Imprimir
Inicio » Reflexiones de Fidel, Política  »

La Revolución Bolivariana y Las Antillas

| 41

Me gustaba la historia como a casi todos los muchachos. También las guerras, una cultura que la sociedad sembraba en los niños del sexo masculino. Todos los juguetes que nos ofrecían eran armas.

En mi época de niño me enviaron para una ciudad donde nunca me llevaron al cine. Entonces no existía la televisión y en la casa donde vivía no había radio. Tenía que usar la imaginación.

En el primer colegio adonde me llevaron interno, leía con asombro sobre el Diluvio Universal y el Arca de Noé. Más tarde consideré que era quizás un vestigio que la humanidad guardaba del último cambio climático en la historia de nuestra especie. Fue, posiblemente, el final del último período glacial, que se supone tuvo lugar hace muchos miles de años.

Como es de suponer, más tarde leí con avidez las historias de Alejandro, César, Aníbal, Bonaparte y, por supuesto, todo cuanto libro caía en mis manos sobre Maceo, Gómez, Agramonte y demás grandes soldados que lucharon por nuestra independencia. No poseía cultura suficiente para comprender lo que había detrás de la historia.

Más adelante centré mi interés en Martí. A él le debo en realidad mis sentimientos patrióticos y el concepto profundo de que “Patria es humanidad”. La audacia, la belleza, el valor y la ética de su pensamiento me ayudaron a convertirme en lo que creo que soy: un revolucionario. Sin ser martiano, no se puede ser bolivariano; sin ser martiano y bolivariano, no se puede ser marxista, y sin ser martiano, bolivariano y marxista, no se puede ser antiimperialista; sin ser las tres cosas no se podía concebir en nuestra época una Revolución en Cuba.

Hace casi dos siglos, Bolívar quiso enviar una expedición al mando de Sucre para liberar a Cuba, que mucho lo necesitaba, en la década de 1820, como  colonia azucarera y cafetalera española, con 300 mil esclavos trabajando para sus propietarios blancos.

Frustrada la independencia y convertida en neocolonia, no se podía en Cuba alcanzar jamás la dignidad plena del hombre, sin una revolución que pusiera fin a la explotación del hombre por el hombre.

“…yo quiero que la ley primera de nuestra república sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre.”

Martí, con su pensamiento, inspiró el valor y la convicción que llevó a nuestro Movimiento al asalto de la fortaleza del Moncada, lo que jamás habría pasado por nuestras mentes sin las ideas de otros grandes pensadores como Marx y Lenin, que nos hicieron ver y comprender las realidades tan distintas de la nueva era que estábamos viviendo.

Durante siglos, en nombre del progreso y el desarrollo, se justificó en Cuba la odiosa propiedad latifundista y la fuerza de trabajo esclava, que había sido precedida por el exterminio de los antiguos habitantes de estas islas.

De Bolívar, Martí dijo algo maravilloso y digno de su gloriosa vida:

“…lo que él no dejó hecho, sin hacer está hasta hoy: porque Bolívar tiene que hacer en América todavía.”

“Déme Venezuela en qué servirla: ella tiene en mí un hijo.”

En Venezuela, como en las Antillas hicieron otras, la potencia colonial sembró caña, café, cacao, y llevó también como esclavos a hombres y mujeres de África. La resistencia heroica de sus indígenas, apoyándose en la naturaleza y extensión del suelo venezolano, impidió el aniquilamiento de los habitantes originales.

Con excepción de una parte al Norte del hemisferio, el inmenso territorio de Nuestra América quedó en manos de dos reyes de la Península Ibérica.

Sin temor puede afirmarse que, durante siglos, nuestros países y los frutos del trabajo de sus pueblos han sido saqueados, y continúan siéndolo por las grandes empresas transnacionales y las oligarquías que están a su servicio.

A lo largo de los siglos XIX y XX, es decir, durante casi 200 años después de la independencia formal de la América Ibérica, nada cambió en esencia. Estados Unidos, a partir de las 13 colonias inglesas que se rebelaron, se expandió hacia el Oeste y el Sur. Compró Luisiana y Florida, le arrebató más de la mitad de su territorio a México, intervino en Centroamérica y se apoderó del área del futuro Canal de Panamá, que uniría los grandes océanos al Este y el Oeste del continente por el punto donde Bolívar deseaba crear la capital de la mayor de las repúblicas que nacería de la independencia de las naciones de América.

