Imprimir
Inicio » Especiales, Deportes  »

Iván Pedroso: El mundo en un salto

| 29 |

ivan-pedrosoSalta Pedroso… ¡Salta!

Cuando Iván Pedroso, bien llamado El Saltamontes, tenía la mirada fija en el caeón de saltos, con sólo una oportunidad de coronarse, sabía que millones de ojos iban sobre él. Sabía que allí, en el estadio, atento a su salto, estaba Carl Lewis, El Hijo del Vien­to, quien había ganado cuatro torneos olímpicos consecutivos –desde Los Ángeles 1984 hasta Atlanta 1996– en esa modalidad. Otro gran­de, Mike Powell, el de los 8.95, también lo seguía.

La vida le había sonreído y, a su vez, le había jugado malas pasa­das. Nunca olvidaría el 8,96 en Sestrieri, Italia 1996, donde destrozó el récord mundial de Powell. Dicen que un sospechoso se detuvo –casualmente– para ver el prodigioso salto frente al aparato que mide la velocidad del viento; no lo homologaron. No fue recordista mundial en noche de neblinas.

Después vino una lesión mal atendida, a pocos meses de Atlanta 1996. La delicada operación fue un éxito. Pronósticos reservados; tenía que decidir por sí mismo. Ante tantas adversidades, muchos flaquean. Los elegidos se sobreponen. Iván tenía paradigmas cercanos como Juantorena o Ana Fidelia, quienes resurgieron con bríos mayores, como hacen los campeones.

La capacidad del pensamiento no tiene límites. En fracciones de segundos pueden acumularse milenios. Iván tenía muchas cosas en qué pensar cuando su digno contendiente australiano esperaba desplazar a Zeus del Olimpo de la longitud. Estaba obligado a dar el gran salto, el definitivo.Una oportunidad, la que por derecho propio tienen los grandes. Sin opciones para el lujo de bandera roja; tenía que ser blanca.

Otro recuerdo, el peor. Tortura de noticia primero, realidad después: la pérdida de la autora de sus días. A ella le había prometido la medalla. No le podía fallar. Limpió la mente, miró para la multitud de ciento diez mil aficionados que lo aplaudía respetuosa e íntegra, mas quería que perdiera. Allí el 99,9% estaba con el australiano. Como los grandes pidió palmadas, tal Lewis o Sotomayor; las recibió. Levantó la cabeza, se irguió y salió dispara­do hacia el cajón de saltos. Silencio sepulcral. No desplegó su mayor velocidad evitando una falta.

Cuando despegó, lo hizo con once millones; la última imagen materna le dio fuerzas de ultratumba. Voló, como los inmortales, hacia la gloria olímpica, la misma de aquel Hijo del Viento que no lo perdía de vista. Las manos del australiano fueron a la cabeza. Los ojos de todos hacia la mujer convertida en jueza implacable. ¡Bandera blanca, de campeón olímpico! No necesitaba saber la marca, su salto era el mejor.

El múltiple campeón mundial (cinco veces bajo techo y cuatro al aire libre) corrió hacia el entrenador, hacia Juantorena, hacia quienes lo apoyaron, con la imagen fija en aquella que le dio el ser.No celebraría con él pero desde cualquier rincón del infinito era feliz, puesel hijo había cumplido la palabra que le enseñó a no empeñar nunca en algo inútil.

Iván Pedroso lloró. ¿Quién dijo que los campeones no lloran? Por su mente volvieron recuerdos buenos y malos. Quedó la última huella, la que siempre queda: ¡Ya era campeón olímpico! El australiano Jai Taurima cayó con las botas puestas. Fue superior a las expectativas y dio mucho colorido a la compe­tencia. Lo felicitó y se les vio juntos en el podio de premiación, oyendo las notas del Himno Nacional Cubano.

Algunos datos del campeón:

Iván Lázaro Pedroso Soler nació el 17 de diciembre de 1972, en La Habana. En 1995 logró la medalla de oro en el Campeonato Mundial de Gotemburgo, Suecia, con 8, 70 metros. Ese mismo año, en una competición en Sestriere, Italia, alcanzólos 8,96 metros, superando por un centímetro el récord mundial del estadounidense Mike Powell, pero según se informó, en el momento del salto había un juez delante del anemómetro, que obstruía la medida real del viento. Repetiría lahazaña en los Mundiales 1997 en Atenas, Grecia y 1999 en Sevilla, España.

