Imprimir
Inicio » Especiales, Cultura  »

Jara y Osmani: Grandes Ganadores de Bailando en Cuba

| 300 |
pareja-ganadora-de-bailando-en-cuba-2017-osmany-y-jara

Jara y Osmani, la pareja ganadora de la primera edición de Bailando en Cuba. Foto: Sitio de la TV Cubana

Los integrantes de la pareja número ocho de Bailando en Cuba, Jara y Osmani, de Santiago de Cuba y Holguín respectivamente, fueron los triunfadores del programa televisivo que durante cada domingo logró generar polémica además de convocar a los seguidores de cada pareja.

Los jóvenes tienen como gran premio una beca en una prestigiosa escuela de danza de Italia, además del trofeo y medalla que los acreditan como ganadores absolutos de esta primera temporada de la competencia de baile.

El teatro Astral, sede del acontecimiento, volvió a lucir espléndido en una noche llena de emociones en las que se conoció que la pareja número doce, integrada por Ángela y Duvel resultó la más popular a la par que la compañía Habana Compás Dance alcanzó la mayor cantidad de votos en esa categoría.

Las parejas siete, Jessica y Carlos, y la diez, Delany y Ranger, recibieron también como premios viajes de entrenamiento pero de menos tiempo. Aunque creo que las dieciséis parejas sólo con presentarse, ganaron.

En esta última noche, el público pudo conocer a los coreógrafos que entrenaron a cada pareja y vio al principio del show los tres cuadros-fotos, para los tres posibles ganadores, así nadie podría pensar que se conocería el resultado de antemano.

Y por supuesto, de principio a fin, se bailó buena música cubana, sabrosa y sensual, que no es segunda de ninguna cuando de tirar un pasillo se trata.

Si no estoy equivocada la historia de este espacio comenzó justo el 15 de enero, por menos lo que vimos nosotros; su preparación, es obvio, fue mucho antes. Sobre aquella primera emisión escribí: “El equipo de dirección de Sonando en Cuba no se dejó llevar por los altos índices de teleaudiencia y de gusto, sino que sostenidamente se realizó un análisis de los comentarios de los públicos, tanto por encuestas como por lo que escribían en las diferentes web.

No me cansaré de decir que esos resultados no son la verdad absoluta (si esta existe), porque excepcionalmente se han realizado en Cuba estudios de teleaudiencia con todo el rigor que amerita esa acción, no para dar lo que el público quiere, sino para saberlo y brindarle ofertas que contribuyan a elevar su gusto estético. En lugares donde son realizadas por firmas de los más diversos productos, lo que se busca es vender un colchón o una aspirina.

Pero, me desvié del tema: Bailando en Cuba, tire su pasillo está realizado por el mismo equipo que logró que nuestra música sonara. Ese grupo con Manolito Ortega como director y RTV Comercial en la producción, no echó a un lado las experiencias precedentes ni las buenas que fueron mayoritarias, ni las malas, que las hubo. De ahí que este primer programa me haga apostar por su éxito.”

Agregué “Aún no puedo decir que son conductores impecables, habrá que ver cuando empiece el fuego de las presentaciones en vivo, pero por lo menos tienen buena dicción, articulan bien y constituyen un balance racial y de género. Y muy importante: no interactúan con el jurado y no darán opiniones, están como facilitadores entre una escena y otra.”. Y ya, finalizada la competencia, opino que la conducción fue el punto débil del programa.

Como afirmé entonces el jurado integrado por “Tres maestros de la danza: Lizt Alfonso, Santiago Alfonso y Susana Pous. Desde su primera aparición demostraron que van a enseñar pero sobre todo a señalar lo bueno y lo malo. ¿Son infalibles? No, ningún ser humano lo es.”

Ahora, puedo citar lo que han dicho de su difícil tarea al colega José Luis Estrada:

Lizt “Todas las carreras requieren tiempo de preparación, estudio y mucha dedicación y esfuerzo. ¿Tú conoces a algún médico, ingeniero, arquitecto que se forme en tres días? Lo mismo ocurre con el bailarín y con el músico. Fíjate cuántos años estudiamos para hacernos bailarines: comenzamos entre los cinco y los diez años a estudiar, y ya con 15 o 16 muchos están en los escenarios y de ahí a lograr la perfección, que siempre se busca, todavía queda un largo trecho por andar. Así que de fácil aquí no hay nada, todo lo contrario. Pregúntales a los concursantes y verás. Siempre existe la posibilidad de ser injusto, sobre todo porque lo que es justo para unos es injusto para otros, pero sea lo que sea que decidamos, lo haremos con convicción, teniendo la certeza de que en Bailando… todos hemos ganado: los bailarines, el equipo artístico-técnico que hace posible la magia de llevar a escena el programa cada domingo, los jurados, y sobre todo el público que disfruta en sus casas. Todos estamos siendo premiados.”