En aquella época, el petróleo y el etanol no se comercializaban en el mundo, ni existía OMC. La caña, el algodón y el maíz eran cultivados por esclavos. Las máquinas estaban por inventarse. Avanzaba con fuerza la industrialización a partir del carbón.

Las guerras impulsaron la civilización, y la civilización impulsó las guerras. Estas cambiaron de carácter, y se hicieron más terribles. Finalmente se convirtieron en conflictos mundiales

Por fin éramos un mundo civilizado. Incluso, lo creemos como cuestión de principios.

Pero no sabemos qué hacer con la civilización alcanzada. El ser humano se ha equipado con armas nucleares de inconcebible certeza y aniquiladora potencia, mientras desde el punto de vista moral y político, ha retrocedido bochornosamente. Política y socialmente, estamos más subdesarrollados que nunca. Los autómatas están sustituyendo a los soldados, los medios masivos a los educadores, y los gobiernos empiezan a ser sobrepasados por los acontecimientos sin saber qué hacer. En la desesperación de muchos líderes políticos internacionales se aprecia la impotencia ante los problemas que se acumulan en sus despachos de trabajo y las reuniones internacionales cada vez más frecuentes.

En esas circunstancias, tiene lugar en Haití una catástrofe sin precedentes, mientras en el lado opuesto del planeta continúan desarrollándose tres guerras y una carrera armamentista, en medio de la crisis económica y conflictos crecientes, que consume más del 2,5% del PIB mundial, una cifra con la que podrían desarrollarse en poco tiempo todos los países del Tercer Mundo y tal vez evitar el cambio climático, consagrando los recursos económicos y científicos que son imprescindibles para ese objetivo.

La credibilidad de la comunidad mundial acaba de recibir un duro golpe en Copenhague, y nuestra especie no está mostrando su capacidad para sobrevivir.

La tragedia de Haití me permite exponer este punto de vista a partir de lo que Venezuela ha hecho con los países del Caribe. Mientras en Montreal las grandes instituciones financieras vacilan sobre qué hacer en Haití, Venezuela no vacila un minuto en condonarle la deuda económica, de 167 millones de dólares.

Durante casi un siglo las mayores transnacionales extrajeron y exportaron el petróleo venezolano a ínfimos precios. Venezuela se constituyó durante decenios en el mayor exportador mundial de petróleo.

Es conocido que cuando Estados Unidos gastó cientos de miles de millones de dólares en su guerra genocida de  Vietnam, matando e invalidando millones de hijos de ese heroico pueblo, también rompió unilateralmente el acuerdo de Bretton Woods suspendiendo la conversión en oro del dólar, como estipulaba el acuerdo, y lanzando sobre la economía mundial el costo de esa sucia guerra. La moneda norteamericana se devaluó y el ingreso en divisas de los países caribeños no alcanzaba para pagar el petróleo. Sus economías se basan en el turismo y las exportaciones de azúcar, café, cacao y otros productos agrícolas. Un golpe anonadante amenazaba las economías de los Estados del Caribe, con excepción de dos de ellos exportadores de energía.

Otros países desarrollados eliminaron las preferencias arancelarias a exportaciones agrícolas caribeñas, como el banano;  Venezuela tuvo un gesto sin precedentes: le garantizó a la mayoría de esos países suministros seguros de petróleo y facilidades especiales de pago.

Nadie se preocupó, en cambio, por el destino de esos pueblos. De no haber sido por la República Bolivariana una terrible crisis habría golpeado a los Estados independientes del Caribe, con excepción de Trinidad-Tobago y Barbados. En el caso de Cuba, después que la URSS colapsó, el Gobierno Bolivariano impulsó un crecimiento extraordinario del comercio entre ambos países, que incluía el intercambio de bienes y servicios, que nos permitió enfrentar uno de los períodos más duros de nuestra gloriosa historia revolucionaria.

El mejor aliado de Estados Unidos, y a la vez el más bajo y vil enemigo del pueblo, fue el farsante y simulador Rómulo Betancourt, Presidente electo de Venezuela cuando triunfó la Revolución en Cuba en 1959.

Fue el principal cómplice de los ataques piratas, los actos terroristas, las agresiones y el bloqueo económico a nuestra patria.