1995 fue un año pródigo para el Saltamontes. Según Wikipedia, la Enciclopedia Libre 2017: “Es el único ser humano en haber superado la barrera psicológica de los 9 metros en la especialidad en un salto válido en la tabla, pero no récord oficial, por ventosidad. Fue en marzo de 1995, en los Juegos Panamericanos de Mar del Plata, a nivel del mar, donde hizo 9,03 con viento…”

A pesar de reinar durante muchos años en su especialidad, tuvo que esperar a los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, en Australia, para conseguir su primera medalla de oro en esos torneos.Con un salto de 8,55 superó al australiano Jai Taurima por un ajustado margen de 6 centímetros. En Barcelona 1992se había clasificado cuarto, por detrás de Carl Lewis, Mike Powell y Joe Green, y en Atlanta 1996 no pudo participar por una lesión.

En el Campeonato del Mundo de Atletismo 2001 en Edmonton, Canadá, consiguió otra medalla de oro con un salto de 8,40 metros, sumando un total de cuatro medallas de oro en Mundiales y una de oro olímpica, a las que hay que añadir sus cuatro títulos en los Campeonatos del mundo en pista cubierta, convirtiéndose en uno de los mejores atletas en la historia de la especialidad.Su actuación en los años 1995, 1997 y 2001, le valieron para ser electo el Mejor Atleta del Año en la encuesta de la Agencia Latinoamericana de noticias Prensa Latina.

Fue la consagración de una carrera pródiga en premios mundiales, con nueve: cinco bajo techo (Toronto-1993, Barcelona-1995, París-1997, Maebashi-1999 y Lisboa-2001) y cuatro al aire libre (Gotemburgo-1995, Atenas-1997, Sevilla-1999 y Edmonton-2001).

Después se convirtió en un excelente entrenador.Trabajó con el francés Teddy Tamgho, quien rompió en tres oportunidades el récord mundial bajo techo de triple salto, en Doha, Qatar en 2010, con 17.90 metros; un año después, lo hizo primero en la ciudad gala de Aubiere, con 17.91 y luego en París, el 6 de marzo de 2011 en el Campeonato Europeo de Atletismo (17,92).

En la actualidad entrena con resultados destacados a la venezolana Yulimar Rojas, quien bajo su pupila conquistó la medalla de plata en el triple salto de Río de Janeiro 2016.

Iván Lázaro Pedroso Soler, en cualquier época, es uno de los más grandes del deporte cubano, y mucho más allá.

 

Se han publicado 29 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • murgas dijo:

    Muy merecido este artículo, recuerdo exactamente esa competencia a pesar de haber pasado casi 17 años. Lástima que no le fue homologado el record del mundo, algo muy dudoso lo del juez a mi entender. De todas formas siempre será recordado con agrado entre la afición cubana.

    • stark dijo:

      Casualmente esa es la 1ra competencia (de cualquier deporte) que observe en mi vida. Tenia solo 8 años y era un día de vacaciones cualquiera por la mañana (horario nocturno en Sydney). Recuerdo que me levante y mi padre estaba frente al tv y me sente junto a el. Es increíble pero a pesar de no significar nada para mi en ese momento recuerdo como Pedroso fue 1ro hasta el 5to salto donde el australiano (un pelú desconocido para mi) lo supero y luego vino Pedroso en el ultimo intento y volvió al oro.

    • AlejandroGR dijo:

      Excelente artículo… reconocimiento a uno de los grandes deportistas de Cuba y del mundo de todos los tiempos… lástima que ya se hable poco de él en nuestros medios de difusión… Suerte y salud donde quiera que esté… Gracias por darnos tantos momentos de felicidad con tus saltos…

      todavía debe estarle dando vueltas la cabeza al que decidió mandarlo a competir a aquella competición que lo único que logró fue dañarlo…

  • Williams dijo:

    Excelente atleta, y por los resultados de sus pupilos, también es un excelente entrenador, quisiera saber por qué no entrena a los atletas cubanos.

    • jesus dijo:

      Cuba tiene varios colaboradores en el exterior entrenando a atletas de otros países. Por una parte esto es colaboración, por otra parte nuestro país recibe una entrada de divisa y también constituye un estímulo financiero para el entrenador.

  • Enrique Domínguez Santiago dijo:

    Es cierto, uno de los grandes, de los que ya quedan pocos, no sabemos que estás haciendo pero sigues siendo nuestro CAMPEON.

