Imprimir
Inicio » Especiales  »

Rusia y Cuba consolidan pasos hacia alianza estratégica

| +

(PL) La fructífera visita que realiza a Rusia el presidente cubano, Raúl Castro, y el voluminoso paquete de acuerdos firmados corroboran hoy una voluntad común de avanzar hacia la edificación de relaciones estratégicas en diversas esferas, pese a la distancia geográfica.

Invitado por su par ruso, Dimitri Medvédev, el mandatario llegó a Moscú el pasado 28 de enero en un viaje oficial. Medvédev visitó a La Habana a fines de noviembre como parte de su periplo latinoamericano.

Con menos de una semana transcurrida, las partes sellaron la firma de nueve documentos, entre los cuales destacan el Memorando sobre los Principios de la Colaboración Estratégica y el Acta Final de la IX sesión de la Comisión Intergubernamental.

Esta es la primera visita de alto nivel procedente de la Isla que llega a Rusia en casi 25 años. Raúl Castro visitó a Moscú con anterioridad en 1985.

Previo al arribo del dirigente cubano, los grupos de trabajo conformados en la comisión mixta acorde con el perfil negociador, prepararon para ser firmados 24 convenios, que abarcan desde el comercio, las finanzas, salud, turismo, hasta la cultura. En total suman hoy 34 los documentos suscritos.

No caben dudas que después de la visita de Medvédev a La Habana, donde conversó con Fidel y Raúl Castro, la presencia aquí de una delegación de altísimo nivel agregó un ingrediente de peso al interés común de consolidar lazos históricos.

La visita a Moscú del presidente de los Consejos de Estado y de Ministros y la intensa agenda oficial ratifican el ascenso notable de nuestras relaciones en los últimos años, afirmó el canciller Serguei Lavrov en una entrevista exclusiva a Prensa Latina.

Para Rusia, Cuba es un tradicional Estado amigo y uno de los socios prioritarios en Latinoamérica, precisó el diplomático.

Subrayó el carácter amistoso de los nexos ruso-cubanos y la dinámica de la colaboración en diversas direcciones y esferas del intercambio.

El canciller expresó su admiración por Cuba, un país, según dijo, con una historia compleja, que optó por el camino de la libertad, la independencia y no retrocede en sus principios, lo cual es hoy un fenómeno poco común, indicó.

Consideró que un pueblo absolutamente convencido de sus derechos, los cuales defiende dignamente, merece el más alto respeto.

Durante un almuerzo de trabajo ofrecido en el Kremlin al término de las conversaciones oficiales, Medvédev aseguró que existía un nuevo camino en las relaciones con Cuba, hacia una dimensión verdaderamente estratégica.

Expresó sentir alegría por recibir en Moscú a su homólogo cubano y constatar el nivel de los nexos bilaterales.

Según Medvédev, la nación euroasiática y la caribeña tienen mucho en común y muchas cosas especiales en estos vínculos, subrayó.

El presidente cubano dijo que ratificaba y compartía totalmente las expresiones de Medvédev, en cuanto al momento histórico de un relanzamiento de las relaciones.

Con los encuentros sostenidos con el mandatario ruso y el trabajo de la comisión mixta, destacó,    hemos dado indudablemente un salto  hacia adelante , en alusión a una nueva dinámica en las relaciones entre Moscú y La Habana.

Nuestro deber es y hablo en nombre de Cuba – dar los pasos correspondientes para la consolidación, constante, serena, pero indetenible de nuestras relaciones en todos los aspectos y en la asociación estratégica, enfatizó Raúl Castro.

En la segunda jornada de estancia en Rusia, Raúl Castro visitó el Museo Central de la Gran Guerra Patria, en la Colina de la Reverencia, donde tributó honores a los héroes que hicieron posible la derrota del fascismo, y a casi 27 millones de soviéticos muertos durante esa conflagración.

Ambos mandatarios sostuvieron esa tarde una reunión privada en la residencia presidencial de Zavidovo, en las afueras de Moscú, para analizar en un ambiente informal algunos de los temas de la agenda de las conversaciones oficiales, celebradas el viernes en el Kremlin.

El dirigente cubano colocó una ofrenda floral en el Monumento al Soldado Descocido, en las Murallas del Kremlin, además de un homenaje similar en el Mausoleo a Vladimir I. Lenin.

Raúl Castro compartió asimismo en privado con representantes de sectores solidarios con la Isla, ex embajadores soviéticos y amigos. Estuvieron presentes los mariscales Serguei Sokolov y Dmitri Yazov, y el escritor y ex embajador ruso en Cuba Vitali Vorotnikov.

Para el lunes está previsto un encuentro en la sede del gobierno con el primer ministro, Vladimir Putin.

Acompañan al dignatario el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés; el vicepresidente del Consejo de Ministros, Ricardo Cabrisas; el ministro de Inversión Extranjera y Colaboración Económica, Rodrigo Malmierca.

Integran también la comitiva el viceministro de Relaciones Exteriores Dagoberto Rodríguez y el embajador de Cuba en la Federación rusa, Juan Valdés.

Rusia y Cuba buscan nuevas formas de relaciones comerciales, mecanismos de incentivo a las inversiones y negocios conjuntos en sectores promisorios como el energético, transporte, biotecnología, minería, las telecomunicaciones, informática, turismo, deporte y cultura.

A la par Moscú y La Habana enfilan la proa hacia la consolidación de los vínculos, con el propósito de edificar una asociación estratégica, en el diálogo político y las posiciones en la arena internacional.

De hecho el presidente cubano consideró un mérito que las relaciones económicas con Rusia crezcan y se fortalezcan en medio de la crisis financiera global.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también