Cuando más lo necesitaba nuestra América, estalló finalmente la Revolución Bolivariana.

Invitados a Caracas por Hugo Chávez, los miembros del ALBA se comprometieron a prestar el máximo apoyo al pueblo haitiano en el momento más triste de la historia de ese legendario pueblo que llevó a cabo la primera Revolución social victoriosa en la historia del mundo, cuando cientos de miles de africanos al sublevarse y crear en Haití una República a miles de millas de sus tierras natales, llevaron a cabo una de las más gloriosas acciones revolucionarias de este hemisferio. En Haití hay sangre negra, india y blanca;  la República nació de los conceptos de equidad, justicia y libertad para todos los seres humanos.

Hace 10 años, en instantes en que el Caribe y Centroamérica perdieron decenas de miles de vidas durante la tragedia del huracán Mitch, se creó en Cuba la ELAM para formar médicos latinoamericanos y caribeños que un día salvarían millones de vidas, pero en especial y por encima de todo, servirían como ejemplo en el noble ejercicio de la profesión médica. Junto a los cubanos estarán en Haití decenas de jóvenes venezolanos y otros latinoamericanos graduados en la ELAM. De todos los rincones del continente han llegado noticias de muchos compañeros que estudiaron en la ELAM, que desean colaborar junto a ellos en la noble tarea de salvar vidas de niños, mujeres y hombres, jóvenes y ancianos.

Habrá decenas de hospitales de campaña, centros de rehabilitación y hospitales, donde prestarán servicios más de mil médicos y estudiantes de los últimos años de la carrera de Medicina, procedentes de Haití, Venezuela, Santo Domingo, Bolivia, Nicaragua, Ecuador, Brasil, Chile y los demás países hermanos. Tenemos el honor de contar ya con un número de médicos norteamericanos que también estudiaron en la ELAM. Estamos dispuestos a cooperar con aquellos países e instituciones que deseen participar en estos esfuerzos para prestar servicios médicos en Haití.

Venezuela aportó ya casas de campaña, equipos médicos, medicamentos y alimentos. El gobierno de Haití ha brindado toda su cooperación y apoyo a este esfuerzo por llevar los servicios de salud gratuitamente al mayor número posible de haitianos. Será para todos un consuelo en medio de la mayor tragedia que ha tenido lugar en nuestro hemisferio.

Fidel Castro Ruz
Febrero 7 de 2010
8 y 46 p.m.

Se han publicado 41 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • unkas dijo:

    Los imperialistas dicen que los paises menos avanzados, estan sin domesticar, pero los salvajes son ellos.

    Yo les daria una invitacion formal a participar en Haiti sin asustar

  • juan cesar martinez dijo:

    Publicar en Todos los medios de Internet
    Juan Cesar martinez Grups Google

  • Dany dijo:

    Siempre acertado en su punto de vista Comandante, faro y guia de todos los pueblos, amigo de los pobre y conciencia critica con los ricos y poderosos.
    Viva Fidel!!!!

  • Emir Amed dijo:

    Aí está nosso Fidel de volta e, como sempre ,simples ,direto ,claro e científico.Analisou seu passado,abordou Bolívar e Martí e não esqueceu Marx e Lenin , os forjadores de sua experiência revolucionária.Colocou a nova Venezuela bolivariana no campo de mérito que merece estar num momento em que as antigas e novas direitas estão insuflando a derrubada do Comandante Hugo Chávez e seu projeto socialista-bolivariano junto ao seu povo mais consciente.Enfim analisou em profundidade o papel dos governos imperialistas,seus gastos desperdiçados em “desgraçar” a Humanidade, ao invés de utilizar todos os instrumentos dos seus imensos recursos em ajudar no desenvolvimento dos povos e salvação do Planeta. Quase 1trilhão e meio de dólares desperdiçados em armas e congêneres que poderiam tirar da miséria bilhões de seres humanos que o Colonialismo e o Neocolonialismo “filhotes” do Capitalismo e do Imperialismo forjaram desde o séc.XV até nossos dias.Ao nosso Comandante Universal nosso MUITO OBRIGADO por brindar-nos ao amanhecer de um “lunes”com uma verdadeira MÁGNA-AULA de bom senso e DIGNIDADE humanos.Prof.Emir Amed-honrosa e humildemente Hóspede-Ilustre de Havana.Brasil.

