Imprimir
Inicio » Especiales  »

¡Hemos cumplido y ustedes seguirán cumpliendo la promesa de aquella eterna noche! (+ Fotos)

| 73
Fidel en el acto por el 50 aniversario de los CDR

Fidel en el acto por el 50 aniversario de los CDR

Discurso del Comandante en Jefe Fidel Castro en el acto por el 50 aniversario de los Comité de Defensa de la Revolución (CDR), en el antiguo Palacio Presidencial, La Habana, Cuba, 28 de septiembre de 2010.

Queridos compatriotas:

Aquel 28 de septiembre de 1960 yo regresaba de la ciudad de New York, donde había participado durante 10 días, en la reunión más importante que se había convocado hasta entonces.

Allí tuve el honor de conocer a los más importantes líderes del campo socialista, entre ellos, el Primer Ministro de la URSS, Nikita Sergéyevich Jruschov, y a un grupo de los líderes más prestigiosos del Tercer Mundo.

A la República Popular China, no se le reconocía su derecho a representar a ese enorme y milenario país.

La Revolución Cubana, en nuestra pequeña e ignorada isla, estaba recién nacida, pero el hecho de venir al mundo, a sólo 90 millas del poderoso imperio, se convirtió en algo que ponía a prueba la soberbia de la superpotencia dominante en nuestro hemisferio y en gran parte del mundo.

Viví una singular experiencia en ese país que es sede de la Organización de las Naciones Unidas, lo cual determinó la decisión de hablarle a la Asamblea General con toda franqueza cuando me correspondió el turno, el 26 de septiembre. El discurso que les dirigí, fue para mí el complemento de las ideas que expresara en La Historia me Absolverá, después del juicio del Moncada. No se trataba de una acción premeditada, fue la respuesta de un revolucionario cubano al atroz vasallaje que se estaba evidenciando en el mundo.

Al cumplirse hace dos días el 50 aniversario, me habría gustado escribir sobre aquel episodio. No se comprenderían bien las ideas a las cuales dediqué mis modestos esfuerzos, a lo largo de tantos años, sin tomar en cuenta lo que ese día dije.

Lo menciono como antecedente del estado de ánimo con que participé en el acto que ustedes conmemoran hoy, y el privilegio que significa para mí, volver a reunirme con ustedes 50 años después.

La inmensa mayoría de los aquí reunidos no habían nacido todavía. Los demás, tenían entonces menos de 30 años, eran jóvenes, adolescentes o niños, y sólo muy pocos tenían mi edad actual

Recogí lo esencial, y utilizando frases y párrafos textuales, sinteticé las ideas más importantes del discurso que pronuncié aquella noche en que nació nuestra gloriosa organización. A ustedes les gustará más que yo reitere esas ideas a que yo hable de otra cosa.

Comencé aquella tarde quejándome de que me hicieran un recibimiento multitudinario en el aeropuerto; había además problemas aquí con los micrófonos. Nos faltaba experiencia en la organización de actos, y les conté en parte las impresiones que traía de New York, les dije: después de “haber vivido diez días en la entraña del monstruo imperialista, para saber que monopolio y publicidad es allí una sola cosa […] los órganos de publicidad nos combaten, mas no nos combaten con razones, porque razones, de eso sí que carecen; nos combaten con mentiras […] nos recuerdan […] las historietas que nos hacían las agencias imperialistas de información, las revistas de los monopolios, […] nos habían hecho creer que el atraco era bueno, que el robo era noble, que la explotación era justa y que la mentira era verdad…”

“Periódicos independientes, […] periódico que diga la verdad se queda sin anuncios […] Todo está movido por el afán de lucro, por el interés material, por el dinero, […] qué distinto el resultado cuando el pueblo está bien orientado, cuando el pueblo conoce la verdad, cuando el pueblo lucha por algo y para algo, cuando la vida de los pueblos tiene un sentido, cuando un pueblo tiene un ideal, cuando un pueblo tiene algo por lo cual luchar! ¡Qué distinto el resultado!”

“Nosotros tenemos la más completa seguridad de que a pesar de todos los agravios que hemos sufrido, a pesar de todas las agresiones que ha soportado nuestro país, si aquí, por ejemplo, estuviera la sede de las Naciones Unidas, ningún ciudadano insultaría a un solo visitante, ningún acto de hostilidad se perpetraría contra ninguna delegación, porque en ese momento los cubanos sabríamos que había llegado la oportunidad de demostrar ¡que somos mil veces más decentes que los imperialistas!”

