Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Nos equivocamos

| 26

Continúo sumándome a los que dicen “¡Fuera Temer!” y denunciando, aquí en Europa, donde me encuentro por razones de trabajo, la usurpación del vicepresidente de Dilma como golpe parlamentario. Sin embargo las fuerzas políticas progresistas, que dieron la victoria al PT en cuatro elecciones parlamentarias, deben hacer autocrítica.

No cabe la menor duda, excepto para el sector miope de la oposición, que los 13 años del gobierno del PT fueron los mejores de nuestra historia republicana. No para el FMI, que mereció tarjeta roja; no para los grandes corruptores, alcanzados por la autonomía del Ministerio Público y de la Policía Federal; ni para los intereses de los Estados Unidos, afectados por una política exterior independiente; ni para los que defienden el financiamiento de campañas electorales por parte de empresas y bancos; ni para los invasores de tierras indígenas y esclavistas.

Los últimos 13 años fueron mejores para 45 millones de brasileños que, beneficiados por los programas sociales, salieron de la miseria; para quien recibe el salario mínimo, revisado anualmente por encima del nivel de la inflación; para quienes tuvieron acceso a la universidad, gracias al sistema de cuotas, al ProUni y al Fies; para el mercado interno, fortalecido por el combate a la inflación; para millones de familias beneficiadas por los programas Luz para Todos y Mi Casa, mi Vida; y para todos los pacientes atendidos por el programa Más Médicos.

A pesar de todo nos equivocamos. El golpe fue posible también debido a nuestros errores. En 13 años no promovimos la alfabetización política de la población. No tratamos de organizar las bases populares. No valoramos los medios de comunicación que apoyaban al gobierno ni tuvimos iniciativas eficaces para democratizar los medios. No adoptamos una política económica orientada hacia el mercado interno.

En los momentos de dificultad llamamos a los incendiarios para apagar el fuego o sea a los economistas neoliberales, que piensan con la cabeza de los pudientes. No realizamos ninguna reforma estructural, como la agraria, la fiscal y la previsional. Ahora somos víctimas de la omisión en cuanto a la reforma política.

¿En qué baúl avergonzado guardamos a los autores que enseñan a analizar la realidad bajo la óptica liberadora de los oprimidos? ¿Dónde están los núcleos de base, las comunidades populares, el sentido crítico en el arte y en la fe?

¿Por qué abandonamos a las periferias; tratamos a los movimientos sociales como menos importantes; y cerramos las escuelas y los centros de formación de militantes?

Fuimos contaminados por la derecha. Aceptamos la adulación de sus empresarios; usufructuamos sus regalías; hicimos del poder un trampolín para el ascenso social.

Cambiamos un proyecto del Brasil por un proyecto de poder. Ganar elecciones se volvió más importante que promover cambios a través de la movilización de los movimientos sociales. Engañados, acatamos una concepción burguesa del Estado, como si él no pudiera ser una herramienta en manos de las fuerzas populares y tuviera que ser siempre amparado por la élite.

Llegó pues la factura de los errores cometidos. Y en las calles del país la reacción al golpe no tuvo fuerza para evitarlo.

Pero dejemos el pesimismo para días mejores. Es la hora de hacer autocrítica en la práctica y de reorganizar la esperanza.

Se han publicado 26 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • fonte dijo:

    esos mismos errores se cometen igual en cuba y estan esperando desmontarla aun mas,como a lo interno cuba no resuelva cuestiones medulares podemos pasarla francamente mas pues el imperio no afloja

    • bladimir laborit infante dijo:

      Para distribuir la riqueza primero hay que producirla…el bloqueo no puede justificarlo todo.
      El caso de Brazil no tiene nada que ver con lo que ocurre con la economia cubana.

      No solo con buenas intenciones y discursos coherentes se construye una nación espiritual y economicamente prospera. (También Venezuela debe aprender de lo que le esta ocurriendo). Debemos evitar de justificar o relativizar todo lo lo que no funcione desde nuestra concepción politica con razones puramente ideológicas.

      Sin adentrarme en lo que le ha sucedido en Brazil,cada generación necesita ser incluida en la constitución de su nación con sus particularidades inherentes a a su tiempo. Gobernar no es dictar sino dialogar.