Mientras Santiago afirmaba “Es muy interesante lo que ha sucedido con Bailando…, que ha tenido la virtud de despertar el interés del público y ha puesto sobre la mesa a la danza, y al pueblo cubano a disfrutarla, a discutir sobre ella, lo cual demuestra que al igual que el deporte, el baile constituye una de nuestras grandes pasiones.”

A su vez Susana confesaba: “Soy una persona que le encanta probar cosas nuevas, y más si están relacionadas con mi profesión. Me parecía un reto muy interesante e importante para alguien como yo, porque significa que se me considera parte del elenco de la danza profesional en Cuba. Y es así, porque mi carrera se ha desarrollado prácticamente en la Isla, adonde vine como bailarina y me convertí en coreógrafa. Bailando… me abría las puertas a nuevos espectadores, a que me conozcan como persona y artista.”

Pienso que el jurado puede sentirse satisfecho con la dirección general de Manolito que junto al equipo consiguió un crecimiento constante de programa a programa por parte de los competidores y, por supuesto, de los coreógrafos que prepararon y se empinaron junto a las parejas.

El polémico Roclan González, se encargó del montaje coreográfico general y de una sección bien hecha y conducida por él sobre la historia de los diversos géneros danzarios, que, así, como al descuido, sembraron una pizca de conocimiento cultural en los televidentes seguidores del “tope”.

A su vez Vladimir Barberán como director de fotografía, supo concebir y transmitir la belleza de la escenografía, el buen colorido y uso de las luces casi siempre; también el maquillaje y vestuario acertado en la mayoría de las oportunidades.

De ahí que, incluso, las personas que critican el concepto de la competencia afirmen que “esta es una propuesta audiovisual extraordinaria para la Televisión Cubana.”

El autor de esa afirmación, el colega Yuris Nórido, comentaba recientemente que “en la competencia misma sí hay puntos para debatir. El primero, el más notable: la indefinición del concepto. ¿Este un concurso de bailes populares… o de “estilizaciones” de los bailes populares? ¿Esta es una competencia para bailarines o para bailadores? ¿Qué se pide primero aquí: el dominio de la tradición o la contundencia técnica?”.

Es verdad que una buena parte de los televidentes (que se expresaron en diferentes foros) esperaba un Para bailar del siglo XXI, con aquel esquema. No creo que esa hubiera sido la solución porque en las oportunidades que los bailarines han sido sólo bailadores se nos han perdido delante de las cámaras.

La pareja 12 se llevó el Premio de la Popularidad. Foto: Portal de la TV Cubana

La pareja 12 se llevó el Premio de la Popularidad. Foto: Portal de la TV Cubana

Para hablar de danza, no de puesta televisiva, realicé iguales preguntas a dos expertos de este arte: Noel Bonilla e Ismael Albelo, ambos con suficientes atributos académicos, docentes y como críticos, que me permito citarlos en este resumen:

Bonilla:

-En principio, pudieran no estar errados los foristas; Bailando en Cuba ha tratado de amplificar la noción espectacular del baile y de la danza escénica. Me explico: hace ya mucho tiempo que la danza ha ampliado sus fronteras, ha dejado de ser una “manifestación teatral” diferenciada para convertirse en acontecimiento, propio de otra sensibilidad discursiva espectacular (y social). Si bien de ella no escapará el dominio y reinvención del paso, del ritmo, del fraseo musical-danzario, del relacionamiento entre sus practicantes, etc.; ahora serán otros los dispositivos puestos en juego. No olvidemos que en Cuba (aunque podemos encontrar analogías en otros cardinales), en lo referido a la práctica social del baile (práctica que, por demás, ha venido en desuso, por razones varias); desde la irrupción de la timba, la noción de “pareja de baile” se fractura, ahora importará estar de cara frontal a la orquesta (a sus cantantes que guían, conminan, “imponen”, el modo de seguir el ritmo musical, lo que dice la letra –de donde emergen gestualidades, códigos corporales, fraseos coreográficos), por lo general la bailadora delante del bailador y ambos, frontales a la tarima donde posa la orquesta. Todos, los unos y los otros, en una suerte de corpografía grupal, ni la combinación de pasos ni la evolución de la danza en un sentido progresivo de sus traslaciones espaciales, interconexiones, son requisitos; basta el disfrute “estilo concierto”. Este hecho ha provocado inclusive, otra manera musical de concebir la interpretación y proyección escénica de los cantantes, las improvisaciones de los instrumentistas, la prolongación del trabajo de vientos, metales y percusión, etc., elemento que ha condicionado una manera de bailar distinta. Ya no estamos en los tiempos de las “parejas de baile” a la vieja y rica usanza de esta práctica social-cultural cubana.

