Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Marcos Rubio: Un hijo americano

| 32 |

Marcos Rubio. Foto: BBC.

Tras la derrota en sus aspiraciones presidenciales de 2016, parecía que Marco Rubio pasaría a ser uno más en el baúl de los fracasados políticos republicanos. El amante de los nada mesurados  “foam parties” de la gay South Beach, en Miami acabada de perder la nominación del Partido Republicano frente a Donald Trump, quien después resultó electo presidente y el mimético senador se reconcilió con él después de haberlo denostado hasta el cansancio durante la puja electoral.

Como ave fénix resurgió de sus cenizas el senador por Florida, quien ya se encuentra tejiendo en este momento su próximo lanzamiento como candidato a la Oficina Oval de la Casa Blanca en los comicios del 2020 y se enfoca en explotar dos vetas para escalar: Venezuela y Cuba

Se trata de la joven estrella de los republicanos, quien para descollar falseó su origen cubano al autocalificarse, junto a su familia, como “víctima” de la Revolución cubana, así pretendía encajar en el electorado floridano. Cambió en dos ocasiones la versión sobre la llegada de sus padres a Estados Unidos. Primero, dijo que lo habían hecho como “exiliados tras la caída de la dictadura”, esta adaptación de la verdad fue desmentida por amigos de la familia quienes recordaron que el padre de Rubio compraba “Bonos del 26 de Julio”, una práctica común de los emigrados económicos cubanos para financiar la lucha contra el dictador Fulgencio Batista. Después rectificó y dijo que esto había ocurrido en 1956.

La fábula fabricada de su vida cuenta, que de niño Marco Rubio le decía a su abuelo, un exiliado cubano, que algún día derrocaría a Fidel Castro y sería presidente de Cuba. Hoy, a los 47 años, su ambición sigue siendo voraz: quiere ser el primer presidente latino de los Estados Unidos. Nació en Miami en mayo de 1971, hijo de un matrimonio cubano que abandonó la Isla quince años antes para escapar de la pobreza de la Cuba pre revolucionaria. Algunos años después del triunfo revolucionario en 1959, su familia decidió no regresar más a la Isla, un país que el senador republicano nunca ha visitado, ni conoce, pero le sirve a sus ambiciones y lo ha convertido en bandera de su carrera política. Es un tema “gancho”, dirían sus asesores.

Hijo de un barman y una mucama, Rubio creció en la ciudad de Miami, pero pasó cinco años en Las Vegas, donde la familia se convirtió a la religión mormona, antes de regresar luego al catolicismo. Él, es inconsistente en el tema de la fe, tiene sus crisis, va con su esposa Jeanette y sus cuatro hijos a misa, pero escucha desde la adolescencia al rapero Grandmaster Flash, del cual es devoto.

Sus “fans” más cercanos dicen que Rubio, en apariencias, tiene todo para agradar: una sonrisa seductiva, es apuesto, de modales finos, excelente orador bilingüe, a pesar de tener un ritmo desenfrenado y una impaciencia a veces visible y nerviosa.

Fue seguidor del senador Edward Kennedy, un ícono de los demócratas, antes de quedar obnubilado del otrora actor de películas del oeste norteamericano y después presidente republicano Ronald Reagan. Oportunista desde la cuna bebió de ambos partidos y se quedó con los elefantes. Este proceder es habitual en los políticos estadounidenses de origen cubano. Lincoln Díaz-Balart, por ejemplo, siempre fue un fracasado mientras estuvo en la carpa de los burros demócratas, se pasó a los republicanos y floreció en una política donde todo se vale.

El refinado Rubio, dos años después de graduarse como abogado, fue electo, en 1998, al consejo municipal de la ciudad de West Miami. Un año más tarde, llegó a la cámara de Representantes de Florida, que presidió de 2006 a 2008. Emergió en el 2010 durante su  elección al Senado y sobre la ola envolvente del movimiento conservador Tea Party.

En el 2012, el joven político, fue agasajado por el semanario Miami New Times, que le dedicó un artículo al libro de autopromoción que acababa de publicar Rubio, con el sugestivo título de An American Son – Un hijo americano –, donde narraba vivencias íntimas de su vida, incluidos ciertos pecados de juventud.

Su madurez política transcurre lenta y tardía, su carácter punitivo así lo demuestra. Se empecinó en retrasar la aprobación de la funcionaria Roberta Jacobson como embajadora de Estados Unidos en México, su motivación fue turbia y punzante, debido a que esta funcionaria había presidido gran parte de las negociaciones que terminaron el 17 de diciembre de 2014 en el anuncio del restablecimiento de las relaciones con Cuba, y este servicio debía ser castigado. Fijó, además, como condición que el Senado estadunidense endureciera las sanciones contra Venezuela, lo cual ha logrado, a cambio de aprobar la designación de la señora, que solo se logró en el 2016.

