Imprimir
Inicio » Especiales, Cultura  »

Yianela Pérez: El “Guzmán” demostró que se puede apostar por la buena creación

| 16

El jurado del “Guzmán”. Foto: Ricardo Yianela Pérez/ Facebook.

Recientemente cerró con broche de oro el concurso “Adolfo Guzmán”, la reedición de un certamen que se había colocado en el público cubano por defender la autenticidad de la composición, complementada con la interpretación musical.

El “Guzmán” tuvo altas y bajas (más de la primera que de la segunda), generó polémica y opiniones encontradas, impactó por la calidad de la escenografía y, sobre todo, por tener dentro de las filas del jurado a artistas de la talla de Beatriz Márquez, Adalberto Álvarez, Israel Rojas, Edesio Alejandro y finalmente, Yianela Pérez.

Esta musicóloga cubana complementó, con su criterio como académica, los juicios del resto del jurado. Para ella esta responsabilidad fue un verdadero reto.

–¿Cómo llegas al “Adolfo Guzmán”? ¿Es la primera vez que tienes una tarea de este tipo?

Recibí una llamada del director, Manolito Ortega, para una reunión de trabajo. La verdad pensé en muchas posibles maneras de poner mis conocimientos musicológicos en función de alguno de sus proyectos; pero para mí fue una tremenda sorpresa que el objetivo fuera proponerme ser parte del jurado.

Su equipo de trabajo cuenta con una talentosísima musicóloga, la directora musical Carmen Souto, quien conoce por su experiencia cuánto puede aportar esta especialidad a los eventos musicales.

Ellos asumieron el riesgo de invitarme y el reto de sumar a un grupo tan selecto de músicos cubanos, la figura de una especialista mucho menos conocida.

En mis trece años como profesora en el ISA he sido jurado de la academia en muchas ocasiones. Exámenes para el ingreso a la universidad, graduaciones, defensas de tesis de licenciatura y maestría han sido mi medio habitual para emitir juicios.

Más cercano a la reciente experiencia en el “Guzmán” es mi trabajo durante tres años como especialista dentro del grupo organizador del Premio del Cubadisco, lo que me ha obligado a la escucha y acercamiento a lo más reciente de la producción discográfica cubana, para su división y ubicación por categorías en dicho concurso.

Ahora, como este evento, de tamaña envergadura y con tal visibilidad, pues no, nunca había hecho algo similar.

–¿Qué significa, como musicóloga y como amante de la música, ser jurado de este certamen?

Ha sido una tremenda responsabilidad en muchos sentidos. Fui, de alguna manera, la representación de la musicología cubana en este show televisivo, ante el público cubano e internacional.

Así que, sin que el destinatario final del concurso fuera el sector especializado, mi trabajo debía explicitar lo que significa ser un musicólogo, y mostrar al menos un área de su perfil profesional. Así que imaginas lo complicado que puede ser equilibrar el pensamiento científico, complejo que tenemos, con un lenguaje asequible y televisivo para representar a mi gremio profesional ante el gran público.

Aun cuando ese no era el objetivo principal, estaba implícito.

Por otro lado, el musicólogo debe siempre aportar a la sociedad con la expresión práctica de su labor, ya sea en la docencia, la investigación, la industria, la dirección institucional. En ese sentido, yo creo en el objeto social del Guzmán 2019, en su necesaria presencia en la televisión cubana, y en su aporte a la espiritualidad del pueblo cubano.

Conozco la capacidad de la música, y específicamente de la canción popular, para transmitir y promover valores estéticos y humanos. Así que, musicológicamente hablando, esas también eran mis expectativas, y las razones por las que acepté el reto.

Como amante de la música, fue un deleite conocer y disfrutar de nuevas voces y creaciones. Una experiencia realmente estimulante.

–¿Cuáles crees que sean los puntos a favor y en contra de esta reedición del concurso?

Vuelvo al punto del valor social de la música y del concurso como hecho artístico y comunicacional. A favor, pues, el haber llevado con efectividad la canción cubana a los hogares de nuestro país. Además, muchas personas, de la diáspora cubana y también de otras procedencias han consumido el evento a través de internet.