-Hoy por hoy se nos deja ver que Bailando en Cuba se presenta como un espectáculo donde el baile es un dispositivo (en mi visión, el principal) solo que se valida en su complicidad (intervención, dependencia, interconexión…) con esos otros niveles o planos que el televidente identifica más con “lo coreográfico”. Vestuario, calzado, aditamentos, objetos y escenografías, están en función del baile. Ah, es cierto que en no pocas propuestas el sentido del baile (ritmo, pasos básicos, etc.) se ha subsumido al interés de algún coreógrafo para privilegiar esos planos o niveles; esto es evidente y, creo que es ahí donde los foristas pudieran sustentar su queja. Pero, al mismo tiempo, insisto, ya no es tan posible pensar el baile desde lo restricto de su proto-forma originaria, aun cuando grandes saltos, exigentes cargadas o vestuarios ampulosos, pudieran estar más cerca de un escenario “teatral” que desborda los límites (¿los habrá en verdad?) de los escasos espacios que aún existen en La Habana, en Cuba, para la práctica y disfrute del baile social.

Albelo:

Bailando en Cuba es un ¨reality show”, donde profesionales y aficionados (categoría que no se precisan en el espectáculo) son sometidos por coreógrafos profesionales a exigencias que muchas veces rebasan los elementos distintivos del baile popular cubano y se acercan más a la danza espectacular, léase cabaret, folklórico, contemporáneo… y hasta ballet!!!. Claro, que lo que sobresale son los alardes coreográficos y la mayor o menor destreza de los ¨concursantes¨, estén más o menos preparados para esos pasos… y riesgos.

¿Cree que hoy funcionaría un espectáculo como para bailar? ¿por qué?

Bonilla:

Como casi todos los televidentes, yo también tengo mis preferencias por algunos de los programas temáticos que ha dirigido Bailando en Cuba. Creo que los dedicados a la rumba o al cine musical, son ejemplares. Disfruté mucho el concebido en homenaje al mítico Para bailar, pero al mismo tiempo creo que pensar en un “Para bailar” desde el canon que lo estructuró en la década del ochenta, hoy carece de sentido. El espectáculo (teatral, social, vivendi, institucional, etc.) ha cambiado, ha mutado. Quienes tuvimos la vivencia seductora del fiel televidente en los tiempos de Para bailar, recordaremos aun borroso en el tiempo, nuestro voto y seguimiento por alguna pareja, por el modo de bailar, por los riesgos y apuestas; recordaremos como nos parecía “raro, extraño”, cuando Rebeca Martínez y su partenaire Miguel Ángel, lanzaban una pierna, giraban o realizaban alguna variación acrobática, elementos que no eran como muy “legales” en nuestro modo de entender la danza de los bailadores…Hoy, tras su pregunta, pienso que desde ahí pudiera estar la génesis de un show como es hoy Bailando en Cuba. Tampoco podemos olvidar que nuestra mirada hacia la danza en la televisión se fue haciendo, anchando, amplificando, desde aquellos cuerpos de baile que acompañaban a Rafaela Carrá o el Ballet de la Televisión Alemana, por solo traer don ejemplos también ejemplares.

No creo que un programa como Para bailar, pudiera replicarse hoy desde aquella gracia “ingenua” ochentera; ya somos espectadores “perversos”, avisados, interconectados, activados desde otros dispositivos de lectura, de emancipación y de criterios.

Tal vez si me preguntara por la valencia hoy de un espacio como Aprendiendo a bailar (que tantos seguidores tenía) yo le diría que sí. Bailando en Cuba, nos ha devuelto ya sea desde la cita, el intertexto, la recuperación de la memoria y desde el desempolvo del olvido, muchos bailes, reservorios vivos, practicantes y zonas solapadas que aún vertebran esa fina línea que nos atraviesa como nación, como cultura y que tenemos que defender con garras y dientes.

