminé mudándome a Cuba. Cuatro años, un matrimonio y un bebé después, fui acusado por el gobierno cubano de escribir artículos críticos con la revolución y deportado. Ciertamente, vi y experimenté aspectos del sistema cubano que no me gustaban, pero nunca perdí mi admiración por el sistema de salud pública del país y su compromiso con la solidaridad internacional.

Es realmente inspirador que esta pequeña isla pobre tenga indicadores básicos de salud iguales o mejores a los de los países más ricos del mundo. Esto es aún más notable después de haber enfrentado un brutal bloqueo y sanciones de Estados Unidos durante sesenta años. La tasa de mortalidad infantil en Cuba de 4 por cada 1,000 nacimientos vivos es más baja que en los Estados Unidos, ¡y eso es según la CIA ! Hay poca comida en los estantes de las tiendas y escasez en las farmacias, pero, como dicen los cubanos, "vivimos como personas pobres, pero morimos como personas ricas". Esto se debe a que su expectativa de vida de setenta y nueve años es la misma que en los Estados Unidos, a pesar de que Cuba gasta menos de aproximadamente $ 800 por persona por año en atención médica en comparación con $ 11,000 en los Estados Unidos.

Como la mayoría del mundo, Cuba ahora está lidiando con el coronavirus. Hasta el 20 de abril, había 1.137 casos confirmados , con 38 muertes. Pero el sistema de atención médica gratuito y universal de Cuba, que incluye un sólido grupo de profesionales de la salud, coloca a la isla en una mejor posición para enfrentar esta crisis que la mayoría de los países. Con su intenso enfoque en la formación de profesionales de la salud, Cuba tiene la mayor densidad de médicos del mundo. Su relación de profesionales médicos a pacientes es aproximadamente tres veces mayor que en los Estados Unidos.

Cuba no solo entrena a sus propios médicos; capacita a médicos de todo el mundo. La isla de solo 11 millones de personas alberga la escuela de medicina internacional más grande del mundo, la Escuela Latinoamericana de Medicina ( ELAM ). Desde su fundación en 1999, la escuela ha capacitado a más de 35,000 jóvenes de 138 países, incluido Estados Unidos. Y aquí está el truco: es gratis.

Pastors for Peace , el grupo que selecciona a los estudiantes estadounidenses que provienen de las comunidades "más humildes y necesitadas", dice que las becas incluyen matrícula completa, alojamiento en dormitorios, tres comidas por día, libros de texto, uniformes escolares y un pequeño estipendio mensual. Mientras que los graduados de las escuelas de medicina de EE. UU. Se van cargados con deudas de seis cifras, la única deuda que tienen los estudiantes de ELAM es el compromiso de practicar la medicina en comunidades de bajos ingresos y con servicios médicos insuficientes. Es por eso que hoy encontrarás graduados de ELAM como la Dra. Melissa Barbar en primera línea en el coronavirus de lucha del Bronx.

Si eso no te pone los ojos llorosos, solo mira a la brigada de médicos que salen para misiones internacionales a la zona más afectada por COVID-19 de Italia, Lombardía. "No somos superhéroes", dijo a Reuters el especialista en cuidados intensivos Leonardo Fernández cuando la primera brigada salió de La Habana. "Somos médicos revolucionarios". Hasta el 1 de abril, Cuba había enviado 800 médicos para luchar contra COVID-19 en dieciséis países, desde Angola hasta Andorra, y más están en camino.

Para Cuba, la asistencia médica ha sido un sello distintivo de la revolución: ayudar a las víctimas chilenas del terremoto en 1963; Nicaragüenses y hondureños devastados por el huracán Mitch en 1998; Víctimas del tsunami en Indonesia en 2004; Haitianos después del desastroso terremoto de 2010 y el posterior brote de cólera. También se enviaron equipos a Liberia, Guinea y Sierra Leona para combatir el ébola en 2014.

Poco a poco, este "ejército de batas blancas", como los llamó Fidel Castro , no solo respondió a emergencias en el extranjero, sino que comenzó a servir como médicos de familia en comunidades pobres de todo el mundo. Los países más pobres solo pagan los gastos de los equipos médicos o buscan apoyo internacional para compensar a Cuba; Los países más ricos pagan más.

