Imprimir
Inicio » Opinión, Historia  »

La FEU de Cuba ya tiene 93 años… y pronto 45 también

| 7 |

feuSiempre recuerdo a Jaime Crombet señalándome como el primer presidente de la FEU de Cuba. Cuando esto se producía ante representantes de generaciones mucho más jóvenes que la nuestra, me apresuraba a decir que no se fueran a imaginar que yo era una reliquia histórica viviente, ni que existían dos FEU de Cuba.

En ocasión del aniversario 93 de nuestra única FEU de Cuba y como un modesto homenaje a ella, escribo este breve artículo que ayudará a comprender estas dos edades.

Antes quisiera refrescar para los no estudiosos de la historia de la FEU de Cuba, y pongo el apellido porque también la de Uruguay se llama FEU, que el primer presidente de la FEU de nuestro amado país no fue Julio Antonio Mella como muchos piensan, sino Felio Marinello. Mella fue su Secretario General.

La afirmación de Jaime no era necesariamente incierta, ya que es en 1971 cuando por primera vez se realiza una elección para ocupar el cargo de presidente de la FEU de Cuba. Hasta entonces el presidente de la FEU de la Universidad de La Habana era por derecho propio el presidente de la FEU de Cuba. En 1971 se produce el resurgimiento de la FEU como organización, ya que en la etapa 1968-1970 estuvo orgánicamente unida a la UJC y se denominó UJC-FEU, de la que el ya fallecido Julio César Castro Palomino fue su presidente. Se produjo un proceso de elecciones directa y secreta en todas las universidades del país (cuatro entonces), para elegir la dirección de la FEU

Los días 21 y 22 de mayo de 1971, en el Aula Magna de la Universidad de la Habana, se reunió el Primer Consejo Nacional de la FEU. El Consejo se compuso de los secretariados de la FEU de los centros de Educación Superior existentes en ese minuto: Universidad de la Habana (UH), Universidad de Oriente (UO), Universidad Central Marta Abreu de Las Villas (UCLV), y Centro Universitario de Camagüey (CUC). El 12 de marzo de 1971 yo había tomado posesión en el cargo de Presidente de la FEU de la Universidad de la Habana. El 22 de mayo de 1971 fui electo Presidente de la FEU de Cuba Y si sacamos la cuenta, el próximo 22 de mayo de 2016 se cumplirán 45 años de aquella elección.

Recuerdo que llegué tarde al Consejo, me quedé dormido, yo estaba becado en el edifico de 12 y Malecón, no sonó mi despertador: no pusieron el agua a las seis de la mañana, y la lata que yo dejaba debajo de la pila abierta para que empezara a cantar al son del primer chorro, no sonó. Días más tarde, el vicerrector de Economía, Hermes Herrera, me mandó a buscar a su oficina: «Néstor, aquí tienes…» Era un reloj despertador.

Fui electo presidente del Consejo Nacional, pero seguí siendo, al mismo tiempo, presidente de la FEU en la UH; igual que Miguel Marcheco, que fue elegido vicepresidente de la FEU Nacional y siguió presidiendo la Federación en la UO. También integraron el Consejo, Omar Jiménez, que era el presidente en la UCLV; Carlos Díaz Barranco, su presidente en el CUC; los vicepresidentes de la FEU en los cuatro respectivos centros universitarios; y los secretarios de Relaciones Exteriores Ismael Ramaya y Aramís Fuentes.

Estuve simultaneando los dos cargos hasta septiembre de 1972, en que el Consejo de la FEU de la UH eligió a Mariela como presidenta, quien entonces ocupaba el cargo de vicepresidenta. Ya graduado como licenciado en matemática, me dedique de lleno a dirigir la FEU de Cuba y a la preparación del V Congreso de la Organización Continental Latinoamericana de Estudiantes (OCLAE), que se realizó en Santiago de Chile en mayo de 1973. En enero de ese año culminó mi mandato y fue electo presidente de la FEU de Cuba, Ismael González, el gran Manelo.

