Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Venezuela: Sanciones económicas y manipulación migratoria

| 12

Foto: Tomada de Internet.

La inminente visita de Nicolás Maduro a México ha despertado la indignación no solo de la derecha, sino también de algunos sectores de Morena.

A pesar de que López Obrador ha dejado claro que todos los presidentes del mundo, incluido Maduro, son bienvenidos, llama la atención que la derecha neoliberal y la progresía lightberal no hayan protestado por la llegada de Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, violador en serie de los derechos humanos (tanto en sus fronteras, como en otras regiones del mundo, desde América Latina a Oriente Medio) o de Iván Duque, delfín de Uribe, cuyo legado en Colombia de desapariciones y falsos positivos deja más restos humanos en fosas comunes que todas las dictaduras militares del cono sur en su conjunto; una Colombia donde hoy, durante el gobierno de Duque, se siguen desapareciendo a decenas de luchadores sociales (más de 150 desde que se firmaron los recientes acuerdos de paz con las FARC-EP).

Nada de lo anterior sucede en Venezuela, cuyo gobierno no tiene bases militares en territorio extranjero, no impulsa golpes de estado ni realiza injerencia política en otros países, y tampoco desaparece líderes sociales; sin embargo, las matrices de opinión que se construyen, sobre todo en torno a dos ejes, crisis económica y éxodo migratorio, para obligarnos permanentemente a opinar sobre su gobierno.

Hablemos y debatamos entonces, sobre las dos matrices en torno a Venezuela sobre las que personas que nunca han estado en ese país caribeño, que tiene las reservas de petróleo certificadas más grandes del mundo (sumadas a las altísimas reservas de oro o coltán, además de un vínculo sur-sur con China o Rusia), opinan a partir de lo que ven o leen en los medios de comunicación masivos.

No hay ninguna duda de que Venezuela está inmersa en una grave crisis económica. Lo que quizás no es tan conocido es que es resultado de la orden ejecutiva de Barack Obama, de marzo 2013, que declaraba a Venezuela peligro para la seguridad nacional de los Estados Unidos. Orden que ha permitido un ataque multidimensional a la estructura económica venezolana.

Por un lado, mediante las sanciones económicas que incorporan las cuentas que maneja el gobierno venezolano para sus compras en el exterior a la unidad de investigación financiera que indaga, y bloquea en caso de ser necesario, cuentas del Estado Islámico y otros grupos terroristas. Eso ha permitido, por ejemplo, que bancos como el Citibank hayan bloqueado en septiembre de 2017 la compra de 30 mil unidades de insulina, o que el 18 de mayo de 2018, a dos días de la elección presidencial, Colombia bloqueara la llegada de 15 contenedores con 25 mil cajas CLAP (Comité Local de Abastecimiento y Producción, un refuerzo del gobierno venezolano para garantizar la seguridad alimentaria de su población) que contenían 400 mil kilos de alimentos.

Y para quien todavía duda sobre la existencia de un bloqueo, el Canciller de Brasil admitió recientemente que no pueden pagar una deuda de 40 millones de dólares a la empresa estatal venezolana Corpoelec (por el suministro de electricidad al estado de Roraima) debido a las sanciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea.

Este bloqueo tiene dos componentes más. En primer lugar, la operación quirúrgica de las élites económicas estadounidenses por medio de sus calificadoras Standard & Poor’s, Fitch Ratings y Moody’s, colocando la deuda venezolana (igual que hace JP Morgan con el riesgo país) a nivel de países africanos en conflicto bélico. El objetivo es claro: ahuyentar cualquier posible inversión extranjera. Y el círculo iniciado por Obama en 2013 lo cierra este 2018 la administración Trump, con sanciones contra PDVSA con otro objetivo nítido, reducir la capacidad de ingreso de un país que vive y se mueve a partir de la renta petrolera.

