Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Gracias a Chávez, hoy nos sentimos más humanos (+ Video)

| 3
Miguel Barnet durante las palabras pronunciadas en el homenaje a Chávez en Casa de las Américas . Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Miguel Barnet durante las palabras pronunciadas en el homenaje a Chávez en Casa de las Américas . Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Han transcurrido tres años desde la desaparición física del Comandante Hugo Chávez Frías que como bien lo califican los venezolanos “fue una siembra”. Para quienes lo conocimos de cerca es difícil aceptar que ya no esté con nosotros, y es que el arañero de Sabaneta es de esos hombres que llegaron al mundo para quedarse. Como luchador incansable por la transformación de los pueblos de Nuestra América,  Chávez reconoció en la unidad la clave para su progreso.

Visionario como pocos, llamó sin descanso a la integración de los que habitamos al Sur, guiado siempre por su perspectiva antimperialista y por la premisa de construir el sueño de nuestros libertadores.

Como sucesor de El Libertador Simón Bolívar fue fiel a su legado político, a su lucha por la emancipación del continente. Estuvo siempre con los pobres de la tierra y su estatura se agigantó cada día en su quehacer revolucionario.  Como dijo nuestro apóstol y héroe nacional, el poeta, José Martí: “la muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida”. Allí están sus proyectos en barrios y comunidades. Allí se muestran los logros en la alfabetización, la salud pública, la gran misión Vivienda Venezuela, Barrio Adentro, Cultura hijos de Venezuela y el ideario más genuino y justo que presidente alguno de ese país haya hecho o llevado a la práctica.

Como no recordarlo en el Foro Mundial de 2005 en Porto Alegre y su mensaje a los pueblos del mundo en Naciones Unidas en 2006, donde ratificó la necesidad de refundar las instituciones que no han cumplido con los objetivos de paz, justicia e igualdad para los cuales fueron creadas.

No olvidaré jamás aquel discurso en la UNESCO, donde hizo una intervención que movió el piso de todos los que estábamos allí presentes y que invitó a una nueva imagen y estructura de esa organización.

Una de las cosas que más me fascinaron siempre de Hugo Chávez fue su desenfadada y coloquial oratoria, un torrente de palabras que parecía improvisado por la pasión, pero en el que no faltaron nunca los vocablos: patria, justicia, derecho, oportunidad, amor, integración, juventud, Venezuela, América y alegría de ser y de vivir. En sus discursos tampoco faltaron nunca la admiración y el respeto a nuestro pueblo; a Cuba, a Fidel, a Raúl. Anunciados con autenticidad desde los más recónditos parajes del mundo que le hicieron ganar un lugar especial en el corazón de todos mi compatriotas, de todos nosotros. Fue como expresó nuestro máximo líder “el mejor amigo que tuvimos los cubanos” y la Revolución a la que abrazó como un cubano más.

Pablo Neruda dijo que cada 100 años nacía un Bolívar. Ni exageró ni se equivocó porque tuvo la iluminada intuición de un poeta. Un Bolívar, un José Martí, nace cada vez que un pueblo lo necesita y tú, Hugo, acudiste a tiempo a ese pueblo. Dijo: “o inventamos o erramos”, recordando al gran maestro Simón Rodríguez e inventó como pocos.

Su fecundo legado a favor de los venezolanos más humildes y de nuestros pueblos latinoamericanos y caribeños acabó trascendiéndolo. Quienes conocimos y vivimos la etapa prechavista, podemos afirmar que hay una Venezuela antes de Chávez y otra después, la hidalga y estoica que hoy encabeza Nicolás Maduro.

El Comandante Chávez logró sintetizar su capacidad de conductor de pueblo en su pensamiento, en su doctrina política y en su proyecto revolucionario; más de cinco siglos de lucha, de resistencia de Nuestra América. Fue un precursor, un adelantado, y logró abrir una brecha en el continente para el desarrollo de una sociedad nueva, más libre y descolonizada.

Como hombre de pueblo logró condesar y proyectar los valores que a lo largo de la lucha de nuestros pueblos latinoamericanos se fueron acumulando como patrimonio de las luchas por la independencia, por la dignidad, por el derecho a la igualdad, al empleo, a la educación, a la salud y a la vida. Y supo hacerlo además con la sensibilidad y la cultura de su raíz mestiza indoafricana y española. Pocas veces el crisol humano y cultural que somos tuvo tan fiel exponente.  Fue consecuente con el principio bolivariano de que somos pueblos afrolatinoamericanos, despojando así del rostro del continente la máscara de la mentira y la hipocresía colonial.

