Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Las pesquisas de Chávez

| +

libro-chávezIntervención en la presentación del Instituto de Altos Estudios Hugo Chávez Frías en el marco del Evento Internacional por los 10 años de la Red de Intelectuales y Artistas En Defensa de la Humanidad.

Recuerdo hoy aquella anécdota de Chávez sobre cómo, siendo un niño, aprendió en una enciclopedia que debía pensar y no estarse ahí, como un árbol, que no piensa. Deseo solo compartir el asombro acerca de la circunstancia inusual, probablemente inédita, de que el primer indagador, el primer estudioso serio, profundo, de una línea esencial que deberá desarrollar el Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Supremo cuya presentación tiene lugar hoy, fue precisamente el Comandante Chávez, quien, con su morral a la espalda, recorrió los caminos de la historia en geografías y archivos, en el registro de testimonios orales y escritos, en las correspondencias y diarios de la época, con el afán de conocer la vida y buscar la verdad verdadera sobre su bisabuelo Maisanta, el último hombre de a caballo.

Los días de Chávez marcan sus saberes y su legado. Para conocerlo, preservarlo y proyectarlo aún más hay que conocer al hombre de cuerpo y alma enteros, y él, de esa forma, sin proponérselo, ¿cómo podría imaginarlo entonces? dio comienzo, fue precursor…, por ejemplo, de los estudios genealógicos que deberán completarse y enriquecerse, junto a aquellos que ordenen su papelería, perfilen la cronología de su vida, recojan sus discursos, realicen el Atlas de sus recorridos por Venezuela y el mundo, analicen sus acciones, proyectos, reflexiones económico-político-sociales-ecologicas, integradoras, comunicacionales, sus esfuerzos por la paz… en fin, sus afanes para que el amor prevaleciera en la humanidad y los pueblos se enamoraran. Lo que él hizo, permitió un vuelco radical de la visión de la propia historia familiar… Se trataba nada menos que de redescubrir su identidad. Luego, Adán ha recordado que muchos de esos breves pero definitivos hallazgos, se perdieron en los allanamientos que siguieron a la insurrección armada desde las bases que fue el levantamiento del 4 de Febrero. Es tremendo, pero los estudiosos de hoy habrán de seguir su huella de historiador en los estudios biográficos que se propongan acercársele.

Hay que decir que ya para el momento de esa pérdida que hace algún tiempo recordara Adán, Chávez tenía muy claro de qué estirpe irredenta venía y a qué hora llegaba a la historia de Venezuela, de nuestra región y del mundo, él había recobrado la identidad rebelde y noble de su origen; adhesión, pertenencia que alentó en sí siempre y pervive hoy. Hablo de todo esto porque está en la raíz de comprender su pensamiento, tan necesario para la batalla de las ideas en defensa de la humanidad hoy.

Hablo de esa perplejidad de que hablaba hace un rato Héctor Díaz Polanco y de cómo este hombre es preludio de este mismo centro que se presenta, se forjó como militar revolucionario a partir de su inquietud intelectual, lo cual le permitió llegar al porqué de sus ardimientos, remitiéndose al hecho profundo de ser un nieto de aquél que peleó con Zamora …fue lo que hizo que de regreso de esas búsquedas entendiera el significado vital de una frase del Libertador que conocía de memoria: “Yo sigo la carrera gloriosa de las armas solo por obtener el honor que ellas dan: por libertar a mi patria, y por merecer las bendiciones de los pueblos”.

(Tomado de Cuba en defensa de la humanidad)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Katiuska Blanco

Katiuska Blanco

Vea también