Imprimir
Inicio » Especiales, Economía  »

La Torre, un patrimonio rescatado por La Habana 500

| 50 |

Vajilla, cubertería, y cristalería  personalizadas, definen el lugar. Foto: Orlando Quintero/ Cubadebate

El restaurante La Torre, ubicado en el piso 33 del edificio Focsa en La Habana, tiene la virtud de hacerte sentir dentro de una enorme postal de la capital de Cuba. Para mí es un sitio que reúne cubanía e identidad, porque emociona traspasar la entrada y descubrir una Habana hermosa, de donde puedes ver el Morro y La Habana Vieja, La Plaza de la Revolución, las Habanas del Este y del oeste, y sobre todo, el Vedado.

No existe restaurante en La Habana que ofrezca la visión de la ciudad que desde allí se observa . Su diseño arquitectónico es muy especial, pero con el paso del tiempo y de diferentes administraciones, había ido perdiendo el Glamour de los años 50 y su ambiente de onda retro tan atractivo para turistas y residentes de la capital. En fin, había padecido varias remodelaciones que en nada tenían que ver con lo que originalmente fue.

Me permito hablar del tema porque conocí este lugar a finales de los años 60, siendo una niña, y tengo aún en mi memoria mi primera vez en La Torre. No sé cómo mis ojos no se salieron de sus órbitas aquel día. Cuanta belleza y buen gusto reunidos. Era un edificio de viviendas pero para mí un hotel  5 estrellas. Los porteros uniformados, un Lobby impecable, los pasillos que conducían a los departamentos, alfombrados, con iluminación indirecta y un olor a nuevo y limpio indescriptible.

Fue allí que conocí el significado de la palabra lujo, porque la suntuosidad del lugar, las cortinas, la vajilla, el vestuario de los camareros -todos hombres-, me hicieron preferir el restaurante La Torre hasta el día de hoy.

A finales del pasado año supe que en medio de las obras por los 500 años de La Habana, habían reabierto La Torre luego de dos años de reconstrucción. Acudí a ver ¿qué habían hecho? Quedé gratamente sorprendida con lo que vi: el bar ha retomado un estilo de mobiliario de los 50, al igual que los salones de comer, los reservados, la entrada y hasta un nuevo ascensor que sustituyó al OTIS original de 1957.

"Han sido dos años sin descanso, pero ha valido la pena", confiesa satisfecha la administradora Katy Criado. Foto: Orlando Quintero/Cubadebate

Conversamos con Katy Criado Rodríguez, una joven administradora, con varios años de experiencia en el sector del Turismo Extra Hotelero quien nos comentó importantes detalles de la costosa inversión.

“El clima centralizado se renovó con las características que exige un restaurant de este tipo. La obra de remodelación duró dos años, que puede parecer mucho tiempo, pero el estado en que se encontraba la instalación lo requería. Sobre todo si tenemos en cuenta las limitaciones de nuestro país para adquirir determinados materiales e insumos imprescindibles en el rescate un sitio emblemático como lo es La Torre”, comentó Katy Criado.

“Se cambió el ascensor que es uno de los más complejos del país, pues es este el piso más alto con solo cuatro entradas y una altura de 121 metros sobre el nivel del mar. El edificio Focsa había cambiado sus ascensores varias veces y el de La Torre seguía siendo el mismo de cuando se hizo el edificio.

La cocina, con todos los requerimientos para las nuevas tendencias culinarias. Foto: Orlando Quintero/ Cubadebate

“La cocina se renovó totalmente tanto en su inmueble como en su equipamiento con tecnología de punta, con un orden, una lógica, acorde a los requerimientos actuales para lugares donde se elaboran alimentos, nos informa Katy.

“Debemos tener en cuenta que cuando se inauguró este restaurant –recordó Katy– la cocina y la gastronomía no se veían como un desempeño profesional técnico, era lo más parecido a una cocina doméstica. Hoy día con cualquier cocina y sin los instrumentos necesarios, no se pueden preparar determinados platos del nivel que exige una Casa como ésta.

“La cubertería, la vajilla, la mantelería, la cristalería, toda personalizada, fue importada especialmente para este restaurante, así como el mobiliario y otros elementos decorativos propios de los años 50. Hubo que desapolillar algunos archivos para encontrar cómo fue este lugar en sus orígenes".

