Imprimir
Inicio » Especiales, Deportes  »

Capablanca inclina su rey ante Alekhine en Buenos Aires

| 12 |
José Raúl Capablanca y Alexander Alekhine en la final del campeonato del mundo de ajedrez en 1927.

José Raúl Capablanca y Alexander Alekhine en la final del campeonato del mundo de ajedrez en 1927.

La ciudad cambiaba su rostro por esos años. La tranquilidad de siglos dio paso a un frenético movimiento que terminó convirtiendo a Buenos Aires en uno de los centros económicos y políticos más emblemáticos del sur del continente.

En esa época se produjeron importantes transformaciones en las formas de vida de la sociedad argentina. Resultado de la llegada de oleadas de inmigrantes, la ciudad creció a tasas anuales muy elevadas. Cuando en 1914 estalla la Primera Guerra Mundial era la duodécima más grande del mundo con un millón 575 mil habitantes. Contaba, además, con 875 km de líneas férreas y tres mil vehículos. En 1919 fue inaugurada la ampliación del puerto de Buenos Aires, al norte de la Avenida Córdoba.

La milonga y el contagioso tango se convirtieron en  la música preferida de los sectores populares urbanos. Los tranvías y los taxis-colectivos acercaban los barrios de la periferia al centro de la ciudad, facilitando la asistencia a los espectáculos teatrales, deportivos y cinematográficos. Por aquellos años el fonógrafo permitió a Carlos Gardel y Enrique Delfino alcanzar una gran popularidad.

El fútbol –llevado a la Argentina por los ingleses (sus creadores), se transformó definitivamente por esa época en una pasión. En las primeras décadas del siglo XX se fundaron los que hoy son los grandes clubes de la Argentina: River Plate, Boca Juniors, Independiente, Racing, San Lorenzo y Huracán.

Esa Argentina floreciente y en crecimiento acogería en septiembre de 1927 el campeonato por la corona del mundo de ajedrez entre el cubano Raúl Capablanca y su retador, el francés de origen ruso Alexander Alekhine.

Capablanca llegó a Buenos Aires en la tarde del 13 de septiembre a bordo del buque “American Legion”, después de una larga travesía desde Nueva York, que incluyó escalas en Brasil y Uruguay.

Alekhine, por su parte, lo hacía procedente de Francia. Se embarcó en la ciudad portuaria de Burdeos, al sudoeste de la “Ciudad Luz”, en el trasatlántico “Massilia”, que arribó a Buenos Aires el 7 de septiembre, una semana antes del inicio del match.

El presidente argentino de aquel entonces, Dr. Marcelo T. de Alvear, se había propuesto acoger en su país un evento de estas características. No fueron pocos los obstáculos que debió vencer, sobre todo el financiero. Se necesitaban alrededor de 40 mil pesos, de ellos 18 mil (casi la mitad) para pagar a los dos afamados ajedrecistas. El Club Español, el Banco Hipotecario, el Club Gimnasia y Esgrima de Rosario, Radio Prieto, el diario La Nación y el Club Argentino fueron algunas de las instituciones que hicieron aportes monetarios.

Con la presencia de T. de Alvear fue inaugurado el match el 15 de septiembre de 1927. Ganaría el primero que acumulara seis victorias y no se considerarían las tablas, fueron algunas de las reglas aprobadas para la ocasión.

El 29 de noviembre, después de 34 agotadoras partidas, jugadas en 75 días, en las que ambos ajedrecistas (dueños de estilos opuestos) pusieron a prueba toda su experiencia, Capablanca envió una nota a su adversario que decía: …”Abandono la partida. Usted es, pues, el campeón mundial y yo lo felicito por ese éxito. Mis cumplidos a madame Alekhine. Cordialmente suyo, J.R”.

Alekhine, por su parte, declaró que había coronado la mayor ambición de su vida y preguntado por la revancha respondió: “Tendré extraordinario placer en otorgarle a Capablanca, mi caballeroso adversario, que se ha comportado en todo el match en forma que hace honor a su hidalguía, el desquite en el año 1929″…

El ruso, nacionalizado francés, acabó venciendo seis a tres en el encuentro más largo de la historia del campeonato del mundo, luego del de 1985 entre Karpov y Kasparov. Capablanca y Alekhine protagonizaron uno de los match más trascendentes de la historia del milenario juego.

El desquite que anunció Alekhine le concedería a Capablanca en 1929 nunca ocurrió. No obstante, nuevamente ambos ajedrecistas se vieron las caras en Buenos Aires doce años más tarde (en 1939), cuando se dieron cita en la VIII Olimpiada Mundial de Ajedrez (la primera que tenía lugar fuera de territorio europeo, escenario del inicio de la II Guerra Mundial). Fue, además, la última actuación del cubano en un evento internacional.

El legendario jugador cubano, ya con 51 años de edad, fue a la Argentina defendiendo el primer tablero del equipo nacional cubano, el que también integraban Alberto López, Miguel Alemán, Rafael Blanco y Francisco Planas.

