Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Razonando sobre las elecciones del próximo 11 de marzo y algo más

| 34

En las pasadas elecciones de Delegados. En mi barrio del Cerro. Excelente custodia de la urna; los vecinos esperando para votar. Foto Néstor del Prado/ Cubadebate

En Cuba no hay cabida a unas elecciones indignas, en que haya fraude en el conteo de los votos, ni compra del voto a cambio de dinero o de favores, ni espacio para la demagogia. A la elección sigue un evento de gran importancia el 19 de abril; luego viene lo cotidiano, el desempeño de cada delegado o diputado electos, vibrando con el pueblo que lo eligió en representación de todos los cubanos.

El 2018 marcará un punto de relevo generacional para la elección de la máxima dirección del Estado y del Gobierno, así lo declaró nuestro General-Presidente, desde hace varios años; y lo ratificó sin ambages el pasado 21 de diciembre.

Hay quienes defienden el régimen presidencialista, otros respaldamos que se mantenga la ley electoral con algunas mejoras que los tiempos nuevos aconsejan. Pero evidentemente los cambios necesarios tendrán que pensarse, legislarse y aplicarse para las elecciones del 2023, o tal vez antes algunos si fuese imprescindible.

Recuerdo que cuando preparábamos el XI Festival Mundial de la Juventud y los estudiantes realizado en 1978 en La Habana, la delegación Libia le regaló a los delegados cubanos una camiseta que tenía inscrita el siguiente pensamiento del Kadafi: “La representación es la negación de la participación”. Aquello me removió las neuronas, me parecía algo esencialmente verdadero. Pero sobrevino el problema práctico, cómo gobernar sin representación.

Yo estoy seguro que durante todo el tiempo que ejerció el cargo de Presidente, Fidel hubiese salido electo con amplia mayoría por el voto directo y secreto de toda la ciudadanía. Él lo sabía, pero no pensó en el liderazgo personal, pensó en la conducción de un Partido único, en la vinculación estrecha con las masas, en sus convicciones martianas que solo perdura lo que un pueblo quiere.

La composición de la Asamblea Nacional es un tema que despierta inquietudes que deben ser pensadas y en su momento analizadas para decidir su posible aplicación. Entre ellas están: la cantidad de parlamentarios; la presencia de la mayoría de los titulares de los ministerios; el % de representantes de la base;…Pienso que hay cargos que por derecho propio sus ocupantes deben ser diputados. En otros casos no es el cargo el que principalmente debe decidir sino la ejemplaridad ciudadana y revolucionaria, unida a la capacidad para debatir y contribuir al debate.

No considero que elegir desde la base a un presidente y vicepresidente primero sea la mejor manera de darle salud a nuestra democracia; se trata de lograr cambios o cumplir a cabalidad algunos preceptos establecidos en las leyes que suelen ser letra casi muerta o atrapadas por el burocratismo, la desidia y la insensibilidad.

En una entrevista del pasado año, el Dr. José Luis Toledo, presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos de la Asamblea Nacional expresó y cito:

El relevo de Raúl Castro en la presidencia de Cuba en febrero-ahora abril- será “un proceso natural”, no “traumático”, para el cual “ya estamos preparados”.

Esa preparación “es un condicionamiento político ideológico de la fuerza revolucionaria para un momento histórico que va a vivir este país y ya estamos preparados para el cambio”, añadió.

“Nuestra confianza en el Partido, en su dirección, hará que sea un proceso muy importante en el país, pero un proceso natural”.

Toledo descartó una futura elección presidencial directa en Cuba, diciendo que la ley establece que el presidente sea elegido en comicios de “segundo grado”, por los diputados.

“Nuestro sistema no es presidencialista, es un sistema de corte semiparlamentario” por lo que es el Consejo de Estado (31 miembros) el que toma colegiadamente las decisiones, expresó. Fin de la cita.

La postulación de candidatos a diputados, constituyen la cantera para el Consejo de Estado, de donde se elige por voto directo y secreto de los diputados a su presidente, primer vicepresidente, cinco vicepresidentes y un secretario.

Es muy importante que todos los municipios estén representados en el parlamento. No es necesariamente malo que un diputado no viva en el lugar por el que ha sido electo, es una manera de asegurar esa representatividad, y de garantizar la participación de ciudadanos destacados entre los que pueden estar dirigentes, científicos, obreros, campesinos, artistas, deportistas, estudiantes…

Hay diputados que ejercen funciones en la administración del estado o en el gobierno, sobre ellos recae una mayor responsabilidad pública. Un Ministro debe responder por lo que ocurre en toda la nación, independientemente que haya sido electo diputado por un determinado municipio. Evidentemente un diputado electo fuera de su lugar de residencia debe vincularse bien con sus electores y rendirles cuenta.

Considero que los diputados deben haber demostrado capacidad de análisis, para darle valor a los debates con opiniones y propuestas consistentes.

Fidel, el 15 de marzo de 1993 expresó:

“Un diputado debe hacer todo lo que pueda por su país en cualquier parte donde se encuentre, no puede volverse sectario, pensar únicamente en su distrito; pero el diputado debe hacer todo lo que pueda por su distrito, y cuando no pueda hacer nada, hablar con los electores cada vez que pueda y explicarles qué se hace y qué no se hace, qué puede hacerse y qué no puede hacerse. Constantemente hay que estar dando explicaciones”.

“El diputado representa en primer lugar a todo el pueblo y en segundo lugar al municipio sea o no originario del municipio, sea o no delegado de circunscripción, su principio está muy claro”. Fin de la cita.

El pasado 21 de enero de 2018 las asambleas municipales nominaron a los candidatos a delegados a las asambleas provinciales y a la Asamblea Nacional.

El próximo 11 de marzo se realizarán las elecciones que luego permitirán constituir las asambleas provinciales y finalmente el 19 de abril la nueva Asamblea Nacional. En esas elecciones es muy importante que todo ciudadano con derecho al voto lo ejerza con responsabilidad.

Como se conoce en esas elecciones se puede votar por todos, por los que se desee o por ninguno; por tanto un candidato a delegado o a diputado puede ser aprobado o rechazado por los electores correspondientes.

Voy a fundamentar el porqué de mi afirmación que elegir directamente al presidente y primer vicepresidente no asegura la efectividad democrática.

Mi primera convicción es que ha de ser el equipo de dirección el que determine el éxito duradero. El liderazgo histórico con gran influencia popular, debe ser reemplazado por el liderazgo de las instituciones, de los proyectos y las tareas que por su naturaleza y respaldo de la gran mayoría conquistan la voluntad de hacer bien las cosas, de manera ética y con el sentido de justicia social globalizadora. Esto no niega que surjan líderes de alcance municipal, provincial o nacional.

Un presidente de Cuba, no debe ser fruto de la improvisación; debe ser una persona saludable, consagrada, capaz, que haya tenido experiencias anteriores en diferentes instancias, entre otras muchas cualidades.

Aquello de que los hombres mueren y que el Partido es inmortal, hay que aplicarlo al entramado sociopolítico de la nación, para que la Revolución siga adelante. Solo como hombres y mujeres libres podemos construir una sociedad en que se conquiste toda la justicia posible; en que se satisfagan las necesidades siempre creciente de la gente, tanto en el orden material como espiritual.

Ya sabemos que los paradigmas y los esquemas mentales nos llevan a pensar con cierta parálisis, que nos impulsan a realizar cambios o innovaciones incrementales cuando lo que se necesita es la innovación radical o disruptiva, esa que promueve saltos cualitativos. Muchos quieren ver en el nuevo presidente de Cuba al sustituto de Fidel y de Raúl, lo exigen antes y lo exigirán una vez electos con los patrones históricos.