La Torre de los 50

La Torre fue un club exclusivo con gimnasio, sala de masajes e instalaciones para baños de vapor, e incluía además un restaurante. Se inauguró el 1ro. de octubre de 1957 y en el mes de noviembre siguiente estableció su reglamento, según dice Guillermo Jiménez en su libro Las empresas de Cuba.

Dicho reglamento lo estableció un grupo de empresarios notables que querían disponer de un club exclusivo al estilo londinense que sirviera para el intercambio frecuente entre ellos. Abría todos los días, menos los domingos, de 11 de la mañana a 11 de la noche, y el restaurante brindaba servicios de 12:00 meridiano  a 3:00 PM y de 8:00 PM  a 10:30 PM.

Los socios abonaban una cuota mensual de 15 pesos y entre ellos figuraban exponentes de algunas de las grandes fortunas de Cuba, como los Bacardí, los Blanco Herrera, los Godoy Sayán, los Mestre… pero en tan larga nómina, Jiménez advierte la ausencia de algunos pesos pesados de las finanzas cubanas como Manuel Aspuru, propietario del central Toledo (Martínez Prieto), y Julio Lobo, el llamado zar del azúcar. Una particularidad tenía este club: no establecía distingos en su membresía, entre capitales tradicionales y nuevos ricos. Admitía tanto a cubanos como a extranjeros.

Con el triunfo de la Revolución en 1959, sigue siendo un Club privado, hasta la intervención oficial por el Estado revolucionario en el año 1962, pasando al Instituto de alimentación turística, donde se daría servicio a los técnicos extranjeros asentados en el país, la inauguración oficial  fue el 2 de mayo del mismo año y pasó a llamarse Circulo Internacional La Torre.

En el año 1963 pasó a la Empresa de Servicios del Cuerpo Diplomático, dirigida por el Minrex. En el mes de junio de 1967, el Instituto Nacional de la Industria Turística (INIT) lo abrió al servicio del pueblo y los organismos del Estado, continuó prestando servicios para el cuerpo diplomático.

En 1997 el restaurante se integró al Grupo Empresarial Rumbos, Ciudad Habana. En este período se comenzó la remodelación total de la instalación concluyéndose en enero de 1998. Hoy pertenece a  la Extra Hotelera Palmares.

En la larga lista de sus clientes más asiduos después del triunfo revolucionarionario han quedado inscritos los nombres de los cineastas Alfredo Guevara, Humberto Solas, y Miguel Torres; de pintores como Roberto Fabelo y Nelson Domínguez, Isabel Allende, Frey Betto, Roberto Fernandez Retamar, Pablo Milanés, Javier Sotomayor, y el actor norteamericano Michael Douglas, entre otros muchos.

"En estos momentos La Torre está en la espera de la visita de expertos para que el sitio sea categorizado como un Restaurante de 5 tenedores, que según conozco es una categoría que ostenta hoy  el Floridita", según afirma la nueva administradora.

La agradeble visión de tener La Habana a tus pies. Foto: Orlando Quintero/Cubadebate.

Acerca de los platos y el tipo de culinaria que ofrece La Torre, supimos que desde su apertura se distinguía por una cocina y servicio llamado a la francesa. Hoy se sigue esa tradición, y continúa especializado en una cocina internacional: son preferidos los langostinos en dos salsas y la cazuela de champiñones, entre los entrantes; el Chateaubriand con salsa de setas y la combinación de mariscos y carne de res, como platos principales, y el Baked Alaska, como el postre más solicitado.

Salon Privado Atardecer ofrece un servicio personalizado. Foto: Orlando Quintero/ Cubadebate.

Dejamos el tema de los precios para los finales. Sobre este particular la joven administradora se limitó a decirnos que sus precios son de medios a caros, pues sus productos y servicios son de primera calidad considerados con un alto estándar.

“Se ha hecho una inversión muy costosa, la economía del país ha hecho un enorme esfuerzo para rescatar un sitio que siempre fue lujoso y caro, por tanto no puede ser un espacio popular de precios bajos”, afirma Katy.