  • F. Juan Águila dijo:

    Para las noticias “falsas” las “verdades” son como gotas de agua sobre una roca.

    Las noticias falsas son muy antiguas. Se plantea que durante el Concilio de Nicea, en el año 325 se acordó establecer la fecha de nacimiento de Jesús, hijo de María, el día 25 de diciembre por determinadas razones. Hay muchas dudas sobre este acontecimiento.

    Parecería ser que entre los primeros estados en guerra ya era utilizada la divulgación de partes de guerra manipulados con el ánimo de obtener ventajas sobre el enemigo. Uno de los personajes más tristemente célebres en cuanto a la difusión propaganda mentirosa todos sabemos que fue Joseph Goebbels.

    La otra cara de esta tenebrosa medida es ocultar las verdades. La Revolución cubana ha sufrido tal cúmulo de campañas “Negativas” a nivel mundial, que todavía nos sorprende que muchas de ellas, surgidas tan temprano como a principios de 1959 todavía sean creídas por algunas personas. Por suerte los logros en Salud Pública y Educación nunca han podido ser distorsionados.

    Tal parece que se impone que de cuando en cuando “las verdades” sean divulgadas. Esta Reflexión, como los discursos y otros tipos de comparecencias, siempre han sido las armas de “Guerra” de Cuba.

    Un médico haitiano que estudió en la Facultad de Medicina Latinoamericana de La Habana realizó un parto hace algunos días ya y la madre decidió ponerle de nombre “Fidel”. Eso no ha trascendido a los medios; pero es que la solidaridad de Cuba no aparece en los grandes medios internacionales; pero sin embargo, permanecerá siempre en el corazón de cada ciudadano del mundo al que su “Solidaridad desinteresada y de corazón”, le haya llegado.

  • Olimpio Rodriguez Santos dijo:

    Los cubanos hemos estado muy unidos a los haitianos desde que a finales del siglo XVIII, muchos esclavistas huyeron de Haití a causa de la revolución y venían con parte de su dotación de esclavos, asentándose, fundamentalmente en la parte oriental de la isla de Cuba.

    Desde 1913 a 1925 llegaron a la provincia de Camagüey más de 500 000 haitianos. Muchos lugares tomaron el nombre de pueblos haitianos como: Caballón, Okay, Ouanamimthe y Haití Chiquito.

    Los haitianos que llegaron a Cuba en la década del 20 al 30, lo hicieron por los puertos de Santiago de Cuba, Nipe y Nuevitas.
    Los que llegaron por Nuevitas se distribuyeron por ferrocarril en las casillas de trasiego de caña y fueron alojados como bultos: hombres y mujeres hacinadas en promiscuidad, el clásico método empleado con los esclavos africanos.

    Estos asentamientos – al basarse fundamentalmente en la presencia de braceros – se convirtieron con el paso de los años en reservorio de la cultura haitiana. En ellos de generación en generación se transmitieron costumbres, formas de vestir, hábitos alimenticios, bailes folclóricos y la práctica de cultos religiosos, matizados todos por el sincretismo resultante del intercambio de los haitianos y descendientes con otros grupos sociales existentes en Cuba.

    En la actualidad la comunidad rural La Caobita constituye un centro camagüeyano de la cultura haitiana, donde en los meses de Marzo y Octubre de cada año se dedica un día a las tradiciones, y se reali-zan muestras de objetos de museo relacionados con la presencia haitiana.

    Al ocurrir el desastre en Haití, se incrementa la ayuda de los cuba-nos y particularmente de los camagüeyanos que ven en Haití una parte de la patria cubana haitiana.
    La presencia cubana y camagüeyana en Haití corresponde a una tradición cultural donde se mezclan los mejores valores de ambos pueblos.

    Esta pequeña nota escrita para una amiga de Inglaterra, la taigo a colacion aqui, porque Haiti tiene para Cuba un significado muy especial y su cultura ha estado muy ligada a la vida del pueblo cubano desde que con los haitianos conviviamos en los cañaverales de la antigua provincia de las seis cubana. Las 6 lindas cubanas que se cantaba a todo lo largo del territorio nacional.

    Nuestra cultura americana puede salvar a la humanidad y esa cultura hay que rescatarla cada dia con mucho amor de pueblo.