El ahora activo militante del lobby anti-cubano, está asociado con otros políticos de origen cubano como chillona ex representante federal republicana Ileana Ros-Lethinen y el presunto corrupto senador demócrata por Nueva Jersey, Robert Menendez. Con la primera lo enlaza algunos de sus revelados deslices de juventud, como narra el autor del artículo del Miami New Times Kyle Munzenrieder, quien dejaba ver cómo el flamante líder conservador relataba, paradójicamente, que siendo un farandulero de la línea dura frecuentó las controvertidas “fiestas de espuma”, de la célebre playa de South Beach, conocida por sus desenfrenos y disipados bares.

Tan marcada era su adicción por esas fiestas, que el hoy senador escribe en sus memorias, que una noche, su ahora esposa, Jeanette, le auguró que la relación terminaría si él continuaba asistiendo a esos encuentros disolutos. Él, fue de todos modos y recrea en sus memorias esa experiencia, recuerda como la espuma “bajaba del techo” y sus zapatos pasaron de negro a blanco. El devoto revive que era un ambiente desenfrenado donde los partícipes se animaban a resbalar, deslizarse  y a bailar en trajes de baño o ropa interior en una piscina gigante colmada de copiosas burbujas.

En este mismo libro, Rubio, quien se declara como un austero convencido, con enraizadas creencias religiosas conservadoras, revela cómo alcanzó una hazaña etílica, que ahora sería incompatible con su prístina nueva imagen enrumbada hacia la Casa Blanca. En el texto se extiende en narrar sus habilidades en las maniobras políticas, que sirvieron a su carrera, inspirado más por el poder que por las ideas.

Cuenta como se intoxicó con alcohol al punto de estar totalmente borracho fuera de control y haber vomitado sobre quien, entonces, le enseñaba a convertirse en prometedor carismático líder del relevo republicano.

El suceso aconteció así: Era después de una asamblea a favor de Robert Bob Dole en New Hampshire. En el vuelo de regreso a Miami, el inmaculado senador floridano, participó en un “concurso de vodka” que terminó en el regazo de su entrañable Ileanita Ros-Lehtinen.

“Me di cuenta que no podía más (con el vodka)”, escribe. “Yo iba a vomitar a la vista de algunos de los republicanos más destacados en la Florida”. “La congresista Ileana Ros-Lehtinen estaba sentada a mi derecha. A mi izquierda se encontraba un organizador político voluntario muy conocido y prestigioso. Me quedaba vomitar sobre una congresista o sobre un compañero voluntario. Elegí a la congresista”. Todos reímos menos ella”.

Este no fue el único pasaje del joven travieso aspirante a suceder a Donald J. Trump, ha tenido sus devaneos políticos como el que protagonizó al exhortar, con firmeza, en un discurso pronunciado ante académicos de la Universidad Católica de América, a la “tolerancia” con  aquellos que son intolerantes hacia el matrimonio gay. Su dislate quedó así, ante los aprensivos religiosos: “Hoy en día hay una creciente intolerancia en este tema, la intolerancia para   aquellos que siguen apoyando el matrimonio tradicional”.

El senador Rubio, lideró un fracasado proyecto de reforma migratoria, después ha tratado reconstruir el apoyo perdido entre los conservadores. El sistema político estadounidense es tan dúctil que tolera que un seguidor de los “foam parties” y los concursos de vodka en aeronaves puede convertirse en un puritano emérito, libre de todo pecado por obra y gestión de sus patrocinadores y encuestadores. El pueblo estadounidense no ha tenido suerte, ahora Trump y en la canasta próxima un disoluto Rubio. Que Dios los libre de semejante presidente.

(Tomado de Resumen Latinoamericano)

Se han publicado 32 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Elpidio dijo:

    Más bien se debería titular este artículo «Marcos Rubio Un Hijo de PERRA», con el perdón de su progenitora que tal vez no tenga la culpa que su hijo sea tan malvado, pues lo que hace en contra de Cuba y de Venezuela es cinismo, ya que afecta directamente a millones de seres humanos. El bloqueo económico y la Piratería contra las finanzas de los países para poder adquirir medicamentos y alimentos es un Acto Genocida, el propio pueblo de los EU se dará cuenta de eso y no dejará que este Verdugo avance en la Política.

