Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Bolsonaro, entusiasta satélite de EEUU

En este artículo: Brasil, Jair Bolsonaro
| 8

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, está ofreciendo sus servicios a Estados Unidos para agredir a Cuba, a Venezuela y a todo lo que huela a progresista en nuestra América. Las calumniosas y sistemáticas declaraciones contra la presencia de los médicos cubanos en ese país, programa al que se opuso vehementemente desde que fue propuesto por la depuesta presidenta Dilma Rousseff, responden a esa condición servil y rabiosamente reaccionaria, decidida a convertir al gigante suramericano en un belicoso peón de la política imperialista de Estados Unidos en la región.

De allí el intento bolsonarista de lograr un acuerdo bilateral con la potencia del norte para congelar bienes y fondos de Cuba y Venezuela, una jugada muy a tono con el interés del gobierno de Trump en redoblar la asfixia económica a ambos pueblos y de crear condiciones sicológicas para algún tipo de agresión militar contra la patria de Bolívar. Muy señaladamente del ultraderechista John Bolton, consejero de seguridad nacional de la Casa Blanca, con quien Bolsonaro se reúne hoy en Río. Tres días antes, para concretar esa agenda anticubana y antivenezolana con los departamentos de Estado, del Tesoro y el Consejo de Seguridad Nacional despachó a Washington como su enviado a su hijo y diputado Eduardo Bolsonaro, reportó el diario O Globo. Es sabido que el presidente electo es un gran admirador de Trump, a quien considera como una “salvación para Occidente frente al marxismo cultural del globalismo”. El inquilino de la Casa Blanca felicitó al ex capitán por teléfono el mismo día de su elección y acordó trabajar “estrechamente” con él “en materia comercial, militar y todo lo demás”.

Pero existen señales anteriores del interés del carioca en una relación “carnal” con Estados Unidos. Bolsonaro se reunió dos veces durante su campaña electoral con el senador estadounidense Marco Rubio, activo enemigo de Cuba, Venezuela y Nicaragua, países cuya desestabilización Trump le ha encargado. Como él, Rubio es decidido partidario del sionismo y del premier Benjamín Netanyahu. La última de las reuniones tuvo lugar en la casa del senador en Miami donde almorzaron y conversaron por cuatro horas. No fue reportada en aquel momento pero se filtró a los medios brasileños y nadie la ha desmentido. Trascendió que hablaron de Venezuela, del apoyo a Israel y de armas de fuego. Rubio ha recibido millonarias donaciones de la Asociación Nacional del Rifle(ANR) y Bolsonaro es partidario de la venta libre de armas, por lo que es lógico sospechar que su campaña recibiera financiamiento de la ANR. Pero cómo imaginar ese extenso convivio sin tratar el tema de Cuba y de sus médicos en Brasil. Y es que si Rubio no quiere médicos cubanos en ningún país, tampoco la presencia de ellos en Brasil es compatible con la agenda ultraderechista de su invitado.

Bolsonaro, con su pretensión de imponer condiciones inaceptables a la presencia de los médicos cubanos, ajenas a los términos del convenio firmado entre los gobiernos de Cuba, Brasil y la Organización Panamericana de la Salud que normaban sus servicios, no le dejó a La Habana otra opción que retirar a sus médicos. En ningún momento su equipo se dirigió a las autoridades cubanas. Cuba no acostumbra evacuar sus colaboradores de ningún país por diferencias políticas. Ni siquiera de Honduras después del golpe al presidente Zelaya pues los golpistas se mostraron respetuosos de los doctores y la concepción fidelista es que estos prestan su servicio a los pueblos, no a los gobiernos. Es el presidente entrante quien no quería en Brasil a los cubanos. Una actitud cruel, pues los isleños prestaban servicio casi exclusivamente en sitios a donde ningún brasileño ni extranjero había querido acudir cuando el gobierno de Dilma convocó al programa Más Médicos. Alcanzaron a brindar el 90 por ciento de las consultas ofrecidas en territorios indígenas y se encontraban en muchos lugares inhóspitos a horas o días de la ciudad más cercana. La actitud de los cubanos era inobjetable, tanto por su competencia profesional -que Bolsonaro puso en duda- como por su disponibilidad a toda hora y su humanismo y solidaridad con los pacientes. Los colaboradores se sometieron a examen antes de llegar a Brasil y eran evaluados periódicamente por el ministerio de salud. Encuestas arrojaban un 95 por ciento de aceptación a su presencia. La Federación de Alcaldes y 9 gobernadores alertaron en cartas a Bolsonaro que no había con quién sustituirlos.

Casi veinte mil profesionales isleños realizaron más de 100 millones de consultas en el país suramericano. Los pobladores de cerca de 700 municipios vieron un médico por primera vez a su llegada. Modificaron favorablemente los indicadores de salud de ese país y demostraron que sí es posible impulsar la cooperación internacional sur-sur. En este caso con la guía de la Organización Panamericana de la Salud.

