Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

El naufragio de Leopoldo López abre paso a la opción militar en Venezuela

| 14

Leopoldo López ha supuesto un problema para la diplomacia española y describe el estado actual de la operación de cambio de régimen. Foto: AP.

La estampa inicial del fallido intento de golpe de Estado en Venezuela el pasado 30 de abril, tuvo los rostros de Juan Guaidó y Leopoldo López como relato y preludio de una jornada que les resultaría catastrófica.

Apenas despuntaba el sol, pero a ambos dirigentes los abordaba el ocaso. Su plan insurreccional se había adelantado ante la alta posibilidad de que a esas horas ya estaba develado para las autoridades venezolanas. Jugaron posición adelantada, pero aspirando que sectores de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) los apoyarían.

La trama de un golpe “mediocre” y fallido

Un grupo reducido de militares toman una avenida del este de Caracas. Foto: Misión Verdad.

Las palabras del Presidente Nicolás Maduro luego de los eventos fueron enfáticas: “¡Pongo alerta a todo el pueblo y la FANB! En los próximos días mostraré las pruebas de quien conspiró, como conspiró y quien traicionó. ¡Para que el pueblo sepa quienes son los traidores y que la justicia haga su parte!”, exclamó.

Desde fuentes como The New York Times, The Washington Post y la BBC, surgieron especulaciones sobre “lo que salió mal” en la intentona, coincidiendo en que en efecto dentro de la FANB habían oficiales conspirando, no sólo dando como ciertas las sentencias del presidente Maduro, sino también aludiendo a la posibilidad de que el desmantelamiento del golpe ya estaba en marcha desde el mismo momento en que la trama de conspiración fue emprendida.

Guaidó y López se adelantaron, teniendo conocimiento de que su golpe estaba sedimentándose y que Guaidó probablemente sería capturado.

La posibilidad de agentes dobles actuando a favor del gobierno legítimo es alta, como también el hecho de que la aventura emprendida por Guaidó y López se basó en la aspiración de que serían acompañados en un “todo o nada” por sectores castrenses en una operación marcada por la ausencia direccionalidad, sin cohesión y sin claridad sobre quien apoyaba a quien.

A fin de cuentas, no apareció el apoyo. No se sabe si con quienes contaban en realidad estuvieron siempre con ellos, no se sabe quiénes permanecieron ocultos, ni quienes recularon.

Ambos dirigentes terminaron en una solitaria escena en un puente de una autopista, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, calificó la intentona de “mediocre” y al día siguiente, Elliott Abrams, experto en golpes de Estado y guerras irregulares en Centroamérica, tuvo una penosa presentación admitiendo que quienes habían conspirado contra Maduro “habían apagado sus celulares”.

El asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton y el mismo Abrams, haciendo contraloría de daños, acudieron a la intriga y a señalamientos, como que el mismo Padrino depondría a Maduro por solicitud de Washington, hundiendo su narrativa de conspiración en el bulo, la exteriorización de culpas e incongruentes negaciones de la participación de ese gobierno en la operación.

Leopoldo López, quien es sin dudas el principal activo de Washington en Caracas, fue en la trama de este golpe fallido una carta jugada a destiempo y con un agotamiento instantáneo. Violó su arresto domiciliario, es ahora solicitado por la justicia venezolana y en estas horas es “huésped” en la Embajada española en el país. De Guaidó, solo se sabe que es un “presidente interino” prófugo de la justicia venezolana.

Leopoldo López como artífice y aspirante

De la biografía de Leopoldo López muchos quieren borrar varios episodios. Foto: Reuters.

Parece demostrado por los eventos e la política en Venezuela, que los espasmos del partido Voluntad Popular (VP), -la organización de López- han servido para degradar a la oposición venezolana mediante una irrupción de sus dirigentes, para luego abalanzarse sobre la violencia política, los intentos de golpe de Estado y el empuje de todo el antichavismo hacia atajos sin salida.

No es una exageración decirlo, si recordamos que durante los años 2014 y 2017, así como este 2019, toda vez que “el ala dura” de la oposición venezolana toma las riendas, el resultado termina siendo catastrófico para todo el antichavismo. La situación no podía ser menor este 2019 cuando VP asumiría la presidencia del parlamento y se procede entonces a la fabricación de Juan Guaidó como figura de un gobierno portátil.

Sin embargo, Guaidó no es el elemento de importancia en esta trama. Para efectos del frente interno venezolano lo es en realidad Leopoldo López.

Ha sido el favorito de Washington durante años para establecer una interlocución y relaciones de obediencia a la política estratégica de ese país en su agenda destituyente en Venezuela. Es sin dudas un agente y operador determinado a hacerse del poder en Venezuela y en las últimas instancias ha fungido como manejador en Caracas del mismo Guaidó, quien para efectos de esta coyuntura y en lo sucesivo es y será un artículo sumamente prescindible.

