Imprimir
Inicio » La Coletilla  »

Invitado de hiel

| 19
La invitación al escritor peruano Mario Vargas Llosa a inaugurar en abril próximo la Feria del Libro de Buenos Aires abrió la caja de los truenos. Un grupo de intelectuales argentinos, entre ellos el director de la Biblioteca Nacional, rechazó que el escritor, a quien calificaron como “autoritario”, fuera el encargado de abrir el evento y le pidieron a los organizadores que revieran la invitación. (Fuente:BBC Mundo)
Guillermo Tell
Mario Vargas Llosa

Mario Vargas Llosa

Desde el mismo momento en que se hizo público y oficial esa presencia en término tan prominente en uno de los eventos culturales más importantes de Argentina, las reacciones críticas no se hicieron esperar. No sólo del rector de la Biblioteca, Horacio González sino también de otros prestigiosos intelectuales del país, que en todos los casos le reconocieron a Vargas Llosa sus innegables méritos literarios.

El controversial asunto ha comenzado a tomar tal dimensión que hasta la propia presidenta Cristina Fernández trató de enfriarlo para evitar que se agüe la fiesta editorial programada. Pero los cuestionadores recordaron con malestar el calibre ferozmente reaccionario del personaje, y hasta el jefe de gabinete del gobierno, Aníbal Fernández, entró en la polémica, afirmando en su blog que es “ingenuo no observar su condición de fiel exponente de la derecha más reaccionaria jamás vista”.

Este invitado de hiel, apologista desenfrenado de las peores causas, de las guerras desencadenadas por el imperio, se le ha pasado lanzando sistemáticos ataques denigrantes contra Cuba, Venezuela, Bolivia y Ecuador, y hasta calificó a la propia mandataria anfitriona de “desastre total”, según apuntaron medios informativos. Será una nota disonante en el concierto de autores emancipadores que concurran a la cita del libro.

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • PIO VASQUEZ dijo:

    SALUDOS HERMANOS DE LOS PUEBLOS DE NUESTRA AMÈRICA; CUANDO UNA PERSONA AMBICIONA SER RECONOCIDO COMO UN FARO QUE ROMPE LA TINIEBLAS DE NUESTRA REALIDAD SOCIAL MUNDIAL; PUES ESA PERSONA SE UBICA O EN EL LADO DE LOS OPRIMIDOS POR LOS GRUPOS DE PODER O SE UBICA EN EL LADO DE LOS OPRESORES.
    MARIO VARGAS LLOSA Y SU HIJO ALVARO(Alvarito), Y TODA SU GENERACIÒN DE “ESCRIBIDORES”, CABALGAN, POR EL MUNDO ENTERO APOYANDO Y LUCHANDO PARA QUE LOS GRUPOS DE PODER MUNDIAL, SEAN CONSIDERADOS LOS INMACULADOS, SEAN CONSIDERADOS LOS MAGNÀNIMOS Y NUNCA, CON SU PLUMA DE “ESCRIBIDORES”, RECONOCIERON, NI RECONOCEN NI RECONOCERÀN LA LUCHA DE NOSOTROS LOS OPRIMIDOS POR EL GRAN CAPITAL FINANCIERO, QUE AHORA TRANQUILAMENTE CON LA VENIA DE LA ONU, SIN SIQUIERA HACER UNA REAL Y CLARA INVESTIGACIÒN YA DETERMINARON QUE EN LIBIA DEBE ENTRAR LOS CAÑONES Y LAS BALAS DEL IMPERIO, PARA CONTROLAR Y SUCCIONAR LA FUERZA LABORAL DE LOS OPRIMIDOS Y SUS RIQUEZAS NATURALES, Y SEGURO QUE ESOS “ESCRIBIDORES” ESTARÀN FELICES DE HACER TRABAJAR A SUS PLUMAS Y COBRAR JUGOSOS HONORARIOS MANCHADOS DE SANGRE DE PERSONAS CUYO ÙNICO DELITO ES LUCHAR CONTRA LA OPRESIÒN, LA INJUSTICIA BUSCANDO UNA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA REAL.
    EN SU PRONTUARIO, MARIO VARGAS LLOSA:1)EN LA COMISIÒN QUE PARTICIPÒ PARA INVESTIGAR LA MUERTE DE LOS PERIODISTAS EN UCHURAHAY (AYACUCHO-PERÙ), SU INFORME FINAL FUE TAN AMBIGUO, QUE POCO LE FALTO DECIR QUE LOS PERIODISTAS SE MATARON SOLITOS, PUES ESE INFORME PERMITIÒ QUE NUNCA SE HALLARAN LOS VERDADAROS CULPABLES PARA SER CASTIGADOS POR LA LEY. 2)VIAJANDO POR EL MUNDO, DECLARÒ, QUE CON EL PASAPORTE PERUANO (PERÙ) TENIA PROBLEMAS EN VARIOS AEROPUERTOS Y POR ESO SE NACIONALIZA ESPAÑOL,LO CUAL NUNCA SE LO PERDONAMOS, RENEGÒ DE LA NACIONALIDAD PERUANA,JUSTIFICANDO SU ACCIONAR COMO SI DIJERA “. . .NO TE INVITO A MI CASA, PORQUE MI CASA ES UNA COCHINADA . . .”, A NOSOTROS LOS PERUANOS BIEN NACIDOS NOS AFECTÒ GRANDEMENTE AQUELLAS SUS EXPRESIONES. 3)EL CASO DE . . .