Albelo:

Cuando miremos para atrás debe ser para superar el pasado y aprender de él. No creo que la formación civil actual de la juventud promedio cubana pueda siquiera semejar la de los años de ¨Para bailar¨, que se hizo precisamente dentro de las actividades en espera de un festival mundial de la juventud y los estudiantes en La Habana. Por otra parte, la juventud actual baila reguetón, tec-tonik, casino… y cosas indefinibles, y hacer que vuelvan al danzón, el mambo y el cha-cha-cha sería ir hacia atrás en el ya escaso desarrollo del baile popular cubano. Hoy día no se baila la contradanza ni el minuet ni el rigodón, como tampoco el twist o el rock´n roll, en el baile popular debe surgir algo nuevo… y mejor. Con una misión más definida, Bailando en Cuba puede ser un medio para desarrollar el baile popular de pareja.

He escuchado a algunas personas decir que Bailando en Cuba perjudica el baile cubano ¿que respondería a esas afirmaciones?

Bonilla:

No lo creo. Como usted yo también lo he escuchado e incluso, de voces supuestamente “autorizadas”; pero es que solo una tradición puede tener valía en la medida que dialogue de manera operativa con su praxis contemporánea. Quien quiera ver nuestros bailes campesinos, quien quiera ver el danzón o el irreverente complejo de la rumba, desde la quietud de su historia (en tanto perpetuidad de hechos pasados), sencillamente está detenido, invivido, muerto. Bailando en Cuba, nos ha devuelto sonoridades que estaban ocultas, nos ha traído a la contemporaneidad bailes desde otras nociones en su práctica danzaria. Me atrevería a pensar que, hacia un futuro (quiérase que inaplazable y mañanero) en nuestras prácticas dancísticas sociales, regresarán sonoridades cubanas que siendo de ayer, se nos enunciaran desde modos de bailar, danzar, accionar, más contemporáneas. No hay otro modo: ya no es posible aplicar las nociones tradicionales del “ser en danza” a sus modos contemporáneos de manifestarse, sino que hay que centrarse en una visión (que sin dejar de ser crítica, cuestionadora, revisora, interpelante) generosa, plural, mutante y transformada que pueda arrojar luz con la que quizá sea la característica más sorprendente de la danza en la actualidad: todo es posible.

Albelo:

No lo creo exactamente así. Yo creo que el objetivo final del espacio -amén de su comercialización pura- puede ser reeditar la perdida costumbre de tener parejas de baile como antaño contábamos con elegantes profesionales como Juliett & Sandor, Lucerito y Toledano, más populares como Sonia Calero y Roberto Rodríguez, Gladys y Antonio, Tania y Ervitti, y francamente rumberos totales como Ana Gloria y Rolando o casineros como Rosendo y Caruca. Con esa premisa este programa -en mi opinión- sería válido. En cuanto a perjuicio, creo que estas coreografías para aficionados-profesionales-no-determinados pudieran generar algunos pasos acrobáticos pero copiables y que se introduzcan en los futuros bailes populares cubanos… si es que algún día rebasamos el casino o el mozambique!!!

¿Podría hablar de las virtudes y defectos de ese programa con relación al reconocimiento de la danza en Cuba?

Bonilla:

Bailando en Cuba, nos ha aportado claridades: aun cuando en el imaginario popular se abusa del decir “Cuba es un pueblo que baila”,

hemos advertido del olvido de muchos ritmos y bailes cubanos,

  • del desconocimiento de figuras, momentos circunstanciales y espacios físicos que lo hicieron singular,
  • ha mostrado que la danza, como la vida, transita, muta, toma y deja, avanza y se sacude,
  • del arrojo de muchos jóvenes que sin una formación especializada, han retado las dinámicas de la enseñanza y la práctica profesional de la danza en Cuba
  • de la velocidad transformativa de la tecnología televisual que, también, reta los dispositivos y comodatos de la creación en la danza cubana toda.