Desde su situación de “huésped” en la embajada de España en Caracas, López se dirigió a la prensa y afirmó que durante “tres semanas” estuvo reuniéndose en su casa con “comandantes, generales, componentes de cuerpos policiales, para lograr el cese de la usurpación”.

La colaboración en el golpe de factores del servicio de inteligencia venezolana (SEBIN), responsables del reguardo de López, habrían facilitado esas reuniones (o a estas alturas, no se sabe si las toleraron para desmantelar la operación). En todo caso, López asume la autoría de la trama de conspiración, indicando que “no se van a detener” y que “va a venir más movimientos en el sector militar”.

En teoría, el esquema de Washington para Venezuela pasaría por la ruptura del gobierno venezolano y el desmantelamiento de sus instituciones mediante una transición creada por vías del golpe o la posibilidad de una intervención militar. En el escenario del desplazamiento forzoso del chavismo, tendría lugar la formación de un gobierno mediante “elecciones libres”, para las cuales López sería un aspirante.

Y he ahí que el nivel de compromiso de López con la ejecución del desmantelamiento del chavismo en Venezuela, pasa no sólo por su rol de mandadero, sino por su más profunda aspiración personal. Una deriva auspiciada por su propio ego y un absurdo sentido de “predestinación” que germinó en las entrañas de su condición de hijo privilegiado de la élite venezolana.

La deriva política de López

Tristeza: Guaidó y Leopoldo López tras el frustrado golpe de estado.

El desgaste instantáneo de López y Guaidó deja a la deriva la agenda destituyente contra el chavismo y las instituciones venezolanas y su ejecución desde adentro.

La oposición queda ahora sin una direccionalidad política y hasta la directiva del parlamento queda desmembrada con la aparición de Edgar Zambrano en el Distribuidor Altamira, el cual pasa a ser ahora un inmenso monumento al fracaso del antichavismo. Ello hace suponer que la direccionalidad de la conspiración recae en su instrumentalización y ejecución desde EE.UU. ahora de manera casi exclusiva.

Son indecibles los destinos que tendrá el apoyo opositor a las convocatorias del antichavismo, ahora, que se agotan vertiginosamente y que hoy tienen a su principal convocante prófugo de la justicia.

De hecho, la estampa de Guaidó en la noche del 30 de abril, llamando a la calle y anunciando la continuidad de un golpe militar clásico que ya no era creíble, venía con una imagen de José Antonio Páez en su mesa, rememorando los tiempos de La Cosiata y la traición a Bolívar disolviendo la Gran Colombia. Los oprobios históricos no dejan de sorprendernos, ni tampoco les falta el cinismo.

Pero la tragedia pesa más fuerte en los hombros de Leopoldo López. Su deriva comenzó en Altamira y estuvo de paso por Chacaíto, con un golpe que sabía fallido a cuestas. Tal vez a esas horas algunos de sus contactos, -como le pasó a Abrams- tampoco le atendían el teléfono. Fue a la Embajada chilena, pero ya había allí otro habitante prófugo, Freddy Guevara, su anterior operador político. Absurdamente se retira de allí “por razones personales” dijo el canciller chileno Roberto Ampuero.

Quizás a esas horas López era una “papa caliente” o un indeseable. A esas horas tal vez más que nunca era oportuno el desalojo que se había producido semanas antes de la sede de la embajada estadounidense en Caracas y López tuvo que irse a la embajada española, para convertirse en un problema de Estado para ese país, apelando a su nacionalidad ibérica por ascendencia.

A un par de días luego de la llegada de López a esa embajada, el gobierno de ese país declaraba que todavía “analizaba” las condiciones legales del caso.

Algo que es sabido, es absurdo, pues en ese cuerpo diplomático hay pleno conocimiento de la Convención de Viena y otorgar o no un asilo puede resultar mediante una decisión instantánea. López se declara “huésped” y que no ha solicitado el asilo. Ha dicho que permanecerá allí durante semanas hasta que ocurra “el cese de la usurpación”. El chiste se cuenta solo.

El embajador español se reúne con el Canciller venezolano Jorge Arreaza y aunque declaran que no contemplan entregar a López a la justicia venezolana, esperan que “la situación no afecte las relaciones entre ambos países (fijémonos en el detalle de que para ese caso no hay “usurpación”).

El canciller Borrel afirmó a nombre de Madrid que las actividades políticas de López serán controladas y que “no permitirán que su sede sea empleada para el activismo político”.

