Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

El que juega con fuego: breve panorámica de los accidentes con fuegos artificiales

Por: Lázaro Arias
En este artículo: Accidente, Bomberos, Incendio, Remedios, Salud, Sociedad
| 92 |

No habían pasado siete noches desde el trágico accidente en Remedios, y ya destellaban secuelas de la negligencia y del descontrol de las autoridades, con nuevos heridos a causa de explosiones pirotécnicas en el parrandero pueblo de Zulueta.

A la vista de varios testigos resultó un incidente muy similar al del 24 de diciembre de 2017, pero casi obviado por los medios de prensa provinciales. Además, minimizado el hecho de que ocurrieran en el mismo municipio.

Como todo parrandero conoce, los barrios de diferentes poblados establecen alianzas e intercambian, dinero mediante, todo tipo de recursos para hacer el espectáculo. Parece que esta vez del gran negocio devino el gran desastre a la vista de todos.

Horas después de las explosiones en las parrandas llegaban llamadas preocupadas y curiosas que pedían detalles de todas partes de Cuba. Pero como los rumores resultan incontrolables, terminas por ceder a ellos para elaborar una verdad, y más, de un hecho con tantos testigos y una investigación en curso de la que poco se conoce.

Cuba entera en shock, pendiente de los heridos de las explosiones en Remedios, esperaba una respuesta para el incidente y medidas para evitar que otro lamentable suceso ocurriera. Todos anticipaban medidas extremas que podrían empañar el espectáculo en las festividades cercanas pero prevenir la tragedia: Caibaríen el día 30, y Zulueta, como es habitual, el 31 de diciembre. Pero no resultaron suficientes (o eficaces).

El área de fuego del barrio de “Los Chivos” fue el lugar de nueva tragedia. Maivis Aquenat, madre de Danis Adrián Vergara una de las víctimas que terminaron en la sala de quemados del hospital provincial de Cienfuegos, fue testigo de ambos accidentes y no abandona su hipótesis sobre el accidente de su hijo: “Los fuegos eran los mismos, que yo los vi, todo sucedió igual que en Remedios”.

La madre observaba junto a su cuñado los fuegos mientras su hijo participaba de ayudante de los artilleros. Con la primera explosión de un mortero a baja altura, Maivis alertó a su acompañante: “corre que aquí va a pasar igual que en Remedios”. Casi una premonición.

Los sacos de morteros sin la protección apropiada comenzaron a explotar e inició el desastre. “Perdí de vista a mi hijo con la confusión y las explosiones, lo encontré luego en la acera del frente con las ropas hecha trizas que le habían ayudado a quitar y con la piel en aquel estado. Todo ocurrió en unos segundos”.

La vida de Danis de 19 años ya no corre peligro. En la entrevista rutinaria con los familiares del lunes 8 de enero los médicos dieron la buena noticia a la familia. Más tranquila, y agradecida se siente Maivis. No quería que quedara nadie sin agradecer: a los trabajadores de la sala de quemados del hospital, las hermandades de tres logias masónicas de Cienfuegos, a todos los que la apoyaron en su desgracia.

Sin embargo, “nadie nos ha esclarecido los hechos hasta el momento, incluso me enteré a través de los vecinos que varios días después fue que los investigadores de criminalística acordonaron el lugar que probaron fuegos a campo abierto”, cuenta Maivis con voz derrotada luego de una semana lejos de casa.

¿Accidente? ¿Negligencia? ¿Cuál fue la causa real? ¿Usaron fuego de la misma procedencia? ¿Qué medidas tomarán las autoridades para que accidentes como estos no ocurran nuevamente? ¿Quiénes responderán por la calidad de los artículos de pirotecnia, por el descontrol, por el personal ajeno y por los niños heridos en las áreas de fuego?

Quedan abiertas las interrogantes para que los días de parrandas sean de fiesta y no de amargos recuerdos para un pueblo que le corre por las venas este tipo de festividades.