En Argentina el GM cubano alcanzó una gran actuación. En el primer tablero ganó siete partidas, entabló nueve y no perdió, resultado que lo llevó a conquistar la medalla de oro defendiendo el primer tablero. Capablanca derrotó en esa ocasión al ruso-francés Alekhine, el mismo que siempre le negó la revancha por el campeonato del mundo y que lo había obligado a inclinar su invicto rey en Buenos Aires un 29 de noviembre de 1927.

Planilla donde Capablanca anotó una partida terminada en tablas contra el Alexander Alekhine en el histórico match de 1927.

Planillade una partida terminada en tablas disputada entre José Raúl Capablanca y Alexander Alekhine en el histórico match de 1927.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • GNU dijo:

    Capablanca fue muy confiado al match, la primera partida lo devolvió a la realidad de que aún los genios pueden caer, Alekhine era igual que el un genio y en aquel momento con una gran preparación y convicción de su juego, se dice que en su viaje a borde del barco algunas personas le preguntaron a Alekhine como pensaba derrotar a Capablanca, porque este era considerado invencible en aquel momento y respondió ” no sé como y si podré ganarle, pero no sé como el podrá ganarme a mi. Luego e esto no hay revancha, pudiera haber sido el momento de Capablanca de retomar la corona porque ya luego la enfermedad de su presión arterial lo afectaron bastante, en el Torneo del AVRO 1938 perdió y entabló con Alehkine y creo que antes en Notingham 1936. En 1929 Alehkine preparándose mejor Capablanca pudo haber ganado.

    • FABIOMAXIMO dijo:

      EFECTIVAMENTE. CAPABLANCA VENDIO LA VACA ANTES DE TENERLA, Y CUANDO SE PERCATO DE LO DURO QUE VENIA ALEKHINE, YA ERA DEMASIADO TARDE. ESTE SI SE HABIA PREPARADO A CONCIENCIA. LUEGO, SOLO EWE PUDO QUITARLE TEMPORALMENTE EL TITULO. TAMBIEN CAPABLANCA FUE QUIEN IMPUSO LAS CONDICIONES Y REGLAS BASTANTE DURAS, PARA OPTAR POR DISCUTIR EL TITULO DE CAMPEON. MI CRITERIO PERSONAL, EL CUBANO SIEMPRE FUE MEJOR Y ALEKHINE LO SABIA, POR ESO NUNCA LE DIO LA REVANCHA.

  • senelio ceballos dijo:

    Saludos Orestes Perez !!..Aqui al sur de Rusia-europea..Existe una republica autonoma..se llama..KALMIKE…Su capital Elista…Es una pequenna ciudad como nuestro COLON o Moron…Pero tiene algunas caracteriticas que son dignas de destacar..Sobre todo para los cubanos, yo la he visitado varias veces..PRIMERO…son desendientes del otrora IMPERIO MONGOL……Tiene pocos habitantes creo que alrededor de medio milllon en toda la republica…SON DE RELIGION BUDISTAS…por lo que en el centro de EUROPA-continente tienen ..LA IGLESIA..pogoda..MAS GRANDE Y BELLA de toda Europa…..Tienen un amor muy grande por CABALLOS Y RESES…como las PAMPAS de nuestras tierras Uruguayas-argentinas o como los camagueyanos en cuba…..Tienen una raza que le llaman..CARNES DORADAS….Por sus caracteristicas solo comparadas con carnes de las PAMPAS…Alli esta la escuela de ajedrez mas grande de Rusia…Esta la foto de nuestro capablanca a la entrada muy grande….ademas fue la primera republica que alla por los primeros annos de los 60..Recibio al primer grupo de jovenes cubanos que vinieron a estudiar..GANDERIA…TRACTORES..injertos y agro-en general…Cuando supieron que en nuesttro grupo de tuistas..viajaba un cubano…NOS LLEVARON A LA ESCUELA..para que yo les hablara de nuestro CAPABLANCA y de nuestra CUBA.. ..En su pequenna universidad Agricola aun tienen fotos de los jovenes cubanos….gracias..

  • Ernedany dijo:

    En 1939 Capablanca y Alekhine no jugaron entre ellos, aunque el cubano se llevó la medalla de Oro. El dia que debieron enfrentarse Capablanca puso a jugar al suplente (que perdió) ante el ruso-frances.