    Dr. Olimpio Rodríguez Santos
    Especialista II Grado en Alergología
    Prof. Facultad de Comunicación Universidad “Ignacio Agramonte”
    Prof. I.S.C.M. “Carlos J. Finlay” Camagüey Cuba

    E-Mail: olimpiors@finlay.cmw.sld.cu

  • Juan Castro dijo:

    REFLEXIONES:

    SOLO CON EL CORAZÓN, CON EL CORAJE Y LA SABIDURÍA DE FIDEL PUDIERA SER ENTENDIBLE LA SITUACIÓN Y DESGRACIA DE LOS PAISES POBRES DEL CARIBE, CENTROAMÉRICA Y DEL MUNDO.
    Y SOLO CON LA RAZÓN QUE LE ASISTE A UN ESTADISTA DE LA TALLA DEL COMANDANTE PUDIERA ENTENDERSE EL CARACTER DURO Y DECIDIDO CON QUE HAY QUE ACTUAR EN FAVOR DE LOS PUEBLOS EN DESGRACIA.

    !VIVA FIDEL POR SIEMPRE!

    DESDE TIJUANA
    JUAN CASTRO

  • Milagros Vásquez dijo:

    El compromiso que tenemos el pueblo Bolivariano Venezolano, es grande. como dijo nuestro Presidente Chávez el compromiso de hoy tiene que ser “batalla y triunfo”. En este momento histórico Cuba y Venezuela juegan un papel protagónico en la esperanza de los pueblos. gracias, mi Comandante Fidel su heroico y valiente accionar sigue orientando el camino. Es usted el agua que el combatiente necesita en su cantimplora para alentar la avanzada.
    El pueblo de Haití que ayer alzó su bandera de independencia contra el colono, hoy debemos utilizar las armas de nuestros enemigos como son sus medios comunicacionales y las organizaciones mundiales subordinadas al imperio para seguir penetrando desde esos espacios la conciencia de sus pueblos y continuar problematizando el tema a fin de atacar hacia la conciencia de ellos y generar reflexión para ganar aliados para nuestra lucha.
    Mi respeto y admiración, mi Comandante Fidel.
    ¡Patria Socialista o Muerte…. Venceremos!

    Abg. Milagros Vásquez
    Universidad Bolivariana de Venezuela

  • Humberto Herrera Carles dijo:

    El Comandante brillante como siempre, detras de la ayuda norteamericana humanitaria con soldados, se esconde su interes por el petroleo de Haiti y para utilizarlo de base para futuras agresiones contra Venezuela y Cuba. Los que estan haciendo los medicos cubanos en Haiti es dejando sin argumentos a todos los que de modo oportunista quieren apoderarse de Haiti, es como nunca antes el enfrentamiento de Civilizacion contra Barbarie.

    saludos revolucionarios

  • paula dijo:

    compañero, comandante
    simplemente maravillosa la reflexión y aprovecho para felicitarlo y decirle lo maravilloso que fue estar en su cuba libre. Tuve esa gran oportunidad de conocer el país, la isla que se liberó a pesar de la presión imperialista que siempre les marco la sombra.

    soy argentina, de la tierra del Che, como todos me deciían en Cuba.

    Lo felicito compañero, y a todos, los miles y millones que hicieron posible esa hermosa cuba libre

    hasta la victoria siempre

    Paula Di Carlo

  • Jose Quinchiguango Cisneros dijo:

    Convencido estoy de que las reflexiones del Comandante Fidel Castro, nunca pudieron ser mas acertadas, tienen el poder de transportarnos con sus relatos a momentos de la historia que valen la pena recordarlos y revalorar nuestros sentidos de humanidad y lucha por una vida digna y equitativa para todos. Grato saber que en medio de tanto egoismo de los paises del primer mundo, existen hombres que aun estan convencidos de la riqueza de un pais es para compartirla con los que menos tienen ….Admiro la gran capacidad de del Comandante Hugo Chavez, que a pesar de pasar por situaciones muy dificiles en su pais, nunca vacila un minuto en dar todo su apoyo al que lo necesita, ese es el espiritu que debemos cultivar todos los hombres del mundo…Haiti es uno de los tantos paises que le estan eternamente agradecidos a los Comandantes Fidel Y Chavez. por su esfuerzo de apoyo a los que necesitamos ….

