Imprimir
Inicio » Especiales, Economía  »

Foro de Davos no encuentra soluciones anticrisis

| 1

davosPor Cira Rodríguez César

El 43 Foro Económico Mundial, que sesionó del 23 al 27 de este mes en la estación alpina de Davos, en Suiza, pretendió alejar el ánimo de crisis, sin lograr propuestas concretas para solucionarla, según expertos.

Si bien se reunieron dos mil 500 empresarios, gobernantes y autoridades financieras de diversos países, las expectativas quedaron por debajo de lo previsto porque al final los mismos que generaron el deteriorado ambiente económico actual, ahora no encuentran la salida y sólo dicen ver una luz al final del túnel.

Todo parece indicar que el túnel parece demasiado largo o la luz es muy tenue para despertar los ánimos y alejar la incertidumbre frente a una economía que solo comenzará a recuperarse después del segundo trimestre de 2013, de acuerdo con las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Si bien ya poco se habla de la ruptura de la Eurozona, Japón relanza su economía y Estados Unidos evitó el abismo fiscal (aumentos automáticos de los impuestos y reducciones al gasto) y con ello una nueva recesión, todo depende de asumir decisiones correctas y retomar el camino del crecimiento y reducir las elevadas deudas.

Pero parece que desde 2007 a la fecha, cuando arrancó la actual crisis, la experiencia no es suficiente y Davos no pudo aconsejar nuevas recetas, sobre todo para elevar la preocupación por la vida, la humanidad, la lucha contra la desigualdad y la exclusión, y la seguridad alimentaria.

A pesar de esas urgencias, los planteamientos fueron más de lo mismo: suavizar controles arancelarios, eliminar inversiones en programas sociales, recortes salariales y sobre todo garantizar el incremento de los grandes capitales mundiales.

Con escasas excepciones, los debates se concentraron en resaltar fórmulas para maximizar las ganancias de los que más tienen y en cómo preservar a los grandes bancos de la quiebra, para lo cual no faltan los rescates financieros.

Según los expertos, Davos dejó la sensación de un positivismo con reservas y de peligros que aún amenazan como la perspectiva de que los 202 millones de desempleados registrados en 2012 seguirán creciendo en 2013 y 2014, con muy pocas posibilidades de reanimación del mercado laboral.

Para los que allí se reunieron, la preocupación fue cómo mantener el crecimiento de sus capitales mediante la especulación financiera, de sus acciones bursátiles y conservar el dominio de las grandes corporaciones, que no escuchan los reclamos de las protestas contra los recortes en Grecia, España y Portugal.

PREOCUPACIONES DE RICOS, DESAFÍOS PARA POBRES

El FMI calcula que la economía mundial crecerá este año 3,5 por ciento, ligeramente superior al 3,2 de 2012, sin embargo, la mejora no será homogénea: la Eurozona y Japón están en recesión, mientras Estados Unidos crece débilmente y las economías emergentes como China registran una expansión más veloz.

Ante esos pronósticos el temor de la elite empresarial, de los medios financieros y políticos, es que la crisis de deuda de la zona euro contagie al resto del mundo, de ahí sus medidas de austeridad y reajustes.

Pero durante los cinco días de debates no se escucharon propuestas que infundieran confianza o esperanza sobre la Eurozona, a pesar de reconocer que es “el mayor problema económico y el mayor riesgo a nivel mundial”.

Al respecto, el ex presidente de México, Felipe Calderón, urgió a la comunidad internacional a actuar y ayudar a Europa por ser una bomba de reloj a punto de explotar y que se debe desactivar antes de que ” nos explote a todos”.

“Europa debe crear un cortafuegos para evitar la caída de la tercera y cuarta economías europeas, Italia y España, y que la crisis salpique al resto del mundo, porque recuerden que estamos en el mismo barco”, señaló Calderón.

Junto con otras voces acreditadas, pidió a Alemania asumir el costo de la crisis europea y salir en ayuda de los países más afectados de la zona euro.

Sin embargo, ante el mismo plenario la canciller alemana, Ángela Merkel, una de las principales defensoras de imponer austeridad a las naciones con dificultades y las mismas a las que insta a impulsar el empleo, llamó a mejorar la movilidad de las fuerzas laborales dentro del mercado común.

Manifestó que Portugal y Grecia tienen el mismo problema, pero, en su opinión, la culpable no es la política de ahorro.

Merkel consideró que austeridad y crecimiento son caras de la misma moneda, a pesar de que organismos como el FMI calificaron de error la receta de reducir gastos públicos, pues perjudicó el crecimiento y el empleo.

Con más realismo se expresó el economista estadounidense Nouriel Roubini, uno de los primeros en predecir el estallido de la actual crisis, al afirmar que los países periféricos de Europa entrarán en un círculo vicioso si Alemania sigue imponiendo austeridad.

