Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Una estremecida advertencia

| 11

Donald Trump. Foto: Reuters.

A Donald Trump le resulta cómodo –quizás imprescindible– buscarse culpables para cada cosa que le importune. En este momento, el mandatario, incapaz de apreciar racionalmente sus actos y cuanto con ellos provoca, afirmó que las actuales protestas en todo el territorio norteamericano están promovidas por elementos externos –uno, el gobierno ruso y dos, por “la extrema izquierda” estadounidense–.

Para los de fuera, se centran en el gobierno ruso, y escarbando en el pozo de los sinsentidos, afirman, con similar insensatez y falta de pruebas, como es costumbre, que los disturbios originados por el asesinato del afronorteamericano George Floyd es obra del movimiento Antifa, calificando a sus miembros de “alborotadores totalmente profesionales.

Unos en el exterior y otros dentro. ¡Pobrecito!

Y para “defenderse” ordena designar como organización terrorista a Antifa, pese a no existir con carácter de grupo instituido, ni tener líderes. La violencia instigada y llevada a cabo por la Antifa y por otros grupos similares en relación con los disturbios es terrorismo doméstico y será tratada en consecuencia, dijo el fiscal general, William Barr, haciéndole resonancia a Trump.

Como no existe esa figura en las leyes estadounidenses y crearla contradice la Constitución, tendrán que hilar muy fino para hacer creíble semejante paparrucha. Poner en listas apócrifas de ayuda al terrorismo a países convertidos en “enemigos” de a porque sí, es más sencillo que hacer admisible algo parecido en casa.

Sobre el pretendido, la congresista Alexandria Ocasio-Cortez, pregunta por el motivo por el cual los supremacistas blancos y otros intolerantes estadounidenses, con plataformas organizadas nada ocultas, no son catalogados como grupos de terrorismo interno.

¿Será, inquiero a mi vez, por simpatizar con el presidente y, en los hechos constituir ese 40% de votantes que le llevaron al poder y como con él prosperaron desean mantenerle a flote?

Los medios unen el reclamo de la joven legisladora demócrata a lo emitido por la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) desde donde estimaron que Trump no tiene la autoridad legal para designar un grupo como (terrorista) interno.

Tampoco la tienen para relacionar en un registro tan pérfido como intrigante contra gobiernos e instituciones internacionales, arbitrariamente nominados por la administración Trump como terroristas, cuando él y sus adjuntos actuales o precursores de igual corte, –está sobradamente probado– sí fomentan la existencia y servicio de extremistas autóctonos –por acá los hemos padecido– o los propiciados fuera de su territorio, a su servicio y en bien de bajos intereses.

No otro respaldo han tenido los Posada Carriles y secuaces, o los talibanes afganos en su origen, antes de colocarse contra Washington –un efecto Frankestein–, y no el único conseguido por la insania e imprevisión de quienes se consideran excepcionales y con derechos auto-otorgados de les cuales excluyen a quien les parece. O sea, para estos especímenes al frente de un país poderoso, las leyes internacionales solo existen cuando les conviene. No antes ni después.

Antifa o lo que es igual, Antifascista, es un movimiento surgido en los años 20 y 30 del pasado siglo en Europa y, como dice su nombre, dedicado a enfrentar a esa malsana ideología cuyas consecuencias son bien y tristemente conocidas pese a indecentes olvidos.

Esa tendencia reaparece dentro de EE.UU. para enfrentarse a los cabezas rapadas racistas y facciones del Ku Klux Klan, y en los años ochenta, movida por el ascenso especial de la ultraderecha norteamericana que alimentó al Movimiento alt-right, sucesor del no menos dañino Tea Party. La autodenominada derecha alternativa, fue decisiva en la elección de Trump como candidato a la presidencia por el Partido Republicano en el 2016.

En el 2017, en Charlottesville, una contramarcha opuesta a los suprema y ultranacionalistas blancos desatados en un aquelarre de extremismo fanático, un simpatizante de estos últimos proyectó su auto contra los manifestantes progresistas, provocando la muerte de la militante antirracista Heather Heyer, y decenas de heridos.

Ese incidente concluyó siendo calificado de terrorista, pero todo cuanto antes lo provocó, fue alabado por el presidente y parece haberse reeditado ahora a través de un camión cisterna cuyo conductor lo proyectó sobre los manifestantes. Por fortuna en este acaso, sin víctimas.

“Para que conste: ‘antifa’ es la abreviatura de antifascista o acción antifascista. Creemos en y luchamos por un mundo libre de fascismo, racismo, sexismo, homo/transfobia, antisemitismo, islamofobia y prejuicios en general” afirmaron en su cuenta New York City Antifa.

