Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

La psicología en tiempos de Covid-19, merece reconocimiento y agradecimiento

| 10

Especialistas de salud, en conjunto con Etecsa, contribuyen aplicando instrumentos de la psicología para acompañar a personas en situación epidemiológica compleja y generadora de stress, miedo e incertidumbre, durante la emergencia sanitaria y en el enfrentamiento a la COVID–19, a través de la Línea ayuda.

Algunos se sorprenderán al ver a un matemático  escribiendo sobre el papel de la psicología en la batalla frente a la Covid-19, pero pronto encontrarán razones importantes que motivaron este atrevimiento no tan atrevido.

Cuando cursaba el primer año de la carrera de Matemática en la Facultad de Ciencias de la Universidad de La Habana, allá por el año 1966, tuve la sensación de haber equivocado la elección. El primer año en aquella escuela era un reto verdaderamente exigente. Pensé seriamente trasladarme para otra escuela de dicha facultad, y la vocación giró hacia la Psicología. Fue precisamente una psicóloga uruguaya, que colaboraba con la Escuela de Matemática, quien me convenció de mantenerme como aspirante a Matemático.

Durante mis estudios universitarios mantuve una estrecha relación con estudiantes de la Escuela de Psicología, motivado principalmente por las responsabilidades en la UJC y en la FEU. Vienen a mi mente los nombres de entrañables compañeros y compañeras: Guillermo, Fernando, Dionisio, Alberto, Manolo, Albertina, Angelita, Aurora, Carola. Con algunos de ellos la vida profesional me llevo  a un feliz reencuentro, que dura hasta nuestros días.

Hace pocos años el reencuentro con uno de ellos derivó en una intensa relación profesional en que la gestión del conocimiento, la publicación de importantes libros, y las carreras universitarias  de ambos se conjugaron nuevamente. Si leen mi artículo en Cubadebate La Matemática y la Psicología en interacción armoniosa, publicado en junio de 2017 descubrirán de quien se trata.

¿Por qué reconocer y agradecer?

Que las psicólogas y los psicólogos cubanos siempre han estado con Cuba, es algo que no tiene la más mínima duda. Desde los inicios de los años sesenta, cuando se fundaron las dos primeras Escuelas de Psicología, primero en la Universidad Central de Santa Clara, y unos meses después en la Universidad de La Habana, la Psicología ha sido una ciencia participativa en los procesos de desarrollo de nuestro país.

Por eso, no es de extrañar que en la batalla para superar la Pandemia de la Covid-19, y a favor de la salud y el bienestar de las cubanas y los cubanos, la Psicología ha tenido una presencia comprometida excepcional. Desde Oriente hasta Occidente las acciones desde la Psicología han sido contundentes y diversas. En todos los territorios, en la primera línea del frente, allí en la línea roja, o aprovechando los recursos de las redes sociales y los medios de comunicación.

Personalmente, he sentido y valorado muy positivamente la presencia orientadora de los profesionales de la Psicología en los Psico Grupos de WhatsApp (una experiencia de alto vuelo), en la Revista de la Mañana, en la Mesa Redonda, en las páginas de Cubadebate, y por supuesto que en Vale la Pena, que ha acompañado el aislamiento con temas totalmente aterrizados en la situación.

Pero una iniciativa, liderada por el Profesor Manuel Calviño, y la Maestra en Ciencia María Ester Ortíz, ha concentrado mi atención: #PsicologíaConCuba. Una excelente propuesta que la dirección del ICRT ha hecho suya, y que se desarrolla dentro de ese grande de la Televisión cubana, “Mediodía en TV”.

Como ha dicho Marino Luzardo, conductor del estelar del mediodía, Psicología con Cuba, reúne a un conjunto amplio de profesionales de la Psicología – de varias edades, y por tanto con distintos años de experiencia; de varias provincias, y no solo la capital – que en apenas un minuto y unos segundos, nos hacen llegar mensajes breves y contundentes, muy importantes y claramente dichos, sin rodeos. Una función matemática eficiente, pudiera decir desde mi vocación profesional.