    AHORA YA RECIBIO SU PREMIO, UN PREMIO DESPRESTIGIADO PORQUE LOS QUE IMPULSAN LA GUERRA A NIVEL MUNDIAL, RECIBEN EL PREMIO NOBEL DE LA PAZ.

    USTEDES LOS INTELECTUALES ARGENTINOS, Y DE TODA NUESTRA AMÈRICA, EN HORA BUENA QUE SE ENFRENTAN ANTE GENTE QUE NUNCA PODRÀ HABLAR DE FRATERNIDAD, DE SOLIDARIDAD, NI DE AMOR POR EL HERMANO CAIDO O DE LOS PUEBLOS OPRIMIDOS POR EL GRAN CAPITAL.

    ¡VIVA LOS INTELECTUALES ARGENTINOS, HONESTOS Y SOLIDARIOS CON LOS OPRIMIDOS!

    ATENTAMENTE
    PIO VASQUEZ

  • heidy dijo:

    Hay muchos hombres q viven sin decoro. Vargas LLosa es uno de ellos.

  • Bernal Valdivia dijo:

    Vuelve a la rutina
    el escritor Vargas Llosa
    salido de una fosa
    embarrado de trinina.
    Este hombre contamina
    por su conducta tan ebria
    y en una muestra tan seria
    como esta en Argentina
    le estoy pidiendo a Cristina
    que lo saque de la Feria.

  • Yangel Silva González dijo:

    Bien…no se porqué cometieron tan grave error, los intelectuales de Argentina se equivocaron y ahora tienen que pagar con las críticas de la PRENSA INTERNACIONAL …Bernal Valdivia: EXCELENTE POEMA

  • Dardo Ribas dijo:

    A ÉSTE INDIVIDUO YA LE PERDIMOS
    TODO EL RESPETO…

    Y sólo caben pocas palabras…

    Que se vaya a provocar a otro lado. Si habla en la Feria y empieza con su consabido discurso pro imperialista y ultra reaccionario, que no se queje luego si la gente lo abuchea.

    Basta de tolerar a este sujeto -ya ni merece que se le llame “persona”-, porque es un escritor notable en sus formas y originalidades, pero, a la vez, un mercenario repulsivo.

    Lo han premiado con el Nobel. Pero el Nobel ya no es creíble. Desde que se lo dieron a Kissinger -el genocida pensador del “plan Cóndor”-, este oropel pasó a la cloaca de la historia humana.

    Además, lo han merituado por su adhesión al imperio, su servilismo repugnante y alineamiento oportunista con el “stablishment”.

    Tenemos, aquí nomás, al genio coherente y honrado de Eduardo Galeano y muchos otros.

    Ellos deberían ser quienes ocupen ese lugar en el evento de las editoriales y no este lambón decadente y conspicuo provocador al servicio de lo peor.

    Mr. Vargas llosa, ¡fuera de las Argentina!

    No necesitamos más alcahuetes de EEUU en nuestra Patria.

    Ya tuvimos demasiados.

  • al dijo:

    Dardo Ribas seria bueno no responder a la ceguera con ceguera, el señor Vargas LLosa es lo que es y todo el mundo en este hemisferio lo sabe de sobra. Que Kissinger alguna vez lo ganara, es cuestionable pero que Vargas Llosa lo ganara es un reconocimiento innegable, el sujeto es un gran escritor. por favor hay ejemplos mejores y a mano para desacreditar al Nobel.

  • Lala Jesus Maria dijo:

    Ta noticia de Ultima hora Arjentina autorizo la entrada de este ilustrs escritor de america y la democracia

  • Dardo Ribas dijo:

    VEA “AL”…

    El Premio Nobel perdió todo respeto porque el mundo sabe que, en general, se otorga por conveniencias políticas.

    Un día se lo endilgan a García Márquez -en el caso de las letras-, y otro, como ya dije a Kissinger. Una de cal y una de arena. Es insostenible esto de querer quedar bien con Dios y con el Diablo.

    No se establece con equidistancia y una Justicia ciega con la balanza en la mano. De acuerdo a los intereses que gobiernan el mundo, la célebre y estrafalaria “academia”, coloca en el podio a sus ternados.

    Claro, más grotesco es el “Sajarov” que le encajaron a Fariñas. O el Cervantes obtenido por la bloguera que conspira a favor del enemigo de su Patria.

    Con respecto a Mario, nadie duda del arte narrativo del peruano. Pero este señor, recientemente, se ha tomado el atrevimiento de ofender al digno gobierno argentino. Democrático y respetable. Le ha insultado de la manera más soez e injusta. Lo digo yo, entre miles que no compartimos algunas de las políticas “kirchneristas”.

    Y no sólo eso. No pierde ocasión para ofender a cuanto país se cruce con sus predilecciones, colocadas, con precisión, en las “democracias colonialistas”; aunque esta expresión resulte contradictoria y risible.

    Por si fuera poco, en vez de convertirse en un tribuno de la buena literatura, ha perdido más su tiempo en hacer propaganda reaccionaria a favor del imperio y pretendiendo enlodar a los gobiernos surgidos de los anhelos colectivos y populares.

    El ahora marqués, tiene urticaria con todo lo que represente pueblo, pobres, obreros, comunistas, socialistas, revolucionarios.

