Imprimir
Inicio » Especiales, Ciencia y Tecnología  »

¿Son neutrales las redes sociales?

Publicado en: Mundo Digital
| 27

silincon_valley
En una conferencia dada en 1981, Ayn Rand, la autora de cabecera del actual presidente de la cámara de representantes de Estados Unidos, Paul Ryan, y de los conservadores cristianos, leyó: “Ningún poder externo puede destruir al capitalismo y sus empresarios. Solo un poder interno: la moral. Más concretamente, el poder de una idea depravada, aceptada como principio moral: el altruismo. Esa teoría moral según la cual un hombre debe sacrificarse por otros. El altruismo es una teoría de profundo odio, contra el hombre, contra el éxito. El altruismo es enemigo del capitalismo”.

La idea del egoísmo como el motor de los negocios es razonable, pero no es, como la ideología capitalista quiso establecerlo, necesariamente el motor del bienestar de las sociedades. Los mismos economistas capitalistas han estudiado desde hace décadas los efectos de las “externalidades” por el cual un excelente negocio puede ser realizado no solo en detrimento del resto sino de los mismos beneficiados a largo plazo.

Para bien y para mal, el beneficio propio sigue siendo el corazón ideológico y práctico de los dueños de mega compañías como Google, Facebook, etc. Con una diferencia: ya no se trata de mentir para vender Coca Cola o McDonald’s sino de formas más extendidas y profundas de pensar y de sentir.

Las tecnologías digitales, que pueden servir para democratizar la información (Wikipedia es un ejemplo), para denunciar injusticias o hacerle la tarea difícil a un dictador al viejo estilo del siglo XX, también sirven para lo contrario: para manipular, todo debajo del manto de la pretendida neutralidad tecnológica.

El caso de las redes sociales es uno de esos ejemplos, probablemente el más significativo. No basta con demostrar que el gobierno ruso manipuló la opinión de los votantes estadounidenses valiéndose de estos instrumentos. Es necesario preguntarse, además, ¿cuál es la razón existencial de los dueños y administradores de esas mega sociedades en cuyas redes vive, literalmente, la mitad de la población mundial?

Es uno, básicamente: las ganancias. Es un negocio y funciona como tal.

Pero ¿no son los negocios una actividad pragmática, sin ideología? Tal vez los negocios sí, pero no los mega negocios.

Cuando uno habla con individuos que formaron parte de grandes compañías trasnacionales y conoce sus familias, no queda otra posibilidad que reconocer que son buenos padres, buenos esposos, buenos hijos, donantes regulares para causas nobles. Los individuos suelen ser muy buenos, pero cuando son gerentes de poderosas compañías de sodas, de tabaco, o de fast foods, cumplen una función, y su primer objetivo es que dicha compañía no quiebre. Es más: el objetivo es que el volumen de ganancias crezca sin parar, más allá de si el tabaco, el azúcar y las grasas recicladas matan a cientos de miles de personas por año. La moral individual casi no importa; los individuos no explican la realidad. Es el sistema para el cual trabajan.

Lo mismo compañías como Facebook, Twitter o Instagram. Zuckerberg es un buen muchacho, realiza donaciones millonarias (que en muchos casos es como si un obrero donase diez dólares a los afectados por un huracán). No obstante, su equipo de ingenieros y psicólogos trabaja día y noche para maximizar las ganancias maximizando el número de los nuevos clientes sin importar que para ello deban desarrollar estrategias de dependencia psicológica, sin importar que varios estudios insistan que Facebook produce depresión, sin importar que varias investigaciones hayan mostrado el carácter adictivo de esta actividad. Como la nicotina o el azúcar, las que fueron camufladas por las tabacaleras y todavía lo son por las gaseosas carbonatadas. Como el alcohol, el consumidor compulsivo satisface una necesidad creada mientras niega el problema y presume de su libertad.

Como en la economía actual, la clave del éxito de las megaempresas no radica, como se repite hasta el hastío, en satisfacer una demanda existente sino en crearla, ya que las demandas suelen no existir antes del producto.

Miles de millones de usuarios de las redes sociales han sido atrapados por unos muchachos de California, también por otra razón. Desde vendedores de lapiceras hasta actrices y vendedores de libros casi nadie puede prescindir de ellas porque es allí a donde se han mudado los consumidores. Un diario que no tenga una página en FB o en Twitter para distribuir sus noticias y artículos prácticamente no existe o existe a medias. Es decir, para los amantes de las redes y para quienes las detestan, son imprescindibles. Incluso para hacer conocer un artículo crítico de ellas mismas, como lo puede ser este. Por no entrar a hablar de las infraestructuras, como los cableados internacionales, que dependen cada vez más de estas paraestatales.