Los códigos creativos que maneja el equipo de dirección son modernos e internacionales, y eso permite que la canción cubana de estos tiempos llame la atención de miles y que se jerarquice frente otras expresiones musicales.

Por otro lado, considero un acierto el haber presentado al público tanto a compositores como a intérpretes no tan conocidos, pues diversifica la percepción y refresca sobremanera a los medios, saturados de las mismas propuestas musicales.

Otro logro fue el de demostrar, en breve tiempo, que se puede apostar por la buena creación. Con los recursos económicos necesarios y el talento colectivo puesto en funciones, se vio el crecimiento de los artistas en escena y el impacto de esto sobre la recepción del público.

Ha sido una buena muestra de cómo debe funcionar una industria del entretenimiento autosuficiente, procesual y sostenible sin perder su esencia cultural. Y esto se ve, por ejemplo, en la participación de la Banda

Gigante, bajo la dirección de Charlie Gaytán, resultado de un proyecto previo auspiciado por el propio RTV y realizado por el mismo grupo de trabajo.

Ahora, en contra de la reedición del concurso, podría señalar algo que no necesariamente es responsabilidad del propio evento. Las voces seleccionadas para los homenajes fueron, o bien nombres de gran reconocimiento o figuras emergentes muy valoradas por instituciones y públicos en general, así que, en ese sentido, el Guzmán 2019 fue el reflejo de una realidad sonora que tenemos en la isla.

Muchos lo hicieron excelente; otros no estuvieron a la altura y desaprovecharon la oportunidad que el concurso les ofreció.

Algunos han criticado el formato de programa de participación seleccionado; pero, aquí se trata de estar de acuerdo o no con el concepto manejado en esta edición.

Para mí, por ejemplo, que tengo pocas referencias de estos concursos en su génesis, no representó un punto negativo, y desde mi experiencia aprecié cómo cada elemento en escena estaba concebido y justificado de manera intencionada.

–¿Cuál ha sido la parte más difícil en esta tarea?

Lo más difícil para mí, sin dudas, fue cada momento de eliminaciones. Aun sabiendo que todos los compositores e intérpretes tienen como ganancia la visibilidad que les brindó el Guzmán, era duro para todo el jurado cada vez que, por la propia dinámica del concurso, debía abandonar la competencia alguna de las obras.

Se trató de decisiones que tomamos, o valoraciones cuantitativas en la primera etapa, que influyeron sobremanera en la vida de esas personas que lo dieron todo en el escenario.

–¿Cómo valoras la calidad de las presentaciones?

No todas fueron de excelencia. Lo vio y lo apreció también el televidente. Aunque en general se puede decir que se demostró que hay muchas voces interesantes que merecen ser promocionadas.

Una de las ganancias del evento fue cómo la preparación y las exigencias in crescendo a cada cantante hicieron que se espigara la canción en cada presentación. Debo decir que la mayoría de los arreglos y la intervención de la Banda Gigante aportaron mucho al empaque total.

–¿Qué aspectos crees que se puedan mejorar para futuras ediciones?

Creo que este Guzmán 2019 heredó un mecanismo accidentado en la convocatoria y la selección de canciones. Se debe recordar que las propuestas musicales durmieron por tres años aproximadamente hasta que el proyecto cayó en las manos de Manolo Ortega y su gran equipo creativo.

La edición que recién terminó sembró un renovado interés en compositores e intérpretes, lo que debe redundar en la cantidad y calidad de obras aún más competitivas.

El sistema de eliminación ha sido otro tema muy comentado y cuestionado. Reconozco que, de la manera en que se diseñó esta vez, fue muy efectivo para generar reacciones, participación y entretenimiento en los espectadores. Sin embargo, pienso que podrían revisarse diferentes fórmulas para que no salgan de competencia obras de mayor calidad que las que queden. No obstante, dejo esas cuestiones estructurales y conceptuales a los especialistas en la materia.

–¿Quién gana en el Guzmán, la composición o la interpretación?