Como a todo remediano, desde pequeño mis familiares alimentaron mi juicio con toda clase de historias y consejos para cuidarme de los fuegos artificiales cuando, acompañado de amigos tan adolescentes como yo, no quería perderme ningunas de las parrandas diseminadas por mi terruño, donde asisten personas de todo el país y de muchos lugares del mundo.

Que sin en tal año fulanito perdió la cabeza (literalmente) de artillero de morteros, que si menganito regresó a su casa con un brazo negro, que sin en mascual año un contenedor de voladores explotó y lanzó personas por los aires. Incluso destapan trágicas experiencias familiares cercanas a la muerte de las que nadie hablaba hace años.

Historias exageradas o no, todas se basan en accidentes reales que con el tiempo solo reseñan los que terminaron en el hospital o sus familiares, mientras ocurren negligencias en la utilización y en las aptitudes de las personas que disfrutan de la fiesta ante sustancias tan peligrosas.

Resultaba (y resulta) común el transporte de los fuegos entre la muchedumbre al hombro de los artilleros, el llenado de tableros por voluntarios de cualquier edad y sin medios de protección, las áreas de fuego abiertas y el personal “curioso” dentro de estas. Pero como casi siempre pasa, las medidas preventivas llegan luego de la desgracia.

No comprendí realmente el peligro de los fuegos hasta que unos años después, a forma de bala perdida, observé el recorrido de uno de estos “proyectiles” que terminó en pleno rostro de un transeúnte.

“Corre corre”, sirenas, hospital. No escarmentamos al peligro, como pueblo, hasta que adultos y niños pararon en hospitales a causa de los accidentes pirotécnicos de este fin de año.

Fuerzas policiales en custodia de tableros en el área de fuego del barrio “El Carmen” en la tarde del 24 de diciembre de 2017.

Imágenes del accidente en Remedios el 24 de diciemmbre.

(Tomado de Horizontes)

Se han publicado 92 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • F dijo:

    Ilustrativo, veraz y muy valiente su artículo. FELICIDADES PERIODISTA.

    • m&m dijo:

      he visto de espectaculos pirotecnico N veces mayores y muchismi calidad, por ejemplo el 4 de Julio en USA o en inauguracion cde Olimpiadas u otros eventos, y la zona de fuego esta LEJOS de los asistentes, aislado, cercado separado, las medidas son extremas.
      Aqui veo que lo hacen en medio de la calle, con esa cantidad de material altamente inflamable y explosivos, y la gente al lado!!!

  • Lilly dijo:

    Muy bueno el artículo, pero el título es engañoso. Esperaba una breve panorámica de los accidentes con fuegos artificiales, todos los accidentes, que han sido miles, no solo dos.
    Gracias.

  • dani dijo:

    lamentables accidentes como el de remedios y el mas reciente es zulueta ocurren siempre, no en tan gran escala coo el primero pero desgraciadamente es algo “normal”, q se trabaja en el area de fuego al machete y como sea es cierto, que no hay medidas de proteccion de los manipuladores de los fuegos es cierto y ojala los recientes accidentes no empañen el desarrollo de estos espectaculos para todo cubano es algo que debe ver aunque sea una vez en la vida, soy de camaguey y he asistido a las parrandas de remedios y caibarien en años anteriores y no es comparable con ninguna festividad en el resto del pais (al menos a las que he asistido) es algo sencillamente maravilloso, QUE SIGAN LAS PARRANDAS, CON CONCIENCIA, PERO QUE SIGAN!!!!!!

  • JoC dijo:

    muy bien el articulo.. una latima q lo hayan publicado 12 dias despues del accidente, y no se usd, pero el de Zulueta nunca lo direjon por la television, yo lo vi en noticias por internet por otros medios… un poco lamentable la verdad

    • Extasis dijo:

      Que van a decir por television??? si aqui las informaciones correctas no se les dice al pueblo por alguna “razon” como cuando ocurrio del ataque de tiburon al muchachito de Gibara que resulto muerto y tuve que enterarme por Internet.

