Imprimir
Inicio » Especiales  »

Propone Fidel Castro la creación de un tribunal permanente contra el terrorismo

| +

El Presidente cubano Fidel Castro propuso la creación de un tribunal permanente contra el terrorismo en el hemisferio occidental, el cual consideró excelente contribución a la lucha contra ese flagelo.

Explicó que el capítulo cubano que convocó a la reunión celebrada en La Habana del dos al cuatro de junio, puede adelantar en la idea de una instancia de este tipo en el hemisferio occidental.

Aludiendo al terrorismo, como esencia de la política imperialista, recordó el lanzamiento de bombas nucleares en Hiroshima y Nagasaki, masacre que aún hoy conmociona al mundo.

Después de esa tragedia fabricaron decenas de miles de ese tipo de bombas, hicieron experimentos nucleares con seres humanos en los Estados Unidos y desarrollaron métodos de tortura, añadió.

Fidel también recordó los actos de crueldad practicados en Vietnam, que causaron la muerte a cuatro millones de habitantes, invalidaron otros cuatro millones de personas y provocaron cuantiosos daños materiales.

Contra tantos hechos criminales alimentados por los gobiernos de turno en la superpotencia, los participantes en el encuentro levantaron sus voces, a lo que Fidel llamó un foro de combate.

¿De qué escuela habrán aprendido tales actos de crueldad y métodos de tortura que tantas vidas han costado?, preguntó, y recordó el manto de dolor que se tiende sobre los pueblos.

Al respecto señaló que tales enseñanzas fueron aprendidas de la norteamericana Escuela de las Américas, y a la vez se probaron y enriquecieron en una espiral de terror en Argentina, Chile, Centroamérica y otros sitios.

Tales armas fueron suministradas a gobiernos genocidas títeres de las administraciones estadounidenses, dijo.

En reclamo de hacer justicia frente a tales crímenes, incluido el perpetrado contra un avión civil cubano en 1976, Fidel exigió nuevamente a Estados Unidos la extradición a Venezuela del terrorista Luis Posada Carriles.

Hay que obligarlos a que digan cómo ese criminal entró en su territorio; aunque dure 100 años, les seguiremos preguntando, están embarcados y la paciencia se les está acabando, acotó.

Ellos -comentó- tienen que arreglar ese enredo, toda esta historia se conoce y están cometiendo faltas muy graves, pues desde hace dos meses Cuba espera respuesta a las denuncias hechas sobre Posada y sus cómplices.

Ni siquiera ningún vocero dijo una sola palabra aclaratoria en este tiempo, negaban saber algo, señaló el Presidente cubano a la vez que llamó a que no desaparezcan al asesino.

El Comandante en Jefe condenó también el derecho autoproclamado del Gobierno de Estados Unidos de realizar u ordenar ejecuciones extrajudiciales contra toda persona que afecte sus intereses imperiales.

Dijo que George W. Bush, ha respaldado esta política con una ley presidencial que les permite matar a 100, 200 ó 500, según les convenga, e incluso defiende esto ante el Congreso.

Fidel expresó que el 'emperador' se manifiesta con orgullo frente al Senado, en clara referencia a los que ha mandado a eliminar de la siguiente forma: 'ya no constituyen un peligro para nuestra seguridad'.

Ahora lo que debemos preguntarles es cuántos han ejecutado, dónde están los cadáveres y que saben sus familiares al respecto, acotó.

Ese no es el camino para acabar con el terrorismo, como tampoco lo es la guerra, como advertimos cuando los atentados del 11 de septiembre, el camino es esto que estamos haciendo aquí, señaló el Presidente cubano en referencia al encuentro.

Tenemos la moral suficiente para hacer estos reclamos, agregó, y dijo que en la Revolución, que lleva casi medio siglo, jamás se ha matado a nadie de manera extrajudicial, ni torturado a ningún prisionero, ni siquiera en Girón cuando se capturaron 1.300 mercenarios.

Nos hemos sentido satisfechos -dijo- por haber sido leales a nuestros principios, pues con hombres de poca moral no se ganan batallas, ni guerras, ni se hacen triunfar las buenas ideas.

