Imprimir
Inicio » Especiales  »

Máquinas de guerra: Blackwater, Monsanto y Bill Gates

| 2

Silvia Ribeiro*
Tomado de La Jornada

Un reporte de Jeremy Scahill publicado en The Nation (Blackwater’s Black Ops, 15/9/2010) reveló que el ejército mercenario más grande del mundo, Blackwater (ahora llamado Xe Services) le vendió servicios clandestinos de espionaje a la trasnacional Monsanto. Blackwater cambió de nombre en 2009, luego de hacerse famosa en el mundo por las denuncias sobre sus abusos en Iraq, incluidas masacres de civiles. Sigue siendo el mayor contratista privado del Departamento de Estado de Estados Unidos en servicios de seguridad, es decir para practicar el terrorismo de Estado dándole al gobierno la posibilidad de negarlo.

Muchos militares y ex oficiales de la CIA trabajan para Blackwater o alguna de las empresas vinculadas que creó para desviar la atención de su mala fama y generar más lucros vendiendo sus nefastos servicios -que van desde información y espionaje hasta infiltración, cabildeo político y entrenamiento paramilitar- a otros gobiernos, bancos y empresas trasnacionales. Según Scahill los negocios con trasnacionales -como Monsanto, Chevron, y gigantes financieros como Barclays y Deutsche Bank- se canalizan a través de dos empresas que son propiedad de Erik Prince, dueño de Blackwater: Total Intelligence Solutions y Terrorism Research Center. Éstas comparten oficiales y directivos de Blackwater.

Uno de ellos, Cofer Black, conocido por su brutalidad siendo uno de los directores de la CIA, fue quien hizo contacto con Monsanto en 2008 como directivo de Total Intelligence, concertando el contrato con la compañía, para espiar e infiltrar a organizaciones de activistas por los derechos de los animales, contra los transgénicos y otras sucias actividades del gigante biotecnológico.

Contactado por Scahill, el ejecutivo Kevin Wilson de Monsanto se negó a hablar, pero posteriormente confirmó a The Nation que habían contratado a Total Intelligence en 2008 y 2009, según Monsanto solamente para hacer seguimiento de información pública de sus opositores. Dijo además, que Total Intelligence era una entidad totalmente separada de Blackwater.

Sin embargo, Scahill cuenta con copias de los correos electrónicos de Cofer Black posteriores a la reunión con Wilson de Monsanto, donde les explica a otros ex agentes de la CIA, usando sus direcciones electrónicas de Blackwater, que la discusión con Wilson fue que Total Intelligence se convertiría en el brazo de inteligencia de Monsanto, espiando activistas y otras acciones, incluido que nuestra gente se integre legalmente a esos grupos. Monsanto pagó a Total Intelligence 127 mil dólares en 2008 y 105 mil dólares en 2009.

No asombra que una empresa de ciencias de la muerte como Monsanto, que se ha dedicado desde sus orígenes a producir tóxicos y desparramar venenos, desde el Agente Naranja hasta los PCB (policlorobifenilos), agrotóxicos, hormonas y semillas transgénicas, se asocie con otra empresa de matones.

Casi al mismo tiempo que la publicación de este artículo en The Nation, la Vía Campesina denunció la compra de 500 mil acciones de Monsanto, por más de 23 millones de dólares por la Fundación Bill y Melinda Gates, que con esto se terminó de sacar su careta de filantrópica. Otra asociación que no sorprende.

Se trata de un casamiento entre los dos monopolios más brutales de la historia del industrialismo: Bill Gates controla más de 90 por ciento del mercado de programas patentados de computación y Monsanto cerca de 90 por ciento del mercado mundial de semillas transgénicas y la mayoría del mercado global de semillas comerciales. No existen en ningún otro rubro industrial monopolios tan vastos, cuya propia existencia es una negación del cacareado principio de competencia de mercado del capitalismo. Tanto Gates como Monsanto son muy agresivos en la defensa de sus mal habidos monopolios.