Pero Donald Trump ha contribuido a incendiar los ánimos de nuevo, no ya de quienes ahora estigmatiza especialmente, sino de cualquiera, al repetir en un tuit lo dicho por el jefe de policía de Miami en 1967, en plena batalla por los derechos civiles: “cuando empiezan los saqueos, empiezan los disparos”.

Después amenazó de modo parecido con usar el ejército contra los disturbios, pidiéndole a los gobernadores estatales ser “mucho más duros o el Gobierno Federal intervendrá y hará lo que tenga que hacer, y eso incluye usar el poder ilimitado de nuestros militares y muchos arrestos”.

No se le ocurre entablar diálogo o buscarle motivos y soluciones a tanta ira acumulada. Y existe, no solo entre negros y latinos, se debe advertir. Posible apreciarlo en la alta participación de blancos en las protestas, pese a no ser el sector más afectado por la violencia policial ni la discriminación agresiva. Las protestas contra cualquier tipo de injustica desatan, por lo general, sentimientos de inconformidad diversos, no por reprimidos menos intensos.

De acuerdo con el enfoque del Dr. Cornel West, profesor de filosofía en la Harvard University, Donald Trump es un gánster neofascista en la Casa Blanca, pero lo establecido permite la desigualdad endémica y una cultura de codicia y consumismo que pisotean derechos y dignidad de las personas pobres y minorías década tras década. Por eso el sistema prueba ser incapaces de reformarse por sí mismo. (“The system cannot reform itself,”) Carece de los valores apropiados.

El académico, al ejemplificar su aserto, expuso; “(…) cuando hablas de las masas de personas negras —los negros pobres y de clase trabajadora, marrones, rojos, amarillos, de cualquier color— son los que quedan fuera y se sienten tan completamente impotentes, indefensos, desesperados, entonces llega la rebelión”.

Esta quizás no lo sea, pero dudas no hay de que implica otra advertencia a ser atentamente escuchada.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jdulce dijo:

    Trump es todo un farsante que todo lo que está haciendo es para ser reelegido de nuevo , le hace un daño muy grande al pueblo norteamericano y la humanidad las cosas que no ha podido resolver por falta de inteligencia, respeto por la dignidad humana, culpa a Rusia, China y otros

  • Enrique Valdés Moré dijo:

    El Dr. Cornel West, profesor de filosofía en la Harvard University, ha hecho un enfoque adecuado cuando señala: "Donald Trump es un “gánster neofascista en la Casa Blanca”, lo que se pone de manifiesto, cuando lejos del diálogo y el reconocimiento a la brutal actuación policial que provoca las manifestaciones y protestas del pueblo norteamericano, sin distinción de razas ni credos, por tales actuaciones, sólo es capaz de decir que:
    "cuando empiezan los saqueos, empiezan los disparos”, porque a él sólo le interesa "buscarse culpables para cada cosa que le importune", y eso bien lo sabemos los cubanos, qué digo cubanos, lo saben, los venezolanos, los rusos, los chinos, los nortcoreanos, sus propios aliados y de seguro sus seres y amistades más allegados.

  • Mario dijo:

    La violencia indiscriminada es reprochable, sea cual fuere la bandera que la cobija. No hace mucho Trump alentaba las protestas, incendios a las propiedades y agresiones a los policias en Hong Kong y Venezuela. Las útimas noticias televisivas dicen a que el Servicio Secreto metió al asno en un bunker debajo de la Casa Blanca como medida preventiva debido a la violencia de las protestas frente a ese edificio presidencial.
    Como dice el refrán: No debe lanzar piedras el que tiene tejado de vidrio.

    Se teme que debido a estas aglomeraciones sin mascarillas protectoras se vuelvan a incrementar los brotes y contagios a nivel nacionel del Coronavirus. Una falta de responsabilidad de estos revoltosos que se quejan por una muerte y ponen en peligro de muerte a muchcs de sus propios conciudadanos de cualquier raza.

  • Eloy Andres Pierre Batista dijo:

    Vienes a hablar mal de mí país,mi Cuba,cuando en el tuyo matan a una persona a cada rato,cuando en tu país hay miles de muertos y en mi Cuba la vida y salud es lo más importante,cuando en tu país hay miles de personas sin salario para mantener a su familia,que va comadre,tu mismo no te respetas,desde hoy eres el motivo personal porque debo levantarme temprano y decir que eres peor que el virus Covid-19,porque eres su evolución,ya que eres el primer virus que habla,pero que no piensa,o que piensa y demasiado

  • Roxana dijo:

    Es una pena tanta violencia, pero es lo q ha fomentado EU con su política a través de los años. Ahora Le toca recoger su siembra

  • Luis dijo:

    Se ha hecho costumbre referirse a la cabeza visible ( Trump) y dar de lado el hecho de que con todas sus peculiaridades este señor representa la cara visible de un importante sector de esa sociedad, el problema no es Trump son los grupos de poder de extrema derecha, que existen y continuarán controlando el gobierno sea quien sea el presidente.