Inhabilitado y con pocas probabilidades de maniobra, el destino del ahora “huésped” Leopoldo López es indecible y se cierra un breve y estruendoso capítulo que resultó en el desmantelamiento de la gendarmería local del gobierno estadounidense en Venezuela.

El destino de esta trama, no se decidirá en Caracas sino en Washington, que es desde donde siempre se ha orquestado. Situación que reafirma la posición de inutilidad e irrelevancia del antichavismo local.

Durante la tarde del viernes, a tres días luego de la intentona, luego de días de amenazas y alardes, Donald Trump declara haber conversado con Vladimir Putin y hace un cambio de discurso con respecto al tema de Venezuela.

La “prudencia” con respecto a la acción militar aparece como palabra clave, pero también revela la desconfianza que tiene sobre sus servicios de inteligencia y la poca confiabilidad de la información con la que disponían al respecto de los recientes eventos en Venezuela. O al menos así fue filtrado por la cadena CNÑ. ¿Será despedido de su cargo John Bolton? No lo sabemos.

La dirigencia de la oposición venezolana, caracterizada por su mediocridad transversal, con acumulada experiencia viviendo como acomodados políticos profesionales a expensas de la elite económica nacional para su perenne labor destituyente del chavismo en más de 20 años, es probable, que haya embaucado también al propio gobierno estadounidense.

De esa manera puede medirse el desplazamiento que han tenido al extranjero en los últimos años en medio de una disputa interna para capitanear la vocería local de la Casa Blanca.

Probablemente prometiendo “villas y castillos”. Probablemente prometiendo mandos militares, alardeando de capacidades que no tienen y cacareando una posibilidad de golpe instantáneo, fugaz y efectivo, situación que pudo haber ocurrido al unísono de su acción de rapiña sobre los bienes y cuentas venezolanas que EE.UU. confiscó desde enero de este año.

Para Washington la tragedia comienza a ser grande, pues pese a sus propias capacidades, el desarrollo de la agenda contra Venezuela tendrá (como hoy lo tiene) un destino incierto si no hay las capacidades de los factores locales para operar e instrumentalizar sus decisiones.

(Tomado de Misión Verdad)

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos M dijo:

    Excelente análisis,

  • CDMF dijo:

    Excelente artículo.

  • Jose R. Oro dijo:

    Me gusta mucho el artículo de Franco Velma, de punta a cabo. Hay algunas cosas que muy comedidamente me gustaría añadir:
    1. Defensa y economía. Al igual que en Cuba, pero con más énfasis en la defensa naturalmente. Mas que desarrollo económico, hoy hace falta que países amigos como Rusia, China, Irán, Mexico entre otros envíen cierta cantidad de ayuda económica (esencialmente alimentos) digo “Mas que desarrollo económico” por el marco temporal que es breve e inmediatos, los próximos dos o tres meses son decisivos, y naturalmente sin perder un minuto en desarrollar la economía.
    2. La opiniones mencionadas durante la conversación telefónica Trump – Putin, como la “prudencia” con respecto a la acción militar contra Venezuela, es un tanto ambivalente y hay que tomarla con mucho cuidado, dado el desapego a la verdad de los Trump – Bolton y pandilla, quienes lo menos que tienen es inclinación a la “prudencia”. La participación de militares colombianos o brasileños en tal agresión está muy, pero muy lejos de estar segura, y el rechazo del grupo de Lima a una invasión es un severo revés.
    3. La “oposición” anti – chavista esta fracturada y la entrada de López en la embajada de España le resta mucho prestigio, por supuesto. El que haya una cantidad muy grande de pueblo molesto por las carencias, mucha gente que cree en que hay mucha corrupción y robo dentro del gobierno y que esa es la causa real del desabastecimiento, es un logro que ha obtenido la poderosa “canalla mediática” fuertemente unida contra Venezuela, con un nivel de intensidad, rabia y mentiras realmente brutal. Pero no tienen un líder que valga, ni una unidad alrededor de Guaidó, ni siquiera eso. Si hubieran elecciones adelantadas, el PSUV ganaría por tener el apoyo de una considerable parte del pueblo y por la fracturación de la “oposición”.
    Creo que Franco Velma nos ha dado una veraz información de primera mano. Las dos opciones que tiene Trump es o acudir a una opción militar de impacto terrible de todo tipo, o seguir diciendo que confía en las fantasías, mentiras y exageraciones que les proporcionan los mesías de la oposición, a los que los servicios chavistas de inteligencia tienen penetrados hasta el «collín», y los han desinformados para que trataran un “golpe prematuro” como el del pasado 30 de abril. Bolton también padece de creerse todo lo que le conviene, por lo cual si Trump quiere tener mejor y más real información, sobre cualquier cosa, no solo Venezuela, debiera cesantearlo de inmediato.

