Inicio » Especiales, Política  »

Ningún dolor puede ser más grande que la muerte de un hijo

4 septiembre 2012 | 16

Giustino di CelmoLa Habana, 4 de septiembre de 2012

Declaración de Giustino Di Celmo

Ningún dolor puede ser más grande que la muerte de un hijo y más aún cuando es causada por un hecho violento y cruel…

Hace 15 años, el 4 de septiembre de 1997, una bomba asesina colocada en el lobby del Hotel Copacabana, apagó la vida de Fabio Di Celmo, mi hijo, mi Fabiucho, un joven que apenas había vivido 32 años cuando fue víctima inocente de una acción terrorista que sumió en la desesperación y el dolor a toda mi familia…

Recientemente, el 1 de junio de 2012, fecha en la que Fabio hubiera arribado a los 47 años de vida, murió su mamá, Ora Bassi, mi compañera por más de sesenta años, mi esposa, mi amor. Ora, compartió conmigo la pena de haber perdido a Fabio, el más pequeño de nuestros hijos. Ella murió sin el consuelo de saber que el organizador y mayor responsable de ese acto terrorista, fuese juzgado por su crimen. Eso no es justo.

Luis Posada Carriles fue el organizador del acto terrorista que mató a mi hijo. No podré olvidar jamás las declaraciones de este criminal, publicadas por The New York Times los días 12 y el 13 de julio de 1998, cuando tras reconocer que había pagado la mano asesina del mercenario salvadoreño que puso la bomba en el Copacabana, sin ningún pudor confesó a la periodista que no le preocupaba la muerte de Fabio y que él dormía como un bebé porque: “El italiano estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado”.

Sin embargo, a pesar de las múltiples denuncias, Luis Posada Carriles, terrorista comprobado y confeso, camina libremente por las calles de Miami y recibe reconocimientos y honores de parte de la mafia cubano americana y la extrema derecha de los Estados Unidos de América. La farsa de su juicio en El Paso, Texas, colmó la copa… Solo se le juzgó por mentiroso, aunque quedó demostrado que había sido el mandante de la muerte de Fabio…

Yo les pregunto:

¿Cómo es posible que un país que dice condenar el terrorismo albergue a este terrorista con una larga hoja de crímenes que incluyen la voladura del avión de CUBANA en Barbados, el asesinato de cientos de venezolanos y la muerte de mi hijo?

¿Cómo es posible que el Gobierno de Estados Unidos, incluya a Cuba en una lista de países terroristas, cuando Cuba solo ha sido víctima de las acciones terroristas organizadas por criminales que ellos han protegido y pagado?

¿Por qué los grandes medios de difusión no hablan de que Cinco antiterroristas cubanos guardan prisión en cárceles norteamericanas por tratar de evitar hechos terroristas en Cuba, mientras los terroristas viven libremente en Estados Unidos?

¿Cómo es posible que los grandes medios de prensa mantengan el silencio ante tamaña injusticia y nieguen al pueblo norteamericano la oportunidad de conocer la verdad?

Podría hacer muchas preguntas que harían interminable mi declaración. Las respuestas confirmarían la doble moral del Gobierno norteamericano y de la gran prensa ante el terrorismo.

Solo quiero decir a todos que soy un hombre de paz y de trabajo. Un hombre de 92 años, que a pesar de su dolor, no anida mezquinos sentimientos de venganza. Desde que Fabio murió juré no descansar hasta que se hiciera justicia, así me quedé en Cuba. Quiero participar en toda la lucha que hace este país por la justicia.

Yo juré quedarme en Cuba hasta el último instante de mi vida porque, como ya he dicho muchas veces, yo veo a Fabio todos los días por las calles de La Habana: en la cancha donde él jugaba fútbol; en el restaurante que él había soñado y que hoy lleva su nombre. Paso todos los días por la casa donde Fabio vivía, y siento que así puedo cuidarlo, porque un buen padre nunca abandona a sus hijos.