A Chávez debemos el surgimiento de PETROCARIBE, del ALBA, de la UNASUR, de la CELAC, de las Cumbres África-América del Sur que se expresaron con una renovada visión latinoamericana y caribeña de la cual fue un incansable artífice.

Gracias a Chávez, hoy nos sentimos más humanos, más revolucionarios y más comprometidos con nuestros pueblos, con los hijos originarios de Nuestra América y con los descendientes de los esclavos africanos, con la clase trabajadora, con los niños, los ancianos, la juventud, con los hombres y mujeres sencillos que son, al final, los protagonistas verdaderos de la historia.

América Latina y el Caribe tendrán por siempre una inmensa deuda de gratitud con él. Revocar al Comandante Chávez es también rendir un homenaje a la dignidad y valentía, al coraje y a la ética; a una maravillosa amalgama de valores sintetizados en un ser humano único, de mágica intuición, moral impecable y una visión geopolítica que hace sentir orgulloso a todos los que nos tocó vivir en su época.

Ante la inminencia de su partida física, conmovido por un dolor infinito, pero a la vez con su ejemplo, su amor y su optimismo, nos dijo: “Chávez somos todos” y ese es el reto más necesario e imprescindible. El que nunca debemos traicionar.

Hoy nos toca crecernos y honrar ese legado desde cada una de nuestras trincheras de lucha en aras de construir la patria grande y unida con la que soñaron Bolívar, Martí y tantos otros y que hoy está más amenazada que nuca.

Con sólo mencionar su nombre se percibe una inspiración para continua en pie de lucha. No importan las dificultades y los reveses que suframos en el enfrentamiento contra el imperio y las oligarquías apátridas. La historia marcada con la impronta de hombres como él reveló el sentimiento colectivo de una estirpe de gigantes y de su fuerte liderazgo. Tal y como dije el 14 de marzo de 2013 en la capilla ardiente, ratifico hoy que Venezuela podrá contar siempre con Cuba. Nunca la abandonaremos. En los momentos más difíciles y en los peligrosos desafíos que se avecinan estaremos cada vez más unidos como la patria en los Andes (interrumpe ovación). Ni órdenes ejecutivas imperiales ni la arbitraria, prolongada y cruel campaña de guerra económica y psicológica contra el gobierno y el pueblo bolivariano, ni siquiera escaramuzas electorales, harán que renunciemos a los ideales integradores y emancipadores que nos inculcaron Fidel Castro y Hugo Chávez.

Los pueblos, que proclamamos a América Latina y el Caribe como zona de paz, permanecemos alerta, conscientes de que una amenaza contra esa paz y la estabilidad de Venezuela representa también una amenaza a la estabilidad y la paz de toda la región y del mundo.

Desde la atalaya de nuestros inquebrantables principios, desde lo más profundo del corazón, reiteramos la invariable en incondicional solidaridad al pueblo y gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y al presidente Nicolás Maduro.

¡Honremos siempre la memoria del Comandante Hugo Chávez! ¡Viva Chávez!

Homenaje a Chávez en Casa de las Américas

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Fernando Acosta Riveros dijo:

    Saludos de paz y bendiciones desde México donde también recordamos al compañero presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías, a quien cariño le decían en Sabaneta, Barinas, “El Arañero”. En estos días hemos vuelto a leer el libro sobre el Arañero en el que participan periodistas y narradores cubanos. Chávez amó a Venezuela, a Cuba, a nuestra América y a la Humanidad. Lo recordaremos con cariño y respeto siempre. ¡Venceremos!
    Fernando Acosta Riveros, lector de Cubadebate y suscriptor de Granma Internacional

  • yoko dijo:

    CHAVEZ SIEMPRE ESTA CON NOSOTROS EN CADA COSA QUE HACEMOS
    ESTE HOMBRE TAN INMENSO E IRREPETIBLE NOS OBLIGA A SER MEJORES CADA DIA
    EL ESTARA SIEMPRE EN EL CORAZON DE TODOS LOS HOMBRES Y MUJERES NOBLES DE ESTE MUNDO
    TE QUEREMOS SIEMPRE

  • RGR dijo:

    Simpatizo con usted y me encantó su homenaje a chavez a traves de su escrito…..asi es la mejor manera de recordarlo es siendo fieles a sus ideas, todos los venezolanos de bien que apoyen a maduro como el lo pidio y toda la patria grande apoyemonos para ser fuertes e indestructibles…..

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Miguel Barnet

Miguel Barnet

Novelista, ensayista y poeta cubano. Presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y de la Fundación Fernando Ortiz.

Vea también