    Estudiante de Medicina NPFML
    Ecuador

  • Claudia dijo:

    Cuando se escriba la historia de nuestro hemisferio, los nombres de Venezuela y Cuba estarán siempre en letras mayúsculas, por su contribución en aras de su dignificación.

  • Marianela Curbelo Ramírez dijo:

    Ciertamente, de qué sirve la civilización alcanzada si se gasta más en la industria militar que en el desarrollo de la ciencia en favor de la salud y el desarrollo sostenible. De qué sirve la civilización si en Copenhague triunfó el circo de los poderosos “civilizados” por encima de las necesidades reales y urgentes de la humanidad. De qué sirve la civilización si el Premio Nobel de la Paz lo recibió un Presidente que prometió mucho (para variar) y terminó haciendo todo lo contrario a los intereses de la Paz. En los momentos actuales que vive la población haitiana, de qué le sirve la yuda “civilizada” que viene acompañada de armas y que le reparte los alimentos como si fueran menos que seres humanos. Por suerte, hay un despertar en América Latina que lucha por una civilización diferente: el ejemplo de Venezuela y Cuba respecto a la solidarida que brindan en Haití, demuestra que Bolívar y Martí no soñaron un imposible, y que se puede construir un mundo mejor sobre la base de la voluntad de los seres humanos y de los gobiernos comprometidos con el bienestar de sus pueblos.

  • ISAAC VALDERRAMA dijo:

    Compañeros lideres del mundo FIDEL CASTRO HUGO CHAVEZ, USTEDES TIENEN AUN LA RESPONSABILIDAD HISTORICA DE:

    DIRIGIR A NUESTROS PUEBLOS LOS CUALES HOY EN DIA ESTAN “MAS OPRIMIDOS QUE NUNCA” INFORMADOS SEGUN SUS INTERESES” LA DEMOCRACIA QUE IMPERA SON LAS DE LA BURGUESIA INTERMEDIARIA Y DE LAS EMPRESAS MUTINACIONALES” , SIGUEN SAQUENDO LAS RIQUEZAS DE LOS DIFERENTES PAISES.

    LA OTRA MISION QUE TIENEN ES LA DIRIGIR EL COMBATE EN TODOS LOS TERRENOS EL PENULTIMO SERA EL MILITAR.

    COMO PERUANO, ESTAMOS SOMETIDOS A LA MAS INFERNAL OPRESION EN TODOS SUS ASPECTOS DE LA SOCIEDAD, CON FAMILIAS EN EXTREMA POBREZA CERCA DEL 20% CON MAS DEL 50% DE POBREZA, LA EDUCACION PRIMARIA , SECUNDARIA Y UNIVERSITARIA PRIVATIZADOS A MAS NO PODER,

    AQUI EN EL PERU LOS GOBERNATES HAN ACUÑADO EL DICHO:

    “LO QUE ES GRATIS NO SE VALORA ” POR ESO TODO SE COBRA !!!

    TENEMOS SEGUN CIFRAS 34 MIL MILLONES DE DOLARES COMO RESERVAS INTERNACIONALES. PERO UN 15 DE AGOSTO TUVIMOS UN TERREMOTO ,EN LA CIUDAD DE ICA , AHORA TENEMOS EL FENOMEMO DEL NIÑO EN CUZCO, PUNO, AYACUCHO , HUANCAVELICA Y EL GOBIERNO ESTA CUIDANDO LAS RESERVAS NO SE SABE PARA QUE PERUANOS ESTAN DESTINADOS ESTOS MILLONES.

    CUANDO AHORA LEI LAS LINEAS DEL COMANDANTE FIDEL CASTRO SU CONTENIDO ES ORIENTADOR, FORTALECE LOS ESPIRITUS, Y NOS ANIMA A SEGUIR LUCHANDO SI A SEGUIR LUCHANDO.

    MAS TEMPRANO QUE TARDE EL PERU PAIS INMENSAMENTE RICO CON SU PUEBLO ESTARA PRESENTE EN EL ESCENARIO DE LOS PUEBLOS LIBRES Y SOBERANOS.

    GRACIAS SEÑOR FIDEL CASTRO Y SEÑOR HUGO CHAVEZ

  • ichaso dijo:

    Ichaso
    Comandante:
    y que hablar de otra carrera tambien de millones de pesos utilizada por ese imperio como arma de guerra , el Internet. Cuando lees cuànta mentira y superficialidad. El honor de nuestro pueblo que es suyo se demuestra una vez mas en Haitì . Esa es nuestra verdad , la verdad de la Revoluciòn Cubana. Saludos.