      Brazil no esta pasando por una crisis economica. Brazil no es Venezuela. Ni Temer, ni Lula, ni el PT ou otro partido deben olvidar que quien dirige un pueblo son sus leyes constitucionales no sus ideologías o religiones. Brazil sigue siendo un pais grande, rico y democratico, aun si lo ocurrido no es politicamente correcto. No obstante las próximas elecciones dirán la ultima palabra, esa sera la expresión mas alta de la democracia Brasileña. Creo que el PT también debe aprender de esta experiencia. No creo que el PT todo lo hizo dentro de la ley tampoco, existen ejemplos que demuestran que hubieron problemas al interior del PT, problemas de corrupción, abuso de poder, favoritismo y clientelismo. Acaso alguien puede imaginarse o creer que esto ultimo fue unica y exclusivamente culpa de los americanos…?

    • medardo m rivero p dijo:

      Fonte: creo con sinceridad, que decir que hay una relación de igualdad entre lo que paso en Brasil y lo que pasa en Cuba, no es un análisis que tenga fundamentos lógicos. Son dos procesos y, ¡nada igual¡

  • Elio García dijo:

    Comencé a leer el artículo sin mirar el autor. No lo hice intencionalmente, solo que el título fue seductor. Según fui leyendo fui sumándome, letra a letra y palabra por palabra al concepto expresado en el título, pero aún así no busqué autor. Al terminar concluí pensando, bueno, puede ser que nos hayamos equivocado, o puede ser que la tarea, estoy hablando de Brasil, no es cosa de juego, necesito no solo a un corazón, sino a millones de corazones, y en eso, este autor que no supe era Frei Beto hasta que terminé de leer, tiene toda la razón. De hecho creo que no solo algunos errores conceptuales y muy importantes como el soporte de los sectores más populares, los más olvidados, que sin estadísticas ninguna, sabemos todos que en Latinoamérica somos la mayoría, así que ojalá Frei Beto siga abriendo los ojos no solo de los hermanos y hermanas de Brasil sino de toda nuestra América, de nuevo bajo asedio por parte de la más torcida potencia hegemónica de toda la historia humana, de nuevo desempolvando su Plan Cóndor, con una edición corregida, aumentada, y más cínica pues descaradamente en algunos lugares utiliza todo el arsenal de convocatoria de las fuerzas progresistas, en un discurso vacío, pero discurso al fin. Apunto, para si el querido Frei Beto lee este comentario. Las clases que siempre dominaron utilizaron la demagogia para engatusar al pobre: les prometían lo que habían averiguado más le faltaba o añoraban. De hecho quedaban hasta como adivinos, profetas, y voto asegurado. Sabemos que después no hacían nada pero así actuaban. Ahora tienen discurso de barricada, y nuestra gente humilde piensa, pues bueno, con éste seguiremos mejorando. El secreto, si hay algún secreto, no es escuchar lo que prometen van a hacer. La clave está en preguntarle a quien sea ¿cómo vas a hacer eso, explícamelo? No pueden explicar porque no tienen un proyecto, y si leen esto y se hacen un proyecto, vuélvanle a preguntar: “¿Pero CÓMO lo vas a hacer? Para hacer reír un poco recuerdo un cuento, que algunos aseguran fue real, de un político que llegó a un pueblito rural y entre las cosas que ofreció, incluyó un puente. Uno de los asistentes cuestionó: -Pero nosotros no tenemos río.- Y el bandido le respondió, -No importa, les hago el río también.

  • RICARDO ELIAS dijo:

    COMPARTO LO ESENCIAL DE LO QUE PLANTEA FREY BETTO.
    EL ARTE DE GOBERNAR NO ES NADA FACIL PERO ESO NO ABSUELVE DE LOS ERRORES COMETIDOS QUE A MI JUICIO EL RELIGIOSO BRASILEÑO SEÑALA CON RAZON.

  • joaco dijo:

    Fonte creo que estas en un error, eso mismo no pasa en Cuba, porque nosotros si tenemos bien orientadas las masas en cuanto a politica se refiere, lo que pasa es que son tantas las cosas por las que necesitamos revisar porque los tiempos han cambiado, por lo que lo metodos tienen que cambiar, pero tu no puedes comparar 13 años de Brasil con 57 años de revolucion, sin dejar de tener en cuenta el asedio permanente de la primera potencia militar y financiera del mundo, donde los paises del primer mundo tienen que rendirle pleitecia con un bloqueo que nos persigue en todas partes mira el resultados del comienzo de las relaciones, estan cambiando los metodos pero sigue el mismo objetivo derrocar la revolucion es eso lo que quieres.

  • Eduardo González S. dijo:

    Desde su FIDEL Y LA RELIGIÓN, que propició un reordenamiento mundial en las relaciones entre religiosos y marxistas, no me pierdo ningún artículo que escriba Betto. Ahora hay mejores marxistas y mejores creyentes. Este que leo hoy, es como siempre sustancioso, incisivo y pone a pensar a todos, sean brasileños o no.