  • Angel Taboada Salmerón dijo:

    Alekhine no solo superó a su adversario sino que tuvo que enfrentarse además a serios problemas dentales, ya que durante el transcurso de la competición le fueron extraídas seis muelas.
    Alekhine negó posteriormente a Capablanca la posibilidad de un encuentro de revancha (aunque, en teoría, estaba obligado a ello) poniendo como condición también el pago de una suma de dinero exageradamente alta para ello, debido a la extrema enemistad surgida entre los dos jugadores durante el torneo. En cambio, Alekhine sí aceptó defender su título con condiciones más ventajosas frente a otros jugadores. El primero de ellos fue Efim Bogoliúbov, dos veces: en 1929 en Wiesbaden y en 1934 en Baden-Baden.
    Angel Taboada Salmerón

  • Javier dijo:

    Hay una excelente biografia de Capablanca donde se analizan las causas de su derrota. Creo que la escribio Jorge Aubar. Segun apunta, Capablanca, por una parte, no fue todo lo disciplinado que debio haber sido en sus habitos de descanso y en algunas partidas se le vio cansado y falta de concentracion, cometiendo errores que fueron muy bien aprovechados por su rival. En otras ocasiones, en posiciones de franca ventaja, desprovecho la ocasion de llevar la partida a su favor y le “regalo” las tablas a Alekhine, que no corto ni perezoso las acepto. A ese nivel, los errores se pagan muy caros y eso fue algo que Capablanca aprendio de la manera mas dificil. A pesar de su derrota, continuo por muchos años su brillante despliegue de ajedrez en muchos campeonatos internacionales y siempre fue un caballero dentro y fuera del tablero.

  • Eduardo Heras León dijo:

    Hay varias inexactitudes en el trabajo de Orestes Pérez: Capablanca y Alekhine no jugaron en 1939. En esa Olimpíada en la cual Capablanca ganó la medalla de oro del primer tablero, Capablanca no derrotó a Alekhine como se dice en el trabajo, porque no se enfrentaron. Después en un comentario (de GNU) se dice

  • Eduardo Heras León dijo:

    En el comentario de GNU se dice que Capablanca perdió con Alekhine en Nottingham 1936, lo cual es inexacto, pues Capablanca venció a Alekhine en ese torneo. Donde sí perdió Capablanca fue en el Torneo AVRO de 1938, como correctamente se señala en el trabajo.

  • roberto hdez dijo:

    Capablanca no estuvo concentrado producto de la hipertensiòn arterial que padecìa y la que lo llevò a la muerte mirando una partida de aficionados en el Manhatan Chess Club

  • roberto dijo:

    Hay un famoso libro denominado los 3 genios que hace referencia a Lasker,Alekine y
    Capablanca poque vedaderamente fueron 3 genios,todos los ajedrecistas conocemos
    la historia de lo que verdaderamente ocurrio,Capablanca no se preparo contra alekine,sin embargo alekine si lo estudio en detalles,hubo partidas en que capablanca
    tuvo ligera ventaja posicional y no la aprovecho,hay otras en que cometio errores,tal vez por el cansancio como asi le ocurrio en el primer match de karpo contra kastaparov.
    Hay que recordar tambien que spaski no se preparo como era devido contra fischer,ademas en ese periodo compitio poco.
    En resumen si hubiera ocurrido la revancha hubiera sido tal vez distinto el resultado.
    De todas formas lo mas importante es que Capablanca ha sido muy grande entre los grandes del ajedrez y situo a Cuba en un lugar privilegiado de la historia del ajedrez.

  • yam dijo:

    Capablanca era un genio y Alekhine una persona inteligente y astuta. Capablanca no tuvo una preparación rigurosa para el match, estaba confiado en su experiencia y su intuición. Alekhine, como buen ruso, metódico y meticuloso, estudió el estilo de Capablanca y todas sus partidas, solo quedaba esperar un desliz del cubano para doblegarlo. Cuando nuestro José Raúl se percató de la exactitud del juego de su adversario, no había tiempo para enmendar su porfía.

  • GNU dijo:

    Tengo esta partida del torneo de Nottingham que ganó Capablanca, me disculpo.
    [Event “Nottingham”]
    [Site “Nottingham”]
    [Date “????.??.??”]
    [Round “?”]
    [White “Capablanca, Jose Raul”]
    [Black “Alekhine, Alexander”]
    [Result “1-0”]
    [WhiteElo “-“]
    [BlackElo “-“]
    [ECO “A92”]

    1. d4 e6 2. Nf3 f5 3. g3 Nf6 4. Bg2 Be7 5. O-O O-O 6. c4 Ne4 7. Qb3 Bf6 8. Rd1 Qe8 9. Nc3 Nc6 10. Nb5 Bd8 11. Qc2 d6 12. d5 Nb4 13. Qb3 Na6 14. dxe6 Nac5 15. Qc2 Nxe6 16. Nfd4 Nxd4 17. Nxd4 Bf6 18. Nb5 Qe7 19. Be3 a6 20. Nd4 Bd7 21. Rac1 Rae8 22. b4 b6 23. Nf3 Nc3 24. Rd3 f4 25. gxf4 Bf5 26. Qd2 Bxd3 27. exd3 c5 28. Rxc3 Bxc3 29. Qxc3 Qf6 30. Qxf6 gxf6 31. Nd2 f5 32. b5 a5 33. Nf1 Kf7 34. Ng3 Kg6 35. Bf3 Re7 36. Kf1 Kf6 37. Bd2 Kg6 1-0

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Orestes Pérez Pérez

Vea también