Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Cuba 2020: Un intenso año legislativo (+ Video)

| 6 |

La Asamblea Nacional del Poder Popular ya ha comenzado a agilizar su labor legislativa para cumplir estrictamente el mandado constitucional. En la última sesión del año 2019, el parlamento aprobó el cronograma legislativo hasta abril de 2023.

  • ¿Cuáles serán los próximos pasos para cumplir con este cronograma?
  • ¿Podrá la Asamblea Nacional aprobar tantas leyes en un año?
  • ¿Por qué el parlamento no aprueba lo antes posible todas las leyes que mandata la Constitución si son vitales para el desarrollo y bienestar del país?

En video, Cuba 2020: Un intenso año legislativo

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Alejandro Roman dijo:

    Es increible que tengamos que esperar el largo período de dos legislaturas, es decir casi 10 años para aprobar las 70 y tantos de leyes a fin  lograr la eficacia de la Constitución,  creo que ello  podría lograrse en mucho menor tiempo, tal en esta legislatura si nuestros legisladores en lugar de dos o cuatro veces al año, trabajarán en esta tarea jornadas de ocho horas diarias, cinco días a la semana, tal y como hacen los demás legisladores del resto del mundo.

    • m&m dijo:

      50% con usted. El problema de los legisladores a tiempo completo es que se terminan desconectado de las bases.
      Así q les diera algo así como jornadas par sales en cada cosa o que para los grupos de trabajo q pertenezcan sean liberados temporalmente mientras se legisla un tema q les toque

  • Landyy dijo:

    Yo espero q el parlamento no tenga q esperar tanto tiempo para poner a tono cuantas leyes necesite la nueva carta magna, así se podrá ver como cabía nuestro querido país.

  • Rodolfo dijo:

    Llama la atención que dentro del programa no esté la modificación de Código Civil cubano. Téngase en cuenta que la Constitución establece un catálogo amplio de derechos fundamentales, mucho de los cuales atañen a la persona natural, amén de que el nuevo Código de las familias traerá inminentes modificaciones al libro IV del Código Civil patrio en materia sucesoria, ni que decir de la necesaria abrogación de la causal de incapacidad absoluta para suceder por abandono definitivo del territorio nacional aún vigente, pero descontextualizada con la regulación constitucional de la ciudadanía y la nueva política migratoria del país. Y más...

  • Gumersindo Acebo Nerey dijo:

    Sin prisa pero sin pausa como expresó el General de Ejército Raúl Castro. Todo en su momento. No nos podemos apresurar. Las Leyes aunque sean vitales tienen que pensarse y repensarse. Hay que cuidar cada palabra que se coloque en ellas. Además hay que discutirlas con la población en barrios y centros escolares y laborales. Este es el único modo de que el Parlamento se parezca a la realidad objetiva que vivimos los cubanos.
    Por ahora lo que necesitamos es aumentar la producción de bienes y servicios con calidad y eficiencia y eso se puede lograr perfectamente con un buen trabajo de los trabajadores y con mucho control. De ser necesarios determinadas normativas nuevas se pueden usar los Decretos Presidenciales, los Decretos-Leyes, los Decretos y las Resoluciones Ministeriales .
    Las nuevas leyes, modernas y a la altura de nuestras necesidades colectivas llegarán.

  • Pedro dijo:

    Creo lo mismo, si hay tanta labor por hacer que trabajen que para eso fueron elegidos por el pueblo, lo que sea que tengan que consultar a la población que lo hagan, ahora estan separados los poderes, el legislativo, del ejecutivo y el presidencial. Los ministros no descansan están de frente a su tarea ejecutiva, así tienen que ser los diputados de la asamblea nacional de frente a su tarea legislativa, que en un año no se pueden aprobar todas las leyes que demanda la constitución es una realidad, pero tampoco es necesario llevarlo a 10 años, este pueblo trabajador tiene la experiencia de haber vivido y crecido con esta revolución transformándola paso a paso, si lo escuchamos y confiamos podemos hacer una gran labor legislativa, transformadora, creadora e impulsadora del desarrollo de las fuerzas productivas que demanda nuestra sociedad, con todos los actores económicos que en ellas están presentes donde prime un solo objetivo el bienestar del pueblo y por favor con productores de quincallas no se logrará la soberanía alimentaria de este pueblo escuchen a los productores y a los obreros de nuestras fábricas, las OSDES funcionan para garantizarles un salario mayor a todos los directivos barrigones que no producen y se quedan con toda las riquezas que se crean abajo, priorizan a los que mayor beneficios pueden dar y a las otras empresas que no son tan desarrolladas quien les tira una mano, disfrutan de los grandes recursos a su disposición mientras mandan a ahorrar a los de abajo, gastan combustibles en viajes por carretera, pero no cogen tren, se hospedan en hoteles pero sus trabajadores no tiene todos los recursos necesarios para garantizar su producción gastan la plata de este pais en buscar importaciones, que aprobar las soluciones que le ofrecen sus subalternos porque hay que viajar, mandan a inectos poco preparados y lo que compran, por su puesto, barato le sale mas caro al país porque a la larga no sirve.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Thalía Fuentes Puebla

Thalía Fuentes Puebla

Periodista de Cubadebate. Licenciada en Periodismo por la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana (2019). Contactos: thalia@cubadebate.cu. En Twitter: @ThalyFuentes

Vea también