    Muy coherente, ahora que le enchufaron el título de “marqués”. Un noble, un aristócrata como él, no puede apoyar a las chusmas insurrectas… ¿No?… Eso sí, vino ensayando desde que era un plebeyo.

    Dentro de poco -de seguir el señor marqués con estos delirios monárquicos-, habrá que cederle el paso y reverenciarlo como a Luis XVI, antes que su cabeza rodara en la guillotina de la turba inculta, socializante y vengativa…

    De su hijo Álvaro, mejor no hablar. Ha seguido los pasos de tal padre, pero lo ha superado en toda la línea. Un lacayo al estilo Andrés Oppenheimer. Muchos rimbombantes títulos universitarios puestos al servicio de la canalla imperial. Un perro faldero de la derecha reaccionaria.

    Mario no es un maestro gentil y pedagógico que muestra errores o sugiere modificaciones a un rumbo político. Para nada. Se ha convertido en un agresivo propagandista de las peores causas, al lado de los déspotas de este mundo.

    Los EEUU a la cabeza, encantados con él. Y la nueva Falange Española que preside el franquista Aznar, se mean de emoción cada vez que lo mencionan.

    Dime quién te halaga y te diré quién eres, diría una variante a la célebre apostilla.

    Como verá, mis esfuerzos no están dedicados a “desacreditar al Nobel”. Me refiero tanto al premio, como a los premiados.

    El Nobel, se desacredita solo, no hace falta ayudarlo.

    Es más, si usted se dedica a investigar la vida de Alfred Nobel, podrá comprender que hasta el paradigma elegido no tiene nada de estimable.

    Un perfecto bluff que la gente, por lo general, ignora.

    La historia de un burgués ingenioso que se hizo millonario y luego se mortifica por las consecuencias de su invento. Tapó todas sus culpas con la ya gastada fórmula de la filantropía. De humilde, nada. El premio que estableció, debía lleva su nombre. Era casi más auto referente que el ahora honorable marqués, Don Mario Vargas llosa.

    El mismo Nobel, inventor de la dinamita y otras exquisiteces para la demolición -podría haber robado la fórmula según versiones-, tenía remordimientos, según afirman sus biógrafos, por haber colaborado con la industria bélica. Consecuencia de su pasión explosivista, hasta su hermano murió en la cruzada.

    Un oropel de esta categoría -que pone al mundo de rodillas como si se tratara de la decisión de un Dios extravagante-, debería llevar el nombre de un pacifista y no de un tipo que se enriqueció a niveles superlativos por fabricar TNT o gelinita.

    Si ya sé, no me lo diga, también fue útil en la minería. Pero eso vaya a decírselo a los familiares de los destripados por las granadas de guerra en todas y cada una de las guerras.

    ¿Vargas Llosa?… ¡Por favor! Se ha faltado el respeto a sí mismo colocándose al lado de los íconos de la explotación y la barbarie.

    Una vez expresó: “En la universidad nació mi identificación con la libertad y la democracia y el rechazo a cualquier forma de tiranía, sojuzgamiento y represión del espíritu independiente.”

    Bellísimas palabras, lástima que en los hechos él se ha colocado como un perro servil de las peores causas.

    Fujimori le ganó la Presidencia, pero de haber ganado él, hubiera transitado por un camino parecido. Claro, más pulcro… se supone.

    Difícil imaginarlo preso por ladrón y criminal (como Fujimori); pero como represor de izquierdistas y obreros huelguistas, el marqués, habría hecho época. Póngale la firma.

    ¿Hay que rendirle pleitesía por sus habilidades literarias y luego de este pedigrí?

    Mis respetos de plebeyo, Mr. “Al”.

  • Juan Gatica Amengual dijo:

    Sí, es buen escritor, en términos estrictamente de formas literarias…
    Lo leí en mi juventud.
    Sí, ¿ por qué no?

    Pero ahora , al servio de la más reaccionaria derecha, NO !

    Gabriele D´Annunzio, Ezra Pund y varios otros, también fueron grandes escritores y poetas, pero FASCISTAS….

    Desde el paraíso del neoliberalismo salvaje a ultranza ( que tanto ama Vargas Llosa y su ” apéndice”, Alvarito…),

    Juan Gatica Amengual

    Santiago de Chile

  • Amauris Domínguez Meriño dijo:

    Muy buen recto de derecha tiene usted Dardo, directo a la barbilla, contundente, contundente.Un saludo y apretón de manos.
    Todo merito de cualquier humano en cualquiera de las artes,se ensucia de lodo y sangre si ese ser se hace apologista de lo mas inhumano y ruin de los pensamientos y actos que acompañan al hombre.
    Pero bueno hay algunos que ven como normal lo que hacen los imperialistas.

  • cachita dijo:

    Sr Dardo: Así se escribe, claro y transparente como el agua, se podrá tener alguna habilidad para escribir un libro , pero el escritor es un hombre ( en el sentido genérico de la palabra)y ademas de sus saberes , el hombre se acerca a lo humano o se aleja de esta condicion cuando se envilece , apoya las peores causas y se combierte en perrito faldero de los que sustentan intereses imperiales . Tanto latino americano con civismo y decencia ( este sujeto ni latino americano es ) se hizo español…..que podrian desempeñar el rol en la feria del libro … y el cuento del Nobel???, ese premio se desacreditó solo…..