Pero la administración Trump plantea un desafío significativo a los programas sociales cubanos. Cuando llegó al poder, su administración lanzó un ataque total contra la economía cubana: impuso nuevas restricciones a los viajes de los Estados Unidos a la isla, redujo la cantidad de remesas que los cubanoamericanos podrían enviar de regreso a casa, interfiriendo con el transporte del petróleo venezolano a la isla. isla, y tratando de sabotear las colaboraciones médicas de Cuba.

Los fanáticos anticubanos en la administración Trump han estado incitando a los médicos cubanos que trabajan en el extranjero a desertar, pagando a los periodistas para que escriban historias negativas, imponiendo sanciones a los cubanos a cargo del programa y países con armas fuertes para expulsar a los médicos cubanos.

El quid del ataque ha sido pintar el programa como una forma de esclavitud moderna porque los médicos solo reciben aproximadamente una cuarta parte del dinero que los países pagan por sus servicios. Pero los profesionales de la salud cubanos se ofrecen como voluntarios para estas tareas: quieren la experiencia, ganan mucho más de lo que ganarían en sus países y saben que el resto del dinero se destina a apoyar el sistema nacional de salud de Cuba.

La administración Trump ha tenido éxito en convencer a los gobiernos de derecha que llegaron al poder en Bolivia, Brasil y Ecuador desde 2018 para enviar a empacar a unos 9,000 cubanos. En un giro trágico, estos mismos países ahora están abrumados con coronavirus y lamentando la pérdida de profesionales experimentados.

A medida que avanzamos en esta crisis, vemos la tragedia de la superpotencia rica con su sistema de atención médica privatizado y disfuncional que falla a su gente, mientras que su vecino empobrecido, bajo el ataque constante de la superpotencia, se extiende para ayudar al mundo. Vemos a Trump desesperado por desviarse de su torpe catástrofe de esta pandemia, incluido el desembolso de la OMS en lo que un prestigioso editor médico llamó "una traición atroz de la solidaridad global", mientras que el ejército cubano de batas blancas se ha convertido en la encarnación de la solidaridad global.

Pero si usted es un estadounidense con ambiciones políticas, puede pensarlo dos veces antes de decir algo bueno sobre el sistema de salud de Cuba.

(Tomado de Common Dreams )

 

Se han publicado 24 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Lucía dijo:

    Bravo por este artículo!, es bueno ser justo. No somos perfectos, los cubanos de a pie también hemos visto las cosas que no están bien en nuestro sistema de salud para todos por igual. Pero nadie puede negar nuestro deseo de ayudar al prójimo sea amigo o enemigo. !Vivan nuestros trabajadores de la salud! Cuidémoslo quedándonos en casa y siendo disciplinados.

  • YuniorCMG dijo:

    Excelente artículo Medea. Muy objetivo. No somos una sociedad perfecta pero sin dudas estamos promoviendo valores, ideas y principios sin los cuales, la humanidad será incapáz de sobrevivir a los inmensos desafíos que nos sobrevienen, precisamente por la irresponsabilidad de los mismos que nos calumnian y hostigan.

    Saludos a usted y su familia media cubana. Cuidense mucho.

  • Ponganme dijo:

    Es bueno ver todas las medidas q se han tomado y si hay q aprender de cuba, nada mas ver el caso de nuestro hermano pais en venezuela donde estan laborando nuestris medicos cubanos,,,,adelante

  • Foren dijo:

    me basta, casi todo dicho

  • juan andrés dijo:

    El articulo refleja una realidad, los médicos cubanos, orgullo de la nación, hacen la diferencia, se entregan porque están comprometidos con la ética médica. Ellos han alcanzado el escalón más alto de la especie humana, ser Revolucionarios. Felicidades médicos del alba. #CubaSalva.

  • Lancero dijo:

    Gracias a quien reconoce lo que hace nuestra revolucion a pesar de las crecientes dificultades.

  • Clara Danger Cleger dijo:

    Si, es asì en mi Cuba, nuestro sistema de salud, pero como bien analizas es la calidad humana de nuestros médicos, es ese sello que caracteriza al cubano que está por encima de cualquier riqueza y que para muchos es difícil de entender, es que hacemos honor a nuestra historia, a nuestros caídos por la libertad que hoy disfrutamos, a los versos de Abdala, de nuestro inmenso Martì, a las enseñanzas de nuestro eterno comandante Fidel Castro Ruz.