Para disfrutar de este sitio es menester hacer una reserva con al menos 24 horas, pues es un espacio pequeño donde entre sus características prima el respeto al cliente, no puede haber ni colas ni listas de espera, y por supuesto la administración se reserva el derecho de admisión.

Desde uno de los reservados se observa una panorámica que va del Vedado hasta el Morro en la Habana Vieja. Foto: Orlando Quintero/Cubadebate

En la actualidad, la clientela se nutre, básicamente, del segmento de mercado medio alto y en ella están representados el turismo nacional e internacional, firmas acreditadas en el país, cuerpo diplomático, así como personalidades de la cultura, la ciencia, la música y el deporte.

Las agencias de viaje que mayor volumen de operaciones poseen con La Torre son Amistur, Gaviota Tour y Havanatur, que aportan turistas, fundamentalmente de EE UU, Inglaterra, Canadá, Alemania y Portugal. En relación al cliente libre los mercados principales son: China, Reino Unido, Canadá, España, Italia, Francia y Cuba.

Tuvimos la grata oportunidad de ver además en La Torre, un colectivo de trabajadores con sentido de pertenencia, importante virtud para que cuiden lo que tanto ha costado y sigan -desde allí- preservando el prestigio de la gastronomía cubana ante el mundo.

El dependiente de bar Junior Morejón, preparó el coctel insignia de la Casa con el nombre de Torre 33. Foto: Orlando Quintero/ Cubadebate.

Otro de los reservados llamado La Cava, con sus paredes tapizadas con los más exquisitos vinos. Foto: Orlando Quintero

Salón de fumadores ofrece tabaco cubano y licores concordantes con el disfrute de un buen habano. Foto: Orlando Quintero.

El plato más especial: los atardeceres, la caida del sol junto al Malecón habanero. Foto: Orlando Quintero/ Cubadebate.

Se han publicado 50 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Wazowski dijo:

    Genial, pero, estimadísima Susana, nos dejaste enganchado con el plato fuerte, los precios!!

    • Juanito dijo:

      Por las nubes, jejeje, proporcional a su altura

    • RAMANOCO dijo:

      Wazowski, por los precios si se preocupe. Por estratosféricos que sean, nunca se recuperará la inversión.
      Una remodelación de dos años suele ser tan cara como una construcción original. Sin contar el pago por el local en concreto, claro.
      Por otra parte, vale la pena analizar la rentabilidad de finales de los cincuenta.
      Si los socios abonaban una cuota mensual de 15 pesos, o sea 15 USD, que según algunas tablas del valor del dólar lo ubican en $225 de hoy en día, pues con solo mil asociados seria un cuarto de millón de dólares mensuales. Eso sin vender ni un refresco, solo de pago de asociación.
      Otras tablas de conversión del dólar pueden ubicarlo hasta en 10 de hoy en día, pero aun así serian $150,000.00 mensuales.

  • Metralla...!!! dijo:

    WOWW hermosooo

  • Jorgitin dijo:

    Qué tiempos aquellos años 1980 se podia ir con 30 pesos cubanos la pasabas fenomenal y te sobraba dinero para una máquina de alquiler anchar ahora tienes que ir con más de 60 CUC y después fajarte con un P,la mejor etapa de cuba los 70 y 80,etapa que no volvera solo nos quedara en nuestras mentes a los que disfrutamos esos lugares,La carreta,las bulerias,los Andes,la Roca,el tokiona,el Moscu,el centro Vazco bueno para que seguir,es mejor recordar no CREEN

    • Jorgitin dijo:

      Para los mal pensados me referi a los P que pasan por el vedado,P5,P9,y muchos más..

    • LYM dijo:

      Tienes razón Jorgitin, menos mal que pudimos ir en esa época, es muy bueno tener esos recuerdos, me alegra mucho que nuestro científicos, artistas y deportistas lo puedan disfrutar para que no sea solo para extranjeros.

  • Modesto Gutiérrez Cabo dijo:

    Valió la pena el esfuerzo en su recuperación, un extraordinario lugar desde donde se divisa una bella imagen de la ciudad habanera, la ciudad que debemos cuidar y defender, mil gracias al pueblo, a las autoridades y trabajadores que pusieron su granito por entregar tan bella obra en saludo al 500

  • José Román dijo:

    Muy bien que hayan recuperado este espacio. Que aparece hasta en cuentos de humor de los años 60.

