Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Obama y la victoria del pueblo cubano

| 9

La visita a Cuba que inicia el lunes próximo el presidente de Estados Unidos Barak Obama se inserta en un proceso muy singular. El largo y espinoso camino hacia una eventual normalización de relaciones entre dos gobiernos con visiones irremediablemente antagónicas en fundamentales aspectos de la política, la economía, la cultura y las relaciones internacionales; de los mismos conceptos de derechos humanos, libertad y democracia, que no obstante intentan encontrar mediante la diplomacia coincidencias de intereses y puntos de vista para lograr una convivencia pacífica.

Cuando Obama – a la par que su homólogo cubano Raúl Castro- hizo el anuncio de que ambos países habían acordado restablecer relaciones diplomáticas, argumentó que la política anterior de Washington hacia La Habana “no había funcionado” y debía ser cambiada. No dijo que había sido una política inmoral, violatoria del derecho internacional, cuyo fin declarado en documentos desclasificados era rendir por hambre al pueblo de Cuba, que había ocasionado miles de muertos e impuesto duras carencias a los cubanos de la isla.

Pero al constatar la inutilidad de esa política, tácitamente reconoció que la actitud de acoso, acciones terroristas -incluida una invasión de la isla-, así como el bloqueo de más de medio siglo habían fracasado en su propósito de derrocar al socialismo cubano.

Ese reconocimiento es un hecho de inocultable importancia que habla de la inteligencia y realismo políticos de Obama. A la vez, constituyó una prueba irrefutable de que, por sobre cualquier otra consideración, ha sido la heroica y victoriosa resistencia del pueblo cubano por más de cinco décadas lo que condujo a este cambio de política del poderoso vecino del norte.

El otro hecho que impulsó a este giro fue la postura unánime de los jefes de Estado y gobierno de América Latina y el Caribe, manifestada clamorosamente en las cumbres de las Américas de Puerto España y Trinidad y Tobago, al solicitar de Obama el fin del bloqueo y expresar que dichas citas no podían continuar celebrándose en ausencia de Cuba.

El pronunciamiento de los gobernantes latino-caribeños gozaba del respaldo de sus pueblos, cuya solidaridad con Cuba ha sido invariable, circunstancia que se extiende también a muchos otros pueblos del mundo. Sin olvidar que son mayoría los estadounidenses que abogan por normalizar las relaciones con la isla. Más aun, es evidente el creciente rechazo al bloqueo del sector empresarial de Estados Unidos, ávido de hacer negocios en Cuba y no quedarse rezagado en ese campo respecto a otras potencias en medio de una crisis económica internacional a la que no se le ve fin, así como la existencia de un consenso en el Capitolio cada vez mayor en el mismo sentido.

Ahora bien, debe subrayarse que al reconocer el fracaso de la política estadounidense hacia Cuba, Obama dejó bien claro, que con el nuevo rumbo que comenzaba, Estados Unidos continuaba manteniendo sus “mismos objetivos”. Es decir, confesaba paladinamente que Washington -para decirlo con mi amigo, el escritor cubano Ambrosio Fornet-, pretendía conseguir ahora “por las buenas” lo que hasta ese momento había tratado de conseguir “por las malas”. En pocas palabras, el famoso cambio de régimen, que tanto obsesiona a la elite estadounidense.

No hay duda de que para los intereses de Cuba y de Estados Unidos es mucho mejor el diálogo, la diplomacia y la construcción de consensos por trabajoso que sea, antes que el virtual estado de guerra no declarada impuesto por Washington por tanto tiempo. Para Cuba implica grandes riesgos pero lo revolucionario es aceptarlos y enfrentarlos con todas las exigencias que comportan en la batalla por la hegemonía cultural.

Las medidas tomadas hasta el momento por Obama no suprimen el bloqueo, aunque le hayan causado fisuras, y van dirigidas fundamentalmente a fortalecer al sector privado y no al intercambio con la economía cubana como conjunto. Y es que Washington mira erróneamente a ese sector como la futura base política de la “transición” hacia el capitalismo en Cuba.

La visita a Cuba de  se produce cuando acaba de renovar el ignominioso decreto contra Venezuela, estrechísimo aliado de Cuba, y es seguida de una estancia en Argentina, cuyo gobierno es hoy el caballo de Troya del neoliberalismo en la región.

Queda por delante que Washington ponga fin al bloqueo, se retire de Guantánamo, cese los intentos ilegales de crear una oposición interna y suprima las también ilegales transmisiones electrónicas contra Cuba.

