Imprimir
Inicio » Especiales, Salud  »

Ralph E. Gonsalves: Este encuentro envía al mundo la señal de que el ALBA brinda un liderazgo

| +
Ralph Gonsalvez, primer ministro de San Vicente y las Granadinas. Foto: Ismael Francisco / Cubadebate.

Ralph Gonsalves, primer ministro de San Vicente y las Granadinas. Foto: Ismael Francisco / Cubadebate.

Intervención de Ralph E. Gonsalves, primer ministro de San Vicente y las Granadinas, en la Cumbre Extraordinaria del ALBA-TCP sobre el Ébola, efectuada en el Salón de Protocolo de Cubanacán, La Habana, el 20 de octubre de 2014, “Año 56 de la Revolución.”

(Versiones Taquigráficas – Consejo de Estado)

Gracias, compañero Presidente.

Excelencias:

Ante todo, expreso mi agradecimiento y gratitud a Fidel, a Raúl, a Nicolás por esta Cumbre.

Expreso mi agradecimiento a las Naciones Unidas, a la OMS y a la OPS por la importancia que conceden a este asunto.

Ante todo, deseo expresar que no conozco que en esta región, realmente, en este mundo habremos hecho sin Cuba en este momento, el trabajo es extraordinario.

Recuerdo un encuentro que tuve en diciembre pasado y allí hice una pregunta: ¿Qué piensa usted de Fidel? Y pensó por un tiempo y me dijo: “Estoy satisfecho con que Fidel sea un creyente —queriendo decir un creyente cristiano.” Yo veo en este trabajo por Cuba que han desplegado toda la solidaridad internacional por la que es bien conocida y que los que tenemos la fe cristiana actuamos como creyentes, y quiero expresarles las gracias por eso.

He leído el proyecto de declaración y debo decir que es un documento excelente, donde se plantean las medidas prácticas y los principios que deben guiarnos.

San Vicente y las Granadinas espera que esta declaración sea aprobada unánimemente y podamos continuar con el trabajo que nos convoca.

En el caso de San Vicente y las Granadinas hemos tomado algunas medidas dentro de la Organización de los Estados del Caribe Oriental y también a través de CARICOM, pero realmente estamos poco preparados para este asunto, para este desastre, esta crisis y para esta diseminación del ébola, este azote. No pienso que ningún país en el Caribe, excepto Cuba, esté preparado.

Quiero expresarles el nivel de las dificultades que enfrentamos en nuestro país. Somos un Estado que es un archipiélago, tenemos aeropuertos pequeños en cinco islas, tenemos siete puertos marítimos, tenemos 12 puntos de entrada en marinas para yates, en total 24 puntos de entrada que tenemos que controlar; un país de 110 000 habitantes, tenemos un número razonable de efectivos de la salud, tenemos 82 médicos, incluidos seis médicos cubanos; tenemos 800 enfermeras, 35 trabajadores públicos de la salud, 250 asistentes de enfermería que están entrenándose; contamos con un hospital principal con 205 camas, cinco pequeños hospitales rurales, un policlínico y 39 clínicas en todas estas islas.

Eso significa, por lo tanto, que al hablar de otro país habrá dificultades similares en otros, como en Bahamas, que también son archipiélagos, en menor medida también Granada, pero que tiene otras islas.

Por lo tanto, en nuestro debate, y tal vez no en nuestro debate sino en la implementación y cuando ese encuentro ocurra el 29 y el 30, el encuentro de los profesionales como preparativo al encuentro de los jefes de Estado que hayan tomado las decisiones y las políticas, muchos detalles se definirán.

Hemos hecho algún entrenamiento nosotros mismos en algunos puntos de entrada; no podemos hacerlo en todos los puntos de entrada ahora, pero tenemos algunas personas y estamos haciendo nuestras verificaciones.

Tenemos cuatro escuelas de medicina y pequeñas facultades de medicina, en dos hay un número considerable de nigerianos. Gracias a Dios, Nigeria ahora ha sida declarada como país libre del ébola; pero desde este problema específico hemos puesto bajo vigilancia epidemiológica a tres estudiantes nigerianos.

Les doy alguna información, este no es un foro para dar toda la información; pero les estoy dando un vistazo de las dificultades que nosotros enfrentamos. Como somos un Estado que es un archipiélago e históricamente hemos tenido un buen sector marítimo, o sea que hay muchas embarcaciones que van entre las islas, que navegan entre San Vicente y las Granadinas y otros países del Caribe Oriental, es un reto tremendo el que tenemos.

Estoy muy contento y satisfecho de este encuentro, muy agradecido por la ayuda brindada por el gobierno cubano para que se aceptase nuestra solicitud de que nos ayudasen con algún entrenamiento, y estoy agradecido por los lineamientos de la OMS y la OPS.

Solamente quisiera decir con respecto a todo esto, en Washington y en Ginebra debemos recordar que no todo puede lograrse a la vez y que tenemos que diseñar algunos acuerdos específicos para los Estados pequeños concretos y para aquellos que son archipiélagos.

Considero que lo que hacemos aquí en este encuentro del ALBA es una gran señal enviada al mundo de que el ALBA brinda un liderazgo y que Cuba y Venezuela están en la vanguardia de la proporción de este liderazgo, y todos queremos trabajar juntos para abordar este asunto de manera eficaz y tratar de mantener a nuestros países sin el ébola, a la vez que ayudamos a otros países como los del África Occidental.

Quiero que conste mi propio apoyo como Primer Ministro de San Vicente y las Granadinas al llamamiento hecho por el compañero Fidel en su artículo reciente, para que Estados Unidos y Cuba trabajen juntos sobre este asunto, entre otros países en el mundo.

Muchísimas gracias.

(Aplausos).

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también