      • por el retrovisor dijo:

        Si no recuerdo mal aqui mismo en Cubadebate yo leí la noticia del tiburón en Holguín, ¿y tampoco lees periodico?
        Les da placer criticarlo todo…

      • Zaida dijo:

        Extasis, si te refieres al ataque de tiburon del mes de noviembre pasado, si se publicó, y no fue en Gibara, fue en Guardalavaca, y el jóven fallecido era de Holguin.

      • Wild dijo:

        Usted lo que quiere es amarillismo y Chisme

  • Luiso dijo:

    YYYYYYYYYYYYYYYY queeeeeeee, al final la irresponsabilidad de muchos le costo el pellejo a otros tantos y no pasa nada o al menos no se dice nada. Que vivan las parrandas pero que pare la irresponsabilidad y el lucro

  • Kmilo dijo:

    Muy lamentable lo ocurrido en estas tradicionales fiestas y mi apoyo a todos los heridos y sus familiares. Salud y Fuerza.
    Este es un tema muy delicado, por experiencia de mi trabajo (Seguridad y Protección) conozco que todo lo relacionado con estas sustancias peligrosas y explosivas se rige por las normas del MININT y se controlan por la Dirección de Protección del MININT. Es cierto que los fuegos artificiales forman parte de la fiesta y la tradición PERO si no existen las medidas de seguridad para su uso y la preparación de quienes las van a emplear, NO se puede autorizar su uso y que proteste quien quiera, pero lo que no se puede permitir es poner en PELIGRO la vida de los participantes en las fiestas.
    Espero que el resultado de la investigación establezca las verdaderas causas y se tomen las medidas pertinentes con los responsables.
    Hechos como estos NO se pueden volver a repetir y si hay que SUSPENDERLOS hasta que estén creadas las condiciones de seguridad necesarias, se SUSPENDEN y ya.

    • RARJ dijo:

      Las parrandas son muy sanas,
      Son del gusto popular,
      No me vayan a botar
      El sofà por la ventana.
      A esta fiesta la engalana
      Los fuegos artificiales.
      Los accidentes fatales
      Han sido por negligencia,
      Ahora, por consecuencia,
      No quiten los carnavales.

      • María Mercedes dijo:

        RARJ, parece que usted no entendió el comentario de Kmilo (con el que estoy plenamente de acuerdo)
        Él nunca habló de quitar los carnavales. Relea el último párrafo. Cuando dice “SUSPENDERLOS” se refiere a los fuegos artificiales solamente.

    • Súper dijo:

      VIVA LA PARRANDA!, SOY PARRANDERA, PERO COMO EN ANTERIORES COMENTARIOS HAY QUE TENER MUCHO CUIDADO CON LA FORMA EN QUE AHORA ESTÁN TIRANDO LOS FUEGOS, ZONAS CERRADAS PARA MI NO ES LO ADECUADO, EL FUEGO DEBE DE TIRARSE EN UNA ZONA ABIERTA PARA QUE SUCESOS COMO ESTE NO OCURRAN Y SOBRE TODO EL PERSONAL A CARGO DE ESTO ESFORZARSE MÁS POR CONTROLAR EL MANEJO DE ESTO, SI ELLOS SON SON LOS QUE AUTORIZAN EL FUEGO PUES QUE HAGAN SU TRABAJO COMO SE DEBE PERO ACABAR LA PARRANDA JAMÁS, LOS PUEBLOS PARRANDEROS LA SIENTEN COMO A SU PROPIA VIDA Y ES EL ESPECTÁCULO MÁS BELLO Y MÁS COMPETO AL QUE PUEDAS ASISTIR. TUVE LA OPORTUNIDAD DE VISITAR CAIBARIÉN LUEGO DE REMEDIOS Y NO PASÓ ABSOLUTAMENTE NADA, AL CONTRARIO, MUCHO CUIDADO CON TODO, MUY BIEN ORGANIZADO, NO SABEMOS QUÉ PASÓ EN ZULUETAS PERO SEGÚN MIS PADRES QUE ESTUVIERON EN REMEDIOS Y VIVIERON LA INOLVIDABLE SITUACIÓN HABÍA MUCHA ENCERRADERA POR ASÍ LLAMARLO, NO HABÍA PARA DONDE CORRER, SE VENÍA VENIR, MUY MALO EL FUEGO Y QUÉ HACÍAN ESAS PERSONITAS DE TAN POCA EDAD ALLÍ, QUIÉN LAS AUTORIZÓ?, POR FAVOR, LA RESPUESTA ESTÁ MÁS QUE CONTESTADA, NO DEN MÁS VUELTAS…