  • sachiel dijo:

    Muy bien, rescatar todo lo que tenga que ser rescatado. Algun dia brillará el sol donde estuvo el Moscú.

    • Arturo dijo:

      Otrora Montmatre!!!

  • jpuentes dijo:

    oh, sí. Yo era asiduo en los ´80. Pero en este siglo subí un día y un trago de wiski costaba 4 cuc.... Hace años que no voy. Siguen los precios así??. el Emperador cambió los precios, espero que La Torre lo haya hecho también. Saludos a su colectivo. Era un sitio de excelencia

    • Trebol dijo:

      A 4 CUC una cerveza nacional o sea subes contemplas el paisaje y bajas así de sencillo

    • Yans Ledo dijo:

      No se haga que en cualquier lugar turistico del mundo,los precios se duplican y triplican.El mojito que me tomo alli,cada vez que viajo de regreso,vale mas que su trago de Wisky,pero a su vez,los mojitos que me tomo en Europa,cuestan el doble,sin valer en terminos de calidad y autenticidad.

    • Yans Ledo dijo:

      No se haga que en cualquier lugar turistico del mundo,los precios se duplican y triplican.El mojito que me tomo alli,cada vez que viajo de regreso,vale mas que su trago de Wisky,pero a su vez,los mojitos que me tomo en Europa,cuestan el doble,sin valer en terminos de calidad y autenticidad.
      Ojala' renovaran también el restaurant donde mi padre,me educo' en las maneras "mundanas" de la buena mesa,y donde probé el mejor e inigualable "pollo a la barbacoa" DEl Polinesio.

      • vikinga dijo:

        yans Ledo es verdad pero los salarios de allá no son comparables, una persona en cuba que viva de su salario aunque sea un profecional no puede ir a esos lugares a gastarlo , he viajado y se lo que cuestan pero no comparemos eh?

    • China dijo:

      Hola de nuevo Susana veo que a pesar de que no lo conozco por mi edad 34años no soy la única que piensa que deben cambiar su visión y misión aunque no deben perderse su esencia de lujo y buena cocina. Me alegra saber que los cubanos pensamos así y que todos queremos conocer la torre nueva ya que podemos ir al Hotel Nacional y pagar sus precios. Pensé que había Sido dura pero veo que fui justa y es la administración pública repito no es privado quien debe replantear...su visión. Gracias a ti por tu reporte

    • Arle dijo:

      No sé en qué tiempo subiste pero la cerveza nacional solamente cuesta 4 CUC.

  • Mas dijo:

    Bello, impresionante, suerte para los que pudimos disfrutarlo, ya hoy debe ser casi imposible.
    Como dice JOrgitin cada fin de semana usted salia con 25 o 30 pesos y podia disfrutar de la mejor comida en los mejores restaurantes de la capital, fue una época dorada en verdad.
    Solo recordar que una noche en el majestuoso Hotel Nacional costab 10 pesitos, ¿increible verdad?

  • jose alberto dijo:

    excelente sitio habanero aunque sea limitado por los precios, eso es asi en todo el mundo, no todos pueden ir a todos los lugares.
    En aras de preservar el glamour y la buena distinción deberían ser cuidadosos en la vestimenta, tal como era antes, he visitado el lugar y he visto extranjeros y cubanos en zapatillas y short y camisetas.. por ningun dinero del mundo deberia permitirse.
    ya que estamos hablando de categorización por qué no se proponen la Estrella Michelin?, creo que en nuestra ciudad eso no existe.Del Bar no se habla.. es que quedo fuera?

  • jose alberto dijo:

    disculpen, ya vi el Bar, creo que es de lo mejor.

  • barbaro martinez dijo:

    soy del interior como llaman los habaneros a los que no vivimos en la capital.
    mi padre que era maestro de preuniversitario me llevo a la habana ,alli nos hospedamos en el hotel capri lugar donde conoci la mesa sueca y me llevo a comer a otro dos restaurantes,el polinesio y su pollo a la barbacoa y la torre del que solo recuerdo su postre estrella el cual cuando se flameaba apagaban las luces.
    hoy que he vivido 5 años en europa no pudiera invitarlo,pues no puedo darme ese lujaso.
    felicidades a los que pueden y que lo disfruten.