Con una estructura única, con un estilo comunicacional coherente, con videos domésticos hechos con el recurso mayor de estos tiempos, el teléfono, los videos pueden ser vistos generalmente en la primera mitad del programa, y de lunes a viernes. Un mensaje orientador. Una idea que debemos hacer nuestra. Y un acompañamiento positivo, convencido de lo que todos somos capaces: Tú puedes. Porque, nosotros somos los gestores principales de nuestra vida. No somos accionistas. Somos dueños. No somos simples pasajeros, somos en alguna medida y tiempo determinado, pilotos

#Psicología con Cuba, nos acompaña y nos orienta. Seamos agradecidos.

Todos los videos están disponibles en el canal de Telegram Psicología Con Cuba.

Seguramente ustedes podrán enriquecer mis opiniones y vivencias. Y aunque esperamos y deseamos que el distanciamiento físico se multiplique por cero o casi cero, también serán bienvenidas sugerencias para potenciar el papel de la Psicología en la pandemia y por qué no, en la pospandemia que será una nueva y dura batalla.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • @ivecubana dijo:

    Gracias profe en nombre de lo psicólogos guantanameros. Son innumerables las acciones de apoyo psicológico y de investigación realizadas en nuestra provincia. Mi esposo y yo somos psicólogos hemos trabajado mucho por estos días, de seguro lo seguiremos haciendo por qué cómo profesionales del sistema sanitario cubano,
    es nuestro deber y compromiso colaborar en la mitigación de los efectos favorable de la pandemia en nuestro. Las autoridades en todos los niveles saben, pero se lo reafirmo que con los psicólogos de la salud cubanos siempre podrán contar.

    • Eugenio dijo:

      CUANDO CURSABA EL PRIMER AñO DE LA CARRERA DE Ingeniería mecánica, perdí muchos compañeros de estudio que tenían el máximo de calificaciones en Matemáticas, Física y otras asignaturas, pero tuvieron que renunciar a las ingenierías porque no veían la Geometría Descriptiva, asignatura muy sencilla pero que necesita de visión o imaginación espacial, cualidades que ellos lamentablemente no tenían. Eso no es peligroso ni para ellos ni para las demás personas, y no es una enfermedad, nacieron así, sin imaginación espacial, o la tienen muy poco desarrollada. Ver un médico fumando es totalmente ajeno al SENTIDO COMUN, LA LOGICA, O LA CONDUCTA RACIONAL. De niño nunca me deje llevar por los amiguitos que me decían que saliera sin zapatos a jugar o que los dejara escondidos bajo una piedra. Aún no había entrado en pre escolar. De jovencito regresaba a casa cuando mis amigos salían los sábados a alguna fiestecita y se les ocurría tratar de conquistar más noviecitas. Tendríamos que engañarlas, decirles mentiras, a ellas y a mi noviecita, no me gusta, prefiero que sean mis amiguitas, a ustedes no les gustaría que les hicieran lo mismo, me voy. También me perdía cuando se ponían a tirarle huevos a las guaguas o las puertas de las casas. Así ha sido toda mi vida. Hoy cumplo con todo lo implementado para protegerme de la pandemia y para proteger a todos los que me rodean, ES PRIMERO QUE TODO, UNA ELEMENTAL CONDUCTA RACIONAL, porque me estoy cuidando de algo que sé que es peligroso para mí y los demás, QUE ES LOGICO, porque estoy haciendo lo que lleva ese momento o esa situación para resolver el problema, no para que continúe afectándome a mí o a otras personas, Y QUE TIENE SENTIDO COMUN, porque estoy haciendo, sin preguntarle a nadie y sin que nadie me diga, lo que se debe hacer, y otras personas también están haciendo de la misma forma, sin comunicarse entre ellas, porque simplemente son capaces de pensar y actuar cada una por separado de la misma forma, porque LA LOGICA Y LA CONDUCTA RACIONAL TE CONDUCEN POR EL SENTIDO COMUN. Han existido asignaturas y existen en las escuelas, que desarrollan cualidades necesarias para la correcta inserción de los niños en la vida como ser social. Pero pienso que se limitan mayormente a la Educación Formal, a la interacción sana y de respeto entre las personas, y se quedan muy superficial respecto al tema que trato de explicar con mis palabras pues no soy psicólogo. Me refiero a que las personas nacen con o sin una capacidad natural de darse cuenta por si solos de situaciones que caen dentro de estos tres aspectos que menciono, y en consecuencia son decisivos en su conducta personal, y la influencia de su conducta dentro de la sociedad, que puede ser positiva o negativa, por lo que pienso que debería ser un punto de prioridad, quizás lo más importante que se debe desarrollar en la educación temprana de los seres humanos, y en el desarrollo o ejercitación de sus cualidades de razonamiento natural, pues después todo, todo, todo, es mucho más fácil. DESPUES NO HAY QUE DECIRLES 2 VECES QUE SE PONGAN UN NASOBUCO Y LO MANTENGAN EL TIEMPO NECESARIO PARA ELIMINAR LA PANDEMIA TOTALMENTE Y NO PERJUDIQUE A NADIE MAS, CON UNA SOLA VEZ SERIA SUFICIENTE.
      Y AHORA PARA APAGAR UN FUEGO CON GASOLINA, TRASLADEMOS TODO ESTO, DESDE EL PRIMER RENGLON HASTA EL ÚLTIMO, A LA POLITICA. A LA POLITICA EN EL MUNDO ENTERO. PIENSO QUE ESTE PARADIGMA QUE ME GUSTARIA CAMBIAR EN LA EDUCACION DE LOS SERES HUMANOS…………….. VALE LA PENA.