Albelo:

Todo lo que tenga que ver con la danza como protagonista me parece un logro… aunque a la larga pueda ser un fiasco. La danza, en el decir de Doris Humphrey, es ¨la bella durmiente de las artes¨ y, como está tan cerca del ser humano, nunca se le considera en su real dimensión. Los competidores y los que aspiraron y no fueron escogidos pueden haber conocido nuevas formas de moverse y extenderlas a sus participaciones en las discotecas o fiestas o en la calle G o la piragua, eso se verá en el futuro y sería muy revitalizador de nuestro baile popular. Repito, si la misión fuera clara, se sabría qué pretende el programa con la danza, entonces los bailadores sabrían que eso es como el ballroom internacional… y quien sabe si imponemos un nuevo estilo de baile de salón en el mundo!!! Como show televisivo me parece una buena realización en general para reavivar los aburridísimos fines de semana en la televisión nacional, salvo que como se prioriza la realización televisual, se sacrifica la danza en sí misma, y mientras los bailadores se esfuerzan con las cargadas y las vueltas, el swicherman está ponchando al trompetista de la orquesta o al público o al jurado, cosa casi unánime en la televisión cuando de danza se trata.”

También, como al descuido, por Bailando… han pasado figuras cimeras de nuestra cultura: Omara Portuondo, Enrique Pineda Barnet, Aurora Bosch, Adalberto Álvarez, que incluso toco con su orquesta, en vivo, para los competidores en el sagrado santuario de los bailadores de La Tropical. Allí lo hicieron también Los Van Van y Alexander Abreu y Habana de primera.

A ello se añade que ver a los jóvenes desfilar el 28 de enero con una antorcha, visitar la escuela Solidaridad de Panamá, donde participaron en un cumpleaños de de esos niños diferentes, hablar del SIDA, del uso del Condón, de la depresión, contar historias de vida que habla del origen casi hasta marginal de algunos competidores y llevarlos, por ejemplo, al centro de biotecnología, donde Rudy Mora prepara una serie sobre el difícil mundo de los científicos, o al ballet y saludar a Alicia Alonso, me hacen afirmar que la apuesta que hice en mi primer comentario estuvo bien.

Una vez más RTV Comercial, empresa de la televisión cubana, logró un producto que despertó el debate entre los públicos y que transmitió, (al descuido, repito), como se debe hacer, mensajes de los valores éticos que queremos ver florecer en nuestro país. El anuncio de la serie de Rudy me quitó la primicia, pero les comento: los sábados cuando termine La otra guerra, llegará Somos familia, (también de RTV) otro programa de participación y… ya les contaré.

(Tomado del Portal de la Tv)

Se han publicado 300 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • rafa dijo:

    felicidades,muy de acuerdo con ese gran jurado y gran espectaculo,un regalo de tv cubana, al fin un buen reality,felicidades.

  • mmp dijo:

    Me pareció muy buen programa, en sentido general, lo esperaba y disfrutaba cada domingo, me fue instructivo y amplíe mi cultura general acerca del mundo danzario, lo extrañaremos, los esperamos en el próximo año sin falta. Ahh y ganó la 8 esa era la pareja más completa, sin duda.

  • Henry. dijo:

    Felicidades a Jara y Osmani. En lo particular me pareció muy justo por parte del jurado que los eligieran como los ganadores en esta 1ra temporada de Bailando en Cuba, en verdad eran los mejores entre las tres parejas. También mi reconocimiento para las parejas siete, Jessica y Carlos, y la diez, Delany y Ranger. Fue un bonito espectáculo.

  • Eduardo dijo:

    Creo que el programa “bailando en Cuba” es algo de lo mejor que ha hecho la TV cubana en los últimos tiempos.

    • My dijo:

      Excelente , el jurado, las opiniones, los conductores (que fueron tan receptivos), el escenario, las ideas de cada domingo…. en fin todo!!!
      Lo que critico es la página web del programa!!!, muy dificil para escribir en ella y muy poco actualizada, que pasa con los informáticos??’, es una pena que fallen en esto!!!, que dificil para enviar un comentario!!!!, cual es el objetivo de marcar el código??, por favor disculpen si estoy equivocada pero no entiendo, para que dicho código??
      La pareja numero 8 sin dudas era la mejor, yo sabía que no se les escaba, Santiago ,Liz y Susana fueron realmente justos.
      Felicidades a todos

      • Informatico dijo:

        El codigo es porque hay aplicaciones que automaticamente pueden generar comentarios, votaciones, hacer clicks en sitios web. Las mismas se pueden usar para aumentar la popularidad de algun concursante, o simplemente para que ganen en las votaciones por la web. el codigo no es mas que una barrera de seguridad para que esos programas no actuen en el sitio web, porque usted que es una persona si puede leer el codigo, pero una aplicacion no puede(en teoria y principio, hay algunas que si). Ese es el por que del codigo :-)