En el Guzmán gana la canción cubana contemporánea, la música, los músicos y gana el público. Este es un concurso fundamentalmente de composición. Pero la canción no existe hasta que no suena y es percibida; y esto solo es posible con la interpretación.

Las grandes canciones del compositor Adolfo Guzmán lo son también por el hecho de haber sido cantadas por grandes voces.

El público recibe un resultado integrado entre creación, arreglo, interpretación vocal y performance. El impacto emocional, que hace que una obra sea o no recibida con agrado, depende en gran medida de cómo el intérprete entiende y recrea la composición. De modo que es muy difícil dividir un aspecto de otro.

En el análisis valorativo se hace énfasis en letra y música, pero no es válido obviar el rol del intérprete, y, en la práctica, siempre se ha competido cantando, porque es esencial hacer sonar la obra para evaluarla.

En definitiva, lo más importante, a mi modo de ver, es que el Guzmán, como marco social de realización de una parte de lo que hoy se crea en materia de cancionística, ha cumplido su rol.

Ha brindado una alternativa de consumo, elegante, diferente. Ha permitido a muchas personas soñar, unirse, contender...en definitiva, se apropió del poder de la música para hacer que el público cubano, en familia, cada domingo, se volviera canción.

Jurado del concurso. Foto: Concurso Adolfo Guzmán/ Facebook.

Vea el Concurso “Adolfo Guzmán”

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Rafael Ángel dijo:

    Muchas gracias a Cubadebate por traernos a Yianela. Me sentí muy satisfecho con cada comentario suyo en el Guzmán por el rigor, la precisión y el respeto que dispensó a los concursantes. Demostró también cómo la crítica de arte puede ser argumentada desde criterios sólidos. Me atrevería a sugerir su presencia en algún programa de televisión donde se analicen —con la claridad que lo hizo en el concurso— el porqué de la persistencia en el tiempo de canciones como Yolanda, Lágrimas Negras, Tres Palabras y tantas otras.

    • carlosvaradero dijo:

      Me gustó la presencia de Yianela en el concurso, fue como una bocanada de frescura al evento.
      Conocedora de la música, sus comentarios muy atinados y joviales, aportaron al concurso una opinión certera.
      En cuanto al concurso Guzmán, pienso que lo mejor fue haberlo rescatarlo, yo hubiera preferido el concurso como se hacia antes, muy a pesar de la excelente escenografía, las luces y toda esa producción genial que disfrutamos, hubiera preferido disfrutar de las grandes voces de cuba defendiendo las grandes canciones de los ya consagrados compositores de siempre, dígase Rembert Egues, Toni Pinelli, Roberto Novo etc etc.

  • Archi dijo:

    Es raro, rarísimo, encontrar mujeres sumamente atractivas por su físico y feminidad y que a la vez sean talentos realizados del arte o de la ciencia. Yanela es un ejemplar único, dicho sea con todo el respeto que merece. Por cierto, también es de una expresividad exquisita: cuando una canción la conmovia, y conicidia con la cámara hacia ella, nosotros los mortales ya sabíamos lo que pasaría después. Sus opiniones sobre el evento son indudablemente profesionales. Manolo Ortega se supera a sí mismo en cada proyecto nuevo. Cuba necesita que los manolos y las yanelas se multipliquen y ocupen los lugares que les pertenece en el viaje que ha emprendido hacia el progreso.

    • Sergio dijo:

      Que estereotipado y prejuicioso inicio de su comentario,, y cito:

      "Es raro, rarísimo, encontrar mujeres sumamente atractivas por su físico y feminidad y que a la vez sean talentos realizados del arte o de la ciencia"

      Sin comentarios,,,,,,,

      Pero bueno, cada cual es libre de pensar, y expresar, lo que le de la gana.

      Saludos

      • Julio Vidal dijo:

        Archi, efectivamente fue desafortunado el inicio del comentario.

      • Archi dijo:

        Bueno, le parecerá lo que usted quiera, pero sigue siendo raro.