  • @ivecubana dijo:

    Disculpen quise decir que contribuiremos a mitigar los efectos desfavorables de la pandemia.

  • Carolina de la Torre Molina (Carola) dijo:

    Néstor del Prado, siempre solidario, positivo e interdisciplinario por vocación. Es a él a quien ahora quiero agradecer. GRACIAS Néstor por tu cercanía y por la psicología que te acompaña en tu quehacer.

  • Javier Pérez Capdevila dijo:

    Profesor Néstor usted merece ser felicitado, en este caso, sobre todo, por hacer honor a quien honor merece.
    Son tantas las cosas que pueden hacerse y se hacen desde la psicología, y son tan compatibles con la matemática, que la convierten en una ciencia amada para los que nos dedicamos a la ciencia de los números, como muchos suelen llamarle.
    Gracias Profe.

  • mery dijo:

    Agradecidos todos los esfuerzos pero no todos tenemos teléfonos que puedan acceder a telegram y el número 103 da ocupado . Mi mamá tiene 80 años y necesita de estos servicios. ?No podrían poner un programa de televisión como vale la pena o que precisamente este cambie la dinámica con el mismo Calviño solo como siempre lo ha hecho y en otro horario más acequible y que después lo repitan por el día?

  • Jose R. Oro dijo:

    Muy interesante y positivo, destacar el papel extraordinario de la Psicologia en la sociedad cubana. Tiene un gran mérito en hacerlo el destacado Prof. Néstor del Prado Arza, gran matemático de vocación y estudios. Psicólogo natural!

  • Rubén Quiroz Santiago dijo:

    Cuando hay un gobierno humanista estos son los temas que sobresalen en el diálogo social como hacer que disciplinas humanista como la psicología pueden ayudar a enfrentar la pandemia de una manera más eficiente.

  • Marianela dijo:

    Muchas gracias en nombre de los profesionales de la Psicología en Cienfuegos, por cierto la imagen que acompaña este artículo correpsonde a una de nuestras más jóvenes colegas respondiendo la línea CONVIDA 2020. Ha sido una expeiencia enriquecedora, dinamizadora de nuestros saberes puestos al servicio de todos. Agradecemos el reconocimiento explícito pero no hay mayor placer que haber servido. En lo personal, quise estudiar Matemáticas pero la Psicología me conquistó, así que parece que hay más de un ejemplo de unidad entre ambas ciencias. Un fuerte abrazo desde Cienfuegos a todos los colegas y profesores.