“Nosotros vimos vergüenza, nosotros vimos honor, nosotros vimos hospitalidad, nosotros vimos caballerosidad, nosotros vimos decencia en los negros humildes de Harlem.  (Se oye entonces explotar un petardo.)  ¿Una bomba? -Pregunto-   (EXCLAMACIONES DE: ‘¡Paredón!, ¡Paredón!  ¡Venceremos!, ¡Venceremos!’) (CANTAN EL HIMNO NACIONAL Y EXCLAMAN: ‘¡Viva Cuba!, ¡Viva la Revolución!’)  -Continúo- Ese petardito ya todo el mundo sabe quién lo pagó…”

“… ¡qué ingenuos son! Si cuando tiraban bombas de 500 […]  y hasta de 1 000 libras que decían ‘Made in USA’ no pudieron hacer nada […] a pesar de sus aviones, sus cañones y sus bombas, los casquitos se tuvieron que rendir […] no pudieron tomar la Sierra Maestra, ni pudieron librarse de los cercos […] Son los gajes de la impotencia y de la cobardía […] si el pueblo está aquí en plan de resistir, no ya los petarditos […] el pueblo está en plan de resistir lo que tiren o lo que caiga, aunque sean bombas atómicas…”

“¡…por cada petardito que pagan los imperialistas nosotros construimos quinientas casas! ¡Por cada petardito […] nosotros hacemos tres veces más cooperativas! ¡Por cada petardito […] nacionalizamos un central azucarero yanki! ¡Por cada petardito […] nacionalizamos un banco yanki! ¡Por cada petardito […] refinamos cientos de miles de barriles de petróleo! ¡Por cada petardito […] construimos una fábrica…! ¡Por cada petardito […] creamos cien escuelas en nuestros campos! ¡Por cada petardito […] convertimos un cuartel en una escuela! ¡Por cada petardito […] hacemos una ley revolucionaria! ¡Y por cada petardito […] nosotros armamos, por lo menos, mil milicianos!”

(Recuerdo que cada párrafo, y a veces, cada frase, era apoyada por aplausos y exclamaciones entusiastas de las masas.)

“…parece -continué- que de verdad se han creído eso de que vienen los ‘marines’ […] que ya está el café colado… Vamos a establecer un sistema de vigilancia colectiva, ¡vamos a establecer un sistema de vigilancia revolucionaria colectiva!” -repetí.

“…vamos a ver cómo se pueden mover aquí los lacayos del imperialismo, porque, en definitiva, nosotros vivimos en toda la ciudad, no hay un edificio de apartamentos de la ciudad, ni hay cuadra, ni hay manzana, ni hay barrio, que no esté ampliamente representado aquí. Vamos a implantar, frente a las campañas de agresiones del imperialismo, un sistema de vigilancia colectiva revolucionaria que todo el mundo sepa quién vive en la manzana, qué hace el que vive en la manzana y qué relaciones tuvo con la tiranía; y a qué se dedica; con quién se junta; en qué actividades anda.  Porque si creen que van a poder enfrentarse con el pueblo, ¡tremendo chasco se van a llevar!, porque les implantamos un comité de vigilancia revolucionaria en cada manzana… para que el pueblo vigile, para que el pueblo observe, y para que vean que cuando la masa del pueblo se organiza, no hay imperialista, ni lacayo de los imperialistas, ni vendido a los imperialistas, ni instrumento de los imperialistas que pueda moverse.”

“Están jugando con el pueblo y no saben todavía quién es el pueblo; están jugando con el pueblo, y no saben todavía la tremenda fuerza revolucionaria que hay en el pueblo. […] hay que dar nuevos pasos en la organización de las milicias; hay que ir a la formación, ya, de los batallones de milicias, zona por zona, en todas las regiones de Cuba, ir seleccionando cada hombre para cada arma, e ir dándole estructura a toda la gran masa de milicianos, para que lo antes posible estén perfectamente formadas y entrenadas nuestras unidades de combatientes.”

(Alguien propone una medida drástica)

Le respondo:

“No hay que apretar antes de que llegue la hora; no hay que apurarse por eso, ¡no hay que apurarse…! -reiteré- Déjenlos que se apuren ellos; nosotros: conservar nuestra serenidad y nuestro paso, que es un paso firme y seguro.”

