Imprimir
Inicio » La Coletilla, Economía  »

Eurozona en llamas

Por: Hugo Ríus
En este artículo: Economía, Europa, Unión Europea
| 4
El gobierno de Gran Bretaña comparó la  crisis de la eurozona con un edificio en llamas sin salida, y  subrayó que la población de Alemania terminará subsidiando a  algunos miembros más débiles de la zona euro por el resto de su  vida. El ministro de Exteriores británico, el conservador William  Hague, afirmó que el grupo  de países europeos que cuenta con el euro está sufriendo “como  un edificio en llamas sin salida”.
Guillermo Tell

Unión EuropeaAsí de crudo pintó el panorama el alto funcionario británico, pero aunque pretenda mostrar al Reino Unido distante de los avatares de la eurozona, nada le garantiza que permanecerá a salvo de las ruedas de la crisis financiera y estructural del capitalismo, que amenaza con no dejar títere con cabeza, y la acertada imagen de “edificio en llamas sin salida”, le cae al sistema en su conjunto como anillo al dedo.

Ya en lo que respecta al pacto monetario de la Unión Europea, puesto en tela de juicio por Hague, algunos indicadores divulgados en su sede central en Bruselas

resultan harto elocuentes. Se ha señalado, por ejemplo, que la confianza económica en la entidad regional  y en la eurozona cayó en un 3,4 por ciento, y país por país, sitúa a Italia al frente seguido por Francia y el Reino Unido.

Este jueves el parlamento alemán acordó por mayoría que el Estado continúe haciéndose cargo del llamado rescate financiero de Grecia, o lo que es lo mismo la aplicación de una férrea e insoportable tenaza que ciñe cada vez más  la vida de los griegos, a quienes se les ha impuesto que paguen con sacrificios los disparates de las Iimpunes oligarquías bancarias.  Y ahí parece que no parará todo, puesto que hay que reconocer fundamento en el pronostico de Hague, de que el pueblo alemán tendrá que subsidiar a miembros más débiles de la eurozona como Grecia, España y Portugal, por el resto de su vida.

Ni salida para el edificio en llamas, ni bomberos que las apague, sin tocar el fondo estructural del sistema.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Gabriel dijo:

    Lo que no se entiende es que con lo mal que está Europa existan tantos cubanos que se quieren hacer españoles aprovechando la ley de nietos.

    Por otra parte no se ven a muchos europeos con ganas de hacerse cubanos, como sucedía antes de la Revolución.

  • Mechu dijo:

    La canciller alemana ha logrado financieramente lo que Hittler no logro militarmente.
    La conquista total y completa de Europa.

  • nelson dávila dijo:

    ¿y no que el mundo mas culto es el europeo?, a fin de cuentas los grandes del pensamiento economico, casi todos son europeos. como es que ahora se hunden? por otra parte, Algunos paises europeos, forman parte del G7, el grupo mas poderoso de la tierra, ¿y se hunde?
    algo mas hay detrás de toda esta historia, ¡cuidado!

  • Marta dijo:

    Gabriel:

    Las crisis del primer mundo difieren del tercero a partir de los niveles de vida de que gozan; es una realidad: viven mejor que la mayoría de nosotros.

    También lo es que en el punto en que están hoy las cosas, los llamados “Estados de Bienestar” se vienen cuesta abajo y es el motivo de las revueltas que se están dando en la eurozona.

    Cada día el primer mundo va sumando dentro de sí mismo mayor número de personas que viven como en el tercer mundo, muchas de las cuales son también del tercer mundo.

    Todo, porque el orden económico mundial existente es insostenible: es la resultante de la Globalización Neoliberal con sus contrastes de concentración de riqueza en reducida minoría, contra generalización de la pobreza y adelgazamiento progresivo de la clase media en esas sociedades.

    Es cierto que antes Cuba fue un país receptor de inmigrantes y ya no es así. Nos hemos convertido en emisor de emigrantes como consecuencia del aislamiento, del bloqueo; de cinco décadas de agresión imperialista y si a eso le añadimos una dosis de errores propios, el resultado es ese que tenemos.

    Ninguno de nosotros cree que vive en el Paraíso y entre nosotros hay dos tipos de personas: los obstinados que seguimos intentando construirlo a contrapelo de todo y los que prefieren buscarlo hecho en otra parte–aunque finalmente no lo encuentren. A ambos nos asiste el derecho de escoger el camino que mejor se aviene a nuestra existencia.

    Y no dudo que un día los que marcharon, también quieran ayudar y ayudarse a construir el Paraíso que entraña la raíz que los conforma y habita, y vivirlo para no seguirse sintiendo ajenos, para sentirse plenos.

    Cuando en Cuba se habla de resistencia, no es precisamente porque se ha vivido en la panacea, sino porque ha sido en permanente lucha. De otra forma no se hablaría del heroísmo del pueblo cubano, ni el mundo votaría a favor de Cuba cada año en ONU para que Estados Unidos levante el Bloqueo, que no es una consigna, que sí existe, que pesa y cuesta, a pesar de que oportunistas y gusanos camuflados de revolucionarios, lo hayan utilizado para esconder sus ineficiencias y desmanes.

    Pero OJO: SÍ CONOZCO EUROPEOS metiendo cabeza para tratar de vivir en Cuba con sus escasas pensiones europeas -para los niveles de vida europeos, pero sustanciosas en Cuba. Como también cubanos emigrados, personas mayores queriendo repatriarse y pasar sus últimos años en Cuba con atención médica gratuita y nivel de vida impensable donde están.

    Por último: aún con todos nuestros errores y a pesar del Bloqueo, Cuba es infinitamente MEJOR de lo que fue hace 52 años atrás, tal vez con menos brillo en la capital, con menos consumo, ajena a la vorágine de novedades que encandila y que tampoco puede ser vista como un pecado…es cierto; pero no cabe dudas de que hay más luz en todos los rincones de Cuba y cuando digo eso, me estoy refiriendo también al talento cultivado gracias a la Revolución.

    Por eso no tengo la menor duda de que a la vuelta de una década, con las transformaciones que se están haciendo, Cuba logre ser un referente regional no sólo en desarrollo humano como lo es hoy, sino también económico, si logramos salvar entre todos, el humanismo de la Revolución con un mejor nivel de vida labrado (TRABAJADO) por nosotros mismos.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Hugo Ríus

Hugo Ríus

Periodista de Prensa Latina. Msc profesor titular de la Facultad de Comunicación. Premio Nacional de Periodismo José Martí.

Vea también