  • Ovidio D´Angelo Hernández dijo:

    Agradecimiento a Néstro del Prado -igual creo que anombre de los colegas profesionales del ramo y de la Sociedad Cubana de Psicología. Los comentarios enaltecen el compromiso ciudadano con nuestro pueblo, en condiciones difíciles.
    Aporto algunas reflexiones:
    “Al Otro lado del Paraíso”: Las capas de la cebolla en las calles capitalinas.
    Breves apuntes sobre subjetividades y prácticas sociales complejas
    Ovidio D´Angelo Hernández- Psicólogo y Sociólogo
    Sorprendente!, inesperado, casi inexplicable.
    La situación de aglomeración descontrolada en las tiendas, como efecto del relativo desabastecimiento producido en época de pandemia ha sido catalogada, en medios oficiales y de comunicación masiva, con los siguientes calificativos:
    “exceso de confianza, baja percepción de riesgo, indisciplina social”, entre otros semejantes.

    No cabe duda que estos elementos están presentes en la situación actual. No obstante, para un especialista-observador-participante ocasional en esos conglomerados, son más las preguntas que las respuestas, porque ¿cómo sería posible que a pesar de la tendencia a las oscilaciones en los índices de contagio, con la información sistemática y repetitiva diaria de todos los medios, se mantuvieran esos comportamientos anómalos?, ¿no será que, en la profundidad insondable de las subjetividades sociales, están ocurriendo otros procesos inerciales o reactivos que escapan a una ojeada panorámica generalizadora?
    En cuidadosas observaciones, conversaciones y reacciones públicas confrontadas, me atrevería a decir que las cuestiones presentan un grado de complejidad superior al expresado. De esta manera, se pueden dar evidencias de comportamientos diversos que, aunque cabrían en el etiquetado general de “indisciplina social, confianza, percepción de riesgo”, los desbordan.

    Un listado de casos, como hipótesis conducentes a más profundas certezas explicativas, pudiera comprender los siguientes sentimientos, necesidades, ansiedades y actitudes (ya sea que se presenten aisladamente o combinadas unas con otras), que pueden estar detrás de los comportamientos sistemáticos presentados, en diversas localidades. A veces esto ocurre para completar la canasta diaria, para eliminar ansiedad fortaleciendo el abastecimiento, como lucro en actividades ilícitas de reventa, o simplemente como acto de socialización mezclado con algunos de los anteriores, pero que, en el fondo, se pueden estar sustentando en:
    -ansiedades de pérdida (ante el brusco quebranto de las condiciones de vida, hábitos y satisfacción de necesidades)
    -ansiedades de incertidumbre (la idea-sentimiento expresada en expectativas de empeoramiento de las condiciones económicas del país)
    -sentimientos de aturdimiento (da lo mismo cualquier cosa)
    -sentimientos de preservación (mantenimiento de pequeña cuota de libertad personal ante las restricciones sociales)
    -actitudes de resistencia particularizada, a la imposición disciplinar del Estado (no importa cuánto se justifique), puede llegar hasta el desafío embozado o abierto a las autoridades
    -necesidades de socialización –aún entre desconocidos- (carácter sociable del cubano, su extroversión y acceso fácil como parte de su identidad genérica)
    -inestabilidades psicológicas (casos de personas con trastornos psíquicos, deambulantes, etc.)
    ¿No serán estas algunas de las explicaciones psico-sociales que presentan retos interpretativos y –consecuentemente- necesitan de modos de afrontamientos diversos y adicionales a los usuales en la situación actual y los que, casi seguramente, se basan en otras manifestaciones de las subjetividades y prácticas individuales-colectivas presentes?

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Néstor del Prado

Néstor del Prado

Profesor de Matemática, técnicas de dirección y creatividad. Especialista en Gestión del Conocimiento y Desarrollo en GECYT-CITMA. Socio de Honor de la Sociedad Cubana de Matemática y Computación.