Agradezco mucho todas las personas me han dado una frase de aliento; a quienes no me han abandonado en esta lucha por la verdad y la justicia, a quienes trabajan por romper el muro de silencio sobre las acciones de terrorismo contra Cuba; a los Cinco cubanos que infiltrados en grupúsculos de la mafia miamense expusieron su vida, su familia y su felicidad por tratar de evitar actos terroristas como el que tronchó la vida de mi hijo; agradezco al Gobierno y al Partido Comunista de Cuba, al Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, a la Asociación de Amistad Italia Cuba, AsíCuba Umbria, a La Villeta, al Comitato Fabio Di Celmo y a todas las instituciones que en Cuba y en Italia me han apoyado en este empeño. Un agradecimiento muy especial al pueblo de Cuba, a cada una de esas personas que me encuentro por las calles y me abrazan en nombre de Fabio. Todos me hacen sentir que los Di Celmo no estamos solos cuando seguimos clamando JUSTICIA por Fabio ante los oídos sordos del Gobierno que cobija al mandante…

Por último, quiero hacer llegar mi agradecimiento y respeto al comandante Fidel Castro. Quiero que Fidel conozca que no cejaré en la lucha porque Luis Posada Carriles y todos los demás terroristas comparezcan ante la justicia. Siempre rechazaré la hipocresía y la doble moral del Gobierno de los Estados Unidos, no me cansaré de cumplir con mi decisión de luchar hasta el último momento de mi vida. Sueño volver a abrazar a Fidel, como un día él nos abrazó a mí y a Ora y decirle: ¡Vio mi Comandante, se ha hecho justicia…los terroristas han sido juzgados… Nadie más llorará por sus crímenes, como lloramos Tiziana, Livio, mi mujer y yo…!

Pido a todos ustedes que me permitan cumplir este sueño. Juntos podremos lograrlo si denunciamos la injusticia y la doble moral de los imperialistas, si luchamos porque Luis Posada Carriles pueda ser extraditado a Venezuela para ser juzgado por sus crímenes; si luchamos por la libertad de los Cinco y por la paz en un mundo mejor para todos.

Muchas gracias,

Giustino Di Celmo

Libro sobre el caso de Fabio di Celmo: Fabio, el muchacho del Copacabana

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Raúl Martínez dijo:

    Un abrazo Giustino. Seguiremos acompañándote desde todos los rincones del planeta para cumplir tu deseo de justicia y verdad, que es también el deseo de la mayoría de los seres humanos del planeta. Tu lucha es nuestra y en ella empeñamos nuestros mejores esfuerzos cada día.

  • armando dijo:

    saludos: me uno alm dolor de este padre ante la perdida de su hijo de parte personas que son preparados por el gobierno de EEUU.

    “QUE DIRA DE ESTE ASESINATO EL FLAMANTE BAN-KI-MOON, QUE DIRA EL PAPA BENEDICTO “.

    DE ESTE ASESINATO ELLOS NO HAN HABLADO, NI HABLAN , NI HABLARAN PORQUE NO LES CONVIENE HABLAR NADA EN CONTRA DEL GOBIERNO DE ESTADOS UNIDOS.

  • Julio César dijo:

    La muerte de Favio duele, como duelen los que murieron en las Torres Gemelas, como duele Felix, el diplomático cubano asesinado en Nueva York otro 11 de septiembre de 1980, como duele la muerte de Salvador y sus compañeros en La Moneda.Solo que, los que mataron a Favio , a Felix y a Salvador, son terroristas protegidos por el gobierno que hace guerras contra el terrorismo. El poder de lo medios de comunicación invirte la verdad, e intenta borrar el crimen. Es preciso escuchar el llamado de Fucik para que la humanidad no sea indiferente: ! Estad alertas!

  • EDUARDO dijo:

    Nunca he perdido un hijo. Mi hija mayor cumplió misión en Venezuela y Bolivia como Cirujana Oftalmóloga que es. En Venezuela, durante un pesquizaje, un hombre le sacó una pistola y soltó “no quiero nada con los médicos de Castro” y le pidió que abndonara sus predios. Digo que hoy, ser cubano, revolucionario y residente en la isla, es una profesión y muy honrosa. Y aunque Favio no lo fuera, es hijo de esta puñetera islita capaz de ofrecer 1560 médicos a Nueva Orleans cuando el Katrina para ser desdeñados por el gobierno de ese pais. Sucede que eran cubanos, pecado capital. El odio de esa gente no tiene fronteras. Ellos pueden enfrentar el odio, quiebras bancarias y debacles petroleras porque eso es lo que siembran. Pero el amor ofrecido por la brigada Henry Reeve es sumamente subversivo, cosa que aquí no se escatima. Les estremecería los horcones morales. Mi apoyo total, Giustino, mio fratello.