  • al dijo:

    Dardo Rivas en mi tierra, Cuba, hay un denominador popular para los LISTILLOS como ud que gustan de pensar que los otros no piensan, que no conocen. Ese denominador es PICO DE LORO. Dejeme decirle que como tal, ud me acaba de recordar a tantos y tantos que a diario veo en las calles o en los medios de comunicacion.
    Muy lindas sus palabras, solo que, en la medida que avanzas en la lectura de ellas, cualquier observador no entrenado podria observar como se torna en un algato de autoreafirmacion narcisista.
    No voy a escribirle mi curriculum, tampoco voy a establecer con ud. una discusion bizantina. No soy el abogado de Vargas LLosa ni de la familia Nobel y ademas en mi comentario, escrito de una FORMA CLARA expresaba que en este hemisferio todo el mundo sabia quien era el sujeto. Ah, eso si, solo exprese que era un gran escritor.
    En fin Dardo que no veo por ninguna parte que justifica, esa ira suya, al punto incluso de llamarme MR.AL
    Que pena Dardo que llames a un cubano de esa forma, un pais como el mio, con tanta historia de lucha de más de cien año y solo por decir que Vargas LLosa era un gran escritor.
    Claro, se de la nostalgia trasnochada de gente como tu, militante pebleyo del chat con una vida tan triste que reclama como GATO BOCA ARRIBA (otra expresion de mi tierra)sus cinco miseros minutos de gloria.
    SOY CUBANO DARDO, MIS BISABUELOS PELEARON EN LA MANIGUA (BOSQUE)CONTRA ESPAÑA POR LA LIBERTAD, MIS ABUELOS LO HICIERON CONTRA LOS ABUSOS DEL LOS TRUST IMPERIALISTAS Y MIS PADRES ALFABETIZARON, PELEARON EN GIRON Y YO AMIGO DARDO VIVO, LUCHO -NO ME RINDO- EN MEDIO DE PRIVACIONES Y AUN ASI NO ESTOY TAN LLENO DE ODIO COMO PARA NEGARLE EL MERITO LITERARIO A UN ESCRITOR BRILLANTE, AUNQUE SEA DE DERECHA.

    “NO ME LLAMES MR.,
    DARDO,AMIGO,
    MILITANTE DEL CHAT,
    PLEBEYO Y COMBATIVO
    QUE JAMAS PUSO UN PETARDO.”

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Si les aceptan para la Feria del Libro en Buens Aires, lo primero que tienen que tenerle es un cepillo de dientes para que se lave la boca por la tanta excrecencia que maneja, desde que junto al disidente chino le dieran el nobel de literatura. Es una lástima que un escritor, cuya obra es casi totalmente revolucionaria y ha dado un aporte inmenso a la cultura americana de acá, se pasara como un lamebotas al lado del imperio y negara sus raíces latinas y su apego a la nación americana en su conjunto.

    La obra de Vargas Llosa, por humana y americanista merecía el premio Nobel, lo que si no lo merece, es la diatriba política inmunda y desordenada de su arrepentido autor.

    Vale la pena inclinarse ante su obra, pero apesta aceptar en los predios americanos de hoy al apátrida en que se ha convertido Vargas Llosa.

    El invitado de hiel, que se vaya con los americanos y celebre allá su luna de miel, pero que no lleve su obra americanista, que esa obra realmente en mi apreciación niega al personaje en que se ha convertido, cual trashumante de hoy.

  • Dardo Ribas dijo:

    LISTADO DE AGRAVIOS QUE ME ADJUDICÓ “Mr. AL”
    EN RESPUESTA A MIS OPINIONES SOBRE EL MARQUÉS DE VARGAS LLOSA

    Listillo
    Pico de loro
    Narcisista
    Violento, hombre con ira o rabioso (eso quiso decir)
    Trasnochado
    Plebeyo del chat
    Hombre de vida triste
    Gato boca arriba
    Hombre ansioso de cinco míseros minutos de gloria
    Hombre lleno de odio
    Y, finalmente, algo no muy claro

    “No me llames mr.
    Dardo, amigo, (embustero, yo no soy su amigo)
    militante del chat, (¿?)
    plebeyo y combativo (¿?)
    que jamás puso un petardo.”

    (corregidas las faltas de ortografía)

    Habría faltado H. de P. y no se le escapaba una.

    Como podrá observarse, este vendaval de improperios que “Mr. Al” me otorga, es consecuencia de unas frases que he insertado en este “post” dedicado al escritor peruano al que se le confirió el Nobel de Literatura y que le han irritado.

    Lo gracioso de todo esto -casi delirante-, es que yo no he atacado para nada a “Mr. Al”. El llamarlo de esa manera, pretendió ser una humorada, tomando como referencia todo ese mamarracho neo monárquico que le concedió a Don Mario, el marquesado.

    Estamos en el año 2011 y el Rey de España se despachó con ese nombramiento anacrónico. Hasta el escritor se tomo a la chacota el título nobiliario, diciendo que él provenía de una vida plebeya y que seguiría en esa categoría.

    Pero “Mr. Al” no tiene una brizna de humor y en su defensa encendida del lujoso peón intelectual del sistema imperial, descarga toda su artillería verbal sobre mi pobre humanidad.