“Una de nuestras impresiones en este viaje, […] es la cantidad de odio que hacia nuestro pueblo revolucionario siente el imperialismo; el grado de histeria contra la Revolución Cubana a que ha llegado […] el grado de desmoralización con respecto a la Revolución […] ya ustedes lo vieron: frente a las acusaciones de Cuba, todavía lo están pensando para responder, porque en realidad no tienen nada con qué responder.”

“…que todos sepamos perfectamente bien que es una lucha larga, larga y dura […] nuestra Revolución se ha enfrentado al imperio más poderoso del mundo […] el imperialismo yanki es el más poderoso, en recursos económicos, en influencias diplomáticas y en recursos militares […] no es como el inglés más maduro, más experimentado; es un imperialismo soberbio, enceguecido por su poder […] Es un imperialismo bárbaro, y muchos de sus dirigentes son bárbaros […] que no tienen que envidiarles absolutamente nada a aquellos trogloditas de los primeros tiempos de la humanidad. Muchos de sus líderes, muchos de sus jefes, son hombres de colmillo largo. Es […] el imperialismo más agresivo, más guerrerista y más torpe.”

“…estamos aquí en esta primera línea: un país pequeño, de recursos económicos escasos, librando, de frente, esa lucha digna, decidida, firme y heroica por su liberación, por su soberanía, por su destino.”

“…nuestra patria se enfrenta al imperio más feroz de los tiempos contemporáneos, y […] que […] no descansará en sus esfuerzos por tratar de destruir la Revolución […] crearnos obstáculos […] por tratar de impedir el progreso y el desarrollo de nuestra patria […] ese imperialismo nos odia con el odio de los amos contra los esclavos que se rebelan. […] a ello se unen las circunstancias de que ven sus intereses en peligro; no los de aquí, sino los de todo el mundo.”

“…nuestro caso era el caso del resto de los países subdesarrollados, era el caso de toda la América Latina, era el caso de todos los países de África, era el caso de todos los países del Medio Oriente, era el caso de los países de Asia y Oceanía […] El resto del mundo subdesarrollado está siendo también explotado por los monopolios, y nosotros hemos dicho en Naciones Unidas, a todos los pueblos subdesarrollados:  ‘Hay que nacionalizar las inversiones de los monopolios, sin indemnización alguna’. Nosotros les hemos dicho a los demás pueblos subdesarrollados: ‘Hagan lo que hemos hecho nosotros, no continúen siendo victimas de la explotación, ¡hagan lo que hemos hecho nosotros!’ Y es lógico que el imperialismo quiera destruir nuestra Revolución, para poder decirles a los demás pueblos: ‘Si hacen lo que hicieron los cubanos, les hacemos como a los cubanos.'”

“…eso es preciso que lo sepamos; que sepamos bien lo que estamos haciendo, que sepamos bien los intereses que estamos afectando, y que esos intereses no se darán por vencidos fácilmente, esos intereses no levantarán bandera blanca fácilmente.”

“Esta es una lucha larga, larga como poderosos son los intereses que la Revolución ha afectado.”

“…la idea más clara que traemos es que debemos redoblar el esfuerzo…”

“…más que las palabras […] valen los hechos […] se admira a nuestro país, no por las palabras, sino por los hechos; no por lo que diga allí un cubano, sino por lo que hacen o puedan hacer todos los cubanos.”

“El mundo se está haciendo una idea de nosotros, una idea mejor de la que tuvo nunca si es que alguna vez el mundo tuvo una idea de que nosotros existíamos.  Y lo que hay detrás de esa opinión es un pueblo; […] son los hechos de ese pueblo […] nosotros pertenecemos a un minuto grande de la historia de la humanidad […] nosotros pertenecemos a una hora decisiva del género humano […] somos algo más que nosotros mismos […] ¡somos pueblo, somos nación!; somos una idea; somos una esperanza; somos un ejemplo. Y cuando el Primer Ministro del Gobierno Revolucionario compareció en la ONU, no compareció un hombre, ¡compareció un pueblo! Allí estaba cada uno de ustedes…”

“… ¡nosotros […] tenemos una gran responsabilidad ante el pueblo!, ¡así tiene que sentirse cada uno de ustedes!, y llevar esa idea en la mente.”

