Imprimir
Inicio » Fotorreportajes, Cultura  »

Cúpulas porteñas: Joyas arquitectónicas que coquetean con las nubes

| 3 |

Un cielo salpicado de cúpulas de todos los tamaños, modelos y colores ofrece un agradable espectáculo para los que caminan por esta ciudad. Foto: Orestes Pérez Pérez.

Sobrecogido por la diversa y sublime arquitectura porteña, el transeúnte muchas veces no depara en las cúpulas de edificios de antaño que -desde hace siglos- coquetean con las nubes y se empinan hacia el cielo de Buenos Aires, verdaderas joyas arquitectónicas que esconden misterios y leyendas de otras épocas.

Alejadas del frenesí cotidiano, a varios metros de altura sobre calles y avenidas, estas torrecillas hablan de una ciudad que a principios del siglo XX conoció el esplendor y el progreso, para convertir a la Argentina en uno de los países más ricos y prósperos de América Latina y el mundo.

La arquitectura multifacética de Buenos Aires expone y esconde a su vez las múltiples bellezas que la identifican, como sus cúpulas. Ellas, junto a fachadas, puertas, ventanas y vitrales de los centenarios edificios y casas porteñas conforman monumentos de historia y cultura que aportan un sello distintivo, peculiar, a esta urbe de casi tres millones de habitantes.

Foto: Orestes Pérez Pérez.

Estas singulares coronaciones fueron apareciendo a finales del siglo XIX y alcanzaron su esplendor a principios del XX, como muestra de la opulencia que ya comenzaba a vivir este país y como una manera de marcar, con elementos arquitectónicos, el status y la singularidad de acaudaladas familias argentinas que fueron emergiendo por esos años.

Un cielo salpicado de cúpulas de todos los tamaños, modelos y colores ofrece un agradable espectáculo para los que caminan por esta ciudad. Solo con detenerse un instante y alzar un poco la vista quedan sojuzgados ante tanta belleza y variedad de estilos y tesoros arquitectónicos provenientes de Europa, sobre todo de las ciudades de París, Roma y Madrid.+

Foto: Orestes Pérez Pérez.

Con el paso del tiempo y por muchos años (todavía hoy) varias de las más emblemáticas cúpulas de la ciudad fueron puntos de referencia para llegar a diversos lugares de Buenos Aires, gracias a su tamaño que sobresale del resto de las construcciones, como la del Congreso de la Nación, la del Palacio Barolo y la del Banco de la Nación Argentina, por solo citar tres de las más conocidas.

La mayoría de estas cúpulas porteñas se encuentran en el centro de la ciudad y sus alrededores (zona de Congreso, Tribunales y Avenida de Mayo), aunque también se dejan ver en los barrios de Buenos Aires, más alejados del bullicio de la gran urbe, asumiéndolas estos como “auténticos hitos estructurales de la comunidad”.

Aunque los datos varían según el texto que se consulte, se calculan en alrededor de 400 las existentes cúpulas en la ciudad porteña. Entre las más distinguidas están la del Congreso de la Nación, una de las más grandes, con 80 metros de altura, revestida en cobre que, en contacto con la atmósfera, adquiere un atrayente color verde esmeralda, y la cúpula vidriada del edificio Ford, construido en 1907, que rinde homenaje al arquitecto catalán Antonio Gaudí, representante del modernismo y uno de los pioneros de las vanguardias artísticas del siglo XX. Su cúpula tiene tres niveles y culmina en un capulín con forma de cebolla, rematada con una veleta de hierro.

También, la cúpula del antiguo edificio de La Prensa, actual Secretaría de Cultura del Gobierno de la Ciudad, de estilo francés, construido en 1898 como sede de ese diario. Tiene 55 metros de alto, una fémina de 3 000 kilos de peso en lo más alto, con una farola en sus manos, que dio lugar a la leyenda de que los barcos que llegaban al puerto utilizaban su luz como faro de referencia.

También son conocidas las cinco cúpulas de los cuatro edificios ubicados en la intersección de Diagonal Norte y Florida, bautizada como “la esquina de las cinco cúpulas”; la del emblemático edificio de Gath y Chaves, en la esquina de las calles Juan Domingo Perón y Florida, inaugurado en 1914 gracias al arquitecto francés Francisque Fleury Tronquoy, y las dos cúpulas gemelas de color rojizo en los extremos del edificio de influencia italiana La Inmobiliaria, inaugurado en 1923 sobre la histórica Avenida de Mayo.

Foto: Orestes Pérez Pérez.

No menos llamativas son las cinco cúpulas acebolladas, de color azul y estrellas doradas, que coronan la Iglesia Ortodoxa Rusa de la Santísima Trinidad y que sobresalen en el colorido barrio de San Telmo -su construcción comenzó en 1898 y concluyó tres años después; su estilo es bizantino y su apariencia es la de las típicas iglesias moscovitas de los siglos XVII y XVIII-, y la Torre Monumental, más conocida como “la torre de los ingleses”, construida por residentes británicos en 1916 en ocasión del centenario de la Revolución de Mayo, que exhibe un enorme reloj y una cúpula octogonal que se aprecian desde diversos puntos del barrio de Retiro.

Caminar por la ciudad de Buenos Aires conmina a levantar la vista y mirar hacia el cielo, donde nos sorprenden cientos de cúpulas, verdaderos tesoros arquitectónicos de una época de esplendor y opulencia, y que hoy son admirados por los transeúntes que quedan fascinados ante tanta variedad, belleza y colorido.

Foto: Orestes Pérez Pérez.

Foto: Orestes Pérez Pérez.

Foto: Orestes Pérez Pérez.

Foto: Orestes Pérez Pérez.

Foto: Orestes Pérez Pérez.

Foto: Orestes Pérez Pérez.

Foto: Orestes Pérez Pérez.

Foto: Orestes Pérez Pérez.

Foto: Orestes Pérez Pérez.

Foto: Orestes Pérez Pérez.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Aroldo dijo:

    Excepcionalmente bello.

  • carlos dijo:

    Muy bien por el Excmo. Sr. Orestes Pérez Pérez, EMBAJADOR EXTRAORDINARIO Y PLENIPOTENCIARIO de Cuba en Argentina. Le sobra el tiempo para el hobby de la fotografía.

  • Yaisel Ricardo dijo:

    Muy bonitas las imágenes, la arquitectura es muy atractiva

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Orestes Pérez Pérez

Orestes Pérez Pérez

Vea también