Twitter: @aguerraguerra

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • nizaro dijo:

    Un lamebotas es lo que es el Bolsonaro ese, un desgraciado, un incompetente, pero parece que a los pueblos le gusta eso, Juan Orlando en Honduras, Mauricio Macri en Argentina y Bolsonaro en Brasil, y despues se arrepienten de haberlos elegidos.
    Pero ya lo dijo Albert Einstein, solo hay dos cosas infinitas, el universo y la estupidez humana.

  • Luis Guzman dijo:

    No puede haber sorpresas cuando fue candidato él, expuso su programa de Gobierno y el Pueblo aceptó y voto por él en forma abrumadora, no se quien esta pensando lo contrario ahora los que votaron por el que fue más del 60% que se abstenga.

  • Blanca dijo:

    Además de satélite de USA, considero que Bolsonaro es homofóbico, racista y que tiene vestigios fascistas. No sé hasta cuándo debemos soportar aptitudes como esa. Es una pena que buena parte del pueblo brasileño haya votado por él, tal vez sin conocer lo que provocarían sus votos, tanto para ellos como para la región y para la paz mundial. Los gobiernos defensores de la paz se desgastan en denunciar estas posturas, pero quién les pone fin.

  • carlosjpu dijo:

    La izquierda Brazilera, encabezada por el PT desde el comienzo del gob. fascista, rasista. homofóbico y de otros términos indeceable,se debe poner ala ofensiva contra este gobierno. saludos. Carlos.

  • Jorge Cisnero Enamorado dijo:

    Bolsonaro, del que se ha escrito y del que también se ha hablado mucho sobre su política de actuación anunciada cuando ocupe la silla presidencial, es realmente un síntoma o un germen que responde a los intereses de la Casa Blanca. Año 18 del siglo XXI, habrá que hacer un paréntisis que permita evaluar con mucha más profundidad las causas y efectos por las cuales logró que los brasileños en sus comicios lo hayan elegido, sabiendo que es un dictador y un facista. Una nueva historia brasilela sentará la historia de ese país que bajo el telón del engaño se enfrentará a nuevos procesos sociales y políticos muchos más complejos de los que

    Balsonaro pueda inmaginar.

  • Francesco Monterisi dijo:

    Bolsonaro (padre y hijo) … titere de l’imperialismo de EEUU
    Articulo traducido en italiano http://www.cubainformazione.it/?p=37436

  • Julio Cesar Candelaria Brito MISION MEDICA CUBANA VENEZUELA dijo:

    BOLSONARO PRETENDE SER ALIADO DE EE.UU, QUIZAS QUIERA SER EL TRUMP LATINOAMERICANO…. GANANCIAS PERSONALES

  • Paulina Hernández Mezonet dijo:

    A mi realmente me apena cómo países tan grandes y de una economía como Brasil mantienen el complejo de inferiorida que los ata permanentemente a ese imperio brutal y denigrante que como dejera Martí: “nos desprecia” . Ya va siendo hora de que América, un continente que ha sido cuna de grandes hombres como Martí, Maceo, Bolívar, San Martín, Sucre, Morelos, Juárez, Fidel, Chávez, entre otros muy grande coo Simón Ridríguez, La luz y Caballeros, Che, entre muchísimos más, acabe de actuar como lacayos miserables ante un imperio que se formó con la sangre y la riqueza de nuestros pueblos aprovechándose de una posición que solo le dio el hecho de haber sido colonizado por otro país más poderoso y con mayor nivel de desarrollo que el que nos tocó a nosotros, lo cual es solo una casualidad histórica que ellos supieron aprovechar en su política de rapiña. Pero América, ¿Qué piensa para despertar, hasta cuando va a ser el traspatio de los EEUU? Por eso nos odia tanto el imperio. Nunca perdonará que un país tan pequeño y pobre como nosotros, nos hayamos convertido en el ejemplo para latinoamérica de que no tenemos que vivir de rodilla ante nadie y que es posible vivir con dignidad de nuestros propios recursos y que podemos construir una sociedad digna sin el apoyo de los EEUU, imaginen hasta dónde pudiéramos llegar si esta América libre se uniera contando con sus recursos, veríamos si el imperio no tendría que respetarnos, pero el aldeanismo, la dependencia, les impide luchar como una sola. No obstante Cuba continuará como faro de este continente unida a Venezuela, Bolivia, Nicaragua, entre otros y los valientes países del Caribe que han decidido acompañarnos en esta suerte. Siempre con la fe de que volverá a levantarse la izquierda americana y cuando eso suceda seremos un solo pueblo desde el Bravo hasta la Patagonia, como lo soñó Martí, la América Nuestra, por la qué luchó el Ché, Chávez y Fidel entre otros grandes patriotas.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Angel Guerra Cabrera

Angel Guerra Cabrera

Periodista cubano residente en México y columnista del diario La Jornada.

Vea también