  • Lisdeysi dijo:

    Me uno al llanto y sufrimiento de este padre que aun después de tantos años no se ha hecho justicia por la muerte de su ser querido suhijo como tambien debemos unir las fuerzas para seguir luchando por que sea jusgado no solo por eso sino por tantos crímenes cometidos y por la liberación de nuestro cincos compatriotas.

  • dennys dijo:

    toda esa injusticia se va a terminar el día que “alguien”… se llene de valor… y valiéndose del mismo método que ellos, (crimen organizado)….mande a poner un plomo dentro de la cabeza de cada uno de esos terroristas, que tienen que haber sido construidos en una fábrica, porque no hay madre que para tan inhumanos sujetos, sin amor, sin piedad, sin conciencia de la vida para respetar cada una de ellas………… realmente es una pena mu grande la perdida de Favio, y como el muchos más, por eso seguiré apoyando con mis sentimientos a Giustino Di Celmo y su familia en tan desgarrador momento y con ello la causa de los Cinco55555555555555555555…

  • Paresa dijo:

    Que triste será para un padre perder a su hijo y mas cuando es de forma violenta y por mandato de connotados asesinos. Me uno al dolor de este padre revolucionario y ejemplar. Los cubanos te queremos y estamos a tu lado Giustino.

  • Nidia dijo:

    Hay mi dios hasta cuando vamos a permitir que nos hagan sufrir tanto con todas esas barbiridades, cada ves que veo a una persona joven llena de vida que muere por inegligencias de otros o asecinatos me da mucho sentimiento , por que soy madre de dos jovenes que estudian y siempre le pido a dios que me los cuide y proteja para que nunca les pase nada,al sr. Giustino le digo que confie que algun dias se hará justicia y todos esos terroristas pagen por lo que han hecho.

  • Enrique dijo:

    LA HISTORIA PASA TODAS LAS CUENTAS,MAS TARDE O MAS TEMPRANO, A ESOS SIN MADRE, MENTIROSOS Y ASESINOS, QUE AHORA MANDAN EN EL MUNDO POR SUS PODERES MILITAR Y FINANCIERO, YA LES ESTA LLEGANDO SU HORA. TODOS LOS FAVIOS TENDRAN SU JUSTICIA Y TODOS LOS POSADA CARRILES TENDRAN LA SUYA.
    AUNQUE NO SEA TAN RAPIDO COMO LA MAYORIA DESEAMOS, LLEGARA Y EL MUNDO SERA MEJOR, POR ESO NO PODEMOS DEJAR DE LUCHAR DONDE Y EN LO QUE NOS TOQUE.

  • Patricia Lagunas Sotomayor dijo:

    Es sabido que todos los asesinos, delincuentes, terroristas, etc. se van a vivir a Estados Unidos el gobierno y la CIA los reciben con los brazos abiertos y les pagan para que maten y cometan atrocidades en otros paises, porque Estados Unidos no sabe lo que significa democracia. Utiliza estos terroristas, y a los antiterroristas los encarcela.

  • Víctor Hugo Parés Lores dijo:

    Conozco a Giustino desde los días terribles del aseinato de Fabio. Siempre ha sido el mismo en su decir, hacer, en su firmeza revolucionaria anti imperialista

    Cuando él decidió entregar los bienes patrimoniales de Fabio al Museo de Playa, escribí estos veros, tratando de expresarle nuestra gratitud, darle un m3nsaje por su gesto al separarse de lo tangible espiritual Nunca le escuché una frase altisonante contra el autor intelectual del hecho, y simepre acompañando a los familiares de nuestros 5 heroes prisioneros. Siento una admiración profunda por su entereza ante un dolor profundo como padre

    COMO UNA OFRENDA AL FUTURO

    A Giustino, padre de Fabio di Celmo quien donó al museo Marcha del Pueblo Combatiente de Playa, todas las pertenencias patrimoniales de Fabio para que las futuras generaciones conocieran del crimen
    I

    Giustino, padre de Fabio,
    al museo usted traslada
    la memoria emocionada
    por su juicio justo y sabio.

    Duele, pero no es agravio
    dar a Fabio para todos
    si firmes manos y codos
    junto a pechos y miradas,
    van uniéndose en cascadas
    de conciencias contra lodos.