Explicó Fidel que el mundo entero siente desprecio por la fuerza de Estados Unidos, a la que ya nadie le teme.

Cuando los seres humanos le pierden temor a la fuerza, la fuerza no existe; cuando los hombres apelan a las ideas, no hay armas que puedan contra ellas, expresó el mandatario.

Sentimos desprecio por los dueños de esas armas, reiteró, no basta con disponer de estas, sino hay que tener el valor de usarlas en una guerra perdida de antemano, que no tendrá el apoyo ni siquiera de los norteamericanos, cada vez más concientes de la falta de moral y ética de su Gobierno.

Cuba tiene el derecho de expresar sus ideas y lo hará sin miedo al poder de las armas, y con la moral de un pueblo que lleva medio siglo resistiendo frente al Imperio, sentenció.

El estadista destacó el hecho de que, aún en medio de tales circunstancias, el país ha sido capaz de avanzar, porque ha cultivado inteligencias y hoy posee el mayor número de médicos per cápita en el mundo, uno de los más bajos índices de mortalidad infantil, inferior a la de EEUU, y una perspectiva de vida que crece cada día.

Se refirió a las mentiras echadas a rodar por la Casa Blanca en relación con supuestas medidas de Cuba para molestar a los diplomáticos, cuando la Isla es el lugar donde mejor trato reciben esos funcionarios.

Señaló que están desesperados y son capaces de las provocaciones más increíbles para atemorizarnos, pero no cuentan ni con lo más mínimo para dañar la fortaleza de la Revolución, que es de acero.

Se topan con un país que tiene una seguridad total en sí mismo, que no necesita para nada de la presencia aquí de sus funcionarios, y confío en que, por encima de las mentiras, son cada vez más los que creen en Cuba, aseguró.

Fidel expresó que el Gobierno norteamericano está furioso por todo lo que se ha dicho en este encuentro, un punto de partida para elaborar una enciclopedia para las actuales y futuras generaciones sobre la historia del terror en nuestros pueblos.

Hay que desenmascararlo, desmoralizarlo, instó, porque tiene endeble la moral.

Recordó que históricamente Estados Unidos se ha valido de la mentira para alcanzar sus intereses más mezquinos, y evocó lo que tan previsoramente dijo Simón Bolívar de que ese país parecía estar predestinado por su naturaleza a plagar de miseria la América en nombre de la libertad.

En ese camino, sin embargo, han tenido que enfrentarse al poder y la fuerza de las ideas, que les impidió apoderarse de Cuba, los echó de la isla de Vieques, convertida en un gran campo de tiro, y los obligó a reconocer la independencia de Panamá sobre su canal, citó.

El Presidente cubano se refirió a la nueva época que se abre en medio de luchas largas y difíciles, con la Alternativa Bolivariana para las Américas propuesta por el Presidente venezolano Hugo Chávez, para hacer realidad los sueños de solidaridad y justicia social.

Ejemplificó con la colaboración cubano-venezolana y elogió los avances del país latinoamericano en educación, con un programa inédito en el mundo, dijo.

Fidel denunció que el noble ejercicio de la medicina se ha comercializado hasta tal punto que hoy en el hemisferio reina un gran desastre sanitario, en cambio Cuba y Venezuela graduarán en una década 100 mil médicos.

Alertó que el mundo vive uno de los peores momentos de la historia, con el despilfarro descomunal del combustible, la contaminación ambiental, las crisis económicas, y advirtió que cada vez hay menos tierras para cultivar, cambios de clima, sequías y tala indiscriminada de bosques.

Todo es una locura, no es como para estar desapareciendo y asesinando gentes, sino para trabajar coordinadamente y evitar así consecuencias apocalípticas, afirmó el mandatario cubano.

Sobre estos temas ahondaremos en la próxima cita que tendremos relativamente pronto, en la cual trataremos también el terrorismo económico y social, porque escuché aquí que 100 niños mueren de hambre cada día en Argentina, uno de los principales productores de trigo, maíz, carne, leche y frijoles, dijo.

En tantas reuniones que hemos celebrado aquí a lo largo de los años, creo que nunca ninguna dejó una estela tan grande de admiración, cariño y alta valoración, expresó.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.