“(SE ESCUCHA UNA SEGUNDA EXPLOSION.  EXCLAMACIONES DE: ‘¡Paredón!, ¡Paredón!  ¡Venceremos!, ¡Venceremos!’  LOS ASISTENTES CANTAN A CORO EL HIMNO DEL 26 DE JULIO Y POSTERIORMENTE EL HIMNO NACIONAL.)”

“¡…déjenlas que suenen, con eso están entrenando al pueblo en toda clase de ruidos!”

“¡Por lo que veo, esta noche le va a salir cara a su señoría!”

“…estos hechos vienen simplemente a confirmar lo que veníamos diciendo, de que la Revolución tiene delante una lucha larga y dura […] nosotros insistíamos en que cada uno tomara muy en cuenta su papel y su responsabilidad.”

“Las cosas fáciles no son las que dan, a la larga, los mejores frutos; para la vida de los pueblos las cosas  difíciles son las que vale la pena realizar.”

“…nadie piensa que los años venideros sean años de tranquilidad y de comodidad […] eso es lo que nos libera de las tristezas y de las vergüenzas del pasado; lo que hace feliz a nuestro pueblo, es saber que el Primero de Enero no finalizaba la Revolución, sino que empezaba; […] el futuro, la victoria de mañana, ¡será el fruto del esfuerzo de todo el pueblo! […] en el futuro hay un puesto para cada uno de nosotros.”

“…no hemos hecho más que comenzar, […] estamos en las primeras páginas del gran libro de la historia que el pueblo de Cuba está escribiendo.”

“…esa victoria la obtendremos con dos cosas: inteligencia y valor; con la cabeza y con el corazón.  Nunca dejar ni que nos arrastre el valor por encima de la inteligencia, ni tampoco que la inteligencia vaya delante del valor.  ¡Inteligencia y valor han de marchar juntos por el camino que conduce a la victoria!”

“No subestimar al enemigo imperialista […] ¡El enemigo imperialista cometió el error de subestimarnos a nosotros!”

“…le pedimos al Presidente de la Asamblea (de la ONU) que tomara cuenta de nuestra preocupación por las campañas que estaban haciendo, preparando el campo, creando la histeria y propiciando condiciones públicas favorables para promover allí un pretexto, fabricar allí, a través de una autoagresión […] debemos hacer lo que a nosotros nos convenga, no lo que a ellos les convenga.”

“…dejamos bien sentado que nosotros íbamos a reclamar nuestra soberanía sobre aquel pedazo de la base, por medio del derecho internacional, es decir, por vías legales y no por medio de las armas.  Nuestras armas no las tenemos para hacer con ellas lo que el enemigo quiera, sino lo que el enemigo no quiera; nuestras armas siempre han de estar listas  para defendernos, listas para resistir, listas para destruirlo cuando se lancen contra nosotros.”

“El enemigo imperialista es taimado, es bajo, es artero, es capaz de lo más inimaginable, acude a cualquier arma, desde el asesinato de dirigentes hasta invasiones militares, nosotros debemos ser no solo valientes, sino también inteligentes […] al enemigo imperialista hay que desenmascararlo ante la opinión pública del mundo […] ya nosotros hemos pasado del ABC en cuestiones revolucionarias y políticas, ya […] hemos pasado el primer grado, el segundo grado, el tercer grado, estamos ya en el bachillerato sobre esos temas.”

“Cuba nunca opinaba, hacíamos lo que ellos ordenaban […] ahora Cuba opina […] estamos aprendiendo geografía política internacional.”

“…cada uno de ustedes tiene la obligación de saber y de instruirse […] conocer los problemas políticos, sociales, económicos, de Cuba y de fuera de Cuba: porque si no nosotros no pasamos del bachillerato y tenemos ahora que llegar un día a ser doctores en revolución y en política.”

“¡Es muy hermoso ir allí y poder decirles a los demás pueblos que hemos creado diez mil nuevas aulas…! […] Estamos creando tantas universidades, tantas ciudades escolares, están surgiendo tantos técnicos, […]  hemos elevado el per cápita de producción nacional, hemos elevado el número de nuestras fábricas, hemos elevado nuestra producción agrícola, hemos elevado el rendimiento en nuestro trabajo…”

“…los que vienen aquí y ven el esfuerzo que está haciendo nuestro pueblo en medio del hostigamiento del imperialismo, se admiran y se asombran de lo que un pueblo pequeño frente a tantos obstáculos es capaz de hacer.”