Las redes sociales son un medio y una tecnología que no tienen nada de neutral. Poseen su propia lógica, sus propios valores y su propia ideología.

Deberíamos preguntarnos, cómo y cuáles son los posibles efectos de estas súper concentradas redes y negocios en la realidad social y psicológica. Aparte de la adicción y las depresiones individuales, podemos sospechar efectos sociales. Cuando en los 90s veíamos a Internet como el principal instrumento para una Democracia directa en algún futuro por venir, no previmos los efectos negativos. ¿Son la creación de burbujas sociales uno de esos efectos? Los usuarios (¿individuos?) suelen eliminar con un solo click un “amigo” molesto. Esto, que parce muchas veces lo mejor, tiene un efecto acumulativo: hace que los individuos se rodeen de gente que piensa como ellos. Así se crean sectas, burbujas, mientras el individuo se vuelve intolerante ante la discrepancia o la opinión ajena. El producto, el nuevo pseudo-individuo, no sabe debatir. El insulto y el odio afloran a la velocidad de la luz. Así, las redes se convierten en fábricas de odio y de seudo amistades. La probabilidad de que viejos amigos terminen por insultarse por meras cuestiones de opinión es muy alta a medida que progresa cualquier conversación y degenera en discusión. El diálogo, antes probable cuando se estaba cara a cara con un café mediante, desaparece y aflora el amor propio, el Ego herido por cualquier punto y coma de más.

Claro que el odio y el egoísmo es tan antiguo como andar a pie, pero es probable que esté potenciado hoy con las redes antisociales. A partir de estas coordenadas mentales, quizás podríamos comprender mejor la ola fascista en los países donde surgieron y predominan estas redes y no reducirlo todo a una reacción contra la antigua inmigración. Tal vez no es casualidad que el surgimiento del nazismo en la Alemania de los ‘30 coincida con la explosión de la radio y la propaganda en los cines.

Las actuales redes antisociales, instrumentos democráticos (de solidaridad y altruismo) son hoy los transmisores favoritos del odio. Que estén gobernadas por mega sectas multibillonarias, cuyo objetivo central son las ganancias económicas, no debe ser casualidad.

Hay que tomarse en serio la confesión de Ayn Rand.

– Jorge Majfud es escritor uruguayo estadounidense, autor de Crisis y otras novelas.

(Tomado de ALAI)

Se han publicado 27 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Hugo Andrés Govín Díaz dijo:

    Sin ignorar la tremendísima importancia de estar intercomunicados con todo el planeta, estoy totalmente de acuerdo con lo planteado por el escritor Majfud.
    La altísima dosis de embrutecimiento subliminal que acompaña a esta invasión tecnológica la vemos en diferentes conglomerados sociales e individuales. ¿Se han fijado cómo caminan y reaccionan muchos de los cibernautas ante banalidades que reciben por sus dispositivos? Llegan a exponer hasta su vida en una calle de tránsito denso, por tal de seguir leyendo qué cosmético utiliza una “estrella” o cuántos goles se anotó otra no menos “estrella”.
    Además, hay patrones de opiniones prefabricadas en los medios que asustan….

  • 1 dijo:

    Existe periodismo imparcial en algun lugar del mundo?…………

    • Joel dijo:

      Hoy en dia no hay nada imparcial y el periodismo no es la excepcion. Como dijera el Presidente Correa en el periodico se publica lo que el dueno de la imprenta decide.

    • Salems dijo:

      La respuesta es NO. Ni siquiera aquí.

  • Maikel dijo:

    La verdad es que las redes sociales son una maravilla. Uno puede socializar y es libre para compartir. Ojalá y todos los cubanos podamos acceder libremente a todo esto y sin estar constantemente viendo el tiempo porque se nos acaba el dinero o reduciendo la calidad de las fotos porque un mega de correo Nauta cuesta 1 Cuc.

  • Amador dijo:

    Curioso como un sitio de opinión demoniza las redes sociales…

  • Luis Enrique dijo:

    Interesante análisis. Solo que el mismo principio de “objetivos a toda costa” aplica a todos los sistemas sociales y gobiernos. Solo porque la base del análisis sea USA no veo mucha diferencia con lo que hace España, UK, China, Cuba… nada de especial. Por una simple lógica, los objetivos que se propone un grupo en el poder no pueden alinearse con todo el resto y eso implica que muchas de las acciones que se ejecuten ni siquiera se correspondan con lo que un individuo quiere o piensa, solo es su trabajo o su negocio.