  • enrique15 dijo:

    Pienso que aunque no se debe botar el sofá como dice el dicho, ante un accidente de tal magnitud, debieron suspender de inmediato el tema de los fuegos artificiales en las otras parrandas al menos hasta terminar la investigación y determinar las causas reales. No hacerlo fue negligente y hasta criminal, pues es evidente que no se tomó ninguna medida efectiva para proteger al público asistente y las propiedades aledañas. Es increíble que haya pasado solo a unos días de la anterior tragedia. ¿Y las autoridades? ¿Y los bomberos, que son tan exigentes con las medidas de protección contra incendios en los centros de rtabajo? Hubo neglicencia, eso es indiscutible, estas cosas no pasan por azar.

    • Fito dijo:

      100 % de acuerdo contigo Enrique

  • Sapos!!! dijo:

    Todo surge a causa de que el incidente ocurrio en remedio por la fama que tienen dichas parrandas, como pueden ver en Zulueta ocurrio lo mismo y practicamente nadie se entero, esto es algo comun en todas las parrandas, al menos uno termina quemado por año, los fuegos artificiales son impredecible, pero desde mi punto de vista necesarios, no imagino ninguna parranda sin estos, creo que serian demaciada aburridas, creo que el que el que es artillero, como yo, cuando entra a una zona como esta debe ir claro de que todo puede pasar, porque no epende solo de ti, a veces ni siquiera de los que te rodean, creo que se deben tomar medidas, responsabilidad pero que a nadie se le ocurra prohibir, ese sin duda seria el fin de las parrandas del centro norte del pais, las cuales son patrimonio de la nacion, un saludo desde aqui para todos los parranderos… y que vivan Los Sapos de Camajuani…

  • felo dijo:

    parece que es una fiebre pues en san jose d las lajas estuvieron 4 o 5 dias tirando bombitas por las cuadras y nadie hizo nada para impedirlo

  • marlen-edupinar dijo:

    Muy buen artículo, a pesar de que no sean los únicos accidentes con fuegos artificiales, como alguien comenta, si es imprescindible prestarle atención por las autoridades correspondientes, para que no existan hechos lamentables como estos que ponen en riesgo la vida de personas. Hay que garantizar que se tomen todas las medias de protección para brindar seguridad al pueblo.

  • Piñero dijo:

    Hace falta que la Policia tome cartas en el asunto, aún se oyen petardos confeccionados y llevados a efectos por menores, que a cada rato preparan y los explotan. También son peligrosos.

    • lurdita dijo:

      muy de acuerdo con su comentario Piñero, hace mucha falta que la PNR tome cartas y con dureza en este asunto, esos petardos confeccionados o comprados por menores, contienen hasta pólvora,comprobado por uno que una vecina piso en la entrada de su casa, sin darse cuenta y se busco una discusion,amenazas,etc por estos jóvenes que los explotaban en la “semana de fin de año”,si porque estuvieron toda la semana a toda hora(incluyendo madrugadas) explotándolos sin consideración alguna,a veces hasta muy cerca de carros sin pensar en que puedan ser peligrosos hasta para ellos mismos.Fueron noches de intensos desvelos,constantes períodos de estres,motivo de altas presiones para gente que solo quería descansar en su casa o simplemente disfrutar las fechas festivas con tranquilidad y en familia sin la costante irritación que genera la bulla de estos petardos,hasta cuando debe uno buscarse los problemas para tratar de encauzar a esta juventud y tener descanso en su propia casa,mano dura con la delincuencia pero también con toda manifestación que atente contra el bienestar y la tranquilidad ciudadana, que esto se va pareciendo cada dia mas a la jungla.

