Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Excursión intrépida

| 2

ueHay revuelo en la Unión Europea. Ni el primero ni el definitivo, pero sí entre los más inquietantes experimentados por el pacto comunitario. La segunda economía de Los 28, pudiera separarse y, quizás, solo quizás, dar pie a que la imiten.

Siendo muy objetivos, el propósito de David Cameron al proponer un referéndum sobre la permanencia o salida del Reino Unido de la UE tiene varios objetivos. Ante todo, aumentar y darle altura a las condiciones de excepcionalidad que siempre tuvo en el grupo, aceptando aquellos requerimientos que son de su conveniencia o gusto, y rechazando los que ha considerado dañinos.

Por eso no participa del euro. Prefirió mantener la libra esterlina, incluso expuesta a actos especulativos, como los sufridos por otras divisas europeas. Una de las razones para crear la moneda única. Londres tampoco se afilió al Acuerdo Shengen, concerniente a la eliminación de los controles fronterizos y la libre circulación de ciudadanos de los 25 países firmantes de ese convenio.

Esa última franquicia le permite desarrollar lo que algunos llaman la política del fontanero polaco y es el modo en que ha usado fuerza de trabajo de esa u otras nacionalidades, a través de estipulaciones muy específicas, según sus conveniencias en cada momento, desde la implosión este-europea hasta la fecha. Se supone que uno de los miembros oponentes a las pretensiones británicas sea justo Varsovia, pues, comoquiera, hay instalados en el Reino Unido casi un millón de sus ciudadanos, cuando una de los pretendidos divulgados por Cameron y sus euroescépticos es que quiere tener libertad en el trato a los inmigrantes.

Ello implica no atenerse a las reglas de la UE tanto en lo referido al libre movimiento de los ciudadanos del espacio comunitario para vivir, trabajar o hacer inversiones, y en el trato que se les debe. Hace tiempo se establecieron regulaciones “solo para extranjeros” en materia de prestaciones sociales y derechos ciudadanos. En este momento, Cameron maneja la opción de excluirlos de esos beneficios durante al menos 4 años y solo después de ese lapso radicando en el Reino Unido, se estudiaría otorgárselos.

Aplicando realismo y objetividad, como merece todo tema, se tendrán en cuenta los escandalosos procesos registrados en Italia en los últimos años con respecto a los gitanos procedentes de Rumanía y Bulgaria. Ambos miembros de la UE. La portentosa Alemania hizo también lo suyo al dictaminar privanzas para los inmigrantes. La crisis global hizo que aumentara la cantidad de desplazados, entre los cuales estuvieron muchos españoles que creyeron encontrar un salvavidas moviéndose hacia territorio germano donde recibirían un abono por paro laboral. Duró poco el subterfugio, pues el gobierno de Ángela Merkel dictó normativas para eliminar esas ayudas, y, además, decretó la expulsión de quienes no logren trabajo al cabo de 6 meses.

Francia, por su lado, y en particular bajo la administración Sarkozi, deportó a miles de inmigrantes, puede que copiando lo hecho por Estados Unidos en esa materia, o con enfoque muy similar, pero nada en consonancia con la tradicional hospitalidad del Viejo Continente ni con lo pactado en numerosos documentos rectores de la UE.

Italia decidió suspender el programa Mare Nostrum, para el rescate en alta mar, porque el resto de sus aliados europeos no quisieron contribuir con los 90 millones de euros mensuales que costaba el operativo de salvamento. Pequeña muestra de las discordancias recientes sobre las acciones a seguir con quienes arriban a costas europeas a través del Mediterráneo, gente en su mayor parte procedente de antiguas metrópolis, o de naciones en guerras abiertas por Washington, seguidas y consentidas por Europa.

El conjunto de disfunciones apenas citado, fronteras adentro o afuera, impide arribar a un acuerdo sensato. Luego está en entredicho la legitimidad para oponerse a los pretendidos británicos. No hay suficiente base ético-funcional.

“Si nuestros socios no están de acuerdo con nosotros, no trabajan en este sentido, entonces nada está descartado”,dijo el ministro de Exteriores, Philip Hammond, contando con la certeza de que las tradicionales divisiones dentro de los 28, sumadas a las incongruencias de marras, les darán base para exigir sin necesidad de dar a cambio. En definitiva el centro financiero de la UE funciona justamente en el Reino Unido. Eso cuenta, sin duda.

El premier que inicia su segundo mandato amenazando con salir del pacto, pese a que alrededor del 55% de los ciudadanos desea mantenerse en él, hizo un rápido periplo por Polonia, Francia y Alemania (se prevé una visita a Rajoy en breve también) para trasladar sus reclamaciones.

En ningún caso estuvieron contentos ni, al parecer, se disponen a modificar los documentos rectores del grupo, pues aun cuando reiteradamente se habla de una refundación de la UE o de ajustar sus bases institucionales a los requisitos del nuevo siglo, no parece el mejor momento para intentar algo de semejante calado, cuando persisten tan serios problemas bullendo, sea la delicadísima situación de Grecia, o el conflicto en Ucrania, entre los ya mencionados o los dejados en el tintero.

Lo menos que pudiera acarrear el referéndum si lograra un sí, es similar a lo vaticinado sobre Atenas si sale del euro-grupo o de la propia UE: que otras naciones salgan por la misma grieta. Otro peligro radica en que le da bases a la ultraderecha que en el propio Reino Unido mantiene vigencia y en Francia amenaza con seguir elevando puntaje sobre una socialdemocracia derechizada y una izquierda que no acaba de agruparse convenientemente.

Luego es visible que no hay un problema sino muchos en el mismo cubo. Se llamen equis o ye.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Caridad Rodríguez dijo:

    Nuestro país seguirá batallando contra todos los embates y piedras que hay en el camino, esa es una gran victoria, la exclusión de la lista patrocinadores del terrorismo. ¡ Viva Fidel ¡

  • REFLEXIVO dijo:

    Un millón de polacos en Inglaterra? ¿Entonces, qué tiene que ver que haya un millón de cubanos en USA? Por otro lado, la UE, si fuera de verdad un polo económico, político y militar equilibrante, con pantalones, valdría la pena, pero no son más que un montón de “líderes” cobardes, incapaces de plantarse y no son más que un hijo bastardo de EU, incapaces de tomar decisiones si EU no toma la iniciativa. Ahora se está viendo, cuando Hollande dijo: “a partir de ahora, vendrán muchos presidentes”.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Elsa Claro

Elsa Claro

Periodista cubana especializada en temas internacionales.

Vea también