Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

En Viena y en el mundo, rendimos homenaje al Fidel

| +
Juan Antonio Fernández Palacios, embajador de Cuba en Austria. Foto: Embacuba Austria.

Juan Antonio Fernández Palacios, embajador de Cuba en Austria. Foto: Embacuba Austria.

Discurso del embajador Juan Antonio Fernández Palacios en el acto conmemorativo por el primer aniversario de la desaparición física del Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, en Viena.

Compañeras, Compañeros:

Deseo agradecer a la Asociación de Amistad Austria-Cuba (OKG) y a la Asociación de Cubanos Residentes “CubaVa” por la organización y acompañamiento en esta velada que busca rendir tributo al Comandante en Jefe y Líder Histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, en el primer aniversario de su viaje a la inmortalidad.

Hace un año que estamos aprendiendo a andar sin su presencia física, pero como él mismo nos enseñó: “Revolucionario es también una actitud ante la vida, revolucionario es también una actitud ante la realidad existente”. Por ello, como revolucionarios que somos, continuamos su obra contando con su ejemplo imperecedero.

En este mes de noviembre, en Viena y en el mundo entero, rendimos homenaje al Fidel que conocimos y que acompañamos en su larga lucha. Al Fidel de los oprimidos y los pobres de este mundo. Al Fidel de los que nunca se rinden y dan batalla. Al Fidel de todos los rincones del mundo. Al Fidel que tiene un lugar en la historia como paradigma de resistencia y dignidad, quien con su ejemplo alimentó los sueños de libertad y justicia de millones y millones de hombres y mujeres en todo el mundo.

Fidel consagró toda su vida a la solidaridad y la incesante búsqueda de la justicia social. Siguiendo los pasos de Bolívar y Martí, junto al Ché y los jóvenes rebeldes arropó tras sí a todo un pueblo sediento de libertad, que derrotó a la brutal dictadura batistiana y forjó la más profunda y radical Revolución de nuestros tiempos, símbolo de resistencia y dignidad, símbolo también de la lucha anticolonialista y anti apartheid, por la emancipación de los pueblos.

Fidel está encarnado en cada cubano, en cada hombre y mujer digno de este universo. Su obra desde el triunfo de la Revolución estuvo dedicada al pueblo. La Reforma Agraria, la Nacionalización de las riquezas del país, la Campaña de Alfabetización y la intensa tarea de crear un “hombre nuevo” capaz de transformar la sociedad sobre la base del más profundo conocimiento científico.

Los resultados de esta sociedad son apreciados y reconocidos en el mundo entero y explican cómo un país pobre y subdesarrollado, cercado además por un férreo bloqueo que dura más de cinco décadas, ha alcanzado niveles de educación, instrucción y salud pública comparables con el primer mundo.

Fidel consagró su vida a la Revolución socialista de los humildes, por los humildes y para los humildes. Hasta el último momento se mantuvo cumpliendo con funciones políticas de movilizador de conciencias, de combatiente de ideas.

Cuando por motivos de salud delegó sus funciones de Jefe de Estado y Gobierno, continuó a través de sus Reflexiones, su misión de político revolucionario, agudo analista, previsor y movilizador de la opinión pública nacional e internacional.

Junto a su espíritu de lucha, nos inculcó también su vocación de estudiar, investigar, conocer y enseñar, para comprender el mundo y poder transformarlo. Fue, sin dudas, un hombre de ciencias y sobre todo fiel defensor de la verdad.

Así como en la vida nos posicionó en definiciones y caminos, su muerte fue el cortafuegos ante el cual nadie pudo pasar inadvertido. No hay ser humano ni Revolución alguna que sea perfecta y que no tenga detractores. De lo contrario no seríamos humanos ni tendríamos Revoluciones. Fidel y la Revolución cubana han trascendido en el tiempo y los espacios.

El PresidenteRaúl Castro sintetizó que: “la permanente enseñanza de Fidel es que Sí se puede, que el hombre es capaz de sobreponerse a las más duras condiciones si no desfallece su voluntad de vencer.”

El Comandante Hugo Chávez de él dijo: “Fidel es un gigante, de los últimos del siglo XX. Él es tan hábil que se pasó para el XXI (...) Fidel va para el siglo XXII o XXIII porque es de esos seres que nunca morirán.”

Nosotros seguiremos luchando por los valores que él siempre defendió y, que son muy altos: los valores de la Patria y la Revolución: la justicia, la igualdad, y la dignidad.

Seremos fieles a su convicción de que el pueblo cubano, trabajando con fervor y dignidad, ¡vencerá!

Fidel, hoy te decimos: ¡Se pudo, se puede y se podrá!

¡Hasta Siempre Comandante!

¡Viva Fidel!

¡Viva la Revolución Cubana!

En Viena, acto conmemorativo por el primer aniversario de la desaparición física del Comandante en Jefe. Foto: Embacuba Austria.

En Viena, acto conmemorativo por el primer aniversario de la desaparición física del Comandante en Jefe. Foto: Embacuba Austria.

Homenaje a Fidel en Viena, Austria. Foto: Embacuba Austria.

Homenaje a Fidel en Viena, Austria. Foto: Embacuba Austria.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Juan Antonio Fernández

Juan Antonio Fernández

Diplomático cubano. Embajador de Cuba en Austria.

Vea también