  • Alexis dijo:

    Muy buen artículo, felicidades a Lázaro Arias, preguntas sin responder por las autoridades, personas aún hospitalizadas por las negligencias de algunos, gastos hospitalarios sin necesidad, descontrol en el uso de la pirotecnia, hace que en cualquier momento se repita esta trágica historia, evitémosla!!!!

  • Zulueteño... dijo:

    muy buen comentario de Sapo… creo que el priodista debio ser mas incisivo a la hora de hacer una reflexion pues el articulo no dice nada mas que blasfemar lo mismo que se ha dicho durante varios dias , en calles de villa clara y en las redes sociales, la causa del lamentable accidente, no la tiene otra que mala calidad del fuego, el fuego que sobro a remedios fue repartido a partes iguales a ambos barrios en zulueta, se dieron circunstancias extrañas pues los artilleros apreciaron una extraña reaccion de los morteros que aun si acercarles el fuego estos explotaban, el tema es delicado y a la hora de referirse al accidente hay que informarse, pues yo soy de esa localidad y artillero de ese barrio , las medidas de seguridad eran miels , incluso nadie ha dicho qyue hubieron varios policias quemados… las medidas de seguridad eran muy muy extremas, por cierto cabe destacar tambien que el otro fuego que no era el biclar echo en camajuani estaba muy bueno pues todos subian y detonaban correctamente…

    • cubano al 100% dijo:

      Muy buen comentario no dudo su fiabilidad pero cabe preguntarse:

    • Zulueteña dijo:

      Estoy muy de acuerdo con el comentario de mi coterráneo, en este año se habían tomado medidas luego de lo ocurrido en Remedios, pregunto ¿quién fue el responsable de entregar a los barrios de Zulueta los mismos fuegos artificiales que ocasionaron el accidente en Remedios?, no creo que en esta ocasión la culpa sea de los parranderos, aunque sean el” eslabón más débil en la cadena” de los responsables de lo ocurrido, desde siempre se han tirado morteros y aunque es cierto que en todas las parrandas hay lesionados los hechos demuestran que la principal causa es la mala calidad del fuego entregado a los barrios. Estoy de acuerdo en que es necesario tomar medidas de protección, pero creo que eliminar los fuegos de la parranda es quitarle su esencia.

  • Alexys dijo:

    Es lamentable conocer de este tipo de tragedia donde niños son protagonistas, que no tienen la culpa de la negligencia de muchas personas,desastres como estos se pueden evitar, prohibiendo por las autoridades pertinetes los fuegos artificiales en este tipo de evento y asi nadie lamentara una perdida de vida.

  • Alejandro dijo:

    Valiente periodista, mis felicitaciones muy buen articulo .!!!!

  • del Centro dijo:

    Se hace mención a tres de las parrandas mas emblemáticas de Cuba, y en dos de ellas ocurre el mismo accidente con días de diferencia. Soy villaclareño y amante de estas festividades junto a las de Camajuani, son un derroche de alegría, muy arraigado en el pueblo. Todo lo que se dice es verdad, no de ahora, es de siempre. Las organizaciones implicadas en estas festividades deben de trazar esquemas rígidos que eviten nuevos desastres sin que se pierdan las tradiciones de estas fiestas.

  • El Gato de Caibarien dijo:

    ¿Y alguien certifica la calidad de esos fuegos, alguien los revisa y los prueba? ¿Tienen que cumplir alguna norma en su elaboración?

    Tengo entendido que todos los fuegos artificiales no son iguales ni todos tienen la misma potencia ni la misma peligrosidad. Pero lo que sí es cierto es que todos se encienden en la misma área y por las mismas personas, casi cualquiera puede encender un mortero de esos. No sé en Remedios pero aquí en Caibarién hasta los niños encienden un mortero en cualquier esquina. Pero no sólo eso, este fin de año vi niños que llenaron un pomo de cristal con pólvora y lo hicieron explotar en la esquina de su casa, nada más parecido a una granada.