El nuevo presidente electo será una persona capaz, de eso no albergo duda, algo que tendrá que demostrar con su conducción inteligente y participativa; con su sensibilidad y compromiso con el pueblo; con la sabiduría y la humildad necesaria y suficiente para desatar la sabiduría popular; con la reafirmación de todo lo que hemos hecho y sabemos hacer bien para Cuba y el mundo, y rectificar lo que la práctica social demuestre que no funciona; siempre buscando las causas primarias de los males.

Sinceramente considero que los que aspiramos a que la Revolución no se pierda, debemos entrar con mente positiva en esta nueva etapa; centrándonos en el trabajo creador de riquezas materiales y espirituales, en el debate que nos conduzca a un avance sostenido y que garantice la Unidad como piedra preciosa de la obra revolucionaria.

La participación de los jóvenes resulta indispensable, desde la base hasta las instancias superiores de dirección en el Partido, en el Estado, en el Gobierno y en el Parlamento. Como nos dijo tantas veces Fidel creer en los jóvenes es una filosofía de la Revolución; pero cuando se cree en los jóvenes los de más edad debemos prepararnos para aceptar que hagan las cosas no como quisiéramos nosotros, sino como esos pinos nuevos consideren que deben hacerlo.

Tendremos condiciones inéditas a partir del 19 de abril:

La Constitución vigente plantea:

ARTICULO 5.-El Partido Comunista de Cuba, martiano y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado, que organiza y orienta los esfuerzos comunes hacia los altos fines de la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista.

ARTICULO 74.-La Asamblea Nacional del Poder Popular elige, de entre sus diputados, al Consejo de Estado, integrado por un Presidente, un Primer Vicepresidente, cinco Vicepresidentes, un Secretario y veintitrés miembros más.

El Presidente del Consejo de Estado es jefe de Estado y jefe de Gobierno.

La separación en la ocupación del cargo de Primer Secretario del Comité Central del PCC de las de Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros crea una situación inédita.

El compañero Raúl Castro Ruz, está entre los candidatos a diputados; como no albergo duda de su elección, tendrá voz y voto en nuestro Parlamento, algo que no dejará de tener mientras viva y lo decida por su probada fidelidad al pueblo.

Nuevas experiencias surgirán en los debates en las sesiones de la Asamblea Nacional, y ahí estará Raúl por un tiempo más ejerciendo su liderazgo revolucionario.

Existen premisas que contribuirán a que la dirección colegiada sea la piedra angular para el éxito duradero.

Las premisas que considero principales son las siguientes:

1. Que el Partido Comunista de Cuba sea el portavoz y gestor no solo de la opinión de sus militantes, sino de todo el pueblo.
2. Que cualquier ciudadano tenga el derecho a opinar y a recibir repuesta
3. Que las rendiciones de cuenta de los diputados y delegados ante sus electores, sean una manifestación de verdadera democracia revolucionaria
4. Que la Asamblea Nacional, y no solo en las sesiones cumbres, continúe revolucionándose.
5. Que dominemos la ciencia y la tecnología como vía principal de garantizar el socialismo próspero y sostenible que preconizamos
6. Que el concepto de Revolución de Fidel se convierta en una guía para la acción de cada cubano patriota
7. Que los dirigentes en todas las instancias vibren con las opiniones y expectativas de sus colaboradores y de todo el pueblo
8. Que no olvidemos jamás las enseñanzas de la historia, ni seamos víctimas de cantos de sirenas que intentan una colonización de nuevo tipo.

Como verán no son cosas nuevas, son cosas esenciales que si no las llevamos a la práctica cotidiana, la convertimos en letra muerta.

Muchas otras cosas podrían y debían ser abordadas en este artículo de opinión, pero como en otras ocasiones el debate culto y la cultura del debate nos ayudarán a mejorarlo.

Culmino mi mensaje, nacido de la más absoluta voluntariedad. Considero que de manera general los candidatos a diputados permitirán constituir una buena Asamblea Nacional. Considero que el voto por todos es lo que más nos ayudará a seguir la obra revolucionaria en el momento más crucial, por montones de razones que sabemos por memoria y por conciencia.

Se han publicado 34 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Caridad de Armas dijo:

    La democracia significa que los gobiernos,primero,estèn ìntimamente vinculados con el pueblo,emerjan del pueblo,tengan el apoyo del pueblo, y se consagren eternamente a trabajar y a luchar por el pueblo y por los intereses del pueblo.

  • Amaya dijo:

    Fidel es insustituible, tanto él como el GE Raúl son únicos, por eso tiene que ser el partido el continuador por excelencia de la obra iniciada y gestada por ellos dos y por nuestros dirigentes históricos, daré mi voto unido por todos que es lo que mi conciencia me dicta en favor de la indiscutible unidad, que ha sido y sera siempre el pilar fundamental de nuestra revolución, el que salga electo presidente tendrá que mantener como divisa lo que siempre distinguio a Fidel y Raúl, su ejemplaridad ética y de principios, su intransigencia revolucionaria, su antimperialismo e internacionalismo, mas ese indisoluble y permanente contacto con el pueblo

  • Jose R Oro dijo:

    Un profundísimo análisis del gran político e intelectual cubano Prof. Néstor del Prado Arza, creo que es uno de los más penetrantes e intensos documentos que he leído en mucho tiempo, con una articulación directa con la realidad de Cuba y de este crucial y delicado momento de relevo generacional. Mi mayor admiración, adhesión y respeto por el compromiso del autor con Cuba y con los cubanos, pasado, presente y futuro.
    Antes de continuar en el tema que nos ocupa, quisiera comentar la frase de Kadafi: “La representación es la negación de la participación”, que es un pensamiento engarzado en la realidad tribal de Libia, donde en tiempo de la monarquía, la “representación” era dada a los caudillos tribales (quienes terminaron por ser el instrumento de los EE.UU. y de la UE para derrocarlo y cruelmente asesinarlo), y Kadafi deseaba (o hablaba) sobre la participación del pueblo libio en la función gubernamental.
    La democracia socialista cubana, esta a las puertas de su principal evento, la elección de la nueva ANPP (Asamblea Nacional del Poder Popular) el Parlamento unicameral de la Republica de Cuba. Esta es una votación directa, proveniente de la fuente originaria del poder, que es el pueblo cubano.
    Las elecciones de marzo 11 y en sentido general el sistema electoral cubano, representan (a mi juicio) satisfactoriamente la capacidad y derecho a elegir del pueblo cubano. No representa una politiquería donde se imponen el dinero, la oligarquía, el control mediático o la intervención extranjera, como lamentablemente ocurre en otros países de la región (y que he presenciado personalmente en algunos casos), sino que conlleva una autentica expresión de la voluntad popular como muy cabalmente expresa el Prof. Néstor del Prado Arza. Creo que era necesario esclarecer como él hace todas estas realidades y valores implícitos en el sistema electoral cubano.
    El autor va al meollo del asunto. La principal característica de las elecciones de este domingo 11 en Cuba es que será la primera vez que la dirección histórica de la Revolución Cubana no ocupe el puesto de Presidente del país. Este es un fenómeno generacional natural y esta refrendado por la legislación que circunscribe el mandato a dos periodos de 5 años (lo que a mí me parece excelente). ¿Esta Cuba preparada para ese cambio? Coincido con el autor de que el país esta súper-bien preparado, después de décadas de intensa educación y formación moral de todo el pueblo, liderada siempre por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y por el General de Ejército Raúl Castro Ruz. Cuba es uno de los países mas alfabetizados del planeta, decenas de miles de cubanos poseen el más alto nivel científico y académico, muchas otras cosas asi lo expresan y evidencian. Dentro de ese impresionante capital humano está garantizado el futuro de la dirección del país, hay suficiente talento para tan crucial tarea. Los nuevos líderes de Cuba van a ser apoyados por el pueblo, pero también van a ser más exigidos. La extraordinaria devoción a Fidel, Raúl, Camilo, el Che, no la van a recibir los futuros dirigentes de inmediato, les corresponde vencer nuevos retos, responderle a la sociedad solucionando los problemas de hoy, y así podrán ganarse además del apoyo, la reverencia popular (Continuará)