    No le bastó con semejante arsenal de imputaciones y ofensas. Para nada. Me confiere otra lindeza, pero de bajo vuelo, ramplona, vulgar. Dice que yo gusto “de pensar que los otros no piensan, no conocen”. Además, para poder evacuar la neurastenia contenida, me califica como “narcisista”.

    Lamentable, “Mr. Al”. Yo soy un hombre grande que tiene su vida casi agotada. He hecho lo que pude y no veo cuál sería el motivo para detallarle a usted si “puse o no petardos”. Tampoco determinaría esa afinidad, grandeza alguna. Habría que preguntar en qué dirección “puse los petardos”. Posada Carriles y sus mercenarios colocaron varios y no por ello le vamos a hacer un homenaje. ¿Usted colocó alguno?

    No tengo familiares que hayan luchado en guerra independentista y no observo en ello agravio cierto. Por eso no comprendo a qué viene todo el rollo de sus antecedentes familiares antiimperialistas. Me parece que el pico de loro lo tiene “Mr. Al”.

    El que se refugia en citas de autoridad es “Mr. Al”, no yo. Ha desempolvado a sus abuelos del arcón de la historia y también a sus honorables padres que, por lo que cuenta, fueron alfabetizadores y lucharon en Girón. Me arroja en la cara todas las gloriosas osamentas como si yo hubiera ofendido a sus antepasados. Algo ridículo y fuera de todo contexto.

    Me he limitado a criticar las posiciones políticas del marqués de Vargas Llosa. ¿Qué pasa? ¿Hay que venerarlo como a un nuevo ídolo santificado por el Papa? ¿En algún momento me dediqué a criticar su obra literaria, tan vasta y egregia? ¿Y si lo hubiera hecho… qué?

    Uno también es lector y tiene sus predilecciones. El maestro Jorge Luis Borges, incurrió en deslices verbales por “derecha” y, sin embargo, es una persona reconocida por la misma izquierda. Claro, jamás padeció la severa, aguda, diarrea pro imperialista del destacado marqués. Protagonizó algunas estupideces de antología, pero a Borges se le perdona cualquier disparate. No ganó el Nobel, aunque lo merecía largamente. A la hora de los premios, la magna Academia, no juzgó sus méritos literarios, sino sus posturas políticas. Cosa que es una indignidad. Por el contrario, con el marqués, privilegió sin duda alguna, su clara alineación con los poderosos y, en segundo lugar, sus virtudes literarias. Hasta él, cuando lo sorprendió el premio, expresó sus dudas. Búsquese en Internet y se encontrará lo que afirmo.

    Me gusta participar en estos espacios. Tiene que ver con mi profesión y mis ideas políticas. En general, hablo de lo que conozco y que está relacionado a la historia contemporánea de mi país. Sin por ello pretender creerme dueño de la verdad. Es mi forma de ver determinados asuntos y me gusta transmitir a los jóvenes las visiones personales en esos aspectos, porque he sido un militante toda mi vida y me parece oportuno transferir experiencias y puntos de vista.

    ¿Esa vocación me convierte en consignatario de los epítetos ofensivos que “Mr. Al” me prodiga?

    ¿Se deduce de esta afición de internauta y viejo militante un acto de narcisismo, tal cual pontifica “Mr. Al”?

    “Mr. Al”, tómese una aspirina. ¡Ah!… revise su ortografía.
    No anda muy bien en ese aspecto. Sin ofender, eh.

    Atentamente, el Duque de Ribas

  • Mirta dijo:

    ¡Tanto lío por un pobre muchacho que trabaja para el imperio! No hay que darle tanta importancia. La feria del libro es eso, una librería gigante donde hay de todo, la solución es no ir al acto donde habla Varguitas, no rendirle pleitesía, por muy nobel que sea. Es lógico que lo inviten Prisa y otras desgracias, sobre todo los opositores al gobierno democrático de nuestro país. Sucede que al español que vive en Inglaterra le molestan los “populismos” de Sudamérica. Pero tendrá que bancárselos, aquí no se rinde nadie, no tendremos nunca más mandatarios como los que a él le gustan, y la solución sería que no vuelva para no juntarse con “la chusma”. El tiempo pasa para todos, pero a algunos les cuesta asumirlo. ¡Qué diferencia con la lucidez y coherencia de Fidel! Abrazos para todos.

  • al dijo:

    Dardo, se ve que mi respuesta dio en el clavo, de allí la rabieta plagada de mentiras y manipulaciones obvias. Eres un mentiroso Dardo y si, es verdad, yo no soy tu amigo.
    No soy tu amigo Dardo porque eres uno de esos sujetos intolerantes que andan por el mundo ensuciando las mejores causas, con medias verdades, que a la postre, son mentiras.
    Empieza tu sinfonía mentirosa así:

    • LISTADO DE AGRAVIOS QUE ME ADJUDICÓ “Mr. AL” EN RESPUESTA A MIS OPINIONES SOBRE EL MARQUÉS DE VARGAS LLOSA

    Mentira Dardo, mis agravios no tienen nada que ver con Vargas Llosa, mis agravios tienen que ver con tu soberbia -porque llame buen escritor a Vargas Llosa- de atacarme liza y llanamente al punto de llamarme Mister con toda la intencionalidad del mundo.
    ¿Porque encabezas tu post de esa forma entonces?
    Te voy a responder Dardo, mientes desde un inicio porque quisiste pasarte de listo y te dieron una lección y tu, simple mortal, -con alta dosis de vanidad- apelas al recurso bajo de darme el calificativo de defensor de Vargas Llosa enajenándome la simpatía de los AMIGOS que entran a la web y participan de estos comentarios.
    Luego continúas con un listado de agravios míos hacia tu persona en parte ciertos y en parte no. Otra mentirita Dardo. Hagamos el balance:

    Listillo (Verdad, es una expresión talvez irónica, pero no un agravio)
    Pico de loro (Verdad)
    Narcisista (Verdad)
    Violento, hombre con ira o rabioso (eso quiso decir) (Mentira, esto es de tu cosecha manipuladora)
    Trasnochado (Palabra sacada de contexto pero igual la escribí)
    Plebeyo del chat (Yo no te llame plebeyo, lo hiciste tu con ese HUMOR raro que tienes cuando me llamas: MISTER)
    Hombre de vida triste (Verdad)
    Gato boca arriba (No es un agravio, es una expresión que quiere decir luchar hasta las últimas consecuencias)
    Hombre ansioso de cinco míseros minutos de gloria (Verdad)
    Hombre lleno de odio (Mentira, dije que YO no estaba lleno de odio)

    Y, finalmente, algo no muy claro

    “No me llames mr.
    Dardo, amigo, (embustero, yo no soy su amigo)
    militante del chat, (¿?)
    plebeyo y combativo (¿?)
    que jamás puso un petardo.” (El humor acá lo pongo yo)

    (corregidas las faltas de ortografía) (Perdón por mi ortografía de la hora del almuerzo, no obstante golpe bajo innecesario. Te apoyas en la “supuesta” barrera cultural para distinguirte frente a mí. ¿No fue el Imperialista Julio Cesar quien dijo Divide y vencerás, Dardo?)

    Habría faltado H. de P. y no se le escapaba una. (Punto culminante de tu estrategia para desacreditarme antes de entrar en tu peroración vanidosa; totalmente fuera de lugar porque en mi comentario no menciono para nada a tu madre, ni lo insinuó)

    Luego viene la conferencia con ataques intercalados donde sigue la mentira y cito sus palabras:

    “Como podrá observarse, este vendaval de improperios que “Mr. Al” me otorga, es consecuencia de unas frases que he insertado en este “post” dedicado al escritor peruano al que se le confirió el Nobel de Literatura y que le han irritado.”

    Mentira Dardo, repito una vez más, me limite a decir en mi comentario inicial, origen de esta polémica, que Vargas Llosa era un gran escritor. Luego prosigues que si el Rey le otorgo el marquesado, que si yo defensor encendido del Marqués, etc… para concluir en una declaración autocompasiva de pobre humanidad y a la vez de hombre grande ya en las postrimerías de la vida. En fin, que ahora no soy un simple comentarista de la web sino un joven desalmado (de bajo vuelo, ramplón y vulgar) que arremete contra la figura del patriarca.

    Eres un comunicador Dardo, escribes que en algún momento ejerciste la crítica literaria del Marqués, ya veo de donde sale la habilidad de tus ataques hacia mi, tu don de suficiencia al cual no puedes renunciar ni aún pasando por humilde y sencillo. Por mi parte yo soy un joven que pese a su condición de intelectual (modesto intelectual por cierto) me expreso de forma sencilla sin la altisonancia propia de mi profesión que tu tan bien explotas. Ah, eso si, Dardo, no entiendo mucho como es que tu gran militante de la izquierda latinoamericana terminas llamándome vulgar por hablar con el lenguaje del pueblo.

    Más adelante continúas tu escalada de descrédito a mi persona llevando tu reflexión a lugares peligrosos e insospechados, como aquel en que te refieres a Posada Carriles tan cercano y doloroso para los cubanos. No me voy a poner, como tu, a imaginarme que has querido decir con eso. Me limitare apenas a decirte que entendí perfectamente a lo que eres capaz de apelar en nombre de tu orgullo ante encrucijadas como estas.

    No te molestes, Dardo, con mi osamenta gloriosa –esta de más la ironía, te perdono- aunque, sé, esa osamenta te duele, te golpea hondo. Veo que entendiste lo que quise decir (sino porque aludirla) pero te vas por la tangente buscando la parte que más te conviene. Mi osamenta gloriosa, como burlonamente la llamaste, es la expresión de mi protesta ante tu falta de respeto por llamarme MISTER con ese sarcasmo que tu ahora llamas humor. Más que una expresión de pedigrí revolucionario esa osamenta es, repito, un simple acto de protesta ante tu burla. Ah, Dardo, eres el abuelo aleccionador que no se pude permitir que los nietos discrepen de sus opiniones, reconócelo.
    Dardo, podría seguir adelante con mi replica pero me ha llevado el tiempo de dos almuerzos y no puede ser. Sé, volverás por tus fueros pero no me encontraras aunque alguna que otra vez encontraras mis comentarios que no leerás por faltos de vuelo y vulgares. No obstante déjame concluir que si lo que buscas en esta pagina de Cuba al mundo, es identificación para con tu intolerancia debes buscar otros horizontes porque en mi país no odiamos por vicio y pese a todos los problemas vamos saliendo de ellos y cada día vamos ganando en eso de la diversidad de criterio.
    Para ti Dardo, lo que hago ahora mismo. En vivo como las olimpiadas:

    Al, retira sus manos del teclado de su ordenador y una de ellas abre una gaveta de su escritorio, con la otra mano saca un libro voluminoso en su portada se lee: LOS DESAFÍOS DE LA FICCION (Técnicas narrativas), Casa editora Abril, Centro de formación literaria ONELIO JORGE CARDOSO La Habana, 2002.
    Al, abre el libro y comienza a pasar sus paginas para detenerse en el Capítulo 3 El Tiempo. “El punto de vista temporal”. Comienza a leer El Tiempo (notas extraídas de Mario Vargas Llosa: “El Tiempo”, Cartas a un joven novelista, Editorial Planeta Mexicana, S. A., México, 1997, pp. 71-86.