      • Sergio dijo:

        Muy lamentable su comentario, pero le repito, está usted en todo su derecho, incluso en su izquierdo también,

        Saludos,

  • avd dijo:

    Excelente trabajo en el jurado Yianela, te felicito por tus criterios concretos, claros, coherente. Para mí, sí, aportaste mucho a la sociedad en tu función de jurado, pues considero que con tus análisis el pueblo entendió mejor el interior de la música cubana. Y en general, el programa muy bien concebido.

  • Alex dijo:

    Aunque no soy especialista en la materia como televidente aprecié que se hizo un buen concurso, solo criticar que la TV y la radio debieron promocionar más las canciones en concursos y después de terminado este entonces ponerla más en ambos medio de difución para que se conozcan más y dejar de poner tanto reguetenos.

  • anselmo dijo:

    Felicidades Yianela, eres muy inteligente y bella, lo hiciste muy bien, en la entrevista se ve que te da un poco de trabajo identificar lo que no salió tan bien, eso nos pasa casi en todo. Sobre el trabajo del jurado habría que ser un buen especialsita para juzgarlo con objetividad, no es ni por mucho mi caso, pero algo que vi que no me gustó fue el hecho de que casi todos los participantes recibieron elogios del jurado aunque fueran eliminados y eso pedagógicamente no está bien, los que no sabemos de música( la gran mayoría) desearía saber lo que no hizo bien este o aquel otro interprete, ¿ porqué fue eliminado?, ¿ por qué se ha de quedar en secreto para el gran público lo que al jurado no le gusta o considera que no es bueno en alguna canción?, si la producción quizo parecerse a otros programas internacionales de ese corte, no lo logra en este particular donde los jurados son verdaderamente críticos, sin caer claro está en exageraciones ni faltas de respeto. En fin lo que yo pienso que es más correcto decir lo que no es bueno con el mismo énfasis que se dice y se elogia lo bueno, el público merece más respeto, no tenemos porque imaginarnos o tratar de imaginarnos algo cuando el jurado está ahí para hacerlo

  • alexiZ dijo:

    Todo exclusivo ,calidad del jurado ,y emprendedora la labor de Luna Manzanare ,ecenografia estelar y coreografia al estilo Guzman ,y divino recordadr canciones que se han olvidado en el tiempo y la aparición de Xiomara Laugar que fue epoca en su tiempo .Vale la pena

  • Sandra dijo:

    A mí en lo personal me gustó mucho el Guzmán y Yianela muy profesional ! q vengan más eventos del Guzmán !

  • RAULITO dijo:

    Excelente esta especialista de musica,,demostro muchos conocimentos y que apta para cualquier tipo de evento,,Yianela es expectacular..Creo que la propia TV debio darle mas propaganda a esa bellas canciones, incluso aun no se ven en ningun programa..Considero un jurado de lujo..No soy especialista en la materia pero considero el Guzman el evento competitivo de musica de mayor calidada en nuestro pais, los demas quedan en un segundo lugar...Debe realizarce todos ,os años porque gusta mucho al pueblo.

  • Julio Vidal dijo:

    Bien por Yianela. En general el jurado estuvo bien, tuvo una tarea muy, muy difícil. Coincido con Yianela hay que evitar eliminar desde el principio canciones que después resultan mejor que otras que se quedan.

  • Nadieska dijo:

    Sin dudas adoré el Guzmán 2019!!!. Espectacular la cantante Luna Manzanares en la especie de teatro musical de inicio de cada programa. A mi juicio de los integrantes del jurado la más elocuente en sus criterios y comentarios fue Yianela.Agradecería su presencia en otros programas televisivos.

  • JMM dijo:

    Lo verdaderamente raro es que aún se hable del Guzmán...queramos o no, sin penas ni glorias. Quizas el próximo sea con menos fanfarreas, y resulte un verdadero suceso cultural,de mayor arraigo popular.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Thalía Fuentes Puebla

Thalía Fuentes Puebla

Periodista de Cubadebate. Licenciada en Periodismo por la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana (2019). Contactos: thalia@cubadebate.cu. En Twitter: @ThalyFuentes

Vea también