  • Lorenzo dijo:

    El sistema de salud cubano es un ejemplo para el mudo y mucho mas ahora, que el imperio arrecia su bloqueo. Tenemos un personal maravilloso, medicos y enfermeras dan lo mejor de si y a pesar de las carencias materiales, ahi estan los buenos resultados, porque son muy grandes los valores espirituales y morales.
    Al imperio le duele que sigamos en pie, mostrando al mundo valores, ejemplo y dignidad. Ha pesar de la pandemia y de que la mayoria de los paises le piden al imperio levantar el bloqueo a Cuba y otrros paises, este lo arrecia. Corta el financiamiento a la OMS. Todo esto muestra la verdadera cara de ese gobierno. Sin temor a equivocarme diria que, producto de estas acciones, miles de personas fallecen y moriran en los paises bloqueados, que pudieron salvarse. y como se llama eso?. Crimen.

  • jip dijo:

    Siempre me he sentido orgulloso de ser cubano, lo que estamos enfrentando hoy en materia de pandemia lo acrecenta. El artículo de referencia es un ejemplo para el mundo. La honestidad de su autor amerita un reconocimiento.

  • azucarero de siempre dijo:

    Todos los dias aplaudo a los medicos y personal de salud, con fuerza como cualquier cubano digno y orgulloso, quedandome en casa claro, pero a la vez aplaudo a mi Cuba bella, digna, limpia de todo mal, ejemplo de todos y me recuerdo con cariño de Fidel, como estaria en estos tiempos, de aca para alla, orientando, en su Jeep ruso y viejo; pero q llega a todos lados, junto al pueblo, a Raúl a Diaz Canel..La gloria q estamos viviendo se la debemos a él y a quienes nos dirigen con tanto amor.VENCEREMOS Y !GRACIAS CUBA!

  • matico dijo:

    excelente ,cuanta verdad en ese ejemplo de nuestra pequeña y amada isla,no la cambio por nada en este mundo...no me importa no conocer los rascacielos y edificios más lindos del mundo aunque sea desde lejos como tienen que hacerlo millones de los que viven allí en el pais de las oportunidades..,prefiero andar al aire libre,conversasr con mis vecinos ,ayudar a todo el que pueda, disfrutar de los pequeños detalles que son los que engrandecen la vida..

  • ROSAMAR dijo:

    Leo muchas crónicas pero rara vez escribo, pero esta vez me siento conmovida y feliz con este artículo y agradezco infinitamente que reconozca lo que muchos no ven o se hacen los ciegos para no ver. Gracias, muchas gracias de una médica cubana e internacionalista.

  • Reynier dijo:

    Esto se lo he enviado vía corre electrónico a un periodista argentino que pretende desacreditar a nuestro sistema de salud.