“Ese es el orgullo que sostiene a nuestros delegados en cualquier parte del mundo y esa es la idea fundamental que queríamos exponer aquí esta noche.  ¡Y gracias por los petarditos, porque nos han valido de mucho con respecto a lo que estábamos explicando! ¡Y gracias porque ha servido para probar el temple que tiene nuestro pueblo, para probar el valor de nuestro pueblo; porque ni una mujer se ha movido de su puesto! ¡Ningún hombre se ha movido de su puesto, ni se moverá de su puesto ante ningún peligro, ante ningún ataque! ¡Cada uno de nosotros somos soldados de la patria, no nos pertenecemos a nosotros mismos, pertenecemos a la patria! ¡No importa que cualquiera de nosotros caiga, lo que importa es que esa bandera se mantenga en alto, que la idea siga adelante!, ¡que la patria viva!”

Hasta aquí, aquel discurso, expresadas las ideas esenciales con las propias palabras, como prometí.

Compatriotas:

Con el recuerdo de todos los caídos en defensa de nuestra Revolución y sus justas ideas, de la inolvidable imagen del pueblo heroico que hace 50 años fue capaz de abrazar el principio martiano de que “Patria es Humanidad”, no vacilo en proclamar que: ¡hemos cumplido y ustedes seguirán cumpliendo la promesa de aquella eterna noche!

Muchas gracias.


Fidel Castro Ruz
Septiembre 28 de 2010

fidel-acto-cdr-11

Foto: Roberto Morejón/ AIN

Fidel en el aniversario 50 de los CDR. Foto: Ismael Francisco

Fidel en el aniversario 50 de los CDR. Foto: Ismael Francisco

Fidel en el aniversario 50 de los CDR. Foto: Ismael Francisco

Fidel en el aniversario 50 de los CDR. Foto: Ismael Francisco

Fidel en el aniversario 50 de los CDR. Foto: Ismael Francisco

Fidel en el aniversario 50 de los CDR. Foto: Ismael Francisco

Fidel en el aniversario 50 de los CDR. Foto: Ismael Francisco

Fidel en el aniversario 50 de los CDR. Foto: Ismael Francisco

Fidel en el aniversario 50 de los CDR. Foto: Ismael Francisco

Haila María Mompié durante su presentación en el acato. Foto: Ismael Francisco

Fidel en el aniversario 50 de los CDR. Foto: Ismael Francisco

Fidel en el aniversario 50 de los CDR. Foto: Ismael Francisco

Fidel en el aniversario 50 de los CDR. Foto: Ismael Francisco

Fidel en el aniversario 50 de los CDR. Foto: Ismael Francisco

Para ver las imágenes en alta definición, visite nuestro sitio en Picasa

Se han publicado 73 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Efrain Amaya Padrino dijo:

    Majestuoso con su uniforme verde olivo y los grados de comandante en la gorra, el timbre de la voz y la elocuencia de sus palabras, con su alto espiritu de siempre y ante un estado de salud que es como el acero anticorrosivo (el acto duro una hora y cuarenta minutos y el hablo de pie una hora y veinte minutos). Solo es creible por el, una hora y veinte minutos hablando, un discurso que aunque fue escrito no lo parecia ante la maestria de su conduccion comentada y amena, tenia una mañana excepcional pues cuando parecia terminar comenzo a improvisar con una duracion de cuarenta minutos con tal fluidez y rapidez como la de los primeros años de la revolucion, sobre el tema del momento y en el cual el lleva el liderazgo en el mundo de la lucha por evitar la guerra, del peligro y las consecuencia de la posible guerra nuclear. El acto muy bien organizado fue un recuento de aquel momento con una vigencia y llamado para los tiempos actuales.

    # 28 Septiembre 2010 a las 10:08

  • Félix Ramón Lobaina dijo:

    Saludos desde Moa. Como yo lo esperaba y lo esperaba todo nuestro pueblo. Un acto histórico y trascendental y realizado en moemnto también trascendental e importante, cuando el imperialismo yanqui e Israel pretenden agredir a Irán. Nuestro Comandante en Jefe hizo un recuento de aquel histórico 28 de septiembre de 1960 cuando creó a los CDR en el antiguo Palacio Presidencial, hoy Museo de la Revolución. Como siempre el pueblo cederista capitalino en representación de toda Cuba estuvo presente allí en el mismo lugar de hace 50 años. Pues nosotros a través de la televisión y la radio también lo pudimos ver y oir, era como si estuviéramos allá junto al máximo líder de la Revolución. Los moenses y yo por supuesto como cederista y revolucionario apoyamos incondicional sus palabras alentadoras y esclarecedoreas como siempre. Recuerdo además cuando estuve junto a Fidel en la Plaza de la Revolución en el acto central por el 28 de septiembre en 1977, hace 33 años en la clausura además, del Primer Congreso de los CDR. También aquel fue un día histórico para mí, estar muy de cerca al Comandante en Jefe Fidel Castro, aunque en otras ocasiones igualmente lo he estado en algunas de sus visitas a Moa.(Félix Ramón Lobaina).