    I I

    Fabio di Celmo, muchacho
    del Hotel “Copacabana“,
    cortaron tu vida humana
    y te volviste penacho.

    Un terrorista borracho
    de lucro por las monedas
    puso tu muerte en sus ruedas
    que otros en dólares miden;
    mas, para que no te olviden
    entre los niños … ¡ te quedas !

    I I I

    Fabio di Celmo, muchacho
    del Hotel “Copacabana“,
    en mi décima cubana
    a tal mafia deshilacho.

    En cada verso remacho
    el crimen para que suba
    como en la fermentada uva
    que tiene propia memoria;

    tú eres parte de la historia
    del Imperio contra Cuba.
    IV

    ¡ No morirás ! Con los niños
    jugarás, y a sus maneras
    colores de mil temperas
    te colmarán de cariños.

    Tú, le brindarás tus guiños
    dentro de sus fantasías,

    y Fabio, con poesías
    que atesoran sus amores,

    vendrán a ponerte flores
    aquellos, que más querías.

    Víctor Hugo Pares Lores

  • joaquin dijo:

    sr: Di Celmo,dios lo bendiga, y tenga usted que la certeza que la justicia se hará, el asesino podrá guarecerse en su madriguera que es fuente internacional del terrorismo,pero de dios no podrá escapar.

  • Marianela Curbelo Ramírez dijo:

    No imagino cuánto dolor puede albergar el corazón de un padre y un esposo como Giustino, pero admiro infinitamente su fuerza y su convicción para luchar por la justicia de esa causa tan justa como la de Fabio. Cuente con nosotros Giustino, Ud. nunca estará solo.

  • Mario Turati dijo:

    Lo acompaño en su dolor.
    Yo se lo que se siente, perdi a mi primer hijo hace ya casi 50 años, y parece que fue ayer.
    Animo compañero, no estas solo.

  • Leandro dijo:

    Estoy convencido que no es aplicando el mismo método que ellos y poniéndole un plomo en la cabeza a cada uno de los terroristas es como se resuelve el terrorismo. Así se enjendra más terrorismo, así tendríamos que aceptar un “terrorismo bueno” y un “terrorismo malo” y todos los terrorismos son malos. Cierto que todos estos terroristas han sido construidos en una fábrica: es la fabrica del imperialismo, esa monstruosa fábrica que ha concentrado descomunales riquezas en unos pocos países y en unas pocas personas a costa de las grandes mayorías a las que ha sumido en la miseria. Los que crearon a Posada Carriles, son los mismos que crearon a Bin Laden: ambos fueron creados por la CIA. El segundo cometió el “error” de enemistarse con sus creadores y fue acusado, sin que se haya demostrado, de ser el culpable del los terribles sucesos del 11 de septiembre en los EE.UU.
    Mucho se puede hablar al respecto, los cubanos sabemos bien el dolor del terrorismo porveniente del Monstruo Revuelto y Brutal que nos desprecia, como calificara José martí al naciente imperialismo estadounidense.
    Pienso que el método correcto es el de seguir uniendo voluntades en la lucha porque el mundo y la opinión pública de los EE.UU conozcan la verdad, sean libarados los Cinco Héroes cubanos y sea juzgado Posada Carriles.

  • Lidia Alvarez Santiago dijo:

    Padre amoroso que te has unido a la lucha de todos los cubanos por logar que un mundo mejor sea posible, tu dolor, es nuestro dolor, hemos sido testigo a lo largo de muchos años de la lucha que ha librado nuestro pueblo contra el terrorismo, así en ese batallar aprendimos, que cuando un pueblo enérgico y viril llora, la injusticia tiembla, el imperialismo yanqui y todos sus aliados, hoy es más agresivo que nunca, se vale del poder de los medios para tratar de engañar a los pueblos del mundo, utilizan la máxima fascista de que una mentira repetida muchas veces se convierte en verdad, no saben que la historia ha demostrado feacientemente que la verdad se impone más temprano que tarde, por eso tenemos la firme convicción de que nuestros cinco héroes prisiones políticos del Imperio más voraz que ha conocido la humuanidad, más temprano que tarde volverán, por eso nuestro aliento para usted y para ellos, porque nuestro pueblo, luchador incansable por la paz, sabe que trincheras de ideas, valen más que trincheras de piedras.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también