  • Jose R Oro dijo:

    (Continúa)
    ¿Cuáles son los retos más perentorios que enfrentarán la futura ANPP y el Gobierno cubano que salgan electos el próximo 11 de marzo? Creo para decirlo de forma escueta, que son entre otras, todas las muchísimas y complejísimas tareas vinculadas con la “Actualización de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución” y con la Implementación del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista y su Plan Nacional para efectuarlo en el futuro inmediato (y a más largo plazo, hasta el 2030), con una incrementada y más directa participación del pueblo cubano a través de su Parlamento.
    Medidas que permitan enfrentar y vencer al criminal Bloqueo económico, comercial y financiero más eficientemente, y que permitan acelerar el ritmo de desarrollo de la economía nacional para no depender de los EE.UU. en la construcción del socialismo cubano. Ampliar y profundizar las relaciones de Cuba con sus nacionales de bien residentes en el exterior.
    Más enfrentamiento a la vulgar corruptela en la sociedad. Llamarle al robo por su nombre y a los que lo cometen ladrones. A los que detengan el desarrollo económico y social del país, por dejar hacer, no hacer lo que deben, indiferencia, apatía u omisión, aplicarles todo el peso de la ley y en los casos que conciernan a empresas, lo reglamentado. Controlar mucho mejor, y debe quedar claro que hay que “controlar a los controladores” también.
    Una de los fenómenos negativos en los distintos órganos elegidos para el gobierno del país es la “unanimidad” y los “comentarios y cocinaditos en los pasillos”. Dijo el General – Presidente Raúl Castro Ruz “soy enemigo absoluto de la unanimidad”. Está claro para todo el mundo que es imposible que exista unanimidad en cientos de diputados, y eso muestra desde una exagerada “adhesión” a lo expresado por la dirección del país e instituciones, hasta simple indiferencia y “que los líos se los busquen otros”. Pienso que hay demasiados delegados, 605 son muchísimos para un país de poco más de 11 millones de habitantes. La Asamblea de Vietnam tiene 496 para atender 95 millones de habitantes, el Congreso de los EE.UU. tiene 535 (100 senadores y 435 representantes) para 325 millones. Brasil 594 (81 Senadores y 513 Diputados) para 208 millones, y así muchos otros ejemplos. Tomando en cuenta la importancia y necesidad de intensificar el trabajo de los diputados y disminuir sus costos comparativos, sería conveniente reducir esa cifra a un número que represente aproximadamente 50,000 personas por diputado (u otro criterio que se tome). Lo que propiciaría más frecuentes reuniones del plenario de la ANPP. Esta mayor profesionalización y tiempo real de trabajo de los diputados de la ANPP durante sus mandatos, permitiría un más profundo debate sobre legislaciones, presupuestos y otras decisiones importantes. Tener más diputados no implica necesariamente más participación del pueblo en el gobierno.
    ¡Muchas felicidades al Prof. Néstor del Prado Arza por su fenomenal documento! Estoy seguro que generara una cantidad importante de ideas y perfeccionamientos, y que por años será citado.
    ¡Viva la democracia cubana, cada vez más sincera, participativa, perfeccionada y fructuosa!

    • Pioneer dijo:

      Ud ha expresado una frase para mi lapidaria”Ampliar y profundizar las relaciones de Cuba con sus nacionales de bien residentes en el exterior.” esta vara se utiliza también para los adentros y es en mi opinión y puedo estar equivocado, intrínsecamente segregadora, ud cree que es así cómo se garantiza lo “participativo”? , Quien y que definiría que es un cubano de bien? , Cuales serian los elementos a tomar en cuenta?

      • Jose R Oro dijo:

        Muy estimado Pioneer. Un cubano de bien en el exterior, es para mí todo aquel que no intente cambiar el socialismo en Cuba o crear problemas que afecten de modo alguno al país, o que no esté a favor del Bloqueo, o que este opuesto a la devolución de la Base de Guantánamo. Incluso aquellos que no se pronuncien, pero que no estén activamente contra el bien de Cuba, son para mí cubanos de bien. Rosa María Payá o Marco Rubio, por ejemplo no califican para esa categoría. Quien decide quien lo es o no lo es, bueno la vara la tenemos todos, aunque no nos guste el socialismo, pero no atentamos contra él, somos cubanos de bien. Una cosa es criticar lo mal hecho y tratar de mejorarlo y otra es engendrar rencores, y represalias

      • Pioneer dijo:

        Profesor veo que pone nombres a su respuesta cuando la pregunta fue genérica, de todas formas, trataré de seguir siendo genérico y preguntaré ¿Entones los socialistas no pueden ni deben ser catalogados estadounidenses o europeos y por lo tanto no deben tener ni voz ni voto en el destino de su país?, Ud. cree que todo el que no le guste el socialismo atenta contra Cuba es rencoroso y quiere represalias? o, dicho de otra manera, ¿Todo el que no concuerde es, de esta manera?, profesor lo respeto profundamente sé que Ud., Néstor y Carlos Gutiérrez como otros muchos , muy buenos y bastantes gracias a dios quieren lo mejor para el país solo que a veces no entiendo como cerebros tan lucidos pueden encerrarse en espacios tan estrechos, agradecido.

  • Carlos dijo:

    Rescato lo dicho (cito):

    “8. Que no olvidemos jamás las enseñanzas de la historia, ni seamos víctimas de cantos de sirenas que intentan una colonización de nuevo tipo.”

    Al respecto, de lectura obligada es “El socialismo traicionado”, de Roger Keeran y Thomas Kenny, que explica cómo los cantos de sirena de la apertura a los mercados acabaron con la URSS (ayudada por una endeble conducción sin firmes principios).

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    Profesor Néstor; El XI Festival me trae recuerdos lejanos. En el 78 yo estaba en el sur de Angola, cumpliendo misión militar. No conocía ese inesperado y verídico pensamiento de Kadafi, pero coincido con su razonamiento acerca de la imposibilidad práctica de gobernar sin representación en el mundo moderno, donde no hablamos de una tribu ni una polis con algunos centenares de miembros, sino de países con muchos millones de ciudadanos.

    La representación hoy es imprescindible pero, en mi opinión, para ser lo más democrática posible debe tener dos condiciones. La primera condición es la proximidad. El representante debe ser lo más cercano posible al representado, tanto geográfica como personalmente, debe conocer a diario y de primera mano los problemas de sus representados, y estar comprometido personalmente con ellos por depender directamente de su opinión y su voto. Que no sea el representante del representante del representante de mi representante, el que decida por mí. Demasiados escalones de representatividad sí son una verdadera “negación de la participación”.

    La segunda condición es la propiedad. La representación debe ser apropiada, es decir, adecuada. Un Ministro Diputado (o un Diputado Ministro), está representando al mismo tiempo a sus electores (el pueblo) y a su Ministerio (el Estado). Y aunque se plantea en la Constitución que el nuestro es un Estado de trabajadores, eso no significa que Estado y pueblo sean una sola cosa. El pueblo son las personas de toda la nación, lo cual incluye a quienes dirigen el Estado, mientras que el Estado es una maquinaria administrativa de poder, que tiene entre sus funciones ordenar y proveer la vida de ese conjunto de personas. El pueblo incluye al Estado, pero es más que el Estado.

    A nadie se le ocurre, incluso está prohibido, que una misma persona sea dirigente sindical (representante de los trabajadores) y al mismo tiempo dirigente administrativo (representante del Estado), y lo mismo sucede en el caso de los dirigentes de las organizaciones políticas, en atención a un concepto al que aquí se ha dado en llamar CONTRAPARTIDA. ¿Por qué, entonces, un Diputado u otros cargos a niveles similares sí pueden tener doble y hasta triple representación? No lo entiendo. Siguiendo la lógica de la contrapartida, el Ministro debe representar sólo al Estado que lo designó y el Diputado sólo al pueblo que lo eligió.