A esta matriz mediática contra Venezuela debemos sumarle la del llamado éxodo migratorio. Mientras periodistas estrella de Televisa se van a la frontera venezolana a mostrarnos la realidad fronteriza, ningún medio va a la cercana Honduras a realizar un reportaje que explique por qué miles y miles de hermanos centroamericanos huyen de su país con solo una mochila en la espalda, atravesando ríos, montañas y países enteros, arriesgándose al secuestro y asesinato en las vastas zonas del territorio mexicano controlado por las mafias criminales y el narco.

Un dato: mientras la migración hondureña pertenece a los estratos socioeconómicos más bajos, víctimas directas de la doctrina del shock neoliberal, la mayor parte de la población venezolana que migra (52%), según la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida de la Población Venezolana, pertenece a las clases media-alta y alta. El 82 por ciento del total afirma migrar en búsqueda de mejores perspectivas económicas.

Es por tanto mentira que la migración venezolana se deba a cuestiones políticas (son muy poquitas peticiones de asilo y refugio las concedidas por los países miembros del beligerante Grupo de Lima). La población migrante venezolana lo hace por motivos económicos, buscando un futuro mejor, algo tan digno y legítimo como cuando lo hacen más de 20 millones de personas en México y Colombia.

En definitiva, ojalá que la visita de Nicolás Maduro a México nos ayude a debatir la realidad venezolana de manera objetiva, tomando distancia del ruido mediático producido por intereses geopolíticos.

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Gatillero dijo:

    Se le olvidó decir que posible agresión militar imperial conjuntamente con democracias liberales latinoamericanas.

  • Socrates dijo:

    Me da pena con los venezolanos, los pobres, los más vulnerables, atrapados en una coyuntura de guerra política en la que ninguna de las dos partes cede, en la que gobierno y oposición viven trenzados en una batalla campal donde la razón y el sentido común han dado paso a la obcecación y el insulto. Aquí el periodista pinta un escenario que refleja sólo la parte de la verdad que le resulta ideológicamente conveniente, y que pasa con la otra parte de la verdad?, lo de siempre,?secuestrada por el compromiso ideológico y esquilmada al lector que tiene que pensar si o si como le induce el periodista. Quisiera saber si de verdad el autor ha sentido como yo el pulso de un país víctima de la crispación y la precariedad.

    • Vater dijo:

      Es cierto que el artículo solo presenta una cara de la moneda, pero a mi me resultó interesante porque, precisamente, es la cara que ningun medio de prensa internacional menciona jamas. Me dio equilibrio y argumentos de balance para sacar mis conclusiones.

      • manolo dijo:

        O sea, que para el autor son tres millones de emigrados de clase media y alta?
        Peculiar.

    • Tavonu dijo:

      Por supuesto, Socrates. Si quiere leer más de lo mismo vaya a un medio de derecha. Tiene muchas opciones, le sugiero el diario El país. Pero este periodista te dice la parte de la verdad que le ocultan al mundo y que sirve para crear un estado de opinión conveniente a esos intereses empeñados en destruir la Revolución Bolivariana.

    • Andrey dijo:

      Es verdad que el periodista pone una parte de la verdad, precisamente la cara que ningún medio hegemónico de comunicación divulga, entonces porqué Socrates intenta decir sútilmente que el periodista solo escribe atendiendo a su ideología. En todo caso está nivelando la noticia, que en su caso es como un pequeño grano de arena en esa gigantesca montaña de mentiras que todos los días, a todas horas y a cada mentira vierten no solo contra Venezuela, sino también contra Cuba. Ha dicho la verdad que se oculta porque es la que enjuiciaría realmente a los que han provocado la crisis económica en ese país, ha dicho la verdad que no se puede decir porque entonces los pueblos conocerían quienes están detrás de los bloqueos contra el pueblo, quienes asusan la violencia, quienes brindan porque haya un baño de sangre en Venezuela que justifique una intervención asesina en ese país. El periódista en mi opinión sin dejar de ser imparcial y sin traicionar su pensamiento ha expuesto profesionalmente lo que acontece en la patria de Bolivar.