  • Gilberto Piñango dijo:

    Adelante comandante !!!!! En Venezuela se esta trabajando por cambiar esta realidad heredada, vencimos en la AN y gracias a Cuba estamos mejorando procesos…mas Viva la revolucion que nunca….

  • Papin Kimbiri dijo:

    Miami, Sep. 28, 11 am. Por cosas de la vida, resido en esta ciudad hace algunos años. Muy emocionado he leìdo el discurso del comandante aquel dia, hace hoy 50 años. Yo estaba allì aquella noche, tenìa 20 años y realmente recuerdo todo aquel discurso. Lo mas emocionante es que todo lo que planteò Fidel aplica hoy en dia, el imperialismo no ha dejado de ser lo que es, es mas, hoy se manifiesa mas prepotento, cìnico y agresivo; ya sea Bush o Obama, el imperialismo es el mismo, no importa la fachada. Gracias Fidel, por sentirnos otra vez tan revolucionarios como aquel dìa. Cuidate.

  • Papin Kimbiri dijo:

    !Gracias Fidel! Nos han hecho sentir con 20 años, pues estàbamos allì aquella noche. Tu discurso està vigente todavìa. Cuidàte.

  • felix dijo:

    Fue un magnifico acto de conmemoración del 50 aniversario, si estas palabras de Fidel fueran dichas hoy tendrían la misma vigencia de entonces, repetirlas da fuerzas para seguir cumpliendo la promesa que hicieron nuestros padres y abuelos hace 50 años

  • Milagros García dijo:

    cuanta alegría al ver al Comandante tan feliz en el acto por el 50 Aniversario de la creación de los CDR, rodeado de tanta juventud, que cree en él, en sus ideas y en la Revolución, que desde que nacimos hemos aprendido a amar.

    gracias Fidel por existir

  • joaquin bernal camero dijo:

    La historia nos ha dado un privilegio incomparable de tener un líder excepcional que puede leernos lo que dijo medio siglo antes y que todos los revolucionarios podamos respaldar íntegramente lo que dijo entonces y reafirmar que continuaremos firmes y adelantes con la misma orientación.Largo ha sido y será el camino pero es el único que merece ser recorrido , Con Fidel y sus ideas por siempre.

  • Juana María dijo:

    !Qué alegría, honor y orgullo para los cubanos de volver a ver a nuestro Comandante en Jefe al frente de su pueblo, no sólo leyendo su discurso, sino conversando con nosotros, trasmitiendo su experiencia y sabiduría, él que ya no está en el bachillerato de la lucha política, sino graduado de la Universidad de la Vida Revolucionaria!

    Juana

  • Miguel dijo:

    tremendo discurso…..y es cierto la historia apenas comienza…..saludos desde El salvador…nosotros aqui tambien estamos iniciando un proceso de cambio. Gracias Comandante por orientar.

  • LAZARO dijo:

    Fidel,La eterna noche,tambien comandante ha tenido un dia de eterna “gloria” y se encuentra en los caidos durante este largo batallar,que tan dignamente desde su inicial idea por la libertad de los cubanos,en el ataque a los cuarteles Moncada y C.Manuel, ha cumplido el camino a seguir ,el mismo que Marti nos indico,el mismo que continuara adecuadamente a los eventos que determinen la vida de su obra que es la obra de todos los vivos y muertos que desearon algun dia,tener esta eterna razón de vivir siendo libres y eso se logro en 1959.
    En el dia de hoy,dia de los CDR,ejemplo de continuidad y fervor patriotico y revolucionario por la defensa del derecho que tiene Cuba de preservar la Obra de Marti y Fidel,mis más sinceras felicitaciones al trabajo realizado por ellos durante todo lo largo de este gran proceso social,y con la espera de que los 5 cubanos anti-terroristas detenidos aqui en EEUU sean puestos en libertad sin vacilación.
    Gloria Eterna a los caidos,en este 50 aniversario de los CDR.