  • kendal dijo:

    Eres un DOG

  • sachiel dijo:

    «en apariencias, tiene todo para agradar: una sonrisa seductiva, es apuesto, de modales finos, excelente orador bilingüe, a pesar de tener un ritmo desenfrenado y una impaciencia a veces visible y nerviosa…»vaya, mejor descripción del Lucifer de la serie de la Tv no podia ser, aunque este si es un hijito del Diablo hecho y derecho, con tanta roña que le tiene a una Cuba que no conoce. Y de religión mormona, ja… pero sí muy franco en lo que ha hecho, al igual que Pompeo..

  • Godual dijo:

    Marcos Rubio: Un hijo de p…, ese debiera ser el titular, complete usted la palabra, hay varias opciones.

  • Jimeno Beltrán dijo:

    A esta edad ya la vista traiciona. Cuando pasé la vista donde aparece el título del libro autobiográfico de este esperpento lo que leí fue A son of… ya saben. No se puede publicar la palabra exacta.

  • OJ.Martinez. dijo:

    Realmente me da asco de sólo verle la cara a éste mal nacido cubano, hace unos días oí una anécdota de unos cubanos que fueron a la casa de éste y el odio que sintieron al estar allí, lo cierto es que el que de verdad ama su tierra no puede sentir otra cosa por éste señor.
    Gracias.

  • marinero dijo:

    Que la seguridad cubana le descubra sus ¨cositas malas ¨para despues desmoralizarlo.

  • Eddy dijo:

    Marcos Rubio, tú naciste para la derrota,en tu léxico no existe la palabra victoria,siempre serás lo que has sido toda tu vida, un mercenario y lame botas de los pudientes en USA.ESTAS CONDENADO AL FRACASO POR MUCHA MIER….. QUE HABLES DE CUBA

  • Yo dijo:

    Espero que Dios nos proteja de semejante diablo.

  • YAMILA dijo:

    El sistema político estadounidense está realmente decandente. Trump le ha puesto la tapa.

  • R PONS dijo:

    BD: MARCO RUBIO UN HP AMERICANO SERIA MEJOR, NO POR SU MADRE, PERO SI POR SUS ACTOS, LA AMBICION DE ESTE TIPO NO TIENE LIMITES Y RATAS COMO ESTAS HACEN HASTA LO IMPOSIBLE PARA LOGRAR SUS PROPOSITOS, POBRE DEL PUEBLO DE EE.UU SI LO ELIGEN DE PRESIDENTE, ESTE NO TIENE FRONTERAS, NO PARARA EN SU EMPEÑO AUNQUE TENGA QUE CLAVARLE UN PUÑAL POR LA ESPALDA HASTA EL MISMISIMO TRUMP, PARA ESTE NO HAY PRINCIPIOS EN SU POLITICA TODO VALE, OJALA NO COMETAN EL MISMO ERROR QUE CON TRUMP DEJANDOSE ENGAÑAR Y VOTANDO POR EL….. GRACIAS

  • luis Raimund dijo:

    Una satisfacción al leer este artículo sobre Marcos Rubio. Hasta hoy me mortificaba que este lastre social naciera en CUBA. Es norteamericano. Este anticubano desde la cuna es un ejemplar mas de la fauna de valores y etica que enseña aquella sociedad y que individualmente cada uno degenera. Pertenece al corral de los incapaces de Trump, sedientos de dinero y agresion a nuestro pueblo que no es el de él. Que Trump, lo acompañe.

  • Yordani. dijo:

    Mi definición personal sobre este personaje: GRAN MEDIOCRE, ÁVIDO DE PODER Y OPROBIO DEL QUE SE SIENTA VERDADERAMENTE CUBANO.

  • Otelo dijo:

    Cómo dicen los mismos Democratas y Republicanos, Pero Más actualizado: «Un Joven-Viejo, Con Malas, Obtusas y ContraPoducentes Ideas» !!!!.

  • jorge Luis dijo:

    QUE PODEMOS ESPERAR PARA CUBA SI ESA CAMARALLA LOGRARA SUS OBJETIVOS ambiciosos de gobernarla

  • sasy dijo:

    Yo diría, hijo de un vientre putrefacto, porque ni del vientre de los animales salen estos tipos de hijos, sus propios hermanos americanos como dice él lo haran despertar de su sueño, que recuerde que no lleva sangre americana y a los traidores se les paga con la misma moneda

  • Heem Gondes dijo:

    Fe de erratas….. Periodista : realmente es NARCO RUBIO..!!!!!

    En realidad este individuo es un engendro diabólico de la sucia política que se práctica en los Esclavos Unidos, perdón, quise decir : en los Estados Unidos…..!!!!!!!

  • Raul Leon dijo:

    En la memoria politica de EU con la honrrosa execcion de LIncon, no ha existido un presidente que haya realizado su geston de Gobierno en buena vecindad con el resto del mundo. En el caso Cuba solo Obama al final de su periodo cambio la estrategia aunque con un mismo fin. Hoy Trump y manana Marco Rubio u otro, todos mantendran la misma politica porque quien gobierna y gobernara es el complejo militar industrial, por lo que no importa el curriculum del aspiante si conviene a los grandes de ese complejo.