    Y no pasa nada, inactividad total, las autoridades pueden oír explosiones por todo el pueblo sin estar en parranda y no se preocupan por su origen, ni los padres tampoco se preocupan que sus hijos estén jugando con explosivos. Entonces hay toda una “cultura” de jugar con fuego, de la negligencia, del relajo desmedido. La línea que separa la tolerancia de la impunidad es muy fina y parece que a muchos se les ha perdido, Hace falta que la encuentren ya porque no me parece para nada lindo ver la profesionalidad de nuestros médicos curando decenas de quemados al borde de la muerte, cuando todo eso pudiera haberse evitado si alguno o algunos hicieran la función social que les corresponde.

    Saludos foristas.

    • peace dijo:

      Gato y de qué tú te asombras, no debía ser, pero ese relajo(dicho en buen cubano), es un fenómeno cada vez más frecuente en nuestro país, esta vez con los fuegos, mañana con otra cosa y las autoridades de fiesta.

    • morena dijo:

      Y dónde se consigue la pólvora,es tan fácil de adquirir…?

    • Fito dijo:

      Y desde cuando la polvora esta en Cuba alcance niños?, desde la Habana no me imaginaba nada de esto.

      • peace dijo:

        Señores, esas cosas no debían pasar y mucho menos que los niños tenga acceso a pólvora ni a otra sustancia inflamable o explosiva, pero denota más relajo, y relajamiento de las autoridades que tienen que velar por esto, en fin más de la fiesta a la que hacía alusión anteriormente.

  • ENRIQUE dijo:

    SE REQUIERE UNA RESPUESTA DEL PRIMER NIVEL DE DIRECCION DEL PODER POPULAR DE LA LOCALIDAD SOBRE LOS RESPONSABLES Y LAS MEDIDAS TOMADAS.

  • sergio dijo:

    Creo que las parrandas son patrimonio de este pais y ogullo de avilla Clara, pero el asunto de los fuegos artificiales requiere un análisis mas serio, personalmente estoy totalmente en contra de la forma en que se hace en todos los pueblosparranderos, pues como soy de este lugar he estado en infinidad de ellas, los fuegos se tiran en el centro de las fiestas, sobre la gran cantidad de personas que se reunen en estos lugares, todo resulta una gran locura, los niños en las areas de fuego tratan de obtener boladores y algunos adultos también, pues son altamente cotizados por turistas y visitantes, conozco bién la historia y recuerdo miuchos accidentes algunos fatales por desgracia. Mi criterio es que se organice el fuego lejos del centro de la ciudad, en zonas apartadas, protegidas y con acceso limitado, en definitiva el espectaculo ocurre en las alturas y se puede ver de cualquier sitio y así no arriesgamos a la población. Saludos a todos.

    • Experimentado Longebo dijo:

      —- No soy de un Pueblo Parrandero, (Me gustan mas las Charangas de Bejucal). aunque me gustaria que en la tierra dónde vivo (Isla de la Juventud) algún dia se lleven a Cabo, Pero Sergio a dado en el Clavo con su criterio, Lucido y Atinado (Cambiar todo Lo Deba ser Cambiado)para que hechos tan lamentables y dolorosos, como los de Remedios y ahora Zulueta no vuelvan a repetirse, en ningún Lugar de CUBA. Y recuenden, el Que Juega iresponsablemente con fuego SE Quema. Saludo. Yo

  • Yadira dijo:

    El artículo refleja el sentir del periodista, muy certero en su critica y llamado a la reflexión lo felicito por ayudarnos a conocer lo que pasó en estas festividades, me hubiera gustado un contraste de fuentes saber que explicación dan las autoridades al respecto y que medidas se tomaron con los responsables, el artículo no puede quedarse solo en líneas hay que darle seguimiento por nuestros medios, es muy triste que un niño o un adolescente o cualquier persona en vez de disfrutar de los acostumbrados festejos lleve en su cuerpo las marcas de un fuego negligente.

Se han publicado 92 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Lázaro Arias

Estudiante de periodismo de la Universidad Central de las Villas.

Vea también