  • Angel Lopez dijo:

    Una vez mas mi pecho se hincha de emocion al leer estas extraordinarias lineas que ha escrito nuestro camarda comdante revolucionario Fidel. Tambien al ver esas expresiones de solidaridad y entrega de ese hermoso y glorioso pueblo cubano digno y respetable. Sigan adelante son la esperanza y el ejemplo para el muno entero. Viva Cuba!!!!!! Viva Fidel!!!!! Viva la Revolucion!!!!!! Viva el pueblo cubano!!!!!!! Viva Venezuela!!!!!!! Viva Chavez!!!!! Viva el pueblo de Venezuela!!!!! Viva la Revolucion Bolivariana!!!! Venceremos!!!!!!!!!!

  • Lester Jiménez Argota dijo:

    Temprano en la mañana, haciendo uso de las bondades de la Informática y las Comunicaciones aún en un país que lleva más de medio siglo bajo un Embargo sin precedentes en la historia de la humanidad, en medio, además, del combate cotidiano y de aprovechar al máximo la jornada laboral cumpliendo así con el llamado de Raúl de ser más eficientes, mediantes el sitio Web Cubasi sintonicé Cubavisión Internacional en espera de escuchar la intervención del Comandante en ocasión del aniversario 50 de los Comités de Defensa de la Revolución. Me enorgulleció mucho escuchar que al presentarlo hicieron referencia a su cargo político, 1er Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y es que mi Carnet del Partido lleva su firma, algo que solo yo sé lo que eso para mí representa, soy, además, Partidista 150%, 100 para no fallarle a la Revolución y 50 para donarle a todo el que no esté claro de sus ideas y me permita aclararle conceptos erróneos.

    Al escuchar fragmentos de su intervención hace hoy 50 años cuando se crearon los CDR, me percaté que no estaba equivocado, que hoy una y cada una de sus palabras tiene plena vigencia y que el objetivo final sigue siendo el mismo, “preservar las conquistas alcanzadas”, y al percatarme que otros compañeros de trabajos míos, aún más jóvenes que yo, haciendo uso de las mismas bondades, también escuchaban con atención al Comandante me dije: “Si que está garantizado el futuro de mi patria, que no lo dude nadie”, y es que al intercambiar en tiempo real sobre las palabras de Fidel coincidíamos que tenemos que hacer de la Responsabilidad y el Compromiso con la Revolución, el modo de actuación de cada uno de nosotros, al menos así lo interpretamos los integrantes del C/B # 121 del municipio Ciego de Ávila.
    Fidel, Raúl, Partido: ¡No existe la mínima posibilidad, ni remota incluso, de que esta tropa de futuro los defrauda!

    ¡Siempre si por la Revolución!

  • crar dijo:

    viva fidel , viva cuba , viva venezuela , abajo el imperailismo , abajo el terrorismo.

  • Beatriz dijo:

    Viva Fidel.
    y Viva mi Revolución.

  • A. Núñez R dijo:

    !Cuanta alegría ver a nuestro Comandante en Jefe con tanta vitalidad, como hace 50 años y con una experiencia y capacidad que no tiene hoy ningún otro dirigente político en el mundo!!Que afortunados somos los cubanos! Mucha salud y larga vida COMANDANTE.

  • Lester Jiménez Argota dijo:

    Temprano en la mañana, haciendo uso de las bondades de la Informática y las Comunicaciones aún en un país que lleva más de medio siglo bajo un Embargo sin precedentes en la historia de la humanidad, en medio, además, del combate cotidiano y de aprovechar al máximo la jornada laboral cumpliendo así con el llamado de Raúl de ser más eficientes, mediantes el sitio Web Cubasi sintonicé Cubavisión Internacional en espera de escuchar la intervención del Comandante en ocasión del aniversario 50 de los Comités de Defensa de la Revolución. Me enorgulleció mucho escuchar que al presentarlo hicieron referencia a su cargo político, 1er Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y es que mi Carnet del Partido lleva su firma, algo que solo yo sé lo que eso para mí representa, soy, además, Partidista 150%, 100 para no fallarle a la Revolución y 50 para donarle a todo el que no esté claro de sus ideas y me permita aclararle conceptos erróneos.

