Imprimir
Inicio » Especiales, Deportes  »

Inflación o locura en el fútbol mundial

neymar

Los medios nos abruman todos los días hablando del mercado de jugadores del fútbol mundial. Los números son estratosféricos y no responden a ninguna lógica de mercado. El pase de un bisoño prometedor puede valer más que lo que le pagan al mejor jugador del mundo; un venido a menos jugando en China puede ganar más que la más rutilante estrella en Europa; el traspaso de un sólo futbolista puede servir para comprar un equipo completo de primer nivel o, incluso, hasta todos los equipos de una liga.

Es la locura del deporte entregado al mercado. Los 222 millones de euros (unos 263 millones de dólares) que el PSG pagó al Barcelona por el pase de Neymar parecen cosa de otra galaxia. Nunca se había pagado ni la mitad por un jugador.

Para que se tenga una idea, lo pagado por Neymar serviría para comprar toda la plantilla de clubes renombrados como el Ajax de Holanda, o el Leicester inglés, el Schalke 04 alemán o el Sevilla español; es más, con esa cantidad se pagaría la plantilla de toda la Liga Colombiana de Fútbol y de todo el torneo nacional peruano!!!!

En comparación con sus compatriotas, el nuevo salario mensual de Neymar equivale a 14.000 salarios mínimos en Brasil.

Nadie vale 263 millones de dólares. Ni siquiera el presidente de Estados Unidos, independientemente de quién es, vale esa cifra porque cualquier otra persona puede venir y hacer ese trabajo, y sucede lo mismo con un futbolista.Las transferencias no son sostenibles a un precio de 263 millones de dólares, esa fue una excepción”, le dijo a la CNN el agente de futbolistas Michael di Stefano, que trabaja en Italia y el Reino Unido .

Pero después vinieron los 180 millones que el propio PSG entregó al Mónaco para contar con los servicios esta temporada del bisoño Kylian Mbappé, o los 105 millones de euros que el Barcelona pagó por el joven Ousmane Dembelé, futbolista francés de solo 20 años procedente del Borussia Dortmund, que se convirtió en el fichaje más caro en la historia del club.

Para la web Transfermarkt, dedicada a valorar a los futbolistas -cual puras mercancías-,  estos tres fichajes son también los más sobrepreciados de la historia. El francés Kylian Mbappé estaba valorado en 35 millones, pero el PSG pagó cinco veces esa cantidad. El club francés también desembolsó el doble del valor de Neymar. Mientras que el Barcelona habría ejecutado el tercer fichaje más sobrepreciado de la historia, Dembélé, que está valorado en 33 millones.

En la cotizada liga inglesa Premier 11 de los 20 clubes en competencia rompieron este verano su récord de pago por un fichaje.

Como dice el renombrado exfutbolista y exentrenador del Real Madrid Angel Cappa:  “Es un síntoma más de que el fútbol ha sido arrebatado a la gente. Es un manejo comercial desproporcionado porque también se han introducido en el fútbol supermillonarios sin cuestionar nunca el origen de sus fortunas y gastan dinero como si fuera una broma. Es obsceno, desproporcionado y no hay nada que lo justifique. Se habla del libre mercado y de que cada uno hace lo que quiere con el dinero, y eso es la aceptación de una injusticia descomunal. Yo no lo acepto, eso es una barbaridad.”

A la inflación que ha llegado al fútbol mundial, se ha sumado ahora la voracidad de la liga china, desbocada en la búsqueda de talentos extranjeros para hacer brillar el torneo. La pasada temporada los conjuntos de la Primera división china gastaron 388 millones de euros en fichajes. Tal es así, que seis de los diez futbolistas que más salario recibirán esta temporada juegan en la liga del país asiático. Y los pagos no responden a la lógica de la calidad o el estado futbolístico actual.

El argentino Carlos Tévez, que juega en el club chino era el jugador más pagado del mundo este año, hasta la renovación de Messi, con 38 millones de euros. Y lo acompañan en el Top Ten estos otros jugadores de la liga china: Ezequiel Lavezzi – 26.5 millones de euros (Hebei China), Oscar – 25 millones de euros (Shanghai SIPG), Hulk – 20 millones de euros (Shangai SIPG), Gervinho – 18 millones de euros (Herbei China), Alex Witsel – 18 millones de euros (Tianjin Quanjian).

Pero el gran casino de los millones es sólo un espejismo. Sólo una minoría de los jugadores maneja cifras de seis ceros en adelante. Los principales ganadores son los grandes consorcios financieros o industriales que están detrás del negocio del fútbol. Así lo ilustra el propio Cappa: “De todos los jugadores profesionales del mundo solamente un 2% cobra más de 750.000 dólares. Muy poca gente, pero son los que están todos los días en los medios. Nos hacemos a una idea de que todo el mundo es supermillonario y no es así. La gran cantidad de dinero que produce el fútbol no es para los jugadores. Entre ellos y los entrenadores, utileros… solo se llevan el 16% de lo generado. Es para las grandes multinacionales….Dicen que el mercado lo controla todo pero en realidad el poder está en las grandes multinacionales y el poder del dinero es quien controla todo. El fútbol ha sido absorbido por el poder económico y ellos lo manejan.”

Mientras tanto, los efectos más inmediatos de la inflación en el fútbol la están sufriendo los fanáticos: mayores precios en las entradas y mayores cobros por los derechos de transmisión televisiva.

Nada diferente a lo que sucede en general en la sociedad del capital, por más que el fútbol se nos presente en forma de sucedáneo o burbuja.

Aunque tanta maraña financiera y despropósito deportivo no nos quita las ganas de maravillarnos con las gambetas de Neymar o seguir disfrutando de las genialidades de Messi. Los problemas están más allá de un campo de fútbol.

¿Cómo cambió el negocio del fútbol en las últimas décadas?

Según los datos publicados por Transfermarkt, con los 222 millones de euros que el PSG le pagará al Barcelona por Neymar, se podrían haber comprado, tomando como referencia únicamente el valor de sus traspasos, a:

1023 Di Stéfanos (su pase más caro costó 217 mil euros)

17 Maradonas (13 millones de euros)

7 Ronaldinhos (32,25 millones de euros)

5 Ronaldos (45 millones de euros)

3 Zidanes (73,5 millones de euros)

3 Di Marías (75 millones de euros)

2,5 Higuaínes (90 millones de euros)

2,3 Cristianos Ronaldos (94 millones)

2 Pogbas (105 millones de euros)

Guardar

Randy Alonso Falcón

Randy Alonso Falcón

Periodista cubano, Director del portal web Cubadebate y del programa de la Televisión Cubana “Mesa Redonda”. Cursa el Doctorado en Ciencias Políticas de la Universidad de La Habana. Correo: editor@cubadebate.cu En Twitter: @RandyAlonsoFalc

Vea también