  • FABAT dijo:

    Desafortunadamente no tuve suerte cuando pedimos una copa de vino blanco supuestamente de vino Frances
    El mesero nunca mostro la botella y al probar tenia.un sabor a sidra
    Por lo demas todo muy bonito

    • Aroldo dijo:

      Si tenía efervescencia te dieron sidra por vino mi hermano, vaya pollo por pescao jejeje.

  • Hori dijo:

    Los precios están a la misma altura que la instalación, Buena noticias es saber que se ha recuperado este sitio ya maltratado por el tiempo y las personas, pero, no debería ser un lugar para los cubanos? esos mismo que día a día se esfuerzan mas para salir adelante?

  • orlando dijo:

    Indiscutiblemente uno de los mejores lugares de La Habana. Yo antes de su reparación lo visitaba, sobre todo la parte del bar. Su restaurante es excesivamente caro para los cubanos y cubanas, incluso los que tienen buenos ingresos.
    No obstante, además de reglas como las de no poder entrar en shorts, regla arcaica y fuera de lugar para un país tropical, los tragos no tienen la calidad que tenían antes. Los diferentes tipos de jugos naturales que llevan los tragos los hacen con agua de la pila, y considero que un Planter's Punch que vale 4CUC se debería elaborar con agua embotellada.
    “Muy lindo todo, menos calidad”. Fue mi percepción de la visita que hice.
    ¿Tendría que volver? ¿No sé?

  • Olivia Martínez dijo:

    Muy Merecedor el tiempo esperado para su remodelación el resultado quedó fascinante la decoración excepcional por supuesto la vista es de otro mundo es el mejor restaurante en mi opinión de Cuba en este momento los incito a que lo visiten y tengan un recuerdo inolvidable tanto del lugar como de los trabajadores que son personas muy atentas y con un alto nivel de profesionalismo .

  • Samira dijo:

    Tengo entendido que la cuota de la antigua membresia era de 1000 pesos anuales, no de 15 mensuales.

  • Lachy dijo:

    Por lo que he leído y visto en el artículo. Muy espectacular el sitio, que para el 95 % de la población cubana es inalcanzable. Incluso cuando lees el criterio de las personas que han asistido y disfrutado del espacio. Tienes la seguridad de que es posible que me alla quedado corto con el porcentaje de ciudadanos cubanos que pueden disfrutar del lugar. Desde que dejó de mencionar los precios y estoy seguro que a muchos les pasó lo mismo supe que La Torre es un lugar más del que no podremos disfrutar. Por lo demás gracias al camarógrafo por regalarnos las hermosas vista.

    • Gilberto naranjo dijo:

      Tengo 51años y fuí por primera vez a ese lugar porque mí hijo me llevo que bino de usa. eramos 4 entre nosotros un menor.4platos un jugó tres cocteles u un copa de helado con tres bolitas 110cuc y salimos igual es una falta de respeto. Que trabajador de la calle puede llevar a su familia a este lugar para compartir.me dió pena con mi hijo por ese gasto por gusto en una paladar privada lo hubiéramos pasado mejor y satisfecho.

  • Mario dijo:

    La Torre fue una escuela para mí como lic. en turismo en todo el fascinante mundo de la restauración. Me alegra mucho esta noticia. El mayor activo del lugar son todos sus trabajadores con una alta cultura de servicio y profesionalidad

  • Yvr dijo:

    Que lindo y lujoso pa que año podré entrar los cubanos

  • Maria dijo:

    Que bueno para el que lo pueda disfrutar yo lo observare desde mi balcón, antes cuándo el almuerzo no estaba bueno en mi trabajo iba a almorzar a la mesa sueca del Nacional, antes en los años 80, que rico.

  • Alberto N Jones dijo:

    Hasta cuando seguiremos "normalizando" en Cuba la recuperacion de lo que nunca debio haber cerrado?