  • Víctor Angel Fernández dijo:

    “Después vino una lesión mal atendida, a pocos meses de Atlanta 1996”
    No me convence que haya sido una lesión mal atendida, pues en mayo fue el accidente y ya en agosto estaba en los Juegos Olímpicos y al´lí fue vencido por alguien capaz de ganarle a cualquiera, con o sin lesión.
    Para quien sea el autor, lo malo de ese 1996 fue cuando debió participar en un evento de atletismo que no reportaba nada y luego de haber llovido, la arena estaba húmeda y dura y le causó la lesión. Lo primero fue una mala decisión “administrativa”

    • irraco dijo:

      Ciertamente, lo de la lesión fue la irresponsabilidad de participar en un torneo en el Marrero con pésimas condicones meteorologicas. Si hubiese estado en froma en Atlanta le hubiese ganado a Carl lewis que ha sido el mejor de la historia, pero ya en 1996 Pedroso era el numero 1 del planeta. Para mí está entre los 3 mas grandes deportistas cubanos de todos los tiempos en el siglo XX. Contando el XXI ya hay que poner a Mijain por encima de cualquiera.

    • Sergio dijo:

      No te lo van a decir, Vicente, lo mismo pasó con la Savigne, con CEPEDA en la pelota,,, a la POBRE ANA FIDELIA que llegó “FUNDIDA” a las dos olimpiadas porque la MANDABAN hast el TORNEO de la PAPA FRITA en remangalatuerca.

      Lo peor es que aprendieron bastante tarde de esto, se la pasaban CRITICANDO a los de ” OTROS PAISES”, que si no iban aquí, que ni no iban allá.

      Ojala y la cordura se imponga.

      Saludos,

  • Jorge dijo:

    Esos son los entrenadores que hacen falta aquí y por x o por y no los tenemos entre nosotros. Rescaten a esos craks si queremos resultados con los muchachitos de ahora que no tienen donde mirarse pues el adn es el mismo.

  • el extraterres3 dijo:

    ivan pedroso esta entrenando en venezuela a la jovencita yulimar rojas, la cual fue medallista olimpica de plata en rio 2016, competencia que gano la super fuera de serie colombiana caterin ibarguen entrenada paradojicamente por otro profesor cubano llamado ubaldo duany. Como es posible que tantos entrenadores estes dando frutos afuera y nuestro deporte este mermando.

  • daniel dijo:

    Al fiiinnnnnnnnnnnnn, uno de los mas grandes que a dado este pais y casi en el olvido. Ojala y este reporte ademas de los comentarios hagan que los medios hablen y digan que es de su vida, como esta y que hace, ya que son muchos los que extrañamos saber de quien para mi fue el mas grande en el atletismo en Cuba, y que me disculpen los que no piensen asi ya que se han habido muchos grandes a lo largo de la historia

  • La llave dijo:

    Muy merecido artículo para este grande aunque a mi modo de ver los medios de prensa no lo mencionan mucho, cada atleta debe saber el momento justo del retiro,Iván dejó en los últimos años de su carrera un mal sabor. La competencia con Jay Taurima para mi clasifica entre las 10 victorias mas emocionantes del atletismo cubano, felicidades al periodista por hacernos recordar esta vivencia.

  • Ariel dijo:

    Buena reseña. Un tremendisimo deportista, competitivo hasta el ultimo salto. Nadie pudo confiarse de Ganar cuando estaba el Saltamonte. Igual recuerdo esa Final de Sidney 2000, que junto con la narracion de Rene Navarro, se me puso la piel de gallina. Bueno el Articulo, por que su nombre estaba “empolvado” literalmente hablando.

  • Ada dijo:

    Excelente atleta y, al igual que el primer forista que comentó recuerdo muy bien ese salto de campeón que dió en Sidney, qué alegría sentimos… por esas vueltas que da la vida, años después yo estaba con una amiga en el semáforo de Micro X viendo cómo llegar a casa después de mi recorrido de vuelta al mundo desde mi trabajo, llovía a cántaros, la 400 estaba que para qué, estabamos las dos con una precaria sombrilla… en fin, un flamante Mercedes paró en el semáforo y nos invitó a subir, imagínense enseguida pensamos que era algún extranjero pero no, era el mismísimo Iván Pedroso que apenas reconocí pues llevaba una pachangüita hasta los ojos… amablemente nos dió “botella” hasta Tarará, no le importó que le mojáramos un poco aquellos asientos, con mucha humildad y cortesía, no quiso oír nuestras disculpas, sin pose de ningún tipo, normal, como se ayuda a cualquiera, nos “salvó” ese día. Así que además de campeón, un buen ser humano agregaría yo, que ya es mucho decir. Nunca olvidaré aquel generoso gesto. Lástima que cuando aquello no tenía cell para habernos hecho un selfie… Ji,ji,ji,ji….