  • amujica dijo:

    estoy de acuerdo es una parte pero la verdad es que el periodista saca a la luz lo q todos los grandes medios esconden ,no he visto a ningún medio decir sobre el gran fraude electoral en Hondura, no para ellos es Venezuela,no hablan de la gran crisis política económica que viven Honduras Guatemala, de los cientos de desaparecidos en México, de la violencia, de la represión en Colombia cuando protestan pacíficamente, del narcotráfico y sus consecuencias y de lo poco que han invertido estos países en sus poblaciones ,además todos esos periodistas también dicen lo que les conviene

  • NELSON dijo:

    Lo primero que van a decir los sectores de la derecha es que Maduro va a México para ver con sus propios ojos el resultado de la caravana que según los imperialistas organizó y financió él para provocarle un caos en la frontera a Trump.

  • Alex dijo:

    A los traidores venezolano y también latinoamericano le molesta que se den a conocer trabajo como el que hizo este periodista, diciendo la verdad y no la mentira como lo hacen algunos medios que están al servicio del imperio, un gobierno que lucha junto y para el pueblo merece respeto. Hay una conjura contra Nicolás y Venezuela porqué no denuncian todo lo que pasó con Lula, con el ex presidente de Ecuador, lo que pasa en los propios EEUU con los latinos y negros, los que está pasando en Colombia con el incumplimiento del acuerdo de paz que nadie respeta y casi a diario mueren asesinado líderes y ex guerrilleros, la dignidad de un hombre y de un pueblo vale más que la riqueza del mundo.

  • Jose R. Oro dijo:

    En el comentario de Sócrates se debiera incluir (con el mayor respeto y solo a mi humilde entender) que esa es la “cara de la moneda” que no se menciona por lo común. Hay 20 (o 50, no puedo dar cifras exactas, pero algo a esa escala) artículos en los medios que solo muestran los grandes problemas que tiene Venezuela sin un enjuiciamiento que intente al menos ser imparcial y mostrar las “dos caras de la moneda” por cada uno que sea positivo acerca del gobierno bolivariano. Y es porque los medios están encarnizados contra el estado Bolivariano y responden a los intereses de quienes lo odian (que siempre odian también a Cuba). Establecer un signo de igualdad entre quienes atacan y quienes defienden a Venezuela es a mi juicio incorrecto. Si coincido con Sócrates que los que sufren son los venezolanos de a pie. La posición de AMLO de invitar no solo a Maduro sino a todos los presidentes y jefes de Estado del mundo, es a mi juicio absolutamente correcta. A mí tampoco me gusta que no haya cierto balance y que no se mencione la cuota de responsabilidad que pueda tener del gobierno bolivariano en la crisis económica, pero la realidad es que las sanciones de los EE.UU. y de la UE constituyen la razón principal de los problemas.

  • Isael Popa F dijo:

    Pues Venezuela, si los brasileños no pueden pagar por el bloqueo, la electricidad al Estado de Roraima en Brasil, que no le suministren más fluído eléctrico y ya aparecerán los 40 millones que le deben al estado venezolano.
    La misma pólítica que le han aplicado a Cuba casi 60 años. El pueblo venezolano sufrirá lo mismo que nosotros, la falta de muchas cuestiones esenciales,y solo su voluntad les permitirá resistir, que es la palabra de orden, unidos como pueblo a su gobierno, pues esta oportunidad histórica no la pueden perder.
    La decisión de López Obrador es la de un digno hijo del pueblo mejicano, que tiene al lado al enemigo de los pueblos, de los pobres de todo lo que signifique progreso para los humildes. Ahorita cietamente le acusarán de comunista, de violador de los derechos humanos, de enemigo y que amenaza la seguridad de los EEUU. Los fariseos ahorita se quitarán la careta y orquestarán la consabida campaña por todos los medios, contra AMLO y su proyecto. Allí veremos a la camarilla de Bolsonaro, Duque, Piñera, y todo lo retrógrado del continente, encabezados por Luis Alperro, digo Alamagro.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Katu Arkonada

Katu Arkonada

Politólogo vasco. Ha coordinado las publicaciones “Transiciones hacia el Vivir bien” y “Un Estado muchos pueblos, la construcción de la plurinacionalidad en Bolivia y Ecuador”. Es miembro de la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad.

Vea también