Imprimir
Inicio » Especiales, Historia  »

Fidel Castro: “¡Cuba es el territorio libre de América!”

| + |
fidel-declaracion

En la Plaza Cívica (actual Plaza de la Revolución) pronuncia vibrante discurso donde da a conocer la “Primera Declaración de La Habana” donde la Asamblea General Nacional del Pueblo de Cuba, suceso inédito en los anales de Latinoamérica, fue legítimamente constituida como fuente de derecho democrático, 2 de septiembre de 1960. Foto: Fidel Soldado de las Ideas.

 

En una plaza repleta de pueblo que demostraba su apoyo incondicional a la Revolución triunfante del 1ero de enero de 1959, se levantaba una voz potente, el entonces primer ministro Fidel Castro Ruz da a conocer la Primera Declaración de La Habana.

Una respuesta convincente de la Revolución Cubana a la Organización de los Estados Americanos (OEA) es aprobada por unanimidad. El pueblo cubano decide enfrentarse a las declaraciones de esta organización que hasta su actualidad responde a los intereses de los Estados Unidos.

Fidel en su discurso expresaba un 2 de septiembre de 1960:

“Nuestro pueblo tenía derecho a ser un día pueblo libre; nuestro pueblo tenía derecho a regir un día sus propios destinos; nuestro pueblo tenía derecho a contar un día con gobernantes que no defendieran los monopolios extranjeros, con gobernantes que no defendieran intereses privilegiados, con gobernantes que no defendieran a los explotadores, sino con gobernantes que pusiesen los intereses de su pueblo y de su patria por encima de los intereses del extranjero voraz; con gobernantes que pusiesen los intereses del pueblo, los intereses de sus campesinos, los intereses de sus obreros, los intereses de sus jóvenes, los intereses de sus niños, los intereses de sus mujeres, los intereses de sus ancianos, por encima de los intereses de los privilegiados y de los explotadores”.

La Primera Declaración de La Habana condena enérgicamente la injerencia en los asuntos internos de Cuba de esa organización. La OEA es un reflejo de la posición del gobierno de los Estados Unidos hacia los países de América. Hacia ese entonces Fidel Castro advierte de manera enérgica las verdaderas intenciones de la administración de los Estados Unidos:

“Los cubanos tienen que ver con mucha claridad que el imperialismo, que es esa fuerza a que nos referíamos, trata de impedir que nuestro pueblo alcance su pleno desarrollo; tienen que comprender que esa fuerza no quiere que ustedes, los cubanos, puedan alcanzar un estándar de vida más alto; no quiere que sus hijos se eduquen; no quiere que nuestros obreros perciban el fruto de su trabajo; no quiere que nuestros campesinos perciban el fruto de su tierra; no quiere, en fin, que nuestro pueblo pueda crecer, que nuestro pueblo pueda trabajar y que nuestro pueblo pueda tener un destino mejor”.

Realmente define lo que significa la oligarquía y su verdadera forma de accionar, de ahí que el líder de la Revolución Cubana plantea:

“… nosotros le decimos al imperialismo que lo que vale no es la opinión de la oligarquía, que las oligarquías se pueden vender; pero los pueblos hermanos de América ¡jamás se venderán por ningún oro del imperialismo yanki!”

Un pueblo que se respeto debe ser digno de sus propias decisiones, un pueblo enérgico siempre lucha por su libertad y soberanía. El pueblo cubano le ha demostrado al mundo entero como una nación tan pequeña ha sido capaz de resistir a los embates huracanados de la potencia mundial estadounidense. Las victorias de la Revolución Cubana zanjan el quehacer de la mayor potencia mundial.

La firmeza de Fidel en el pueblo de Cuba lo llevo a expresar ese 2 de septiembre:

“Esto quiere decir que nosotros sí somos un país libre en América, que nosotros decidimos nuestra política nacional y nuestra política internacional de una manera democrática y de una manera soberana.  Democrática, es decir, con el pueblo; soberana, es decir, sin sujeción a los dictados de ninguna potencia extranjera.”

“Esto quiere decir que nuestro pueblo no le pide permiso a nadie cuando va a adoptar una determinación.  Eso quiere decir pueblo libre; eso quiere decir pueblo soberano.  Los que no se podrán llamar pueblos libres y pueblos soberanos son los que tienen que ir a pedirle permiso a Mr. Herter cuando van a dar un paso, los que tienen que pedirle permiso a la embajada yanki cuando van a dar un paso.  Este acto de nuestro pueblo en el día de hoy, demuestra que, efectivamente, ¡Cuba es el territorio libre de América!”

primera-declaracion-de-la-habana-2-sep-60-02

En la Plaza Cívica (actual Plaza de la Revolución) pronuncia vibrante discurso donde da a conocer la “Primera Declaración de La Habana” donde la Asamblea General Nacional del Pueblo de Cuba, suceso inédito en los anales de Latinoamérica, fue legítimamente constituida como fuente de derecho democrático, 2 de septiembre de 1960. Foto: Fidel Soldado de las Ideas.

22-primera-declaracion-de-la-habana-2-sep-60

Discurso en la magna Asamblea Popular celebrada por el pueblo de Cuba en la Plaza de la República, donde fue aprobada la Primera Declaración de La Habana, 2 de septiembre de 1960. Foto: Fidel Soldado de las Ideas.

Para conocer más sobre el ideario y la acción del líder de la Revolución Cubana, visite el sitio: Fidel Soldado de las Ideas.

Siga esta web sobre Fidel en Facebook: @FidelCastroSoldadodelasIdeas

Y en Twitter: @Fidelensusideas.

 

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también