Imprimir
Inicio » Especiales  »

Basta de hipocresía en España

| 5

Paco Guardeño Sáez

La verdad es que no tengo ninguna esperanza en que el diario El País se digne en publicar mi carta, tal y como ha ocurrido en al menos tres o cuatro ocasiones anteriores.

Me escribirá como siempre agradeciendo mi carta, pero excusándose en la falta de espacio y en la gran cantidad que le llegan para no publicarla.

Sin embargo sí que tiene siempre espacio para “pseudoperiodistas” como la “gran bloguera” cubana Yoanis. La gran perseguida en Cuba que, sin embargo, se le puede ver públicamente en algún que otro Hotel de La Habana escribiendo tranquilamente en su ordenador ¡¡¡Ya hubiesen querido tener esa libertad de movimiento miles de luchadores antifranquistas en la larga noche de la dictadura aquí en España!!!

Repito, no tengo ninguna fe en que la publique. Haga con ella lo que quiera, pero ahórrese la hipocresía de justificarse.

La carta viene motivada por la falta de rigor del corresponsal del País en La Habana. Creo que un periodista ha de informar con la máxima neutralidad, y ha de tener en cuenta también los datos a los que él llama oficialistas ¿Por qué pone en duda que el preso Orlando Zapata no era preso por delincuencia común? ¿Por qué pone en duda que el historial de dicha persona (hay documentos a los que el corresponsal seguro puede acceder pero que no le da la gana hacerlo) consta de los siguientes delitos: Procesado por violación a domicilio (1993), Lesiones menos grave (2000), Estafa (2000), lesiones y tenencia de arma blanca con heridas y fractura lineal de cráneo al ciudadano Leonardo Simón (2000), etc…?  Como puede ver, todas sus acciones eran propias de un angelito de la caridad.

Lamento enormemente la muerte de esa persona. Pero lamento igual de enormemente la muerte de miles de personas diariamente, si  no por huelga de hambre, sí por la falta de echarse el mínimo alimento al cuerpo. Y USTED Y YO, Y TODOS SOMOS CULPABLES DE ELLO Y NO LE DEDICAMOS PORTADAS NI DOBLES PÁGINAS.

¿Qué les pasa a los “demócratas” con Cuba?. ¿Por qué le exigen lo que no son capaces de exigir a otros países? (póngales usted el nombre, ya que bien lo sabe).

Usted y Mauricio Vicent (el corresponsal en La Habana), ¿por qué no hacen un gran reportaje, por ejemplo, del famoso “poeta” Armando Valladares?. Sí, aquél “poeta” (¿alguien sabe alguna poesía de él?) que hace unos 20 años desde su periódico y otros lamentaban sus  años de prisión (puso bombas en su día) y pedían su liberación por estar invalido en silla de ruedas. Invalidez que no le impidió bajar a saltitos del avión a su llegada a España. Podían hacer un reportaje de dicho “poeta” sobre sus “negocios” en España y otros países. Podéis  empezar por Santander. No os doy pistas, investigad vosotros que sois periodistas.

Podrías hacer también un gran reportaje a dos páginas sobre los CINCO CUBANOS DETENIDOS DESDE HACE ONCE AÑOS EN EE.UU POR LUCHAR CONTRA EL TERRORISMO.

En fin, acá le envío mi CARTA AL DIRECTOR.

BASTA DE HIPOCRESÍA

Estaban los buitres de todos los continentes provocando que esto ocurriera en Cuba.

Los políticos de derechas de aquí (PP-PSOE y algunos partidos nacionalistas), así como los medios de comunicación “libres e independientes”, no han tardado ni un minuto en lanzar toda la artillería.

Aquí, que tenemos más de 30.000 fusilados desaparecidos en las cunetas.

Aquí, que nos permitimos enjuiciar al único juez que se ha atrevido a investigar los crímenes y torturas cometidos durante la dictadura del criminal Francisco Franco.

Aquí, que nos permitimos prohibir y cerrar periódicos, así como encarcelar a periodistas por el simple hecho de defender el derecho de autodeterminación del pueblo vasco.

Aquí, que permitimos y callamos como cobardes los asesinatos, encarcelamientos, y torturas al pueblo saharaui, por parte del país “amigo” marroquí.

Aquí, que miramos hacia otro lado ante el genocidio del pueblo palestino.

Aquí, que participamos en la matanza de civiles de Iraq y Afganistán.

Aquí, que no decimos ni pío ante las penas de muerte que constantemente se llevan a cabo en ese país genocida llamado EE.UU.

Con todos estos precedentes, nosotros, que deberíamos ser un poco más humildes y estar calladitos, nos aprovechamos del fallecimiento del preso Orlando Zapata, para tirarnos a degüello contra Cuba ¡¡¡Qué miserables!!!

Paco Guardeño Sáez
DNI 19836597

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • cataurocubano dijo:

    tambien seria bueno convidarlos a que hicieran un reportaje sobre el lo que fue el “plan de machete” o sobre la rabia que todavia tienen de haber perdido a Cuba como colonia…..

  • XIOMARA GUERRERO dijo:

    Paco, su ENERGICA CONDENA, conmueve, no importa que su carta
    sea ignorada por los ignorantes, el pueblo revolucionario de
    Cuba, le agradece su solidaridad.

    Por aca hemos aprendido mucho, muchisimo en estos mas de 50 años
    de Revolucion, se nos cree un pueblo ignorante, inconforme, sometido,
    ¡que lejos estan esos locos de conocernos bien¡ de conocer, que
    somos un pueblo digno y sobre todo patriotico. LEEAN SEÑORES
    LA HISTORIA DE CUBA.

  • nelson valderrama dijo:

    Se ve por encima que todavia gobierna Franco, que hipocresia llamarse a si mismos “democracia”Españoletos locos.

  • Argimiro dijo:

    Bravo Paco. Los democratas espanoles no tienen lo que hace falta para publicar tu carta. Vaya democracia y libertad de expresion espanola: “puedes decir lo que te venga en ganas, pero si lo que dices no es de mi agrado, te rompo las morras. Vale”. ¡Asi es de libre la libertad de expresion!

  • Naranja dijo:

    ……Y QUE HA TOCAO ESE MI GENERAL…….
    ……SE OYE CLARITO, CLARITO…..RETIRAAAADAAAA

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también