    Por hoy debo limitar mi comentario a esta parte. Pero llevaré a casa su importantísimo análisis para leerlo con calma el fin de semana y, tal vez, volver a opinar sobre el mismo.

    Saludos y buen fin de semana.

    • Pioneer dijo:

      Suscribo íntegramente lo que plantea Carlos sé que su tiempo es escaso y su conexión limitada a lo mejor es por eso la extraña coincidencia de nunca haberme dirigido una letra, un honor leerle.

    • Alejandro dijo:

      Estimado Carlos, totalmente de acuerdo! No tiene sentido ninguno la eleccion de un diputado por un municipio al cual, en la realidad, no va a representar, ni va a contribuir, y ni siquiera va a estar participando en la vida cotidiana de esa comunidad, porque sus responsabilidades se lo impiden. En mi humilde opinion ese es uno de los problemas mas serios de nuestra Asamblea Nacional. Otro problema que considero mucho mas serio es que los delegados de circunscripcion no ejercen un poder real. Van a las reuniones de circunscripcion a explicar las gestiones que hicieron, la inmensa mayoria de las cuales nunca logra resolver cosa alguna. Como resultado, las personas participan cada vez menos en las reuniones de circunscripcion, las cuales ademas se han convertido en reuniones totalmente aburridas y faltas de sustancia, en las que el delegado informa lo que intento resolver y no pudo, y los (cada vez menos) participantes escuchan y callan, deseando que la reunion termine lo antes posible para regresar a casa. Es lamentable, pero es asi. Y mientras no aceptemos esa realidad y cambiemos todo lo que sea preciso para revertir esa situacion (en lugar de dedicarnos a alabar las pretendidas virtudes de nuestro sistena electoral) no vamos a ninguna parte.

      Saludos,

      • Pioneer dijo:

        Como no Alejandro , si vamos a alguna parte y a un paso aceleradisimo!!!, saludos.

    • Jose R Oro dijo:

      Muy de acuerdo con usted, no deben existir diputados simbólicos por los votantes de un municipio que en la realidad no participa a través de él o ella. Tampoco debe existir un “conflicto de interés o de gobierno en este caso” donde un ministro que debe ser observado por el parlamento sea a la vez miembro de ese mismo parlamento, le resta independencia al parlamento. Muchas cosas que mejorar y creo que sus comentarios son muy válidos.

  • Rafael dijo:

    Una muy buena evaluación del reto que tenemos por delante, sopesada y objetiva, sin los consignismos triunfalistas y estériles que vemos y leemos con frecuencia, y que pone los puntos sobre las ies en algunos temas, pues el mismo autor admite que pudieran existir más elementos para el debate no abordados en este trabajo. Materiales como este hacen mucha falta en nuestros medios, no solo ahora, en vísperas de las elecciones y de la constitución de la Asamblea Nacional, sino después, cuando ya exista un nuevo equipo al frente del país y comience su andadura cargada de dificultades en lo interno y lo externo.

  • Daniel dijo:

    para mi un excelente comentario, no todos tenemos porque opinnar de la misma manera, por lo menos yo concuerdo con el compañero nestor al 100 % se trata de la revolucion siga adelante indetenible, lamentablemente ya no estaran Raul ni Fidel lideres indiscutibles del proceso y que el pueblo seguia y sigue sin vacilacion, ahora de lo que se trata es de que aun sin ellos como guias los nuevos que lleguen que nunca seran iguales que ellos y no tenemos porque pedirles que sean iguales, pero si que mantengan la inteligencia, el contacto con el pueblo y que todo lo que se haga de trascendencia sea consultado con el pueblo, que se vaya a la raiz de los problemas y no a las consecuencias, se puede dar continuidad a nuestro proceso con las nuevas generaciones en union con los mas experimentados hay que innovar, crear, lo que no se pueden cambiar son los principios y las bases eso no debe entrar en debate, lo que sea y tiene que ser perfectible que sea, lo que no podemos dejarlo es para las calendas griegas, el reto mayor creo del nuevo presidente y del partido sera llevar a cabo las transformaciones necesarias y que el pueblo experimente esos cambios y los pueda vivir en carne propia, no basta conque se trate, creo que en esta nueva etapa hay que convencer con hechos y no solo con politicas, la materializacion de estas deben ser palpables que el pueblo las pueda experimentar creo que esto generara la confianza necesaria para que el pueblo vea en los nuevos dirigentes los encausadores y los continuadores del proceso revolucionario que emprendieron nuestros grandes lideres, si que se puede, la muestra esta en maduro, creo que se ha enfrentado a retos mas grandes casi que el comandante eterno ” Chavez” y mirenlo ahi, firme defendiendo los mismos principios, a su forma y personalidad seguido por el pueblo, siguiendo la linea trazada por el comandante supremo, creo que aqui con nuestras condiciones la direccion tiene que ser la misma, la de mas socialismo, mas justicia social y mas progreso.

  • JMM dijo:

    Como cubano comprometido con nuestro proceso, siento sano orgullo al verificar que contamos con otros conciudadanos de erudición privilegiada, que denotan sobrada capacidad de aportar y enriquecer importantes y medulares reflexiones sobre vitales aspectos del acontecer político y económico de nuestro país, en las actuales circunstancias.
    A propósito del comentario expresado por el siempre instructivo y académico Profesor Néstor del Prado, otros respetables y notorios foristas se han pronunciado derrochando tino y sabiduría, gracias al bendito espacio de comunicación y participación que nos proporciona Cubadebate. Los comentarios aquí recogidos, serían mas que suficientes como para retomarlos en una tormenta de ideas, en la que ademas participen otros representantes de prestigiosas instituciones cubanas, y de seguro las conclusiones derivadas de tal audiencia que no tiene que convertirse en un costoso congreso ni mucho menos, sin dudas serían de particular utilidad en sentido practico para decidores y hacedores de alta política, de cara al futuro inmediato de nuestro país. Sería verdaderamente imperdonable, que este caudal de ideas, se pierda y se restrinja solo a este estrecho marco, o simplemente que se deposite en una gaveta. Gracias

  • AGLP dijo:

    En cuanto a los diputados quiero decir algo.

    Un diputado a la ANPP es alguien que participa de las decisiones importantes que se toman en el país, por tanto tiene que ser una persona con calificación y con capacidad para trasmitir una idea, desde la más simple hasta la más compleja. Un diputado tiene que tener conocimientos de leyes (si es un profesional del derecho mejor), porque es en el Parlamento precisamente donde nacen, se debaten y se aprueban las leyes. Un diputado necesita cierto nivel de cultura general, capacidad comunicativa tanto oral como escrita, para poder participar de manera efectiva en un debate de cualquier temática, para poder proponer que algún problema sea sometido a análisis, para poder tener el juicio crítico necesario a la hora de aprobar o no una propuesta, e incluso enriquecer dicha propuesta siempre que sea posible.

    No estoy de acuerdo con que el diputado siga siendo un trabajador de un centro de trabajo cualquiera. Los diputados son diputados todo el año, no solamente los días que se reúne la Asamblea, por tanto considero que la función del diputado tiene la suficiente importancia para que esa persona no trabaje en otras funciones que no sea la de su función de diputado. El diputado tiene que trabajar de conjunto con la Asamblea Municipal y Provincial, tener su propio espacio allí aunque sea una pequeña oficina. Los diputados tienen que estar constantemente analizando documentos, revisando planteamientos, analizando los problemas que hay en su radio de acción. Por eso el diputado no puede ser el tractorista ni el tornero. Cuando el tractorista es electo para ser diputado deja de ser tractorista y otro será el que maneje el tractor, porque la función del diputado es demasiado importante para el país para mezclarla con otras.

