Inicio » Especiales  »

Llevaremos el ALBA hasta la últimas consecuencias

29 abril 2005

Fidel y Chávez en la tarde del jueves, durante una visita al recinto ferial ExpoCuba. (Foto: Reuters)

“Yo sabía quién tu eras, porque yo te adiviné”, comentó el Presidente cubano Fidel Castro, refiriéndose a la primera impresión que tuvo al conocer a Hugo Chávez Frías, hace diez años, cuando el líder bolivariano viajó por primera vez a Cuba.

La declaración se produjo durante en la sesión de clausura de la Primera Reunión Cuba-Venezuela para la aplicación de la Alternativa Bolivariana, donde la ministra cubana de Inversiones Extranjeras, Martha Lomas, reseñó todos los acuerdos alcanzados durante la reunión de seguimiento del ALBA.

“Se han firmado 49 documentos”, comentó Lomas. El pacto, que fue firmado el pasado mes de diciembre, es un mecanismo que desafía al Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA), impulsado por Washington y fuertemente criticado en el continente.

“El ALCA era un gran peligro de absorción”, dijo Fidel, para quien, por el contrario, la idea del ALBA es generar un proceso de integración “solidario” y “racional” en la región para el bienestar de la población.

El Presidente cubano se refirió a los productos exhibidos por industriales venezolanos en el reciento ferial de ExpoCuba, y que forman parte de los que serán comprados por Cuba como parte de los acuerdos suscritos entre ambas naciones.

“Muchos de esos productos tendrán un gran significado tanto para la población venezolana como para la cubana”, afirmó Fidel Castro, al referirse a las bondades nutritivas y de precios de los mismos. Narró también que Chávez habló exhaustivamente con los empresarios venezolanos presentes en la Isla, intercambiando con ellos sobre diversas tecnologías, precios y cualidades de cada producción.

También explicó que la variedad de la exhibición es tal que hasta pudo apreciar una variedad de ollas arroceras novedosas, que pudieran ser una alternativa para las compras de esos implementos que ejecuta la Mayor de las Antillas, inmersa en inversiones para elevar la calidad de vida de la población y a la vez aumentar el ahorro energético.

“En fin, que lo de hoy fue altamente ilustrativo”, sentenció Fidel.

“No hay dudas de que habrá grandes diferencias entre lo que pudo verse hoy y lo que se verá dentro de un año. Por eso propongo que nos veamos dentro de un año para apreciar cuánto hemos avanzado”.

Igualmente, el Comandante en Jefe dijo que la feria había crecido en cuestión de horas. “De hecho aparecieron dos empresas nuevas, con productos muy importantes, de ayer a hoy, y se decidieron incrementar en millones de pesos las compras”.

Además agregó que estas compras también van a generar nuevos empleos en Venezuela, un problema fundamental para el gobierno de Chávez.

“Porque el trabajo es algo muy necesario en un país. Contribuye a eliminar la violencia, el delito, los hábitos de consumir drogas. Problemas que constituyen una verdadera tragedia en la sociedad moderna. Sino, vean lo que ha en nuestros vecinos del norte -dijo- refiriéndose a los estados Unidos- donde se ha creado un enorme mercado de estupefacientes.”

EL ALBA ES UN HECHO

A solo cuatro meses y 15 días de la firma del acuerdo inaugural del ALBA, este ha dejado una huella para siempre en la historia. En una referencia a la firma que dio comienzo a la Alternativa Bolivariana de las Américas, en cambio, en 20 años el ALCA no hizo nada: “O hizo lo que debía hacer: desaparecer. Lo que queda del ALCA son pedazos, retazos, acuerdos bilaterales. No dejó nada en la historia”, indicó el líder revolucionario.

Los que han trabajado en el ALBA, dijo, están dispuestos a llevarla hasta sus últimas consecuencias, y en el año que transcurrirá a partir de ahora traerá otros muchos y buenos frutos.

Al analizar los acuerdos entre Cuba y Venezuela en el sector de la salud, el Presidente cubano señaló que los 600 centros de diagnóstico integral asentados en la república bolivariana serán mejores que los policlínicos cubanos.

Tendrán, dijo, un número de camas y todos poseerán servicios de atención urgente para enfrentar padecimientos como los cardiacos, y será en las cercanías de las viviendas de los ciudadanos.

También se refirió a los excelentes servicios que brindarán las 600 salas de fisioterapia y rehabilitación y los 35 centros de alta tecnología.

Estos últimos disponen de los mejores equipos del mundo para diagnosticar, como tomógrafos, ultrasonidos tridimensionales y la resonancia nuclear magnética, técnicas que humanizan más aún los servicios al aplicar técnicas de diagnóstico no invasivas.

A fines de este año, señaló el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, Venezuela tendrá una red que nadie se la puede imaginar, y que permitirá elevar el bienestar y la calidad de vida de ese pueblo.

En su opinión, en unos tres años Venezuela podrá bajar la mortalidad infantil a índices por debajo de los de Estados Unidos, y las perspectiva de vida crecerán.

El líder revolucionario también se refirió a la necesidad de Venezuela de establecer una red hospitalaria, según ha relucido en las conversaciones que ha sostenido con diferentes gobernadores de ese país y el interés que han mostrado al respecto.

Quizá este programa, sugirió, podría iniciarse el año que viene, y puso por ejemplo el bajo número de camas hospitalarias que tienen estados como Miranda, según le expresó el gobernador de ese territorio venezolano.

El Presidente Fidel Castro también se refirió a la necesidad de una red de hospitales oftalmológicos. Recordó que por los servicios médicos cubanos, alrededor de 20 000 venezolanos han recuperado la vista, y en este año 100 000 recibirán estos servicios.

Se priorizarán los casos más urgentes, como los pacientes con retinopatía diabética, catarata, opacidad en la vista y glaucoma, entre otros padecimientos.

Tiene que ser muy satisfactorio para ese pueblo, que los 26 millones de venezolanos van a estar en un grado considerablemente alto protegidos de la ceguera, indicó.