  • Libre libre dijo:

    Asi es que recojan las tormentas que han sembrado. No es solo trump ahi hay un flamante embustero y mentiroso que recorre el mundoqueriendo imponer la malvada democracia y amenazando a los dignos ese que siempre ha tenido sus manos ensangrentada el asqueroso ponepeo digo pompeo que es igual.

  • Carlos Noda dijo:

    El ganster de la casa blanca, aburrido de tanto dinero, de tantas riquezas,y un pueblo desinformado por los medios que lo dominan, hacen realidad el sueño de Trump. Vivir su ego siendo el presidente del imperio del mal. Rompiendo acuerdos, sancionando al mundo, arreciando medidas coercitivas contra pueblos libres y so veranos.
    Ahora el ganster reprime a su pueblo,con perros salvajes, y armas letales, busca culpables fuera y dentro de Estados Unidos. El corona virus fueron los Chinos, las manifestaciones los Rusos y la extrema izquierda antifa.pobrecito que ingenuo, ese moustro que pone en peligro la existencia de la humanidad.
    Ahora viene con otro nuevo paquete de crueles sanciones contra fincimex y entidades cubanas, pera machacar a nuestro pueblo en plena pandemia. Es criminal y abusivo. Pero cuidado, hay cubanos dentro y fuera de la isla, que dicen, que Trump es su presidente, a estos lacayos les bloquearia sus cuentas en redes sociales, y a los de afuera la entrada a Cuba. Se puede pensar diferente, se puede creer en diversos partidos politicos, pero no apoyar el crimen contra la patria que nos vio nacer.
    Espero una respuesta contundente por parte de Cuba.
    La libertad de expresión. Los derechos humanos y la democracia. Es el aluvión de mentiras que trae el enfermo capitalismo neoliberal cruel y despiadado, el más corrupto y asesino del planeta, para destruir gobiernos legítimos, pueblos libres. Cuba la de los Cubanos que la aman, será la Palestina de Latinoamerica, La Cuba de Fidel de Raúl, de nuestro joven y capaz presidente Días Canel. Mano dura contra los traidores, ellos no creen en libertades,solo buscan su dinero a cambio del sufrimiento de su propio pueblo.
    Somos Fidel, somos Cuba.

  • isa 2020 dijo:

    Queremos justicia????
    Todos somos testigos de las injusticias que se cometen en este mundo, asesinatos, violaciones de los derechos humanos, trata de personas, tráfico de drogas, esclavitud infantil, violencias de todo tipo contra mujeres y niños,, en fin tantas cosas que unos e pregunta ¿a dónde vamos a parar?, de parte de Dios les digo que este mundo va camino a su fin por causa de tanta maldad. Pero puede que alguien se pregunte: ¿y qué hace Dios, acaso no lo ve?, primeramente un Dios que nos dice que debemos amar hasta a nuestros enemigos y orar por quienes nos aborrecen no creo que concuerde con tanta maldad. Si vamos a la biblia el mundo no fue creado para violencia, pero el primer hombre y la primera mujer decidieron hacerle caso al mentiroso y apartarse de Dios, pero no fue por una simple manzana, él les dijo que si comían del fruto del árbol de la vida iban hacer igual que Dios, eso fue lo que verdaderamente los sedujo: “el poder” por eso como consecuencia fueron expulsados del Edén. Toda la descendencia de ellos (toda la humanidad) heredamos esa corrupción, por ellos pagamos todos para que después por un inocente que se despojó de toda la gloria que tenía en cielo y entregó su vida pagando nuestra deuda todos fuéramos salvos, por eso dijo: “consumado es” (la deuda está pagada). En Cristo serán restauradas todas las cosas, incluso cuando este mundo perezca se va a levantar una Nueva Tierra mucho MAS bella que esta que esa si va a ser como debía haber sido esta desde el principio, los ve vivamos ahí seremos los que ya tomamos la decisión de aceptar la Gracia de ese que se entregó, por eso debemos aferrarnos a esa realidad y no esperar justicia de este mundo.

    • Fernando dijo:

      Ok,a ver si entendí el mensaje:hay que dejar que las cosas sigan así para que llegue la justicia divina de la mano de Cristo o cualquier otro ente celestial que nadie puede presentar o probar que existe o tan siquiera existió.Bien arreglados estamos si continúa n cayendo en esas tontas trampas creadas por los poderosos para explotar y expoliar a su antojo.A ver si despiertan de una vez: Hay que luchar y muy duro para tener justicia,HUMANA.DESPIERTEN!!!

  • nany dijo:

    Buen comentario. Hay que esperar qué ocurre en las elecciones presidenciales, que están ya a la vuelta.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Elsa Claro

Elsa Claro

Periodista cubana especializada en temas internacionales.

Vea también