    Termina la transmisión en vivo (patética como las radionovelas) y vuelvo al ordenador para el punto final. Dardo el libro que acabamos de ver los dos es el texto base para preparar escritores en Cuba y ya ves tu odiado Marqués figura en sus paginas como un autor imprescindible. ¿Me pregunto si te atreverás a llamar a los escritores cubanos que dirigen el prestigioso centro literario de defensores encendidos del Marqués?. Claro, yo se cual seria la respuesta de estos intelectuales cubanos, ellos te dirían como hace unos días te dije yo:

    “LA CHIVA NO TIENE NADA QUE VER CON LOS CINCO PESOS”. (Otra expresión muy cubana, te las regalo todas)

    Por ultimo y ya dejándole de prestar atención a Dardo, me limitare a decirle a todos los que han seguido esta polémica que el meollo del asunto Vargas Llosa en Argentina me parece una desfachatez, de él por aceptarla después de su ataque contra las autoridades de aquel país pero más del comité organizador que lo ha invitado. Habría que ver quien es mas reaccionario si el invitado o la persona que lo invito. No digo más del asunto, porque ese es un problema de los argentinos.
    Saludos para Dardos y para todos.

  • Dardo Ribas dijo:

    NUEVO ARREBATO DE “Mr. Al”

    No acostumbro a discutir con necios, pero, “Mr. Al”, insiste en atacarme y ahora lo hace con furia espasmódica. Reléanse -si o se tiene nada mejor que hacer-, todas las intervenciones y sáquense, objetivamente, las conclusiones.

    He manifestado, claramente, en cuanto a las virtudes literarias del ahora Marqués de Vargas Llosa.

    También he repudiado su repertorio de agresiones reaccionarias dedicadas a las democracias populares de nuestra América latina.

    Las últimas, impúdicamente asignadas al gobierno argentino. Gobierno legítimo y que se ha convertido en el más cercano a las inquietudes y reivindicaciones de la gente de nuestro pueblo.

    Hubo otras que él señorito de meteórico abolengo ha propinado contra el democrático gobierno de la querida Venezuela. Y varias más, hacia Cuba, Nicaragua, Bolivia…

    Guardo mis diferencias con el gobierno argentino, ya lo dije, pero reconozco en él aspectos encomiables que lo destacan como el mejor de las últimas décadas.

    Repugna escuchar a un señorito, extranjero además, por más premio Nobel que sea, que tenga la osadía y el descaro de pretender denigrar, ya no a un gobierno sino a un país, desde su visión pro imperialista y anti popular.

    De la misma forma, he señalado algo que todo el mundo sabe. El destacado recién llegado al mundo de los títulos nobiliarios, es un lacayo al servicio del imperio y del capitalismo más cerril.

    Puedo leer una novela suya y admirar sus formas y originalidades, aunque no figura entre mis escritores predilectos. Pero, nada me inhabilita para diferenciar al intelectual prestigioso, del mercenario servil a los poderosos burgueses del planeta.

    Vargas Llosa, además, es el perfecto inversionista que tiene su mirada en la caja registradora. Mimado por las editoriales, en función del fenómeno mediático fabricado por las mismas, se ha pasado de bando en cuestiones políticas, porque ha comprendido que de esa manera obtendría fama y dinero, que es lo que más le desvela. Todo un modelo de inmoral.

    Emblema acabado del personalismo feroz, circula por el mundo enamorado de sí mismo.

    Él, “marqués” de Vargas Llosa, es la representación del más acabado narcisismo, ya que “Mr. Al”, se ha referido a este delirio. Su ícono y referente literario, supera al Narciso recreado por el mismísimo Ovidio (hay otras variantes de la misma fábula).

    Némesis, lo hubiera tenido muy en cuenta a la hora de la venganza.

    Nuestro nunca bien ponderado marqués, por ahora, sigue absorto contemplándose en el espejo de agua que le han tendido las astutas editoriales. El Nobel otorgado, multiplicará por cientos de miles o millones, las ganancias de estos grupos empresarios. El bluff funciona a la perfección dentro del gran mundo capitalista editorial y también en sus periferias.

    Pero no le basta al elegante marqués con esta masturbación impenitente; él quiere más, sueña, delira, con una Humanidad tendida a sus pies.

    Vargas -¡perdón! el señor marqués-, llega a un orgasmo interminable cuando reyes y personajes le rinden cierta dosis de pleitesía, honores y halagos; aunque muchos de ellos no hayan deslizado su vista por media página de alguna de sus producciones literarias. Póngase la firma en esto último, sólo leen los prólogos o comentarios de cuarenta líneas de los suplementos literarios de “El País” u otros.