  • Víctor Fernández dijo:

    Segundo análisis de Frei Betto sobre cómo debemos mirarnos hacia adentro ante cualquier situación. La variante más facilista es echarle la culpa al “otro”, pero nuestros errores también deben ser analizados y si se quiere con más minuciosidad.
    Ojalá que este comentario y otro similar que ya él publicó sean tenidos más en cuenta.

  • Guillermo Ortíz Acosta dijo:

    En lo politico e ideológico nuestro país no puede ni debe aflojar, por todo lo que hasta el presente hemos representado para la poblaci´`on y los países del mundo y Latinoamérica. Sabemos cómo se comporta el imperialism y como no han podido a lo largo de más de 56 ´ños de Revolución, nos han querido ahogar económicamente. Sabemos que hay excépticos, que amparados en un puño de dólares venden su alma al imperio. Los revolucionarios seguiremos adelante como hasta ahora, con nuestra cabeza, nuestra mente y nuestra conciencia bien en alto. En eso es lo que debemos trabajar en cualesquiera de nuestra trincheras. Discutir, analizar, criticar lo que se haga mal y no permitir que los logros alcanzados se vayan a pique. Hay que defender las ideas de lo que está bien, no puede cambiarse venga de donde venga. Ese es un principio que no se puede perder y ahí han estado nuestros mayors errors, porque lo que ha funcionado bien hasta el presente se ha cambiado en alguna medida y lo vemos en la pérdida de valores y en las posibilidades que la Revolución nos otorgó al entregarnos los círculos sociales para el beneficio de nuestras familias. En eso es en lo que tenemos que pensar, para que no nos sintamos digustados y enfrentemos con firmeza lo que se ha formado en nuestro pueblo a lo largo de tantos años. Fidel lo predijo y debemos evitar que eso ocurra; somo nosotros los que podemos destruir la Revolución con nuestros errors.

  • R GC dijo:

    espero que este artículo de nuestro querido Frei Betto nos ayude a reflexionar y estemos atentos a los errores que estamos cometiendo y a los que ya hemos cometido, OJO, como decía el personaje de la novela “OJO AMANDITA MUCHO OJO”, estamos cometiendo errores, eso es evitable y NO ES BLOQUEO, espero que muchos lean esto, se aprende todos los días hasta de los amigos queridos como Frei y de un pueblo querido por los cubanos como Brasil. Estemos atentos, cuando ripostamos a las intervenciones del enemigo no cometamos errores aún con mayores concecuencias, estemos alertas ante el enemigo y ante nuestro comportamiento político, económico y social.

  • Giordan R dijo:

    Muy bien por Frei Betto. Algunos ideólogos y comunicadores nuestros que lo justifican todo con las agresiones imperialistas, y hacen mucho más hincapié en eso que en nuestros propios errores, deberían reflexionar al leer este artículo.

  • José García Álvarez dijo:

    Valiente critica y razonamiento de Frei Betto ,siempre leo sus artículos .Realmente ha puesto los puntos de equivocación y subestimación sobre la mesa.Pero eso es lo importante haberse dado cuenta a donde fallaron ,este analisis es una clase para la Izquierda de La Patria Grande, la que debe sacar provecho pues hay errores que cuestan caro. Y aunque Dilma fue despojada mediante un golpe traidor parlamentario ,no debe darsele oportunidad al derrotismo ;Y como sentecio nuestro José Martí “UNA DERROTA NO ES MA LA OBLIGACIÓN DE GANAR UNA VICTORIA.Y así ocurrira .

  • Ismael dijo:

    Al fin una voz con autoridad disecciona el tejido enfermo de un centauro que no pudo por ahora continuar el vuelo, ¿como transformamos la mente de millones de desclasados que por primera vez se les toma en cuenta?, a veces pienso que los procesos populares deben prestar más atención a la formación de conciencia, esa que es capaz de resistir privaciones materiales por un ideal superior, llenando las barrigas hambrientas, entregando bienes, luz y viviendas no será suficiente.
    Los hombres de estado que reprentan a los olvidados deben asumir sus nuevas funciones como servidores públicos, no dejarse envolver en las trampas de las democracias burguesas, es quizás ese el momento de más combate y de lucha, nunca debemos olvidar al “Arañero de Sabaneta”, que esquino a sus rivales a fuerza de tirar golpes constantemente, el que se acomode la historia no lo perdona. No se puede conducir un cambio de época con deudas morales, el militante revolucionario no puede congeniar con la corrupción, es una Ley ética que al violarla nos suicida.
    Debemos hablar claro sencillamente no nos sirven las herramientas del capitalismo para
    construir una sociedad superior, o se ponen al servicio del pueblo los sectores de desarrollo estratégico o los dias los tenemos contados, convivir en una sociedad donde los empresarios y los bancos dicten las normas y los gobernantes les pidan favores es creerse el cuento de que los caballos tienen alas y pueden volar.
    En efecto no se puede subestimar el papel de los medios de comunicación aclopados al giro de los pudientes, ¿no habremos caido en la trampa de la sacrosanta libertad de prensa que todo lo tolera incluso la ofensa y la mentira, por que un estado que se respeta no pide cuenta por ello?, recuerdo perfectamente a la derecha venezolana que protestó más enérgicamente cuando le cerraron Venevisión que cuando nacionalizaron PDVSA.
    Tampoco creo que absolutamente todo sea por los errores de los bien intencionados, nuestro enemigo es cruel, taimado, tiene mucho recursos, no podemos subestimarlo, nos lleva siglos de subsistencia, volveremos a mover los hilos de nuestros paises, la cuerda burguesa no tiene mucha energía, su éxito es temporal, las realidades son nuestros mejores aliados, ojala que salgamos fortalecidos de estos golpes y como dice el brillante Fraile “reorganicemos la esperanza”.

  • jorge dijo:

    Recuerdo el algún momento haber leído cierta critica del Gobierno de Lula y Dilma a Chavez por como hacia las cosas en Venezuela, por su radicalismo decían, entonces, ellos se pintaban como moderados, y que tenían éxito total, que no había que confrontar a la derecha ni a al poderoso USA. Al final Venezuela está ahí, con más problemas económicos y más asediada que ellos, resisten, y según mi opinión, ya no los tumba nadie. En fin lo cierto es que los oportunistas le pasaron la cuenta y el pueblo no los apoyó decididamente, ni ellos se pusieron al frente decididamente. Fueron muy inocentes, el infantilismo de la izquierda sigue regalando partidos.

  • Silvana dijo:

    Brillante como siempre Frei Betto…. en pocos párrafos un excelente análisis que, como dicen otras personas aquí, podría servir de experiencia… no es que se compare matemáticamente los 13 años de gobierno progresista en Brasil con los 57 de Revolución… pero el no ver o no querer reconocer errores que pueden ser mejorados… pueden llevar, en un futuro quizás no tan lejano, a decir igual que Frei Betto… “nos equivocamos”…. y sería muy triste… eso me asusta mucho… me da miedo que sea desesperanzador para las nuevas generaciones… por eso me gusta mucho la frase final de este artículo…”Es la hora de hacer autocrítica en la práctica y de reorganizar la esperanza.”

  • FranciscoB dijo:

    Es muy difícil jugar con las reglas del capitalismo intactas, porque por siglos se han perfeccionado para que nada progresista avance. Hay que releer a Marx y a Lenin, que aunque lo observaron en sus inicios tuvieron la agudeza de decir que sin desmontar sus estructuras no era posible hacer revolución, y hoy ni siquiera cambios progresistas admiten. Lo contrario todavía no se ha demostrado. Lección aprendida.

  • FDS dijo:

    Muy buen artículo, concreto y preciso, va al grano como siempre. Lo cierto es que el PT hizo el juego a la democracia burguesa, se metió en el juego de los partidos políticos cuando debieron sustentarse en los movimientos sociales, pero es que ni Lula, ni Dilma pretendieron nunca ir a una revolución social, la posición reformista que asumieron es endeble por si misma, se separaron de sus verdaderas bases y el sistema les pasó la cuenta. Creo en fin que la izquierda debe repensarse y refundarse si quier estar a la altura de los tiempos.saludos.