    Porque nuestros economistas no exponen gravedad de estos hechos facturando por ejemplo, si esta unidad tendria una venta ridicula de 10,000 pesos diarios y por haber estado cerrado durante 10 años o 3650 los daños causados a la economia nacional equivalen a 36,500, 000.00

    Asumamos que 1000, 10,000 o 100,000 comercios en Cuba han tenido una historia de explotacion similar, tendremos que preguntamos, porque falta jabon, ropa interior,
    transporte, abasto de agua o alimentos?

  • kazekage dijo:

    y para quien es la instalacion? que precios tiene?

  • Pepino Mendoza dijo:

    Tuve que esperar 15 minutos en el bar (medio vacío) para que me atendieran. Y tuve que escuchar el "reguetón light" que ofrece la Torre como música de fondo. Vi clientes en short y chancletas. Y dicen que la Torre se reserva el derecho de admisión?

  • Elisa dijo:

    No puedo pensar que un restaurante que se considere glamour o in o lujo cierre a las 10 de la . El glamour....i El lujo son después de las 10 de la noche

  • josue hernandez dijo:

    hola buenas hace poco estuve de visita en ese lugar tan hermosos y regentado por el estado cuando mi sorpresa fue que una cerveza nacional fueron 4 cuc u un jugo de guayaba mal echo y con mal sabor y sobre todo la cara que nos puso una dependienta valio 3.50 cuc , claro que no volvere y como siempre a ese lugar le doy poco tiempo hay que volver a los valores de antes y cuidar mas nuestras cosas y darle mas atencion yo creo que ellos no tienen muchas ganas de trabajar ni interes . un saludo
    Josue

  • Julio César dijo:

    Realmente todo un paraíso, muy bonito y original, pero lógicamente no esta hecho para nosotros los cubanos. Que me dicen de los precios cuando una cerveza nacinal cuesta 4 cuc.? El agua 3cuc, asi ve imaginando los demas productos.

  • david dijo:

    El día 1ro de enero tuve la dicha de visitar este lugar, quede encantado, el servicio muy bueno, la comida y postres excelente.
    Buen ambiente, música en vivo y un ambiente cálido.
    Me llama la atención que muchos de los clientes eran cubanos .
    Otra cosa, me llama la atención la variedad de jugos naturales Hasta toronja que eso ni se ve. Pero bueno pertenecen al turismo.
    El día 14 de febrero regreso. Ya les contaré si se mantienen.

  • Ariadna dijo:

    No quiero ni imaginar cuánto costará ahí una botellita de agua... pa'qué hablar del resto.

    • JJ dijo:

      Ese restaurante EN que balas es??? (SALVAS O TRAZADORAS)

  • yo dijo:

    Tesoro. Gracias por tan grata información; ud tiene ahora una deuda con todos los lectores, por favor cumplala contestando lo siguiente:
    -Platos fuertes y los precios, pues supongo no son clasificados y para ir a ese maravilloso lugar debemos conocer de cuanto necesitamos. En síntesis además, cuanto costaría la cena de una pareja.
    - Número telefónico para la reservación.
    Seguro de su pronta respuesta le saludo y le adelanto las gracias.

  • Dr. Lester Guevara dijo:

    “Se ha hecho una inversión muy costosa, la economía del país ha hecho un enorme esfuerzo para rescatar un sitio que siempre fue lujoso y caro, por tanto no puede ser un espacio popular de precios bajos”, afirma Katy.

    Las agencias de viaje que mayor volumen de operaciones poseen con La Torre son Amistur, Gaviota Tour y Havanatur, que aportan turistas, fundamentalmente de EE UU, Inglaterra, Canadá, Alemania y Portugal. En relación al cliente libre los mercados principales son: China, Reino Unido, Canadá, España, Italia, Francia y Cuba.

    Moraleja: Sino reencarnamos en clientes de esos mercados principales ya que nosotros los trabajadores que sudamos diarios pensando como país somos de espacios populares de precios bajos nunca conoceremos los sitios hermosos de nuestro propio país.

Se han publicado 50 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Susana Tesoro

Susana Tesoro

Periodista cubana. Ha trabajado como reportera y columnista en la Revista Bohemia, como comentarista en Radio Rebelde, ha sido guionista y asistente de Dirección en la Televisión Cubana. Es editora y reportera de Cubadebate. En Twitter @esetesoro.

Vea también