Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Chaplin y “Por primera vez”

En este artículo: Cine, Cuba, Cultura, Sociedad
| 5

Por_primera_vezChaplin regresa a la pantalla grande con motivo de la programación de verano de la Cinemateca de Cuba. Se exhibirán algunos cortos de 20 minutos (recordemos que estamos hablando de cine mudo), y un largometraje extraordinario: “La Quimera del Oro”, de 1927 considerado en el mundo entero, como uno los mejores filmes de todos los tiempos. El gran Chaplin nunca podrá ser olvidado.

Esta programación incluye un documental extraordinario: “Por Primera vez” realizado en 1966 por Octavio Cortázar, fundador del ICAIC y uno de nuestros mejores cineastas.

Octavio estuvo becado en Checoeslovaquia durante varios años. A su regreso trajo un grupo de excelentes temas. Recuerdo que en aquella época teníamos una relación de comprensión muy amplia sobre el cine documental, una forma de decir cine que a ambos nos apasionaba.

En los años 60, Octavio produjo su primer tema, que resulto ser un clásico: “Por primera vez”.

Octavio comprendió que la Revolución con su impulso, alfabetizó al país en un año, pero ¿y la alfabetización cinematográfica? El ICAIC de entonces, el de los años 60, creó un sistema para llevar el cine a todo el país, y alfabetizar cinematográficamente a todos aquellos cubanos que nunca habían visto cine.

Pesados camiones se equiparon con proyector, cámara, exhibidora, y una pequeña colección de películas. Cortázar, un cineasta muy agudo, concibió su filme en medio de las zonas montañosas más apartadas del oriente de la isla. Un sitio alejado de poblaciones y escuelas.

En una comunidad entrevistó a diferentes grupos de personas para preguntarles que es el cine, la respuestas eran imaginativas, pero estaba claro que es esa área, la que se llama un a zona a del silencio para del cine y de la televisión. Port supuesto que los habitantes de allí no conocían el cine.

Luego de Octavio y las preguntas, llego el cine móvil a la comunidad acompañado de una cámara filmando el documental. El operador del cine móvil era el propio chofer y algún que otro ayudante. Montaron aquel equipo rudimentario que para los vecinos era una especie de circo.

Cuando cayó la noche, acercaron sillas, taburetes, bancos, cajas de madera, se sentaban en los árboles, en cualquier lugar donde se pudiera ver aquel misterio llamado cine.

En primera fila un grupo de niños fisgones hacían bromas con el nerviosismo del que se enfrenta a lo desconocido, ¿qué era aquello?.

La película escogida para proyectar fue Tiempos Modernos de Chaplin. El público especialmente los niños comenzó a interactuar inmediatamente con la película.

La felicidad, el asombro la curiosidad de aquellos niños, se convirtió en una secuencia clásica de nuestro cine que por sí sola ejemplifica la labor que el ICAIC comenzó a desarrollar en aquel momento y en las próximas de décadas, para expandir la cultura cinematográfica en Cuba.

Hoy día muchísimos cubanos –por no decir casi todos- saben de cine, lo puedo comprobar con lo comentarios que amablemente me hacen los lectores, donde abundan en los temas, dan sus opiniones casi siempre muy acertadas. Nuestro público está a la altura de nuestro cine, y espera un desarrollo en todos los órdenes del arte audiovisual.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • camarero dijo:

    tierno documental… y al mismo tiempo, en un espacio de tiempo único… las condiciones que lo propiciaron ya nunca se volverán a dar porque ya son mínimas las zonas de silencio en cuba y cada vez menor la población rural y de la montaña, más aún… también el talento de un artista está en captar ese momento que jamás volverá a pasar y hacerlo imperecedero entonces…

  • Eskandar dijo:

    En sus rostros descubri la magia del cine,si yo fuera cineasta no aspiraria a mas,sin dudas un documental unico e irrepetible

    • George dijo:

      Buen comentario…………

  • Octavio Cortázar Morin (Tavito) dijo:

    Gracias Miguel por tu bello escrito. Esos rostros llenos de ilusiones de los entonces niños que ya hoy son hombres y mujeres identificarán por siempre lo que la magia del cine provoca en las personas. Hasta la victoria SIEMPRE!!!!

  • sachiel dijo:

    Muy bien rescatar estas cuestiones, aqui y en el televisor tambien, en Youtube, Flickr, etc. Pero los jovenes realizadores se inspiraran para realizar remakes sobre la primera vez que llegó la TV a las serranias, o la computación, y por qué no, las primeras conexiones a Internet tambien.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Miguel Torres

Miguel Torres

Miguel Torres, reconocido director de Cine y de televisión cubano, fue un connotado realizador del Noticiero ICAIC Latinoamericano. Ha sido profesor de la Escuela de Cine y de Televisión, tiene en su haber varios largometrajes y decenas de documentales.

Vea también