  • Carolus F. dijo:

    Fidel no menciona a un otro grande revolucionario que intentó realizar la revolución continental en Sudamerica después de Bolívar y Martì, y que fue el Comandante Ernesto CHE Guevara.
    No se puede ser martinianos y tampoco bolivarianos sin también ser guevarianos.
    La allenaza bolivariana tiene que fortalecerse pero ya es tiempo de una gran alianza mundial contra el capitalismo monopolista e imperialista. La V Internacional. Una alianza de todos los movimientos que creen que capitalismo y supervivencia del ser humano sobre la tierra ya no son compatibles.
    Una alianza que ya no es dirigida por una superpotencia como fue la Unión Soviética, que, como el Comandante Guevara también denunció, practicó políticas coloniales hacia los países del tercer mundo.
    Tiene que ser una allenanza de pueblos libres por un mundo libre, una gran participación a un proyecto de evolución colectiva verso un otro mundo posible y preciso.

  • freddy dijo:

    leer estos comentarios ayudan a saber que en este mundo todavía la sensibilidad humana mantiene el significado de los que saben triunfar,y fidel, nuestro fidel, sólo ha sabido eso siempre y por siempre seguirás como un eterno triunfador

  • Ricardo dijo:

    HAITI:Uds. fueron los primeros;hoy el dolor de tu pueblo sera el despertar de America-India en romper con la expoliacion colonialista por medio de la inapreciable contrbucion de la CUBA de Fidel y la Venezuela Bolivariana de CHavez , aunque el Imperio y sus Lacayos inescrupulosos nos lleven al Genocidio Climatico .- Gracias Fidel , la historia escribira , que sos tan brillante que con tu solo ejemplo siempre iluminaste el camino hacia la unica y definitiva independencia de nuestros pueblos .-Gracias Fidel , pues con tus TITANES de la Salud , le devolviste la alegria a miles de seres bilipendiados y marginados , por el capitalismo cruel e inhumano que siguen creyendo en las armas , sabiendo “Que La Fuerza es el Derecho de las Bestias” , asestandole al Imperio y sus complices , el golpe mas puro e inigualable que ningun Pais Capitalista puda aceptar.-Gloria a Fidel y al Rvolucionario Pueblo Cubano ; Cordialmente Ricardo.- Buenos Aires .- Rep. Argentina.-Revolucion de Ideas o Imperialismo .-

  • Marcus Dutra dijo:

    Nosotros Comandante, los hijos de la ELAM, y más que eso hijos de la Revolución Cubana, estamos comprometidos hasta la medula con las ideas y con la lucha. Estaremos en Haiti y donde más sea necesario, una vez que aprendimos a ser así gracias a ti y a tu pueblo.
    “Sentiremos la responsabilidad de ser medicos cubanos y como tal actuaremos”.
    Gracias Fidel

  • Mercedes estevez dijo:

    SUS REFLEXIONES ME HACEN BIÉN,ME AYUDAN A SOBRELLEVAR LA ANGUSTIA QUE ME PRODUCE LA BRUTALIDAD DEL MUNDO ACTUAL,CREÍA QUE NO PODÍAN REGRESAR LOS BÁRBAROS DE LA ANTIGUEDAD,PERO AHORA SON TERRIBLEMENTE MÁS PELIGROSOS.POR ESO, SU PENSAMIENTO,SU HUMANISMO, ES PARA MÍ UN BÁLSAMO QUE ME DEVUELVE LA ESPERANZA DE UN MUNDO MEJOR,ESTOY CONVENCIDA QUE MUCHA GENTE SIENTE LO MISMO.COMANDANTE FIDEL CASTRO,USTED ES UNO DE LOS SERES IMPRESCINDIBLES PARA LA HUMANIDAD.MUCHAS GRACIAS!!!!

Se han publicado 41 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Fidel Castro Ruz

Fidel Castro Ruz

Líder histórico de la Revolución Cubana. Nació en Birán el 13 de agosto de 1926 y murió en La Habana, el 25 de noviembre de 2016. Ha escrito numerosos artículos, reflexiones y libros sobre la situación mundial, la historia de Cuba y su actualidad.

Vea también