Luego de estas aclaraciones históricas, quisiera decirle a la actual dirección de la FEU de Cuba, encabezada por su flamante presidenta Jennifer Bello Martínez, que depositamos toda nuestra confianza en la actual generación estudiantil universitaria.

Estamos seguros que inspirados en la tradición de lucha de la FEU cubana y en la capacidad de enfrentar con renovados bríos los retos de hoy, contribuirán a que la obra revolucionaria siga adelante hasta la victoria siempre.

¡Viva la FEU de Cuba!

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • victor fernandez dijo:

    Felicidades para la FEU y para un amigo, siempre profesor

  • Eugenio Pérez Almarales dijo:

    El paso por la dirección de la FEU en cualquier nivel de sus estructura, resulta escuela inolvidable. Varios años presidí la organización en la Universidad de Oriente y mucho aprendí para el resto de mi vida. Sí, VIVA LA FEU DE CUBA!!!!!!
    (Ojalá las universidades reunieran, de vez en cuando, a dirigentes de varias generaciones)

  • Mariamat dijo:

    Nestor hoy es mi vecino, entonces yo era estudiante de medicina, muchos recuerdos. La FEU aunque con una nueva generación de jóvenes universitários es la de Mella aunque no fuera su primer Presidente. Gracias por contarnos esa linda historia, muchas felicidades.

  • Volodia dijo:

    Ya tiene 89…..mis recuerdos de la FEU en la universidad siempre serán así….como un viejito con el que no puedes contar y que solamente alza su voz en las marchas y 1ros de mayo

  • Ismael dijo:

    La FEU ha reunido en cada tiempo lo mejor de nuestra juventud, de ello no tengo dudas, en el trayecto por la vida se te presentan opciones y es precisamente a esta edad que adquieres conciencia de lo que quieres ser, cargas sueños y todo el mundo te parece pequeño, es un proceso quijotesco que asunimos como lucha permanente, aunque para otros seamos ilusos sin remedio.
    Es imposible hablar de la historia de la FEU sin mencionar aquellos que regaron con su sangre las calles de La Habana, esta organización nació de la enconada lucha de clases
    de las primeras décadas del pasado siglo, cuando sobre las ruinas de la excolonia se nos imponía un desarrollo industrial perverso, y la Universidad intramuro era el sostén de preparación para la fuerza calificada que ello requería, la Reforma Universitaria planteada por Mella como la emblemática de Córdova fracturaron esta concepción, penetrando hasta el dia de hoy en las entrañas del pueblo gracias, a este esfuerzo colosal, la Revolución al pintarla de negro y mulato consagró esa fusión.

  • Magalys dijo:

    Agradezco mucho este breve artículo de opinión de Néstor del Prado, a quien conocí como profesor y secretaio del Comité de la UJC de la Lenin, pero cuya partiicpación histórica en la FEU tuve el privilegio de escuchar directamente de él. No me asombra su sentido de restablecer verdades históricas y reconocer el papel de diferentes cuadros en esos primeros años de la FEU en el período revolucionaio, compañeros y compañeras que hoy oupan otras responsabilidades como profesionales.
    Sé que cada etapa es diferente, !y qué bueno que cada generación construye sus identidades!; pero también es importante la reflexión sobre la continuidad de los principios y las mismas banderas de lucha.

  • Richel Cebey dijo:

    Ser dirigente en la FEU es una escuela por la cual es un privilegio pasar, a mi me ayudo a creserme y confrimar mi rebeldia ante lo mal hecho a criticar pero trabajando y dando ejemplo sigamos adelante por 93 mas VIVA MI FEU.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Néstor del Prado

Néstor del Prado

Es Director de formación y difusión del conocimiento de GECYT (Empresa de Gestión del conocimiento y la Tecnología).

Vea también