    Saludos cordiales.
    Mi nombre es Reynier Ricardo Armas y soy cubano. Soy un asiduo lector de Infobae desde algún tiempo porque me ha parecido siempre un diario que muestra la realidad del mundo tal como es.
    Sin embargo a veces me parece que se ensaña de una manera incómoda con países que siguen direcciones opuestas a la postura que defiende el diario.
    Hace unos días han sido publicados una serie de artículos sobre los médicos cubanos que trabajan en brigadas internacionales de cooperación. De una u otra manera desacreéditandolos porque como parece, es inminente su arribo también a la Argentina.
    Amigo, no pretendo que este escrito tenga apenas matices políticos porque mi postura no es de izquierda ni de derecha, solo quiero compartir, sean cuales sean las circunstancias, las realidades que desde mi experiencia he visto.
    1. He visto por ejemplo como los grandes medios de comunicación del mundo divulgaban los muertos por las calles de Guayaquil. Ecuador fue un país que expulsó a los médicos colaboradores cubanos y están viviendo una crisis sanitaria sin precedentes.
    2. Medios internacionales, incluido Infobae, se han hecho eco de los escasos test para detectar el Coronavirus en Bolivia, otro país caído en desgracia con el nuevo virus y cuyo Ministro de Salud ya ha renunciado. Han demostrado que no pueden manejar la situación en el país. Sin embargo, acusados de espías del gobierno cubano, los médicos de mi país fueron expulsados como perros por el gobierno interino boliviano.
    3. He estado siguiendo detenidamente lo que ocurre en Brasil. Un irresponsable presidente catalogó al coronavirus como una gripezinha y mientras tanto su país ya rebasa los 50 mil infectados y roza los 3 mil muertos. Los más afectados parece que serán aquellos marginados afavelados donde la salud que llegaba era proporcionada por médicos cubanos que fueron enviados a Cuba con la llegada al poder del hombre que está convirtiendo a Brasil en el nuevo foco de infección y muertes del Continente.
    Mientras esto ocurre, decenas de países, ricos y pobres, solicitan la ayuda de nuestro personal de salud.
    En una entrevista con EFE Noam Chomsky expresaba que el único país que ha sido genuinamente intercionalista ha sido Cuba.
    El coronavirus también ha sido un medidor del buen periodismo. Infobae ha demostrado ser excelente en sus editoriales, pero en vez de criticar aquello que merece elogios, deberían criticar a aquellos países que aún en medio de esta guerra continúan con sus posturas hostiles contra otras naciones. Háblese más de Israel y Palestina. Dedíquese más tiempo en explorar la verdad sobre los intereses de Estados Unidos en asfixiar a una pequeña y solidaria isla del Caribe.
    Hoy me he dado cuenta de que existen potencias mundiales que le dan más importancia al dinero que a las vidas humanas. Trump y Bolsonaro son ejemplos claros.
    Mientras no se encuentre una vacuna eficaz, millones de personas pobres que jamás han visto un médico están en riesgo de perder sus vidas. Otros miles seguirán resguardados en mansiones idílicas lejos de la sociedad humana. Y mientras existen estos temas tan importantes para denunciar, Cuba y su sistema sanitario ha sido el blanco fácil de un periodismo que ya me deja en dudas.

  • Dayame dijo:

    Cuba se distingue por su amor incondicional al prójimo, sin importar su creencia, raza o nivel social, mucho menos intereses políticos.
    Para nosotros AMAR ES LO ÚNICO QUE IMPORTA!!!
    Por eso estamos y estaremos prestos a ayudar a todo aquel que nos necesite.

  • Rey dijo:

    Este articulo es un reflejo de nuestro sistema social, porque eso solo lo puede una Revolución como la nuestra, genuinamente cubana, capaz de soportar durante 61 años los intentos de asfixia del imperio más grande y poderoso de la tierra; sin embargo, nuestro pequeña isla, con escasos recursos naturales ha sido capaz de resistir, y seguiremos resistiendo bajo la dirección de nuestro Partido Comunista.
    Ese actuar de nuestros médicos nunca lo podran entender Trump y sus lacayos, pues en sus escasas masas encefálicas solo ven el valor metalico; la palabra !SOLIDARIDAD! no existe en los diccionarios.
    Es una pena que el pueblo estadounidence no tenga la oportunidad de ver la realidad cubana, ni las grandes agencias de prensas y cadenas TV le informen de ella, pues pudieran conocer sobre el pensar y actuar de nuestro pueblo, y conocer de primera mano de casos de ancianos arrebatados por nuestros médicos de la COVID 19, como muchos tuvimos el privilegio de verlo en la TV, haciendo una declaración a la prensa el pasado día 22 de abril, elogiando nuestro sistema de salud y expresando: ...entré al hospital sin un centavo en mi billetera y despues de mucho esfuerzo, dedicación, atención y cariño por todo el personal involucrado en mi restablecimiento, NADIE, NADIE me entregó una factura con los gastos contaridos con el hospital...
    Porque esta Revolución se hizo con los pobre, por los pobres y para los pobres, y lo poco que tenemos no dudamos en compartirlo con quien lo necesite.
    VIVA CUBA!

  • Nany dijo:

    Orgullosa de ser cubana!!!! Viva Cuba y sus médicos!!!!

  • Victor dijo:

    El potencial de Cuba es inmenso. Se basa fundamentalmente en su gente, a la que prepara no solamente en el ámbito científico sino en la solidaridad social. Bravo por ello, seguro serán reconocidos por la historia.