    • Jose R Oro dijo:

      Muy, pero muy de acuerdo con usted, estimado AGLP. Pienso que necesitamos una completa profesionalización de los miembros del Parlamento. La ANPP sería independiente y profesional, centro de fuerte discusión y debate siendo innecesarias e indeseables votaciones “unánimes” y otros procedimientos rutinarios y pre – ordenados.
      La profesionalización de la ANPP permitiría un mayor y más profundo debate sobre legislaciones, presupuestos y otras decisiones importantes. Cuando tuve la posibilidad de leer las actas de las legislaciones relativas al proyecto de bauxita en las Tierras Altas Centrales y el plan para nuevas centrales nucleares en Ninh Thuận, ambas en Vietnam, me di enseguida cuenta de una aplastante diferencia de procedimiento. En cada caso, las actas del Parlamento eran de más de 10,000 páginas, miles de fotos, entrevistas, videos, mapas y todo tipo de gráficos, se habían realizado decenas de visitas, no solo ejecutados por los ministerios y otras organizaciones ejecutivas del Estado, sino en gran medida por los miembros y comisiones del Parlamento. Pongo este ejemplo por ser de un país hermano que tiene muchas analogías con Cuba.
      Pienso que se debería considerar el Incrementar la participación de la sociedad civil cubana. Los Comités de Defensa de la Revolución, la Central de Trabajadores de Cuba, la Federación de Mujeres Cubanas, la Unión de Jóvenes Comunistas, la Federación Estudiantil Universitaria, la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, la Sociedad Cubana de Amigos del País, la Iglesia Católica, la Santería y otros miembros de la Sociedad Civil podrían proponer hasta un total de x% de candidatos a diputados en las listas de votación.
      Personalidades como el General de Ejercito Raúl Castro Ruz, Ramiro Valdés, Esteban Lazo o Ricardo Alarcón de Quesada por mencionar solo algunos, serian por supuesto unos pocos y solo en esta etapa de transición del liderazgo histórico, podrían ser considerados como diputados eméritos votados a nivel nacional, sin proceder de ningún municipio en particular, porque en realidad su experiencia y proyección son de carácter nacional.
      El Parlamento cubano radicaría en el Capitolio Nacional como lo hace ahora, y cada diputado tendría una oficina en el edificio con un asistente, otra oficina en el municipio que lo eligió también con un asistente. Tendrían asignado un carro estatal para el ejercicio de sus funciones.
      La democracia socialista cubana tiene una enorme potencial de perfeccionamiento, que es necesario utilizar por el bien del país. Me siento muy feliz de que los comentarios a este sustancial articulo del Prof. Néstor del Prado Arza, sean tan profundos serios y valientes, incluso aquellos que no comparto, pero que profundizan en un tema que es de trascendencia estratégica para toda la nación cubana.

  • pepe dijo:

    “Pero evidentemente los cambios necesarios tendrán que pensarse, legislarse y aplicarse para las elecciones del 2023, o tal vez antes algunos si fuese imprescindible.” Que clase de sintaxis, maestro.

    • Pioneer dijo:

      ¿Por qué para el 2023?, ¿La situación actual de las cosas no amerita ya los cambios?

  • El programador dijo:

    Muy buen artículo. Me atrevo a compararlo con un buen programa escrito en C++.

    • Enano dijo:

      Puede ser un excelente programa, inclusive en C++ y no ejecutarse por tener un compilador muy malo, ¿Tendrá el profesor Néstor un buen compilador para su excelente programa?

      • Néstor del Prado Arza dijo:

        Estimado Programador, gracias por su científico elogio a mis humildes palabras. Entrañable Enano que no lo es, usted que también se ha ganado la vida como programador; recuerde que el compilador de un lenguaje no es obra de un simple mortal; es algo que encierra la sabiduría de muchos y la voluntad de que los programas automatizados no nos impongan la servidumbre a las tecnologías. Podrán diseñarse cada vez más cibernaves altamente sofisticadas, pero no dejemos de ser los pilotos.

      • Enano dijo:

        Cierto profesor al final se trata del hombre y es esa maquinaria la que en este caso no permite que las buenas ideas se traduzcan en acciones comandadas a través del imprescindible “lenguaje de máquina” o bajo nivel, que en este caso es el “alto nivel” , del lenguaje final o binario no hablo, porque no me publican.

  • valentin dijo:

    Excelente estimado Nestor comparto contigo totalmente ese analisis que en profundidad nos hace pensar en este minuto sobre el sistema electoral y nuestra democracia perfectible.
    Ojala que los disenadores de politica lean esta valoracion de nuestra realidad, lean y vuelvan a leer y escuchen,ahi esta el valor de hacer perdurable y valida nuestra democracia.

  • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

    Excelente articulo profesor. Aprovecho su invitación a reflexionar.
    Contamos con un sistema electoral justo, no perfecto, pero sus principios son precisamente la aspiración de las grandes mayorías de las personas en el mundo, eso lo confirman las actuales tendencias del desarrollo social que se vienen produciendo en ese ejercicio electoral de votar en el mundo capitalista. Nuestro sistema parte precisamente de lo que ellos buscan, de los méritos acumulados por los propuestos, y a través de esa información el votante cubano se identifica con la persona que elegirá, no con la institución o partido que representa, nos enfocamos en las personas, en los valores y méritos de la persona seleccionada, eso que hacemos nosotros dentro de nuestro sistema electoral, sujeto a perfeccionarse, se ajusta exactamente a lo que busca esa nueva y actual tendencia del comportamiento social en el ejercicio de votar en una sociedad burguesa, a tono, más con la expectativas de los individuos en ese proceso. Esos cambios que se vienen produciendo de forma acelerada en los conceptos que asume el actual individuo en el ejercicio de votar, en el mundo capitalista, son producto del lógico e inevitable desarrollo cultural que ha alcanzado la humanidad y que sigue incrementándose, ahora más acelerado por las tecnologías de la información, que a su vez empoderan y le asignan al individuo un mayor rol, un mayor protagonismo, donde el individuo empieza a superar, a mirar y saltar por encima de los intereses de las instituciones políticas en las cuales hasta ahora se venía afiliando, la mayoría de esas instituciones desprestigiadas y ahogadas en sus propias contradicciones. La tendencia es que las personas cada vez más están decidiendo de forma individual, a tono con sus intereses y necesidades personales, alejándose de los compromisos que se suponen deberían hacer como parte de una institución, o afiliación ‘política en el actual diseño del mundo capitalista, ese diseño ya nos es una garantía en los procesos electorales, vemos como surgen nuevas figuras en esa palestra con un nuevo protagonismo, candidatos independientes, resultados inesperados con notables diferencias en contra de las encuestas, y muchos otros, donde el factor individual se va separando de ese actual diseño, y se empodera individualmente teniendo cada vez más en cuenta sus criterios y expectativas personales a la hora de ejercer su voto, esa tendencia que crece, donde las personas se fijan más en los méritos y posibilidades reales que tiene ese candidato, no importa de qué partido, lo que importa a esa persona, es que ese candidato el selecciona entre los que se disputan el puesto, sea la mejor opción a tono con sus expectativas, eso nos dice que los cimientos institucionales del actual sistema partidista burgués se vienen debilitando a pasos agigantados e irreversiblemente, proceso que crece en correlación directa con el incremento de la cultura y el propio desarrollo tecnológico en manos de la sociedad, perdiendo credibilidad sus instituciones y empoderándose más al factor individuo
    Esa tendencia, que inconscientemente vienen construyendo los individuos como salida a tal desprestigio del sistema electoral capitalista, en busca de una respuesta diferente, es precisamente, nuestro modelo, la respuesta está, en los principios de nuestro sistema electoral, que encaja a tono con esas aspiraciones individuales que crecen con el desarrollo de la sociedad en general.
    Visto así en nuestra sociedad, al contar con un sistema electoral con principios modernos que marchan a tono con las tendencias del desarrollo social, nos obliga, nos compromete a perfeccionar nuestro sistema electoral, enfocado precisamente en lo relativo a las personas y su candidatura, a tono con esa exigencias y expectativas del desarrollo social, potenciar más a esos activos del proceso electoral. Hay que continuar empoderando más al electorado como vía y garantía de legitimidad participativa.
    Sobre nuestros candidatos contamos con una amplia información sobre los méritos, y valores que acumula el propuesto, siempre haciendo un record de las principales tareas que desarrollo, (todo en pretérito), algo que es importante y necesario, yo diría que es el punto clave de partida para su selección. Pero los retos más grandes y complejos que nos proponemos resolver y para lo cual hacemos ese proceso electoral, son para buscar en futuro soluciones, en tratar de encaminar nuestro desarrollo, todo eso, está en futuro, está en lo por hacer, y por lo tanto nos exige cada vez menos errores en esa mirada de futuro, cuando se trata de los activos que elegiremos, es ahí en mi opinión, donde falta esa argumentación para armar al electorado de la información necesaria, de porque esa persona que cuenta con magníficos valores y méritos ,es el candidato correcto para el reto que tenemos. Nos falta la visión de futuro, lo que propone y pretende hacer ese candidato en aquellos aspectos más necesarios y vitales, que a su vez lo comprometan con su electorado. El escenario donde se desarrollara ese candidato es el futuro inmediato, ese proyecto de soluciones que propone el candidato debe estar adjunto a la biografía, no como una campaña de discursos, es necesario exigirle a esos candidatos, bien porque ellos aspiran a esa responsabilidad y/o fueran seleccionados para ello, que presenten un proyecto de desarrollo donde visualicen las posibles soluciones para abordar esos asuntos necesarios para la población y el desarrollo del pais, acorde al escenario que le corresponde, que al estar adjunto a la biografiar, permita en una lectura al electorado formarse una idea del pensamiento de ese activo de dirección si llegara a salir electo, donde fundamente lo que hará y con quienes suponen deben conformar el equipo de trabajo para ese periodo. Eso elevara el nivel profesional, y exigirá un proceso previo de análisis, recorridos, encuentros con colectivos obreros para informarse, debates con científico y artistas que le permitan a ese activo ganar en información y preparar su proyecto de desarrollo. Los candidatos deben presentar un proyecto de desarrollo, adjunto a su biografía y demostrar capacidad para enfrentar tales retos. Hoy nada se puede lograr solo, de forma individual, toda solución o éxito transita obligatoriamente por un equipo de trabajo, las individualidades y liderazgos son posibles, pero son la excepción, la regla son los equipos de trabajo, nuestro sistema electoral debe estimular en ese proceso, la propuestas de formación de equipos de trabajo que al conformarse en su conjunto, compense las virtudes de uno con las limitantes de otro, otorgándole fortaleza al conjunto, donde el electorado culto vea con objetividad garantías para el éxito.
    La asamblea nacional debe tener un escalón previo más técnico, más profesional que constituya el primer escalón a vencer por los ministerios y los territorios, donde deberán defender sus propuestas, antes de ser llevado a la asamblea nacional, que exija a los funcionarios un máximo de profesionalidad que deben vencer, y para lo cual debe requerir de por ciento de aprobación, antes de llegar al escalón supremo para su aprobación definitiva, la asamblea nacional. Algo parecido a una cámara baja, transformando los conceptos de lo que es hoy las comisiones permanentes, pero que en este caso se formen con toda la autoridad legal, a partir de un proceso de elecciones, como un escalón técnico, que su proceso de elección alterne con periodos diferente a los de las asamblea nacional para dar continuidad, que se nutra de excelentes profesionales, los más capacitados que surgen de las propuestas de los colectivos en las universidades, las grandes industrias, los científicos, los ministerios, las organizaciones no gubernamentales como la ANAP, UNEAC y otros, los artistas, los juristas y más, todos propuestos en asambleas y aprobados en un proceso electoral.
    Junto a lo que hemos logrado en este proceso, el nivel profesional, la capacidad de los propuestos para visualizar futuro es una de la garantía, de las más importantes a poner en juego en nuestro sistema que se someta al criterio del electorado cubano.

    • Jose R Oro dijo:

      Superlativo analisis estimado Hector y el Hermano, muy de acuerdo con los conceptos expresados y en la parte mas implementativa, de que haya un cuerpo tecnico ad hoc que asesores al Parlamento y a los parlamentarios de los temas que se tratan discuten o someten a votacion. Muy importante.

      • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

        Gracias amigo José R Oro, usted tan amable como siempre. Leo y sigo todos sus comentarios en este sitio con los cuales me identifico plenamente. Aprovecho para razonar sobre lo dicho por otro forista.
        Hablar de un plan de gobierno dentro de un proceso electoral es algo absurdo, denota poca cultura sobre lo que es un plan de ese tipo. Entre las limitantes más generalizadas para producir un cambio de ideas, o poder mirar el mismo asunto desde diferentes ángulos, y que frenan el pensamiento nuevo, o los tipos de pensamientos modernos, que como herramientas debemos usar para entender y analizar los retos de futuro que tenemos por delante, tanto como ciudadanos, como activos de dirección, están dos limitantes importantes, la primera se comporta como una epidemia que afecta el ejercicio de visualizar futuro; el pensamiento único, ese es por lo general nuestra propia cárcel, la prisión cuando se trata de mirar futuro, y es mucho más grave todavía en países de Latino América donde sus sistemas de educación se enfocan en sembrar ese tipo de pensamiento único, cultivando el hábito de memorizar, antes que razonar, no desarrollando la capacidad de razonamiento, el análisis. Ese tipo de pensamiento cierra las puertas para el análisis, lo usan los capitalistas como un arma para maniatar nuestro razonamiento, nuestra capacidad de análisis, no les conviene que razonemos, parten de algo real, siempre se parte de una certeza, que repetitivamente la asumimos, hasta convertirse para nosotros en una certeza absoluta, única, a la cual nos acostumbramos, nos amarra a ella y se convierte en nuestro principal freno para visualizar futuro, para el cambio. Coincidimos todos que nuestra principal batalla, está en vencer primero nuestro propio bloqueo interno, bloqueo que se manifiesta es en el campo subjetivo, en el campo de las ideas, de lo que se trata entonces es que eso activos de dirección que podemos nominar y aprobar deben ser precisamente los más competentes y preparados para enfrentar esos nuevos retos. Deben contar con una alta capacidad de visualizar futuro, es aquí donde entra a jugar la segunda limitante, contar con la habilidad de intuir, la intuición es una habilidad obligatoria en el proceso de dirección en la actual modernidad si se quiere tener éxito, en nuestro caso, acorde a cada nivel de dirección que corresponda, de ahí, la importancia de formar equipos de trabajo, que permitan reunir la mayor cantidad también de habilidades dentro de un equipos de dirección, las que tenga uno compensan las que no tienen otros que a su vez poseen otras, precisamente para asegurar el éxito. Fidel es único, en el coincidieron muchas habilidades y talentos, pero eso no es la generalidad, no es posible un proceso de dirección exitoso si dentro de ese equipo de dirección no existe esa capacidad de visualizar futuro. Se trata de que podamos entender que debemos potenciar al máximo el acto supremo de nuestra democracia con nuestro voto, ahí debemos logra el máximo de rendimiento, la garantía de que los nominados son los adecuados para bien de nuestra sociedad. No podemos dejar a la espontaneidad ese resultado, inferir, asumir como algo sagrado la propuesta de candidatos y ejercer el voto ciegamente pensando ciegamente en la revolución, no es el camino correcto, debemos pensar en la revolución, en nuestro pais, pero hacerlo pensando a través y primero de las personas que estamos eligiendo, ellos son en ese momento la parte física, material del concepto revolución. Lo ambiguo, la consigna en este proceso nos conduce a un camino sin salida.
        Cuando hablo de un proyecto de desarrollo donde el candidato visualiza futuro, en un máximo de una sola cuartilla, me ajusto a ese concepto, no es un plan, es una visión de cómo dar solución, o iniciar un proceso de soluciones definitivas a partir las causas principales que ese candidato considera sobre algunos o todos los principales problemas que afectan el entorno en cuestión.
        Si tenemos dos propuestas de delegados y dos propuestas de diputados en un municipio netamente agrícola, ejemplo Güira de Melena, es de suponer que ellos son candidatos en ese municipio precisamente por la importancia de la agricultura, por lo que pueden aportar a la asamblea provincial y/o nacional sobre el tema de la agricultura, esos candidatos de Güira de Melena tendrán la gran responsabilidad de representar, visualizar y participar en las soluciones de futuro a nivel de pais, por lo tanto ese electorado de Güira de Melena asume también la gran responsabilidad, por el resto del pais, de decidir por los más capaces que puedan influir en las soluciones que necesita nuestro pueblo en general en los productos del agro. Eso candidatos deben presentar un proyecto de desarrollo de como ellos visualizan las posibles soluciones para incrementar la producción agrícola, con o sin bloqueo, que los obligue a meditar, razonar, informarse y aglutinar a su alrededor a aquellas personas que puedan aportar más a su gestión, bien porque cuentan con la capacidad y el talento necesario para ello. Un delegado podría disertar de cómo ve el papel del presidente del consejo popular, de cómo se pudiera mejorarse los abastecimiento de vegetales en una escuela primeria o casa de ancianos a partir de proponer huertos escolares, con un mínimo de recursos. Ese proceso debe permitir al candidato hacer una pausa para reflexionar, meditar sobre los problemas principales donde se expongan ideas sobre las causas y soluciones que él considera necesario abordar, ese es el primer paso, que a su vez genera compromisos, es el punto de partida para abrir un análisis, para romper el bloqueo interno, para salirnos del síndrome del pensamiento único esperando orientaciones de arriba, y evitando así la improvisación y el inmovilismo. El proceso de dirección DETERMINA en cual esfera, incluso hasta en el ámbito familiar, ese es un proceso científico.