Aunque Bill Gates intente decir que la Fundación no está ligada a sus actividades comerciales, todo lo que ésta hace demuestra lo contrario: gran parte de sus donaciones terminan favoreciendo las inversiones comerciales del magnate, además de que en realidad no dona nada, sino que en lugar de pagar impuestos a las arcas públicas, invierte sus ganancias donde le favorezca económicamente, incluida como propaganda de sus supuestas buenas intenciones. Por el contrario, sus donaciones financian proyectos tan destructivos como la geoingeniería o la sustitución de medicinas naturales y comunitarias por medicamentos patentados de alta tecnología en las zonas más pobres del mundo. Qué coincidencia, el ex secretario de Salud Julio Frenk y Ernesto Zedillo son consejeros de la Fundación.

Al igual que Monsanto, Gates se dedica también a tratar de destruir la agricultura campesina en todo el planeta, principalmente a través de la llamada Alianza para una Revolución Verde en África (AGRA). Ésta funciona como caballo de Troya para despojar a los campesinos africanos pobres de sus semillas tradicionales, sustituyéndolas por semillas de las empresas primero, y finalmente por transgénicos. Para ello, la Fundación contrató en 2006, justamente a Robert Horsch, un director de Monsanto. Ahora Gates, venteando mayores ganancias, se fue directo a la fuente.

Blackwater, Monsanto y Gates son tres caras de la misma figura: la máquina de guerra contra el planeta y la mayoría de la gente que lo habita, sean campesinos y campesinas, indígenas, comunidades locales, gente que quiere compartir información y conocimientos o cualquier otro que no quiera estar en la égida de lucro y destrucción del capitalismo.

*Investigadora del Grupo ETC

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • F. JUAN ÁGUILA dijo:

    HASTA AHORA HABÍA CONSIDERADO A BILL GATES COMO PARTE DEL “MATRIMONIO GATES” EJEMPLOS DE “RICOS ALTRUÍSTAS”.

    PERO, ¿ES QUE NO PODRÁ HABER “RICOS” ALTRUÍSTAS, COMO ANTAÑO?

    RECUERDO A DOÑA MARTA ABREU DE ESTÉVEZ SENTADA EN SU SILLA DE BROINCE EN EL PARQUE CENTRAL DE SANTA CLARA A QUIEN LA HEMOS LLAMADO SIEMPRE “LA BENEFACTORA”.

    LOS POBRES UE ERAN PRACTICAMENTE ANALFABETOS Y NO PODÍAN PRONUNCIAR LA PALABRA “BENEFACTORA” SI LA RECORDABAN DICIENDO: LA QUE DABA “MUCHO DINERO”

  • Jorge dijo:

    ESTE ES EL NUEVO IMPERIO, ES UNA PROGRAMACION HECHA POR EL HOMBRE, PARA DOMINAR AL HOMBRE Y CREAR LA ESCLAVITUD MODERNA, CON EL NEGOCIO DE LAS ARMAS Y EL NARCO TRAFICO Y LOS DESECHOS TOXICOS ESTAS EMPRESAS BUSCAN UN CONTROL TOTAL HUMANO, SE ESTA DESARROLLANDO EL CHIP DE IDENTIFICACION MUNDIAL QUE SERA INTERPUESTO A TODOS LOS SERES DEL PLANETA DONDE SERAN SEGUIDOS SALTELITALMENTE TENIENDO TODA SU INFORMACION Y POCISION MOMENTO A MOMENTO Y NO PODRAN COMPRAR, NI TRABAJAR , NI VENDER SIN UN CODIGO QUE ESTA EN EL CHIP, LA INTENCION ES DE HACER DESAPARECER EL DINERO HACIENDO PERSONAL LA HORA TRABAJO, QUE ESE CONTROL LO LLEVARA UNA COMPUTADORA CENTRAL, EN DONDE TAMBIEN SE TOMARA LA INFORMACION DEL ESTADO DE SALUD DE LA PERSONA EN TIEMPO REAL, ES UN NUEVO PROGRAMA QUE ESTA CREANDO EL CAPITALISMO Y SU INVESTIGACION ESTA EN LAS ULTIMAS ETAPAS PARA LUEGO SACARLO AL MERCADO.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también