De ahí que el eufemístico lema de “resistencia dinámica” pretendió crear la conciencia de enfrentarse a los problemas para triunfar, adaptarse a cambios, resistir choques repentinos y recuperarse de ellos, a la vez de enarbolar nuevos objetivos.

Todo ello con el propósito de hacer resurgir a la economía de una manera estable, capaz de crear empleos, aunque muchos de sus predicadores son artífices de buena parte de los recortes de puestos laborales.

En ese debate se conoció la propuesta del subgobernador del Banco Popular de China, Yi Gang, quien aseguró que actualmente el crecimiento de su país está más basado en la inversión nacional y en el consumo, que es robusto.

Mientras el ministro de Economía y Finanzas japonés, Akira Amari, defendió las medidas para impulsar el producto interno bruto, incrementar la competitividad de la economía y lograr el equilibrio presupuestario a mediano y largo plazo, con el fin de mejorar la salud de la economía nipona, que ha sufrido una doble deflación.

VOCES MENOS ESCUCHADAS EN DAVOS

La organización no gubernamental Oxfam, del Reino Unido, denunció en el Foro de Davos prácticas contrarias al aprovechamiento de tierras agrícolas y el subsidio a la producción de biocarburantes y que entorpecen la capacidad de la agroindustria para alimentar a nueve mil millones de personas en 2050.

Esa ONG rechazó la ocupación forzosa de terrenos, que en ocasiones se hace de forma ilegal y con violencia, con el saldo de campesinos asesinados por oponerse a esa acción, por lo que reclamó una regulación legal del derecho de propiedad que facilite enfrentar a los vendedores y a los inversores.

Varios participantes expusieron las experiencias de sus países para frenar tales prácticas y denunciaron que la agricultura se ha convertido en un negocio, por lo cual el principal desafío es eliminar esa tendencia.

Oxfam también convocó a la comunidad internacional a rechazar los subsidios a la producción de biocombustibles en los países del norte, al convertirse en un obstáculo para combatir el cambio climático.

Muchas tierras destinadas hoy a esos fines pueden aprovecharse en cultivos de alimentos, sin olvidar que un 30 por ciento del aumento de sus precios en los últimos años fue precisamente por los biocarburantes. La directora ejecutiva de Oxfam, Bárbara Stocking, destacó que esos productos son perjudiciales porque para obtenerlos se emplea tanta energía que no se reducen emisiones y ni se coopera en la lucha contra el cambio climático.

Con esas razones demandó que se suspendan todos los subsidios a esos cultivos que distorsionan el mercado y contaminan, razones hasta hoy poco aceptadas.

Por eso Davos, donde se reunió lo más representativo y seguidores de la economía capitalista, no fue el escenario idóneo para hallarle un final a la crisis global desatada en 2007 y que no se sabe cuando acabará.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Fco Guerra dijo:

    El ex presidente de México, Felipe Calderón, al urgir a la comunidad internacional a actuar y ayudar a Europa por ser una bomba de reloj a punto de explotar y que se debe desactivar antes de que ” nos explote a todos”, demuestra claramente porque Mexico cedio a la liberacion de la francesita secuestradora. De seguro los millonarios que participaron en Davos no pronostican desarrollo de Brasil y Venezuela. Los paises latinoamericanos para estos grandes empresarios ven a nuestra America como materia prima. Ellos son los inteligentes los que gobiernan al mundo.
    Miren señores millonarios, si no se quieren dar cuenta que la unica solucion posible, es dar participacion a las masas populares en el logro de sus economias, si no son capaces de dar participacion a gran parte de sus ganancias en beneficio de los mas desposeidos, desplacen desde ahora mismo la mejora en vez de finales del segundo trimestre del 2013, para el fin de siglo. Podran decir que se salio de la crisis y que la que esta es nueva, o que volvio la crisis Bulsatil de Malasia, o que el culpable es la Antartida, o cualquier cosa nueva, pero la crisis no se soluciona si las masas populares no la solucionan.
    Porque los bancos son fuertes, porque los inversionistas minoritarios son sus empleados, no tiene votos ni toma de decisiones pero reciben como inversionistas 20 pesos mas.
    Las fabricas que surgen y triunfan en competencia con las grandes y majestuosas Compañias no lo hacen por tener dinero, ni millones, lo logran por la participacion en compromiso de sus empleados que ven como suyo el logro de la Empresa.
    Cuantos millones costo para nada el Foro de Davos en banquetes, ceremonias, reuniones por gusto. El foro debia cambiar el nombre por fusion, lo que se lograron de seguro fueron cofraternidades estilo medieval donde los reyes o feudos se entrelazaron en lazos de sangre, matrimonios concertados.
    Como dice Raul, fin de la cita

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también