  • Paula Gómez crespo dijo:

    Frustración total. No escarmientan.

  • Carlos dijo:

    Tarde o temprano la razon se impondra.

  • Jorge dijo:

    Excelente análisis. O Bolton y Abrams “vuelan” o Trimp es más incapaz de lo que suponía!

  • Prudencio dijo:

    PAYASOS

  • Compatriota dijo:

    Muy buen artículo. Misión Verdad se ha convertido en un adalid de la verdad desenmascarando a los personajes tenebrosos y esclareciendo hechos. Viva Venezuela!! Viva Cuba Libre!!

  • Alejandro Magno dijo:

    Genial este artículo para comprender la dinámica venezolana y la «otra guerra» tras bambalinas.

  • whitebat dijo:

    Es muy improbable que los norteamericanos intervengan con tropas en este asunto, a no ser alguna provocación intolerable, por ello Maduro se muestra muy cauto con respecto a Guaidó. La situación esta estancada entre el gobierno y la asamblea, creo que la resolución del conflicto depende de las conversaciones de Rusia y Norteamérica, lo cual hace prever que la salida del conflicto sea un arbitraje, una solución de consenso. El ejército por otra parte no se opondrá a una solución que sea justa y con respeto a la constitución.

  • mercedez dijo:

    VENEZUELA TIENE POSIBILIDADES DE SALIR DE LA CRISIS ,APLICAR EL INGENIO HUMANO , PEQUEÑAS EMPRESAS EN MANOS DE LOS TRABJADORES COMO EL BOLIVIA Y MIRA COMO VAN SU PIB EL MAS ALTO , CORREA TRAZO AREAS ESTRATEGICAS DE DASARROLLO Y AGUANTO EL BLOQUE , CUBA A PLICADO MUCHO INGENIO Y ASI HAY EJEMPLOS

  • Tron dijo:

    Creo que hay que estar preparado para una posible invacion norteamericana a Venezuela pues a los gringos solo le quedan dos opciones el dialogo o la intervencion directa y para que seleccionen el dialogo hay que disuadirlos que es su mejor opcion pero para ello deben de saber que de darse la intervecion directa su territorio sera comprometido y muchas personas inocentes pereceran ademas de las bajas que recibiran por la agresion, por que negociaron con Korea del Norte ?, una cosa es la retorica y otra cosa es las posibles consecuencias de una agresion y su repercusion a nivel mundial hay que hacerles ver a los gringos que de darse la agresion «ardera Troya en America» y no solo en el Sur Tambien en el Norte ese es el unico modo en que ellos comprenderan que el dialogo es la mejor opción y a los traidores a la patria aliados a los yanquis los fusilos haciendole un juicio sumarisimo, muerto el perro se acaba la rabia.

    • Ana dijo:

      Es que los gringos no tienen que dialogar ni invadir Venezuela, solo se tienen salir y no meterse en los problemas de los venezolanos.

  • rccc dijo:

    cuanto toque el turno a escribir la historia de estos tiempos en los archivos de MISIÓN VERDAD los estudiosos hallarán las fuentes más claras y mejor contadas de momentos claves de los tormentosos tiempos que a estas generaciones de hoy nos han tocado vivir.
    Este análisis que nos brinda hoy es tan de excelente factura como todos los anteriores. ES SIMPLEMENTE UN INSTRUMENTO EFECTIVISIMO EN PULVERIZAR FAKE NEWS DE MODA Y QUE LA GENTE SEPA LOS ACONTECIMEINTOS CON SUS PIES AFINCADOS EN LA TIERRA.
    El Bolton tiene un empuje increíble; diríase: “multidimensional”. Ni él mismo sabía cuán capaz es su mente combinada con su ego de producir barbaridades que son esencialmente “inseguridades”.
    Incuestionablemente se ha ido develando no ya como el jefe de un ente que impone INSEGURIDAD no solo a los países o regiones para los que se pone, sino a su propio país (aunque él se crea lo contrario o no se dé cuenta) y cada paso que da, evidencia hacer más “inseguro al planeta completo”. En su matraca contra Venezuela, Nicaragua y Cuba con el propósito de desaparecer “la amenaza del malvado comunismo” ya anda por las nubes y se configura como candidato fuerte a ser designado como JEFE DE INSEGURIDAD DE TODA LA VÍA LÁCTEA. El tipo es algo así como un “agujero negro” y ya ahora le saca un trecho largo al Narcorubio. Con la euforia del título III están al dejarse caer con alguna nueva de sus increíbles barbaridades. Las imágenes que se ven de este personaje hacen que a uno se le represente la baraja de la solterona sobre todo cuando espeta su lema: All option are on the table.
    Ya empieza a sentirse más el hedor a cadáveres políticos en el ambiente.

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también