      • Enano dijo:

        H&H tengo que admitir que sus comentarios me son atractivos, más que comentarios son disertaciones, solo dos temas que toco que me parece interesante comentar, ¿Ud. cree que son los capitalistas los que tienen el síndrome de pensamiento único y el síndrome de las certezas, tiene Ud. esa certeza? , yo creo que es todo lo contrario, somos nosotros los que siempre estamos llenos de certezas y desde un pensamiento centralizado creemos que es el único pensamiento valido, y el otro tema es el de los diputados de municipios agrícolas , siguiendo ese razonamiento mas del 60 % de la asamblea debiera ser de expertos en agricultura o por lo menos duchos en el tema y créeme si Ud. pregunta como se debe sembrar una mata de tomate en un pleno de la asamblea el 99% reprueba.

      • Jose R Oro dijo:

        Estimado Héctor y el Hermano, muy buen análisis y razonamientos los suyos. Para mí lo que más se destaca de este debate generado por el sobresaliente articulo del Prof. Néstor del Prado Arza, es el bastante amplio consenso de la legitimidad del sistema electoral cubano, y al mismo tiempo su enorme capacidad de perfeccionamiento, mejoría y constante desarrollo, evidenciado por la muchas ideas veridas por los Cubadebatientes en ese sentido.
        El que estas elecciones se produzcan en condiciones de un solo partido político, no es ni mucho menos el centro del asunto. Este es a mi juicio que el pueblo sea cada vez más participativo en la definición de las estrategias y la toma de las decisiones de cualquier tipo y naturaleza.
        La otra parte que desearía enfatizar es que este sistema electoral es genuinamente cubano, que no fue copiado de la Unión Soviética o de ningún otro país con un solo partido político. Más criollo que el casabe. ¿Cosas que perfeccionar y mejorar? ¡Muchísimas! ¿Es de carácter originario de las bases populares y por ende democrático? ¡Ciertamente!

      • Enano dijo:

        Amigo Oro, le parece que hay concenso en lo que ud plantea? , imagine que aqui no sale todo y hechele un vistazo a los articulos que han tocado las elecciones en cubadebate y tendrá al menos otra idea.

  • Alejandra Hernández Leonard dijo:

    El tema propuesto por el Prof Néstor del Prado, en vísperas del ejercicio electoral del 2018, ha propiciado comentarios interesantes, a los que quisiera sumarme, aunque coincido con muchos, discrepo con algunos de ellos, así que me explico.
    Estoy de acuerdo con los comentarios que consideran que un ministro no debe ser diputado. Y es que la Asamblea Nacional, por definición y mandato constitucional, debe realizar la alta fiscalización del funcionamiento del Gobierno, y como dijo uno de los foristas, un Ministro/Diputado es juez y parte, además de que un funcionario llega por designación a un cargo gubernamental, para cumplir determinadas funciones para las que puede estar muy apto en el momento de su nombramiento, pero la sociedad (y no sólo una comisión de cuadros) debe conservar para sí el derecho de supervisarlo, y eso lo hace la asamblea legislativa correspondiente. Pero si por estar en ese cargo, lo hacemos elegir para esa misma asamblea, ocurre que, por razones obvias, incluso durante las rendiciones cuentas de los Ministerios a la Asamblea Nacional, para estos compañeros resulta complicado deslindar sus funciones gubernamentales de las estatales.
    Con respecto al perfeccionamiento de nuestra democracia y la disyuntiva entre representación y participación, considero que ambas variantes pueden coexistir, pero que cada una debe ocupar su lugar. La participación consciente de toda la población siempre ha sido muy importante, pero lo será mucho más en la etapa que comienza mañana, porque aunque no nos damos cuenta, en nuestro cotidiano de vida hay aspectos a los que no les dedicábamos ni un minuto de pensamiento, porque nuestro subconsciente nos decía que había un Fidel o un Raúl pensando por nosotros sobre eso. Ahora estaremos a la expectativa, y comenzaremos a exigirle al nuevo presidente estar a la altura del paradigma que tuvimos hasta ahora, y eso puede resultar complicado.
    Por eso será importante que todos nos involucremos para lograr el proyecto país que queremos, y también por eso reconozco como un acto de absoluta honestidad y compromiso el hecho de que los comandantes históricos hayan aceptado las nominaciones como diputados a la Asamblea Nacional, y se mantengan en sus cargos dentro del Partido, para seguir empujando el cumplimiento de los Lineamientos y apoyando, desde el artículo 5 de la Constitución, a la nueva dirección del país.
    Siguiendo el tema de la democracia, otras formas de participación que debemos explotar mejor como pueblo, son las que nos da la Constitución como sujetos de iniciativa legislativa, por ejemplo. O exigiendo nuestro derecho a participar en las sesiones de las asambleas municipales o provinciales, que aunque la ley establece que son públicas, en la práctica sólo lo es su convocatoria. O promoviendo procesos de revocación en los casos que lo ameritan. En fin, hay temas por ahí muy técnicos que son esenciales para el perfeccionamiento de nuestro Poder Popular, en lo que tendremos que seguir trabajando.
    Los comentarios con los que no me identifico son los que piden la profesionalización de los diputados, con oficinas, ayudantes, etc. Por experiencia propia, por haber sido diputada en el VIII Mandato, sé que, aunque ciertamente resultó un poco trabajoso, el haberme mantenido en mi puesto de trabajo me permitió mantener el contacto directo con los problemas de la gente. Con mucha más gente, en realidad, porque se me acercaban personas sabiéndome diputada a plantearme sus problemas, pero yo misma lograba ver las cosas con otros ojos y llevar al plenario los asuntos y necesidades sentidas de la población, o del gremio en que me desempeño, o del municipio donde, además, era delegada de circunscripción. Lamentablemente, las oficinas forman barreras de comunicación que se van haciendo cada vez más gruesas, y por ese camino, será muy fácil la desvinculación gradual de los diputados con los problemas reales de la gente.
    El otro comentario con el que no coincido es con el que pide a los candidatos mostrar una especie de plan de gobierno. El plan del Estado, las líneas de desarrollo del país, el proyecto país que queremos debe ser definido por el pueblo en discusiones amplias como las que dieron pie a los lineamientos, por ejemplo, y los diputados tendrían que tener los requisitos necesarios para legislar sobre las formas más racionales de llevar a vías de hecho lo que ya el pueblo decidió que debía hacerse. Los diputados son sólo los representantes del pueblo. Pero, como dice nuestra constitución, la soberanía reside en el pueblo.