    Cantidad de tontuelos fáciles de embaucar compran, desaforados, sus novelas para ponerlas en el sitio preferencial de anaqueles que puedan observar vecinos y visitantes.

    Es parte de la estupidez que caracteriza la época en que vivimos. Luego, como autómatas, recordarán los títulos y en reuniones sociales harán gala de su figurado buen gusto literario haciendo tan sólo esas referencias. Las damas de sociedad y farsantes varios, aprobarán con gestos de entendidos en la materia y el conjunto será feliz. Todo gracias al marqués, a la Academia y a las editoras. Un negocio perfecto.

    Ahora, recordando la fábula de Narciso (un aporte singular de “Mr. Al”) yo no creo que el egregio y benemérito marqués -anticomunista y antisocialista feroz y proclamado defensor del capitalismo imperial-, termine arrojándose a la fuente; tampoco imagino que donde él caiga en su delirio de amarse con esmero -supuestamente- emergerá ninguna flor.

    Más bien supongo, que de ser así, navegará a su lado toda la fauna repugnante de los pantanos, perfectamente representada en lagartijas como Aznar, Bush o el envidioso y mediocre Montaner.

    Vea “Mr. Al”, es imposible tratar de responder todo el catálogo de pelotudeces que acaba de proferir en su último envío. Francamente, yo no le he ofendido en ningún momento, y me resulta asombroso que el simpático mote de “mister” que le he endilgado, pueda causar esta oleada de odio tribal que desencadena sobre mí.

    Una última observación: Dice usted, “Mr. Al”… que mis expresiones constituyen “una declaración autocompasiva de pobre humanidad y a la vez de hombre grande ya en las postrimerías de la vida”.

    Bien, ¿es una muestra de autocompasión el saber que uno está llegando al final de la vida y decirlo? He formulado esa referencia en el contexto de una frase para cimentar mis circunstancias objetivas.

    Quise decir que a la altura en que me encuentro de la existencia, no necesito -ni necesité- de la efímera y absurda contemplación narcisista que usted me adjudica.

    Lo suyo es el típico golpe bajo y artero de una personalidad sin ideas, principios ni educación. Más que “Mr. Al”, debería llamarlo “Mr. Ed”, con todo respeto a aquel personaje entrañable de la serie de TV yanquee. Búsquela en Youtube, pendejo.

    Con respecto a su seguidilla de insultos que ya detallé, siguen sus contradicciones. Que no dijo lo que dijo que dijo; que “no es mi amigo” (¡por supuesto!); que me paso de listo y no sé cuántas otras apostillas paranoides y trastornadas.

    Desde ya le digo, que sería imposible que un tipo como yo tuviera amigos de sus características. Antes, me arrojo a una ciénaga junto al marqués.

    La otra estupidez de calibre donde se la toma con mi felicidad, no merece respuesta. ¡Qué puede usted saber con respecto a lo que he vivido o vivo! Una afirmación, la suya, pletórica de ponzoña de alcantarilla.

    Otros recursos discursivos hipócritas y malintencionados, por usted proferidos, para influir sobre los pocos a los que pueda interesarle esta discusión ridícula, son propios de un psicótico grave.

    A mí me interesaba hablar del honorable marqués de Vargas Llosa, pero un individuo que no sabe leer ni expresarse, ha llevado este interesante asunto a una diatriba absurda donde él quiere ser el protagonista.

    ¿Quién es el narcisista? ¿Quién es el agresivo?

    “Mr. Al” (“Mr. Ed”) hágame caso, criatura, visite a un neurólogo.
    Eso sí, lleve el chaleco de fuerza para facilitar la internación.

    No pierdo más tiempo con usted, “Mr. Ed”.

    • Aclaro a los amigos que “pelotudez” es un término del argot de Buenos Aires, aplicable a gente algo tonta, cuestiones ridículas, estupideces, etc. Un “pelotudo”, por tanto, es un bobo, un necio. No confundir con un escarnio chocarrero. No constituye una expresión peyorativa, créanme. Gracias por su atención.

    El Duque de Ribas

  • Jorge LGuerrero dijo:

    Dardo Rivas,FELICITACIONES,a dado una magistral dicertacion de debate,sin dudas unas palabras bien definidas para definir esa RATA IMPERIAL,ESE SABUESO NEWYORKINO,un idiota que menosprecia a los pobres,que somos mayoria en la tierra,un infeliz que se despotrica por cada proyecto social,que se acometa en latiamerica y le tira su verborrea pro yankee,señoras y señores,ese cerdo peruano,es un chacal para los que pretendan cambios sociales en latinoametrica,es un vomito de hiena,ese inutil pro gringo.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    De Vargas Llosa, vale su obra anterior no su postura anti latinoamericana, anticubana, anti Chávez y anti lógica de hoy. Por su condición actual no vale gastar balas en él. Vargas es hoy un cadáver político y sería muy bueno, para que diera resultado en algo que enseñe literatura, que es de lo único de lo que sabe algo.

    No vale gastar balas con quien figura como enemigo confeso y abierto del mundo progresista actual.
    Quiere como todos que hablen de él para sentirse importante y asumir que es importante porque hablan de él.

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Hugo Ríus

Hugo Ríus

Periodista de Prensa Latina. Msc profesor titular de la Facultad de Comunicación. Premio Nacional de Periodismo José Martí.

Vea también