  • Milagros dijo:

    Bello articulo, buenos comentarios, no saben cuanto sufrí con el maltrato de nuestros médicos en Bolivia, cuando nuestro país en tiempo récord tuvo q evacuar los miles de médicos de Brasil, el esfuerzo q realizaron nuestras tripulaciones, eso no se olvida, está fresco en mi memoria, leer este articulo me llena de regocijo, pese a todas las difamaciones Cuba se levanta.

  • Roberto Becerra dijo:

    Viva siempre cuba gracias por su esfuerzo por contribuir con el mundo un abrazo grande extraño mucho mi tierra mi familia pronto estaré en casa saludos

  • giraudys dijo:

    Excelente artículo Medea. Esos somos nosotros, los cubanos, los bloqueados, unos seres demasido prepotentes, idolatrados, gente de baja alcurnia, pero de una educacion que raya las estrellas, quien te escribe un humilde ingeniero, quizas un licenciado, quiza un analfaneto (en Cuba no hay desde 1961) que te parece, somos un pueblo humilde, desecho en pedazos por la mayor potencia imperialista EEUU, pero aqui estamos aun de pie, cabe una pregunta por que? que somos los cubanos, seres de otro mundo, no, somos de un mundo mejor, que es posible, lo dijo el Che, un ser humano superior, lo dijo Fidel, la humanidad esta condenada, por nosotros mismos, ah pero no por los Cubanos, si no por el imperialismo, ese que los Comunistas juramos, juraremos y derrotaremos cueste lo que cueste, el coronavirus solo ha demostrado algo, los super Heroes si existen, tienen batas blancas y ademas, coño, son CUBANOS, aqui estamos, estaremos y pase lo que pase el mundo contara con nosotros sea cual sea el sistema imperante, por que los cubanos somos ante todo CUBANOS, y ser eso significa, solidaridad a toda prueba, internacioanlismo, humanismo, Leninismo, Marxismo, Fidelismo (eso ni la menor duda de un verdadero Cubano), en fin Comunista, una frase quizas vacia, sin aparente sgnificado, quizas solo un verdadero Cubano pueda decirte que significa. hasta la Victoria Siempre, Patria o muerte Venceremos!

  • Nelia Torres Romero dijo:

    Viva Cuba, su revolución y su pueblo solidario. Mi reconocimiento y admiración para todos los compañeros trabajadores de la salud. Estoy muy orgullosa de ser cubana.

  • Manuel Orlando Pérez Díaz dijo:

    Aclaro que hice un comentario pero me parece que por omitir informació de mi parte, con justa razón, no lo ví publicado, por lo que reitero mi comentario.

    No tengo más que reiterar mi admiración por la sociedad cubana, su planificación, su organización y la optimización de los recursos materiales y humanos. Sin duda ésto más su elevada sensibilidad y sentido de solidaridad es lo que permite que compartan, su ciencia, sus recursos y materiales y humanos. Esto en consecuencia con la ideología que profesan que priorizan el sentido comunitario por sobre el individualismo y esto es lo que les permite e impulsa a compartir sus limitados recursos con el mundo. Adelante son un verdadero ejemplo. El mundo le debe mucho a Cuba y su gente.

  • Pablo dijo:

    Conozco la lealtad del médico cubano hacia las personas pobres y desposeídas, en Honduras han hecho una heroica labor ya que es un pueblo enfermo, con médicos hondureños mercantilistas, y la UNAH negándole el estudio al hondureño .

  • Bertha dijo:

    Me ha gustado mucho el escrito que aparece hoy y me siento negociada al ver los comentarios acerca de nuestras brigadas médicas. El orgullo inmenso que he sentido de ser parte de ese pueblo que pese a las dificultades que estamos afrontando con este criminal bloqueo no nos rendimos. La dignidad de los medicos cubanos y su valor son inconmensurables, están dando una muestra de humanismo como no lo ha dado ningún otro país, todo un reconocimiento a las enseñanzas de nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. La historia los reconocerá como los Heroes de Batas Blancas que salvaron vidas en este siglo contra la pandemia del Covid-19.VIVAN LOS MEDICOS CUBANOS.

Se han publicado 24 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Medea Benjamin

Cofundadora de Global Exchange y CODEPINK: Women for Peace.

Vea también