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Elsy dijo:

    Excelente comentario y muy claro, estamos conscientes el objetivo cuál es, pero con Cuba se van a coger el dedo con la puerta, que ni sueñen que van a comer en bandeja de plata aquí, los conocemos y sabemos, han sido muy duros los golpes y eso no se olvida, su poderío en todos los sentidos no tienen que ver nada con la moral y prestigio, principios y lucha revolucionaria y patriótica de esta patria grande, los conocemos muy bien, por gusto no se luchó, se resistió y se perdieron tantas vidas por esta libertad, nada ni nadie nos va a cambiar. Somos socialistas, solidarios y con mucha cultura, por eso los conocemos bien. Por lo tanto, bienvenido a Cuba Presidente Obama, se recibirá con mucho respeto como nos han enseñado, se continuará por las relaciones entre los dos países como lo han acordado sin renunciar a nuestros principios.

  • José M. Calero Gross dijo:

    Siempre Anguel Guerra con sus atinadas interpretaciones de nuestras realidades. Es una pena no ver una nota del Co. Oro, que tan buenos comentarios sobre estos asuntos propone.

  • Aliozha dijo:

    Para el señor Obama y su camarilla, lo recibo con el tema musical Pi 3,14 de BUena Fé.

  • hugo dijo:

    Querido y heroico pueblo cubano,ustedes conocen bien y saben de las pretenciones
    de las autoridades norteamericanas.
    Como decimos por acá : “NO DAN PUNTADAS SIN HILO”, se refiere a alguién que hace
    algo con segundas intenciones ocultas.
    Saludos fraternos desde Chile

  • Fernando Acosta Riveros dijo:

    Reciban saludos de paz y bendiciones desde México. Este artículo que promueve la reflexión y también nos deja claro que el gobierno de Cuba ha estado a favor de la integración de nuestra América para la Libertad y la Justicia Social. Cuba siempre a favor de la Cultura y de la Amistad entre Todos los Pueblos del Mundo; Cuba por el amor hacia el prójimo, por la Solidaridad, entregando lo que el sacerdote insurgente colombiano definió como el Amor Eficaz. Cuba presente en Africa para ayudar a liberar y a construir. Cuba en contra del Imperio, pero a favor de los pobres en Estados Unidos, como nuestros hermanos del mundo afro y toda la inmigración. Cuba a favor de un sistema humanista que se llama Socialismo en el siglo XX y en el siglo XXI. Cuba por la paz y el imperio por la guerra. ¡Hasta la Victoria Siempre!, Fernando Acosta Riveros, lector de Cubadebate y suscriptor de Granma Internacional, edición impresa.

  • CABRERA dijo:

    Exelente comentario del periodista Angel Gerra,la visita de Obama a nuestra Isla nos pone una vez más al descubierto las entrañas del Capitalismo, pero confiemos en nuestro presidente, es una oportunidad para demostrar una vez mas el coraje y el valor de nuestros dirigentes no le tememos a lo que puedan estar pensando, hay que estar muy claro que es lo que tenemos y que es lo que queremos, esta Revolucion no se negosia, los resultados ya los veremos el beneficio de las conversaciones tiene que ser para ambos pueblos,pero esta muy clarito, que lo principal que espera el pueblo de cuba, es el fin del bloqueo y la devolucion de la base naval en guantanamo, estamos preparado para recibirlo como siempre se ha hecho con los demás presidente,tendran la oportunidad de ver y comprobar con sus propios ojos que Cuba es unica en el mundo,podran caminar libremente por las calles de la habana y darse cuenta en los rostros de cada cubano que con bloqueo y sin bloqueo somos felices porque tenemos un comandante y una Revolucion para respetar muchas gracias.

  • juan carlos moreno dijo:

    La gloriosa rebolucion cubana q dio lugar a varios movimientos en distintos paises latinoamericano po mejor dicho inspiro a llevar adelante luchas anti imperialistas y a pesar de el constante ataque de los eeuu no a podido hasta e dia de ser doblegado.hoy con nuebas tactica de un presidente q ha llevado adelante intervenciones velicas en distintas partes del mundo no consegira poner de rodillas a este glorioso pueblo.

  • CARLOS GOMEZ VAZQUEZ dijo:

    OBAMA ES UN FARSANTE. POR UN LADO QUIERE CONGRACIARSE CON CUBA Y POR OTRO ESTA DINAMITANDO A LOS PRESIDENTES DEMOCRATICOS EN AMERICA LATINA. YA SE LE HIZO EN ARGENTINA.

  • jose roman dijo:

    dificil e intricada situacion la de la pequeña- grande Cuba, enfrentar de igual igual al mastodonte imperial: el idealismo VS. materialismo (ramplon y vulgar), la dignidad VS. el dinero …ajale de aqui saldra algo insolito. Fidel Raul y el pueblo Cubano; escribiran una nueva y novedosa formula que hara avanzar a la Humanidad a un Mundo Mejor.

    mexico solo atisva, dolorido, impavido y ensangrentado.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Angel Guerra Cabrera

Angel Guerra Cabrera

Periodista cubano residente en México y columnista del diario La Jornada.

Vea también