  • Daimir el palmero dijo:

    Este es un articulo del profesor Osaba y no veo su crédito como autor del mismo. Lo digo porque siempre publico sus artículos de primera mano en la peña Martin Dihigo, soy el administrador de dicha pagina y el buen amigo profesor Osaba siempre nos da la primicia de sus trabajos. Así que por favor, editen y póngale la autoría a este magnifico trabajo. Saludos.

  • R.A.M. dijo:

    Orgullo del atletismo, “Orgullo de Cuba” solo yo sé cuantas veces gritaba frente al TV como queriendolo ayudar en el aire para que llegase mas lejos en su salto. !Wow! un “Viva” a ese grande Cubano.

  • tino dijo:

    GRANDE IVAN SIN DUDAS EL MAS COMPETITIVO Q A PASADO POR EL ATLETISMO CUBANO

  • elCerro dijo:

    elCerro:

    Recuerdo la competencia de Sidney fue un momento tenso, Iván, le puso corazón al brinco y nos hizo vivir uno de los momentos más grandes del deporte Cubano y para colofón la narración del maestro Rene Navarro, que nos hizo a todos los cubanos saltar con Iván.

  • elCerro dijo:

    El Cerro

    Recuerdo la competencia de Sidney fue un momento tenso, Iván, le puso corazón al brinco nos hizo vivir uno de los momentos más grandes del deporte Cubano y para colofón la narración del maestro Rene Navarro, que nos hizo a todos los cubanos saltar con Iván

  • corzometal dijo:

    Quiero hacer una corrección al articulo si me lo permiten y así será. Ivan Pedroso si participó en Atlanta 96, efectuó un solo salto en eliminatorias de 8.05 metros, exactamente lo pedido para la final, ya en la misma solo llegó a 7.75 metros y quedó en 10mo puesto, un ejemplo de pundonor que aún con la cicatríz expuesta podía llegar a finales, Carl Lewis “chifló” y gracias a una mala competencia en el Estadio Panamericano pudo celebrar su 4to titulo consecutivo en salto largo. Pedroso ha sido uno de los mas grandes atletas que ha dado Cuba, no solo en pista y campo. Recuerdo que sobre todo en rotativos italianos de los noventa lo mostraban mucho en primera plana, se le reconocía por su prestigio. Y no tenia ese somatotipo privilegiado ni mucho menos, solo 1.77 de altura y magro en musculos, pero era pura potencia y voluntad, y todo un ejemplo en como debe estar preparado un atleta psicologicamente, imaginense conocer previo a la competencia que su madre falleció, eso no lo aguanta nadie señores, hay que tener el equivalente a un mister universo en el pensamiento tactico. Grande Ivan Pedroso !! Se te quiere grande!!

    • Sergio dijo:

      Puede es verdad, no me fijé en ese detalle, Pedroso sí participó en ATLANTA.

      Coincido, de no se rpor aquella cosa que pasó ( las cosas del INDER de la época), hubiese ganado el ORO OLIMPICO. Yo tambi[en lo creo.

      Saludos,

  • Mandarín dijo:

    De acuerdo con un reporte del sitio “Marca”, Pedroso se encuentra en España entrenando a la saltadora de triple Ana Peleteiro. Aquí dejo el link a la noticia y el titular:

    http://www.marca.com/atletismo/2017/03/03/58b9627c46163fea4b8b4630.html

    ATLETISMO. La gallega, que se entrena con Iván Pedroso, saltó 14,20 en la calificación
    Peleteiro vuela a la final de triple con la segunda mejor marca española de siempre

  • Pedrito dijo:

    Este fue otro al que retiraron “a la fuerza”. Se entero el mismo por el periodico cuando le anunciaron el retiro a el y si mal no recuerdo a la yudoca daima beltran. yo mismo le pregunte cuando me lo encontre en vinnales y me dijo “si, eso me dijeron, pusieron eso en el periodico, pero yo a nadie le he dicho que me retiro”

  • jesus dijo:

    Excelente artículo! Excelente homenaje!

  • adh dijo:

    los grandes siempre se ganan la admiración, el respeto y el cariño de su pueblo

Se han publicado 29 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga

Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga

Vea también