Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Ex presidente de Petrobras sospecha vínculos de EEUU en el golpe contra Dilma

Por: Andy Robinson
| 2
Sergio Gabrielli, presidente de Petrobras entre el 2005 y el 2012. Foto: Jornal Grande Bahía.

Sergio Gabrielli, presidente de Petrobras entre el 2005 y el 2012. Foto: Jornal Grande Bahía.

Donald Trump es una amenaza para América Latina. Quien lo dudaría.  Pero Barack Obama y Hillary Clinton, – así como aquel estado profundo compuesto por las agencias de inteligencia y la máquina oculta del Departamento de Estado que los demócratas creen el defensor del mundo libre-, no han sido  exactamente los aliados más comprensivos de la llamada Pink tide (la izquierda que llegó al  poder en América Latina en los años de George W. Bush, y que ahora atraviesa una  crisis existencial).

El historiador Gregg Grandin ha analizado con gran acierto la tolerancia de los  golpes en el Departamento de Estado de Clinton y Obama.

En una entrevista que publicaremos mañana en abierto en La Vanguardia, Sergio Gabrielli, presidente de Petrobras entre el 2005 y el 2012, denuncia la involucración,  pasiva pero repetida, de Estados Unidos  en  la crisis de los Gobiernos de izquierdas y en los golpes blandos contra los gobiernos  en Honduras, Paraguay y Brasil.

¿Por qué lo haría? Quizas porque la caída de la izquierda  ha allanado el camino para políticas de privatización y apertura a multinacionales, y, en el caso de la petrolera Petrobras, de una venta de activos precipitada que Gabrielli califica como “medidas Jack el destripador” . Reproducimos parte de la entrevista aquí:

—¿Está en crisis el modelo alternativo que América Latina ha representado desde hace 15 o 20 años?

—Sin duda. Lo que los estadounidenses calificaron como pink tide (la marea rosa, es decir la izquierda) desde Brasil a Bolivia o Ecuador, para mi significaba tres factores: 1. políticas económicas centradas en mercados internos y no sólo en exportar y conseguir mano de obra barata,; 2. la reducción de la desigualdad de renta y la incorporación de los excluidos;  y 3. la relación de comercio e inversión “sur-sur”.

—¿Ha muerto ese modelo?

—Sí. Creo que se acabó. Y no creo que sea casualidad. No soy paranoico pero creo que hay alguna involucración de Estados Unidos y la CIA en esto. Es un plan. La política de precios del petróleo ha tenido un papel. El efecto colateral destruyó a Venezuela y Rusia. EE.UU. perdió una relación beneficiosa con Sudamérica y estaban intentando recuperarlo con Obama. Es curioso que los golpes blandos en Paraguay, Honduras y Brasil ocurrieron con el mismo embajador estadounidense.

—Pero en Brasil, Lula podría volver ¿no? Es el político más popular todavía, creo.

—Sí, pero intentarán matar políticamente a Lula; no sé si intentarán matarlo físicamente, pero ¿quién sabe…? El sueño de sus enemigos es que Lula no pueda ser candidato. Lo más probable es una reconfiguración de la izquierda bajo una candidato que no sea del PT, como Ciro Gomes.

—La agenda de este Gobierno ha resultado bastante agresiva puesto que no fue elegido, ¿verdad?

—Hay diversos grupos en el Gobierno. Algunos tienen una agenda muy clara de privatización y la remodelación del Estado brasileño, erradicando los elementos socialdemócratas en la Constitución de 1988, las leyes laborales que datan de los años treinta , y las políticas de Lula y Dilma. Son muy anti Estado. Pero hay otros grupos en el Gobierno también que son los viejos pragmáticos. Ellos no tienen una agenda muy clara.

—¿Van a privatizar Petrobras?

—La estrategia es como la de Jack el Destripador. Ya están privatizando algunas partes de Petrobras. Lo quieren focalizar en la explotación del petróleo presal. Va a ser una compañía mucho más pequeña. Centrada en las reservas que tienen hoy .