  • maritza dijo:

    Excelente Articulo:

    Como todos sus analisis, Frei Betto ha hecho destello de Juicio y Valentia
    Ante el retroceso de America Latina (Gobiernos de Izquierda), no queda otro analisis primario y fundamental que el de la AUTOCRITICA y MIRARSE HACIA DENTRO, En que se ha fallado, que se ha omitido, minimizado a subestimado?
    El capitalismo siempre ha existido, corresponde a las Fuerzas Progresitas no errar, o errar lo menos posible, como brillantemente lo hizo Chavez en Venezuela , unido a su Liderazgo Natural, en condiciones hostiles
    TODOS debemos mirar hacia dentro (Primero), despues señalar al Adversario, esa es la Actitud de los Valientes

  • Dino dijo:

    Excelente por Frei Betto. De hecho lo que dice es muy duro pero al mismo tiempo muy cierto. El PT a pesar de su historial a favor de las luchas populares y obreras desde los tiempos de la dictadura militar, a partir de 2002 se fue integrando de una u otra forma a la lógica que rige la cultura política dominante en Brasil, muy conservadora y a favor de los cambios siempre y cuando no afecten los intereses de determinadas élites: No olvidar además que Lula llegó al gobierno (no al poder, que es otra cosa muy diferente) a partir de hacer pactos y alianzas con sectores de la burguesía brasileña ajenos al programa histórico del PT (construi el socialismo en Brasil) y aunque este tipo de pactos existen en el mundo de la política, en un contexto como el cebrasil a fin de cuentas debilitó al PT de su base social y aquí se ven las consecuencias.

    • Sergio dijo:

      Por otra parte,

      De donde usted sacó que el PT quería contruir el SOCIALISMO en BRASIL?.

      Por el amor de dios,,,, hay que leer cada cosas.

      Saludos,

      PD, Si me dijera usted que fuese el Partdio Socialista y de la Libertad, PSOL; o LOS PARTIDOS COMUNISTAS, que hay dos, el Partido Comunista de Brasil, PCdoB y el PARTIDO Comunista Brasileño, PCB.

  • Benito Pérez Maza dijo:

    Coincido con este magnífico análisis de Fray Beto. El trabajo político en la base y con la base, es esencial para mantener programas para el beneficio de la población y con la población, así ésta se empodera y posibilita rectificaciones oportunas y creativas para asegurar un desarrollo sostenible como, también impide estos ´´ golpes de estado´´ facturados en falsos principios de legalidad y democracia o las victorias electorales, para la presidencia o para el congreso, de políticos siempre entregados al neoliberalismo y a los intereses imperiales, como también ha sucedido en Nuestra América.

  • Sergio dijo:

    Gracias, Frei, por aclarar muchas cosas para algunos.

    Ha hecho usted una RADIOGRAFIA de lo que ha sucedido.

  • Renan Coitinho dijo:

    Mucha gente, no solo Frei Betto ha dicho ¨nos equivocamos¨, y ha analizado errores, no solo de Brasil. Sin duda Cuba ha sido el faro guía de la Revolucion en A. Latina, que ademas, nos regala la enorme suerte de contar con un Fidel vivo y opinador, cada vez mas agudo, mas acertivo. Chavez podría haber sido otro, pero no siempre se tiene la suerte de que las cosas salgan derechas. Por lo demas, un revolucionario político debe aspirar a una condicion principal inicial; ganar la confianza mas amplia del pueblo, llevando sus promesas hasta el sacrificio personal, si es necesario. Dice la CIA q intentó matar a Fidel 6 veces. Yo creo que deben haber sido no menos de 60 veces, al menos. Consecuentemente, Fidel un día enfrentó una situacion de corrupción por drogas en el ejercito enviado a Angola, repatriando y fusilando a los culpables, sin temor de la lluvia de críticas que sucedió a esta medida gubernamental. Nunca mas se oyó hablar de corrupcion en el ejercito cubano, y eso que cualquier tarea política nacional ó internacional, fué y es puntillosamente analizada por EE.UU. y sus aliados, menos cuando Cuba expone y practica la elaboracion de vacunas y medicamentos. Cual otro pais del tercer mundo puede desafiar a los grandes laboratorios internacionales en esa actividad? El resto de los gobiernos ¨progresistas¨de A. Latina, debieran hacer lo mismo, pero confían, (según dicen), en la comunicacion moderna, que siempre procura, al decir de mi abuela Natividad, nacida peona de estancia en Uruguay, en 1895, largarte ¨jodido, pero contento ¨. El proceso y la accion de crear conciencia política, no se logra hablando de lo lindo, heroico y ventajoso que será el socialismo, al estilo del brasileño Jorge Amado sino predicando con el ejemplo personal mas comprometido y duro que sea necesario. Por fin, los que saben de medidas revolucionarias efectivas, son los que han hecho una revolucion, los que intentan hacerla, pueden ser muy honestos, pero no la han hecho aún. Y en ese caso estamos todos, parezcamos ó no; revolucionarios.

Se han publicado 26 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Frei Betto

Frei Betto

Teólogo brasileño y uno de los máximos exponentes de la Teología de la Liberación. Es el autor del libro “Fidel y la Religión”.

Vea también