      • Mariña dijo:

        Coincido completamente con todos los comentarios y con la peridista, FELICIDADES por esta primera temporada ,considero que NO HUBO nada negativo, TODO estuvo bien logrado ,el resulatdo final !!!! , cada domingo !!! , ese GRAN JURADO ,perfeccionistas hasta la misma hora de decir el porque la parajea ganadora , reintegro ESPECTACULAR ,pero .. concido con su comentario muy dificil poder acceder a esta pagina en verdda ni se como logre entrar hou dia 23 ,para poder leer todos estos comentarios, que pena ,pq la retroalimentación de cada programa hubiera sido muy saludable, pero repito NO MARCO en nada pq todo se hizo PERFCETO ,TREMENDO PROGRAMA ,todos lloramos de júbilo… MUCHA SINCERIDAD EN EL JURADO ,MUCAH JUSTEZA en este Proprgrama TODO FUE TRANSPARENTE ………………. EXISTOS para la próxima temporada

  • MANOLOGLEZ dijo:

    Muy justa la desicion del jurado y verdaderos los argumentos.
    Bailando es un verdadero acontecimiento cultural

  • pirilampo dijo:

    deben pasar esos eventos para un canal de HD mejor visibilidad y dejar el canal cubavision en horario estelar para algo mas gustado por toda la poblacion , por favor no empiesen a repetir todos los domingos los programas vistos ya

    • RCM dijo:

      Compadre, analizate, creo que eres tu el que no está de acuerdo con la mayoría, porque es la mayoría la que ha encontrado como muy positivo este programa, que tipo de programa te gusta?

  • Rafael Rodriguez dijo:

    Jara la ganadora habla como si fuera española,mas que susana,no se como se le pego ese hablar siendo cubana, supongo cuando venga de Italia no se le entendera nada

    • YAYO dijo:

      El padre de Jara era español (era, porque murió). Ella vivió tiempo en España. Hablar sin conocimiento es especular. Y eso dice mucho de ciertas personas. Saludos.

      • Dalla dijo:

        Bien por ti YAYO, evidentemente Rafael no vio la entrevista… jaj que mal hablar sin saber!

      • Mariña dijo:

        Bravo por su comentario y que pobreza de pensamiento el de Rafael R ,POR DIOS

    • Tomás H. Vidal Cordero dijo:

      Rafael Rodríguez, Jara es hija de español y ha vivido en España, lo dijo en una entrevista.

    • Santi dijo:

      Rafael Rodríguez, aunque sea Jara Santiaguera porque lo siente así, ella nació en España amigo

    • Jorge dijo:

      Envidioso Rafael, no seras primo del cantante.

    • martha dijo:

      Jara lo dijo en uno de los programas, es hija de un español con una cubana, incluso, su mamá tiene acento, aunque no lo especificó quizás haya pasado una parte de su infancia en España, es lógico que lo haya adquirido, para criticar hay que profundizar.

    • YO dijo:

      ella es española, nacio alla d padre español y madre cubana , lo dijo en una entrevista

      • Yamelys Ramos Lobaina dijo:

        muchisimas felicidades,muy justo el jurado,las parejas bailaron con gran profecionalidad ,es bueno saber que en nuestro pais se realizan programas de calidad y que atrapan al publico.CONGRATULACIONES para Jara y Osmani,los segui en cada programa y les deceo la mayor suerte del mundo y que sigan explotando ese gran talento que tienen.

    • yo dijo:

      ella es hija d padre español y madre cubana y vivio de pequeña en españa, lo dijo en una entrevista. o sea , aprendio a hablar alla,

  • Danier Ernesto González dijo:

    ¡Merecido! Gran futuro. Hemos disfrutado de un excelente programa de televisión.

  • MARCOS dijo:

    EL SR. BONILLA PONE ENTRECOMILLADO EL TÉRMINO “SUPUESTAMENTE AUTORIZADAS” ALUDIENDO A PERSONAS QUE EMITAN TAL O MÁS CUAL CRITERIO SOBRE EL PROGRAMA. PERO ME PREGUNTO: ¿NO SE MANIFIESTA EL SR. BONILLA COMO LA PERSONA MÁS “AUTÉNTICAMENTE AUTORIZADA” DEL MUNDO? EL AFÁN ES TAL, QUE A MUCHOS SE LES ESCAPA LO QUE QUIERE DECIR CON SUS REFLEXIONES DE TANTA ESPECIALIZACIÓN… POR LO DEMÁS ESTE ES UN ASUNTO QUE, AL MENOS, HA PUESTO A TODOS A OPINAR, Y ES LO VALIOSO… SIGAMOS ADELANTE.