—¿Las ventas de las concesiones de presal son por un precio justo?

—No. Han vendido un campo importante a Statoil por 2,5 millones de dólares. Es un muy buen negocio para Statoil. Luego vendrán otras empresas extranjeras como Shell.

—¿Qué efecto tendrá sobre la economía brasileña ese aumento rápido de producción y exportación de petróleo?

—Pues creo que el riesgo de la enfermedad holandesa –inflación y sobrevaloración de la divisa que merma la competitividad del resto de la industria y genera crisis por la cuenta corriente– va a ser muy alto. Vamos a estar exportando petróleo. Habrá demanda de Estados Unidos, porque el shale oil se agotará. Habrá una fuerte apreciación del real. Y esto matará a todas las otras industrias.

—¿Cree usted que ha sido la corrupción quien ha hundido a Petrobras?

—El 3% de los contratos en Petrobras estaban condicionados a sobornos, según la investigación Lava Jato. Esos son 6.000 millones de reales. Parece mucho. Pero en comparación con la facturación de 350.000 millones de reales, es poco. Aun así, la investigación ha tenido un impacto brutal sobre las inversiones. De las 15 empresas de ingeniería en el grupo de Petrobras, 9 están investigadas . Por lo tanto, no tienen acceso al mercado de crédito, ni a contratos de Petrobras, ni contratos estatales. Ha sido un suicidio.

(Tomado de Rebelión)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • R GC dijo:

    eso … era de esperar, digamos que muchos ya imaginaban que detrás del golpe estaban los hipo… critas simulados demócratas

  • medardo m rivero p dijo:

    En honor a la Verdad, la C.I.A, no es un instrumento cualquiera, que el ejecutivo Estadounidense utiliza de manera reiterativa por ser al que desde su creación le dieron, como tarea: Recopilación, Análisis Y Sugerencias para resolver las problemáticas que arrojan los datos recopilados y analizados.
    Por esa razón, no es casual que en la entrevista del antiguo Director de Petrobras, se den valoraciones que coinciden con la historia de este organismo en América Latina.
    La situación dada en Brasil con el derrocamiento por golpe blando a Dilma, es un resultado de varios años de estudios, a los que el Presidente de Estados Unidos, dedico mucho tiempo; obtuvo resultados parciales importantes, que influyeron de manera decisiva, pero no total, en los movimientos progresistas que se instauraron, después del mandato de Bush hijo.
    Este señor, en la entrevista, da como muerto al movimiento. Su análisis, se enfila a considerar al movimiento progresista solo desde el punto de vista económico y es ahí donde es vulnerable su expresión.
    La C.I.A, ordenada por el gobierno estadounidense, cumplió con cierto éxito en HONDURAS, ARGENTINA, PARAGUAY, BRASIL. Al primero no le dejaron siquiera tener un principio y un desarrollo en sus relaciones con ALBA. El resto, no se encontraba en ALBA.
    Nicaragua, Bolivia, ecuador, Venezuela, Cuba, que si son ALBA, han estado en el punto de mira de sus franco tiradores, pero, NICARAGUA, paso la prueba de unas elecciones al estilo occidental, con participación de múltiples actores políticos; a BOLIVIA le tiraron con toda su artillería pero paso la prueba inicial: EVO, irá a reelección; ECUADOR, paso la prueba durante dos periodos presidenciales y su movimiento político, tiene grandes posibilidades de continuar en el poder político; VENEZUELA, agredida, con aplicaciones políticas, militares, económicas y financieras, continua de pie y con amplias posibilidades de continuar con el Chavismo al frente, y CUBA a la que el mismo Presidente que ha dirigido desde su silla, todo el proceso de condonación del movimiento progresista, representado por ALBA, ha reconocido que las políticas empleadas contra Cuba, no han sido factibles y aunque no pudo quitar el bloqueo económico, comercial y financiero, se sentó a la mesa de negociación de tu a tu.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Andy Robinson

Periodista de La Vanguardia.

Vea también