    Al escuchar fragmentos de su intervención hace hoy 50 años cuando se crearon los CDR, me percaté que no estaba equivocado, que hoy una y cada una de sus palabras tiene plena vigencia y que el objetivo final sigue siendo el mismo, “preservar las conquistas alcanzadas”, y al percatarme que otros compañeros de trabajos míos, aún más jóvenes que yo, haciendo uso de las mismas bondades, también escuchaban con atención al Comandante me dije: “Si que está garantizado el futuro de mi patria, que no lo dude nadie”, y es que al intercambiar en tiempo real sobre las palabras de Fidel coincidíamos que tenemos que hacer de la Responsabilidad y el Compromiso con la Revolución, el modo de actuación de cada uno de nosotros, al menos así lo interpretamos los integrantes del C/B # 121 del municipio Ciego de Ávila.
    Fidel, Raúl, Partido: ¡No existe la mínima posibilidad, ni remota incluso, de que esta tropa de futuro los defrauda!

    ¡Siempre si por la Revolución!

  • Francisco Rivero dijo:

    Con atencion he leido las palabras de Fidel Castro Ruz y de ella destaco un pasaje, que puede ser una referencia para comprender una de las razones de la evolucion de la sociedad cubana en el inicio de su revolucion.

    Me permito citarla :

    ” El mundo se está haciendo una idea de nosotros, una idea mejor de la que tuvo nunca si es que alguna vez el mundo tuvo una idea de que nosotros existíamos. Y lo que hay detrás de esa opinión es un pueblo; […] son los hechos de ese pueblo […] nosotros pertenecemos a un minuto grande de la historia de la humanidad […] nosotros pertenecemos a una hora decisiva del género humano […] somos algo más que nosotros mismos […] ¡somos pueblo, somos nación!; somos una idea; somos una esperanza; somos un ejemplo. Y cuando el Primer Ministro del Gobierno Revolucionario compareció en la ONU, no compareció un hombre, ¡compareció un pueblo! Allí estaba cada uno de ustedes…”

    Hace 50 años el plenario de las Naciones Unidas durante seis horas de discurso, los representantes diplomaticos acreditados en esta institucion, tal vez no estimaron en profundida lo que Cuba y su pueblo anunciaban al mundo un cambio fundamental en el destino de esta nacion.

    Un saludo cordial

  • Alberto Campos Abreu dijo:

    No pude cumplir en recordar nuevamente lo vivido aquella noche, hace exactamente 50 años, independiente de haber sido invitado por mi condición de fundador de los CDR, y actualmente de ser el ideológico de mi organización de base, por dificultades del transporte que no paso por el área de recogida en la que otro grupo estuvo afectado por lo anterior expresado, hubiese sido un honor el compartir en la primera línea de combate junto a nuestro Comandante en Jefe como nos tiene acostumbrado, me perdí de ese gran recuerdo para mi vida, entre otros recuerdos como el de Girón, que representan 50 años al ver las conquistas de la Revolución Socialista, y de todo los que nos queda por hacer, de sacrificio y de lucha en la batalla por todo el camino hasta vencer. Vivan los CDR, Vivan Fidel y Raúl.

  • Alejandro dijo:

    COMANDANTE:
    No pude estar en la escalinata de la Universidad de la Habana, pero hoy pude escucharlo en vivo. Quiero decirle que cuente con esta juventud cederista y comunista para cumplir la misión que sea, donde sea y cuando sea.
    Gracias por alertarnos una vez más sobre el peligro que acecha a la humanidad.
    No estaba yo en esa histórica plaza hace 50 años, solo tengo 22, pero la emoción que sentí al verlo rememorar sus palabras de aquel 28 de septiembre de 1960, al ver la total vigencia de las ideas expresadas en ellas creo que estamos en una etapa crucial en la lucha por el SOCIALSMO, de la UNIDAD del pueblo dependerá el exito de la batalla.

    Quiero decirle COMANDANTE que en este 50 Aniversario el grito de los COMITES DE DEFENZA DE LA REVOLUCIÓN SIGUE Y SEGUIRÁ SIENDO DE PATRIA O MUERTE.

Se han publicado 73 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Fidel Castro Ruz

Fidel Castro Ruz

Líder histórico de la Revolución Cubana. Nació en Birán el 13 de agosto de 1926 y murió en La Habana, el 25 de noviembre de 2016. Ha escrito numerosos artículos, reflexiones y libros sobre la situación mundial, la historia de Cuba y su actualidad.

Vea también