    MARCOS

  • Mayra Vélez Pérez dijo:

    FELICDADES a esta bella pa reja que desde el principio demostró muchas fuerzas, empatía, limpieza en todos sus movimientos y muy intrépidos.
    Felicidades a las otras parejas que también fueron excelentes, bien merecido el premio que se les dio.
    Felicidades también al jurado que fue muy justo en sus selecciones, y a todo el colectivo.

    • BALE dijo:

      buen baile

  • El Descarao dijo:

    Por un momento pensé que iban a favorecer a la pareja 10 por razones obvias. Vi que los pasaban y los pasaban, incluso cuando tenían deslices garrafales, pero triunfó la razón y la mejor pareja. Me sirvió el programa para ver que aún tenemos buenas compañías de danza que no se ven EN NINGÚN LADO y para oír tanta música buena y vieja que casi había olvidado. ¡Qué vivan Irakere y Baila mi ritmo!

    • JJv dijo:

      yo también tenia ese temor porque a los orientales siempre les dan duro pero felizmente ocurrió lo que tenia que ocurrir.

      • Espectador Critico dijo:

        Sin querer ser xenofobico, pero ustedes siempre estan con el mismo complejo. En sonando en Cuba gano yulaisi sin duda alguna, no fue favoritismo y comenzaron los criterios regionalistas, ahora que si siempre le dan duro a los orientales. Dejen ese complejo y la competencia con la habana, honor a quien honor merece. No apoyen a la gente por la region que sean sino por el talento que posean.

    • enrique15 dijo:

      Amigo, no estoy en desacuerdo con la designación de la pareja ganadora, pero con lo que sí estoy en desacuerdo es con su insinuación de que la pareja 10 fuera favorecida. El muchacho de la pareja 10 es por mucho, el mejor bailarín que pasó por esa competencia. No lo digo yo, que no soy especialista, incluso una de las jurados afirmó que era el mejor. Dejarlo fuera era un crimen. Incluso la última noche considero que fueron ellos los que mejor lo hicieron, creo que la diferencia con la pareja ganadora estuvo en la diferencia entre él y su compañera, pero su segundo lugar es más que merecido. Ese muchacho que usted insinua fue favorecido no es ningún improvisado y llegará lejos, verá.

      • ME dijo:

        Totalmente de acuerdo, en mi opinion esa ultima noche ellos fueron los ganadores.

    • Mariña dijo:

      Coincido 100 % con este comentario, tuve temor por la pareja 10 ,pq me percaté que en dos programas seguidos ,luego de decirles sus dificultades se salvaban como primeros y no lo netendía tampoco, pero gracias a DIOS se logro justicia y ganó la MEJOR a pesar de que en realidad estaba muy fuerte la competencia ,las dos parejas estaban muy bien ,peor nunca ala altura de la 8.

      • bellísima dijo:

        Ustedes los orientales lo q son unos acomplejados y nunca van a dejar de competir con la Habana.Eso da risa. Felicidades a la pareja ganadora pq se lo mereció, pero les diré una cosa: si la muchacha de la pareja No. 10 hubiera estado a la altura de Ranger otra cosa hubiera sucedido, aunque en la gala final se esmeró.

  • Pepecito dijo:

    Al fin terminamos la agonía, no concuerdo con los criterios de Albelo y Bonilla. Solo les pediría una cosa a RTV y es que las repeticiones del programa las ponga por Canal Habana y HD Caribe para no tenerme que atormentar con empalagoso programa. Prefiero seguir viendo lo juegos de pelota de industriales.

    • RCM dijo:

      Yo en tu lugar, me guardaría tus comentarios, no te da pena?……….. y aclaro, no es por contrariar, muy bien puede no gustarte el programa, pero no dar esos argumentos tontos.

  • teresita dijo:

    Muy buena elección del jurado la pareja 8 era la mejor desde el principio, que bien que las tres parejas van a tener la oportunidad de llevar el baile cubano a otros países, felicidades a las tres parejas y al jurado que se las vio bien feas a la hora de elegir.