  • Néstor del Prado Arza dijo:

    Este tipo de artículo es de los que reclaman del autor el deber de involucrarse en el debate, para seguir estimulando esa obra infinita que es el pensar y el hacer por el mejoramiento humano, sin pretender tener la verdad domadora de conciencias ni tampoco desalentarse por avances muy por debajo de lo que necesitamos. He leído con calma los comentarios y no me es posible abordar todo lo que estos han provocado en mí cardiocerebro.
    Gracias al cubadebatiente Oro por su conceptualización tan preclara.
    Hace unas horas ejercí mi voto soberano; nadie me controló, aunque sí me auxiliaron amablemente, aunque todavía por fortuna no lo necesitaba.
    Es cierto que mi expresión sobre una previsible y conveniente inamovilidad hasta el 2023, excepto cambios indispensables puede crear confusión. Por ahí comenzaré mis puntos de vista.
    Considero que no es el momento de poner todas las energías en las transformaciones que la ley pudiera estar necesitando, sino en aplicar con inteligencia y firmeza todo lo que ella concibe y propicia para dar un salto de calidad en el logro de los objetivos económicos y sociales; de lograr efectividad en el funcionamiento de las instituciones y de que el sistema empresarial cubano le aporte salud financiera y económica al pueblo del que forma parte.
    Coincido con lo expresado por Alejandra-exdiputada, mi exalumna de La Lenin-, en cuanto a poner en práctica todo lo previsto y ejercerlo con todo el poder que dimana del pueblo.
    Yo pronostico que todos los candidatos a diputados serán electos, entonces debemos centrar nuestros esfuerzos en garantizar que ejerzan con eficacia su rol. Los que tengan carencias formativas deben ser preparados. Deben ser entrenados para el análisis profundo de los temas a debatir propiciando la complementación de conocimientos necesarios para aprobar o rechazar, para involucrarse en las propuestas hechas por órganos especializados.

    El asunto de la profesionalización de los diputados es muy controvertido. Mi opinión es que no deben profesionalizarse, aunque sí buscar soluciones legales y organizativas para que una parte significativa de su tiempo lo puedan dedicar a sus deberes como diputados. Se hace más necesario dada la situación de no residir en la localidad por la que fueron electos, como sucede con muchos. Sobre la proximidad de la que habla el estimado cubadebatiente Carlos Gutierrez, que hace una acotación razonable, alerto que tan importante como la proximidad geográfica está la proximidad que engendra el compromiso con los intereses del elector, el deber de asumir su responsabilidad y su decisión incansable por resolver o encaminar las soluciones verdaderas y duraderas. Estar cerca de su elector no garantiza la calidad de la representación. Por otra parte hay que desatar la creatividad para aplicar nuevas ideas que hagan del diputado aliado permanente de sus electores y de todo el pueblo, que lo conviertan en agente de cambio para el bien de nuestra sociedad, de nuestro socialismo. En una “auto-tormenta” de ideas voy a plantear un par de ellas de las muchas que ahora brotan de mi mente. Que cada diputado tenga un blog que le permita recibir y responde inquietudes de quienes le eligieron y de todos los que decidan escribirle. Que cada diputado tenga un apartado postal en su zona de residencia para hacer algo similar con quienes no quieren o no pueden utilizar las vías de la comunicación electrónica. Estoy seguro que ustedes pueden aportar muchas nuevas ideas algunas clásicas y otras de las llamadas salvajes, esas que convierten en milagro el barro al decir de Silvio.

    Las Comisiones Permanentes deben evolucionar. Han de pasar de lo esporádico a lo continuo, aprovechando todos los canales de comunicación disponibles o por disponer; en que se construya una auténtica relación gobierno-pueblo como afirmó el compañero Miguel Díaz Canel.
    .
    El aspecto técnico de nuestra ANPP como señala HECTOR Y EL HERMANO, debe ser repensado. Noten que no se trata de una herramienta burocrática, es algo relevante que este cubadebatiente está señalando.

    Un asunto de suma importancia es la referida al papel del delegado de la circunscripción y a las asambleas de rendición de cuenta; tal como alertó Alejandro. Esa es la base de todo lo demás; si se pierde su efectividad, si se pierde la credibilidad popular estaremos construyendo sobre cimientos débiles, derrrumbables. Es ahí donde entre otras manifestaciones, identifico aquella alerta de Fidel en el 2005, respecto a que somos nosotros mismos los que podemos derrumbar a la Revolución. El sistema de trabajo del delegado de base requiere la mayor atención; aquí hay buen contenido de trabajo para tantos diputados, entre ellos la de los ministros y demás funcionarios del Estado, del Gobierno y del PCC. ¡Qué valor tiene que estos dignos representantes estén presentes en las Asambleas de los Barrios, sean o no diputados por estos.
    Tengo más para compartir, pero ya está siendo demasiado largo este comentario de autor. No olvidemos que podemos ser originales sin desconocer la práctica internacional. Los cubanos podemos hacer cosas, como en tantas ocasiones que se conviertan en faro de luz para otros pueblos. Eso solo será posible si logramos poner en alineación el gobierno y las leyes con el deseo, la voluntad y la inteligencia inconmensurable de toso los ciudadanos.
    Hoy me sentí feliz al depositar la boleta verde y también la blanca, cuando unos “pioneritos” me dijeron en voz alta y sincera: “votó”; lo hice pensando en ellos que son la esperanza del mundo y en particular de nuestra amada Patria.
    Adelante con el debate culto guiado por una genuina cultura del debate.

  • Cadillac dijo:

    si hay algo que no entiendo, son los diputados a la asamblea nacional, que no son del municpio que representan ys e necuentran a centeneres de kilometros de estos, cumpliendo sus funciones de trabajo o en su lugar de residencia, la mayoria de las veces, pueden visitar al municpio que representan 3 o 4 veces al año…¿de que se enteran en esa visita? ¿saben en verdad los porblemas del municipio, el sentir de la gente que supuestamente representa, los probelmas que tienen, sus dudas y demas??? sinceramente NO. No es lo mismo un informe o una presentacion en diapositivas que le ponen con los problemas o los logros cuando venga, que estar en el dia dia, vivendo, observando, sienitiendo, padeciendo y comparitnedo con su gente que estan en otro lugar y ni tan siquiera saberse el nombre de las principales calles del lugar que representa…Tampoco es que este el dia entero recabando problemas y arreglandolos, peor si seria mas justo y apegado al pueblo que fuera de ahi y no seria visto como alguien lejano y extraño que nadie sabe quien propuse y como salio legido para representarlos. es mi opinion personal.

Se han publicado 34 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Néstor del Prado

Néstor del Prado

Es Director de formación y difusión del conocimiento de GECYT (Empresa de Gestión del conocimiento y la Tecnología).

Vea también