Imprimir
Inicio » Opinión, Economía  »

Acabar con las deudas ilegítimas privadas y públicas

| 2
Exposición presentada en la 5ª Universidad de verano de CADTM Europa durante el plenario de apertura el 30 de junio de 2017 en Wépion. Imagen: Namur.

Exposición presentada en la 5ª Universidad de verano de CADTM Europa durante el plenario de apertura el 30 de junio de 2017 en Wépion. Imagen: Namur.

Hay que combatir el sistema capitalista que, dos siglos después de la llamada revolución industrial, ha acumulado en la atmósfera lo que provoca el calentamiento global.

Es un sistema que no considera la Naturaleza más que como una materia a explotar, a mercadear para obtener de ella el máximo beneficio.

  • Un sistema capitalista que limita a un gran número de países y de pueblos que los habitan a producir para la exportación de materias primas al precio más bajo posible.
  • Un sistema que empuja a los países y los pueblos a cultivar productos agrícolas que no consumen y a consumir mercancías que no producen.
  • Un sistema que desarrolla centrales nucleares por cuyo cierre nosotros luchamos.
  • Un sistema capitalista que mantiene e incluso refuerza la explotación y la opresión de las mujeres.
  • Un sistema capitalista que va, igualmente, a la par con el sistema-deuda.

El sistema de las deudas privadas ilegítimas

Este sistema-deuda ha existido mucho antes que el sistema capitalista |1|. Se ha mantenido e incluso reforzado de manera sofisticada con el desarrollo del capitalismo. |2|

El endeudamiento privado se ha utilizado desde hace milenios como un mecanismo de desposesión: a los campesinos de sus tierras, a los artesanos de sus herramientas. La esclavitud por deuda ha causado estragos en el mundo antiguo durante siglos.

El sistema de las deudas privadas ilegítimas pasa, generalmente, por la imposición de condiciones de préstamo y de reembolso que lo hacen imposible. Esto conduce a la desposesión (desposesión de la vivienda, de la tierra, de las herramientas de trabajo) y/o a la obligación de consagrar largos años, incluso décadas, al pago de la deuda.

En el pasado, han tenido lugar múltiples revueltas para liberarse de las deudas privadas ilegítimas, ya sea en la Grecia antigua o en la Europa del Norte en la Edad Media.

Estas luchas contra las deudas ilegítimas se retoman hoy:

  • Luchas de campesinos por la anulación de las deudas en India,
  • Luchas de mujeres contra los microcréditos en Marruecos,
  • Luchas de estudiantes contra el fardo de las deudas estudiantiles en EEUU, en Chile, en Canadá |3| y en Reino Unido,
  • Luchas de familias víctimas de los créditos hipotecarios abusivos y de los desahucios en España, en EEUU, en Grecia y en Irlanda.

Las deudas públicas ilegítimas

El sistema de las deudas ilegítimas es igualmente utilizado por el sistema capitalista para someter las políticas de los poderes públicos a los deseos del Gran Capital. Mientras que la deuda pública podría servir para financiar un vasto programa de transición ecológica… es utilizada para imponer políticas antisociales, políticas extractivistas, productivistas, políticas que favorecen la competición entre los pueblos.

El endeudamiento público no es malo en sí. Los poderes públicos pueden recurrir al préstamo para financiar un vasto programa de transición ecológica:

  • para financiar el cierre total de las centrales nucleares;
  • para reemplazar las energías fósiles por energías renovables respetuosas con el medio ambiente;
  • para reducir radicalmente el transporte por carretera y aéreo en beneficio de los transportes colectivos y por tren.

El préstamo público puede ser pues legítimo si se hace al servicio de proyectos legítimos y si quienes contribuyen al préstamo lo hacen igualmente de manera legítima.

El Comité para la Abolición de las Deudas Ilegítimas CADTM no duda en decir que las grandes empresas y los hogares más ricos deberían contribuir al préstamo sin sacar ventaja, es decir, a interés cero. La mayoría de los hogares podría contribuir de manera voluntaria con una tasa de interés real positiva.

Esto es exactamente lo contrario de lo que pasa, los estados y las administraciones locales se endeudan para financiar la mayoría de las veces políticas ilegítimas:

  •  financiar gastos en armamento;
  • financiar elefantes blancos;
  •  financiar lo nuclear;
  •  financiar partenariados público-privados;
  •  financiar el reembolso de anteriores deudas ilegítimas;
  •  financiar rescates bancarios.

Así pues, la deuda pública sirve para financiar gastos ilegítimos. La manera de financiar el reembolso de la deuda es igualmente ilegítima. Las grandes empresas y los hogares ricos pagan muy pocos impuestos o ninguno. Son los y las de abajo quienes deben apretarse el cinturón para pagar la deuda. Los bancos privados prestan a los estados a tasas lucrativas para ellos mientras que piden dinero al banco central a interés cero, como es el caso de la zona euro o Japón.

La conclusión es simple: Hay que acabar con el sistema de las deudas ilegítimas privadas y públicas.

El CADTM ofrece con entusiasmo sus fuerzas a nivel internacional y a nivel local junto con los movimientos sociales, los ciudadanos y las ciudadanas preparadas para luchar por el repudio de las deudas ilegítimas, sean públicas o privadas.

En ciertos casos, si los poderes públicos desean involucrarse en este combate, el CADTM está disponible para prestar su colaboración principalmente para la realización de auditorías con participación ciudadana. Es lo que se ha hecho en Ecuador en 2007-2008, en Paraguay en 2008, en Grecia en 2015.

Notas

  1. Romper el círculo vicioso de las deudas privadas ilegítimas
  2. Romper las cadenas de las deudas privadas ilegítimas
  3. Luttes & dettes étudiantes au Québec : “Tant qu’on n’aura pas renversé le capitalisme, on ne pourra pas sauver l’éducation”

(Tomado del portal del CADTM)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Enano dijo:

    Obligación que alguien tiene de pagar, satisfacer o reintegrar a otra persona algo, por lo común dinero. RAE
    La deuda (del latín debĭta, «lo que se debe a alguien») es un compromiso de pago obligado entre dos entidades (persona, grupo, empresa, Estado). WIKIPEDIA en español
    Por lo que no entiendo.
    Si alguien pide prestado bajo unos términos de contrato o permite que alguien lo haga en su nombre en esos términos y no ha mediado coacción anterior está obligado (Manual básico de Obligaciones y contratos)

  • alejandro Gaston Denardi dijo:

    el capitalismo es un sistema que se mueve dentro de lo ilegitimo, en la desigualdad esta su base a parir de la cual se desarrolla, no se si es la mejor alternativa economica, lo que si se puede decir es que es un sistema muy poco equitativo y que compensa es un sistema totalitario, egoista, insensible a partir de un monton de situaciones se desarrolla el capitalismo es un tema socioeconomico la ilegittimidad de la cual parte el capitalismo y aun lo hace mas fuerte pero lo que mas fuerte hace al capitalismo sin dudas en sus desigualdades es su poca sensibilidad en todos los aspectos y la ambicion de los individuos que el capitalismo explota muy bien, el analisis del capitalismo y su desarrollo y expansión se encuantra en el desarrollo y explotacion de las miserias humanas.- despues vemos el resto.-

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Eric Toussaint

Eric Toussaint

Historiador y politólogo belga. Es presidente del CADTM-Bélgica (Comité por la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo). Su último libro publicado es “Banque mondiale: le coup d’État permanent”.

Vea también