  • Anabeatriz dijo:

    Es cierto que cuando las cosas se hacen con el corazón y el amor todo sale bien, el programa estuvo genial, por eso muchas felicidades a su director, locutores, camarógrafos, a los del audio, las luces, vestuaros, en fin a todos los que hicieron posible porque este bello programa saliera al aire todos los domingos para la familia cubana. También mis más sinceras felicitaciones a las 16 parejas concursantes por su esfuerzo, disciplina y consagración y una felicitación muy especial a la pareja número 8 por ser ganadora del programa Bailando en Cuba. No quiero terminar sin antes mandar mis mayores respetos y mis felicitaciones al jurado. A todos muchas felicidades.

  • Omaida dijo:

    A mí me gustó el programa:
    *me gustó la pareja que ganó, aunque la 10 también me gustaba
    *me gustó el jurado
    *Me gustó ver colores y luces en el escenario…. me gustó ver modernidad a la altura de estos tiempos.. no me gusta ver esos escenarios oscuros y feos y tan humildes….. por ejemplo el programa de Acanda….. es un programa que me gusta pero me da una pena el escenario…………
    *no me gusta que la gente llore con sus historias, me parece que copiamos de los programas de “afuera”,
    Pero en general es un programa que necesitamos para el horario estelar del domingo, sería bueno planificar que siempre haya algo así, ahora se acabó el baile, después del baile no sé el Humor, después el canto. Algo que te den ganas de ver para distraerte felizmente!!!!
    gracias equipo de Bailando en Cuba!

    • Leona dijo:

      Omaida, coincido contigo,por supuesto, sobre todo en lo horrible y deprimente que aparece el escenario del Programa de Acanda, nada que ver con lo actualizada de las crónicas de Acanda

      • fico dijo:

        Era de esperar que la TV cubana despertara del largo letardo, hay dias que da lastima ver la TV
        a mi no me gusto sonando en Cuba pero era una propuesta diferente como esta y por eso pego.
        se tiene que buscar propuestas para todos los grupos de espectadores.

  • grissel dijo:

    Expectacular el final, gracias a todos los que hicieron posible este programa, cuando se quiere se puede!! felicidades para los ganadores,y todo el colectivo en general,

  • Lisbet dijo:

    Sinceramente el programa logro una gran espectación en le publico cubano,se esperaba con ansias el domingo para ver la ganadora de la Primera Temporada de Bailando en Cuba,le doy felicidades a todos los coreagrafos y bailarines por todo el esfuerzo que realizaron para lograr que el publico cubano se encantara con el programa.
    FELICIDADES.

  • david dijo:

    Felicidadesssssssssssssssss a la pareja número 8, me encanto el programa.

  • daniel dijo:

    Estuvo muy bien el programa la verdad, pero eso de que Roldan estuvo bien en la conduccion de su seccion, es confundir el deseo con la realidad. Eses hombre es muy buen coreografo y bailarin, pero por favor, …. mantenganlo lejos de los micrófonos!!!!

    • Richard dijo:

      Felicidades al jurado, concuerdo con la pareja ganadora. El baile que hicieron los 3 quedo medio flojo, no me gustó esa coreografía. Sobre Roclan, me parecieron excelente la seccion donde hizo de conductor. Lo que no me gustó fue el traje de pinguino que se puso para recibir el premio, pero bueno cada cual se viste a su manera. Sobre los conductores: Los 3 gritan cuando hablan, quizas si no se dejaran llevar por la emoción les sería mas facil su trabajo. Es mi criterio.

  • Jorge Enrique dijo:

    En mi modesta opinión el espectáculo fue bueno, significativamente bueno, y concuerdo con la decisión del jurado, aunque durante un tiempo de la competencia no compartía sus criterios.
    Críticas:
    1.- El programa cumbre de la competencia no fue puesto por el canal HD, después de que lo fue toda la competencia. Con el respeto del recién nacido canal CARIBE, ese espacio de la noche del domingo podían haberlo cedido una semana más sin que el mundo se fuera abajo.
    2.- Las parejas NO GANADORAS nos van a representar en eventos internacionales y la ganadora “a estudiar”, me parece que debían combinar ambas cosas y ser la ganadora la que nos representara.
    Por lo demás todo OK.

Se han publicado 300 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Paquita Armas Fonseca

Paquita Armas Fonseca

Periodista cubana especializada en temas culturales. Colabora sistemáticamente con el diario digital La Jiribilla.

Vea también