  • feguito dijo:

    Soy cristiano y me pregunto cómo es posible que esta señora Ayn Rand, puede considerarse cristiana con ese criterio sobre el altruismo, ¿acaso Jesucristo y los apósteles no fueron altruistas?. El sólo hecho de ofrendar la vida en aras de una causa para la redención de los seres humanos como ellos lo hicieron así los defines.

    • m&m dijo:

      Ayn Rand fue la maxima exponente de la filosofia del Objetivismo, donde lo mas importante para uno, es uno mismo, su felicidad sin importarle para nada nadie mas. En otras palabras el maximo egoismo insolidaridad y ultraindividualidad.

  • Bruce dijo:

    La verdad pueden haber miles de articulos criticando las redes sociales. Pero pueden estar seguros que por cada caracteristica negativa va a ver 100 positivas sin lugar a dudas.
    Asi en lugar de atacarlas deberiamos tratar de aprovecharlas mejor.

  • Bruce dijo:

    La verdad pueden haber miles de articulos criticando las redes sociales. Pero pueden estar seguros que por cada caracteristica negativa va a ver 100 positivas sin lugar a dudas.
    Asi en lugar de atacarlas deberiamos tratar de aprovecharlas mejor.

  • Alejandrito dijo:

    CITO:
    Las tecnologías digitales, que pueden servir para democratizar la información (Wikipedia es un ejemplo), para denunciar injusticias o hacerle la tarea difícil a un dictador al viejo estilo del siglo XX, también sirven para lo contrario: para manipular, todo debajo del manto de la pretendida neutralidad tecnológica.
    Yo digo: Todo esto es verdad pero a cada usuario o Empresa le corresponde la desicion de hacer el bien o el mal con las tecnologias, en el caso de las redes sociales en mi pais (CUBA) no veo la hora de que esto sea una materia mas en las escuelas para educar a la poblacion en este sentido, “cuando digo educar hablo de no dejarse engañar por las trasnacionales extranjeras”, yo creo que se debe trabajar en esto al menos en la television ya que hablamos de la vida social virtual que cada uno de nosotros aspiramos para universalizarnos como debe ser.

  • sachiel dijo:

    Para nada. O son, o no son, no hay nada neutrral hoy en dia.

  • Enmanuel Iglesias dijo:

    QUIEN DA UN LIKE PARA ZUCKERBERG Y SU GRAN CREACION: FACEBOOK.

  • Sergio dijo:

    Como todo en esta VIDA, tiene sus PRO y sus CONTRAS. Yo creo que tiene más PRO que contras.

    Y principlamente con el tema del PERIODISMO. Los periodistas de hoy en día, en todas partes del mundo, tienen que “re-inventarse”, pues las REDES SOCIALES han puesto un acelerador en esto de la INFORMACION. Los periodistas al hora de escribir sus TRABAJOS tienen que pensarlo “dos, y hasta tres veces”, pues al más mínimo “fallo”, lo desacreditan al momento de las informaciones presentadas.

    Es nuevo vehículo de información, y muy útil, repito, más allá de al “mal uso” que le gan algunos a las REDES SOCIALES,,, que los HAY, como decía mi abuelita.

    Saludos,

  • h3nr7r4u1 dijo:

    Ninguna tecnología es neutra. Las redes sociales se parecen mucho a los que la utilizan, si eres ingeniero como yo y te suscribes a páginas de noticias tecnológicas y empresas, vas a obtener un excelente medio de actualización y cuando tengas un resultado técnico, lo vas a poder difundir a un mayor número de persona que el en forum de ciencia y técnica municipal.

    Si eres banal y lo único que estas es para lo que hace este artista o la última moda en ropas, pues tus vínculos serán de ese tipo. Las redes sociales no pueden suplantar la escuela ni la ensenanza que deben dar los padres.

    Creo que se impone un artículo o discusión sobre cuales son las ventajas de las redes sociales y como utilizarlas a favor de la enseñanza y el desarrollo científico y comercialización de nuestros productos. Pueden contar conmigo para ello.

    • Preocupao dijo:

      No veo ninguna relación en su afirmación de que las tecnologías no son neutras, y lo que esgrime como argumento a su criterio. En mi opinión, una tecnología, en tanto es algo inanimado, y por tanto carente de voluntad o capacidad de decisión, es neutra. Lo que no es neutro es el uso que se hace de dicha tecnología. Pongamos por ejemplo un bisturí. En manos de un cirujano puede salvar vidas al usarse para efectuar una cirugía. En manos de un asesino, ese mismo bisturí puede emplearse para degollar a una persona, o desfigurarle el rostro. ¿Qué culpa tiene ese pedazo de metal del uso que se le dió? ¿Van decir: qué malo es ese bisturí que le cercenó la yugular a la victíma?