  • En plata cubana dijo:

    Marcos Rubio: Un hijo americano….
    yo me quedo con Marcos Rubio: Un hijo de @$#!@^&*%$##
    ojala me publiquen….este es un enfermo, fascista, anticubano, es de lo peor!!!!!!!!

  • Humberto dijo:

    ¿Un hijo? sera un hijo de la gran ………………

  • julio pérez dijo:

    Es Marco, no Marcos

  • sclqvamts dijo:

    Elpidio, mi hermano, yo esto seguro que una perra tiene mejor vientre que la madre que lo pario y va a protestar por parir ese inutil, entonces digamos en voz alta—que viva la perra–

  • Adriano dijo:

    Un hijo de p… americano.

  • Fernando dijo:

    Señores, Marco Rubio no es cubano, nació en Estados Unidos.
    Aquí hay muchos que lo quieren hacer cubano a la fuerza.

  • john Kirsigal dijo:

    Realmente ojala alguien nos proteja de semejante cosa que
    este individuo salga Presidente de USA.
    Si usted lee su biografia que cada vez que se va a postular
    para algo la revisan y la arreglan.
    Ha tenido la bota suya contra el pueblo Cubano durante la
    administracion que existe hoy en USA,el de las ideas y
    realizacion de ataques como los sonicos ,retener la designacion
    de embajador americano en la Habana,creador de las sanciones
    y el fortalecimiento del bloqueo contra Cuba,la aplicacion de la ley
    extraterritorial,del no acuerdo de las grandes ligas,el no comercio
    obstruyendo las licencias al respecto,amigo intimo del que es hoy
    Jefe dle Departamento de Estado, planificando en la CIA los ataques
    contra Cuba,esta en contra de todas las remesas y los viajes a Cuba
    gestiono para que el Presidente actual no suprimiera parte del dinero
    que tenia asignado para los ataques a Cuba y la llamada radio tv Marti,
    Conclusiones
    Podria decir mas cosas ojala el Diablo se lo lleve.
    Gracias

  • Compatriota dijo:

    Sin palabras. Salvando las distancias, sería como Calígula en el siglo XXI pero más malvado y más tenebroso.

  • Abel Ernesto dijo:

    Para escribir de este tipo cuesta ordenar las ideas.
    Su libro probablemente le evite que otro lo haga por él con el correspondiente daño a su imagen que provocaría.
    Hace poco, un conocido cubano que vive en la Florida me comentó que Marcos Rubio es despreciado por la mayoría de los emigrados cubanos pero me aclaró que yo no entendería nunca como es posible que ese personaje fuera representante de un estado de emigrados, que así era EUA.
    Este cabrón es de los que ha asesorado y presionado a Trump (recuerden que presidía una comisión que investigaba al Presidente) para que arremeta contra Cuba, Venezuela y Nicaragua y por esa razón será uno de los protagonistas, del bando del mal, de la derrota de esa política hostíl. No tiene pretigio, ni méritos, ni personalidad, ni moral, ni autoridad para dirigir en Cuba. Opino que su carrera política comienza ya a declinar.

  • El combatiente dijo:

    No aprende de la historia y valentia de los cubanos, cada vez que leo un articulo sobre lo que hizo, hace o pretende hacer me da repugnancia y a la vez risa de lo absurdo de sus ideas al tiempo que reafrimo mi desprecio por él y los que como él piensan de Cuba, Venezuela y el resto de los paises que luchan por un mundo mejor.
    Es un perro rabioso, frustrado y vendido al mejor postor, con el objetivo de susbsistir, a costa de los demás, se merece lo peor que pueda existir en el mundo para que sufra como a hecho con los demás y que termine en la miseria y despreciado como otros que han servido a los Estados Unidos y cuando no sirven los desechan.
    Pasara a la historia por su furibunda posición en contra de los pueblos dignos y honestos que luchan contra el capitalismo y el imperialismo opresor

  • Jorge Rojas dijo:

    Así son, hipócritas en público y en privado…son las peores

  • Gloria Alicia León Martínez dijo:

    Es peor que Trump y eso es difícil de superar.

Se han publicado 32 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

José Luis Méndez Méndez

José Luis Méndez Méndez

Escritor y profesor universitario. Es el autor, entre otros, del libro “Bajo las alas del Cóndor”, «La Operación Cóndor contra Cuba» y «Demócratas en la Casa Blanca y el terrorismo contra Cuba». Es colaborador de Cubadebate.

Vea también