      • Salems dijo:

        100% de razón.
        Yo quería opinar, pero Preocupao ya lo ha hecho por mí.
        Ni un arma, ni un sitio web, ni una red social… nada de eso tiene la culpa.
        la culpa es de quien la utiliza y el uso que le da.

      • verasan dijo:

        estoy de acuerdo al 100%, las tecnologias no tienen voluntad ni intereses, entonces el tema no es la tecnologia …el problema esta en quien la usa, en su capacidad de entender el fenomeno y sobre todo en los intereses que tiene al usar esa tecnologia…si no aprecias el altruismo usas la tecnologia del microfono del congreso norteamericano para decir que es el cancer interno que destruira al imperio…si tu universo se reduce a estar pendiente de los avatares de la vida de las estrellas entonces usas la tecnologia para conocer la marca del papel sanitario que usan y de paso arriesgar tu vida en medio de una avenida habanera …si eres un profesional interesado en ser mejor en tu campo aun venciendo las dificultades que impone la vida usaras la tecnologia para acceder a los contenidos publicados en la red …asi todos los animales de la selva van al rio unos a beber otros a nadar y otros….otros van a cazar!

  • javiher dijo:

    Cubadebate o quien fuera el responsable de publicar este artículo debió aclarar que resúmenes como este se publicaron, hace muy pocos días, en el New York Times. Esto hubiera mstrado que la preocupación por los peligros de la monopolización de internet no es privativa de Cubadebate.

  • cadillac dijo:

    otro articulo demonizando las redes sociales, hasta cuando, cual es el miedo que hay cone stas?

  • Miguel M dijo:

    Totalmente en desacuerdo con h3nr7r4u1. Creo que las tecnologías son todas neutrales y no así los individuos o entidades que usan dichas tecnologías.

    Se puede matar o producir alimentos con un machete. Conocemos gente que usan el machete como arma (defensiva y hasta ofensiva) y no por eso se ha prohibido en Cuba el uso del machete. Más bien, se ha facilitado el conseguirlo pues se necesita bastante en el campo.

    Tampoco creo que la ideología del autor o inventor de la tecnología en modo alguno pueda transferirse a su engendro.

    En el caso de las redes sociales están implementadas casi todas en USA y algunos otros de los principales centros de poder. Los usuarios de todo el mundo pueden usarlas o no con las ventajas o desventajas que tengan. Yo creo que si tienen algunos problemas, pero es mucho mayor el fruto que se le puede sacar tanto a nivel personal como institucional si se usan adecuadamente. No podemos encerrarnos en una burbuja ni siquiera en la realidad virtual.

  • ale dijo:

    las redes sociales no tienen manera de no ser neutrales, son naturales y espontáneas. los sitios de Internet donde acontecen redes sociales tienen algoritmos desarrollados con presupuestos ideológicos… por favor, de vez en cuando contrasten fuentes…

  • Mario dijo:

    La palabra imparcialidad es muy usada en el mundo entero y es el bien más escaso del mundo, yo diria que si esta fuera una sustancia no apareciera en la tabla periodica y habria que buscarla en el planeta Marte. Por lo que no pretendo encontrarla ni el Facebook ni en este artículo.

  • Salems dijo:

    Si la idea de este articulo es hacer parecer las redes sociales como algo malo, terrible, un engendro de satanas y bla bla bla… pues debo decir que el articulo es manipulador en sí.
    Para empezar, cada quien usa las redes sociales y la internet como le parezca. El bien o el mal que les pueda sacar depende del individuo. La solucion no es encerrarnos en una bolita y decir que como las redes sociales son malas, pues no nos vamos a conectar.
    Gran error.
    La solucion es educarnos, desde las escuelas primarias, a sacar el mejor partido posible de estas tecnologías. Cuando yo iba a la escuela, daban un monton de asignaturas que siempre considere poco utiles. Bien podrían hacer una llamada “Internet y su correcto aprovechamiento”, y dedicarle parte del programa a las redes sociales, enseñando a las personas acerca de su adecuado uso.

  • johnlocke dijo:

    …Ayn Rand,extraordinaria escritora ruso-americana…les recomiendo el libro;La virtud del egoismo…

Se han publicado 27 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también