Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Venezuela: Obama topa con la pared

| 9

El unánime rechazo a la orden ejecutiva del presidente Obama contra Venezuela de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y de la Alternativa Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (Alba) evidencia el grave error de cálculo de la Casa Blanca al adoptar esta “agresiva, arbitraria e infundada” decisión.

Así la calificó el presidente cubano Raúl Castro en su discurso ante la cumbre extraordinaria del Alba celebrada en Caracas el 17 de marzo, tres días después de la reunión de cancilleres de Unasur.

Ambas agrupaciones pidieron a Obama en términos inequívocos la derogación de su orden ejecutiva, una manifestación de rechazo explícito sin precedente de gran parte de América Latina y el Caribe (ALC) a una agresión de Washington contra la región. A este respecto, el trascendental discurso del mandatario cubano contextualizó diáfanamente el momento que viven ALC: “Hoy Venezuela no está sola, ni nuestra región es la misma de hace 20 años. No toleraremos que se vulnere la soberanía o se quebrante impunemente la paz en la región.
Como hemos afirmado, las amenazas contra la paz y la estabilidad en Venezuela representan también amenazas contra la estabilidad y la paz regionales”.

Si alguien pensaba que Cuba, por haber iniciado el camino hacia el restablecimiento de relaciones con Estados Unidos iba a callar ante un atropello como el que se está llevando a cabo contra la hermana Venezuela o a arriar una sola de sus banderas se equivocó. He aquí la posición de la isla revolucionaria, de nuevo en boca de Raúl: “Estados Unidos debería entender de una vez que es imposible seducir o comprar a Cuba ni intimidar a Venezuela. Nuestra unidad es indestructible.

Tampoco cederemos ni un ápice en la defensa de la soberanía e independencia, ni toleraremos ningún tipo de injerencia, ni condicionamiento en nuestros asuntos internos. No cejaremos en la defensa de las causas justas en Nuestra América y en el mundo, ni dejaremos nunca solos a nuestros hermanos de lucha. Hemos venido aquí a cerrar filas con Venezuela y con el ALBA y a ratificar que los principios no son negociables”.

Esta es la Cuba digna de siempre, con la que Obama tendrá que lidiar dentro de unos días en la persona de Raúl Castro cuando ambos se encuentren frente a frente en la Cumbre de las Américas de Panamá. Fue una decisión inteligente del mandatario estadunidense iniciar el proceso hacia el restablecimiento de relaciones con Cuba y flexibilizar ligeramente el bloqueo ante la proximidad de la cumbre pues la participación de La Habana y el levantamiento de la medida de fuerza había sido un clamor general en la anterior cita de Cartagena. Allí el rechazo a la política de Estados Unidos fue tal que no hubo siquiera declaración final.

Esa decisión le habría permitido a Obama no llegar a la reunión de presidentes con las manos vacías después de dos mandatos en que América Latina y el Caribe no vieron por ninguna parte el “nuevo comienzo” en su política hacia la región, que prometió acabado de llegar a la presidencia, en la cumbre de Trinidad y Tobago. Pero pensar que podía llevarse a cabo el acercamiento a Cuba afirmando constantemente que lo que cambia son sus procedimientos pero no su objetivo –desestabilizador se entiende-, agredir a la vez a Venezuela y desestabilizar a Argentina y Brasil sin que la isla levantara su voz solidaria y condenara al imperialismo por su nombre era no conocer de qué madera está hecha la dirección revolucionaria cubana.

El error cometido por la Casa Blanca colocará al presidente de Estados Unidos en una posición muy complicada en la cumbre. No solo todo hace pensar que no habrá logrado para entonces restablecer relaciones con Cuba ni abrir una embajada en La Habana como es su cara aspiración. Tendrá además que escuchar una lluvia de censuras por su actitud intervencionista y antidemocrática en Venezuela, donde Washington es el jefe de la contrarrevolución y llega al colmo de asignar partidas presupuestarias a la oposición golpista.

Si Estados Unidos tuviera por una vez la humildad de admitir su arrogancia y los errores a que lo conduce puede perfectamente solucionar el diferendo con Venezuela mediante el diálogo. Pese a la gravedad de la agresión en marcha el presidente Nicolás Maduro le ha tendido la mano para solucionar las diferencias mediante el diálogo.

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • yoslan dijo:

    así se hace comandante ese hombre no se respeta ni respeta a nadie siempre lo he dicho y lo he pensado quiere establecer relaciones con Cuba como para involuclarla en sus asuntos. es un soberano innorante sin cultura ni humanidad solo piensa en destruir ese hombre está loco al igual que los que lo sigue nadie de los que a su alrededor (mandatarios de EEUU) tiene temple para pararlo y exigirle un alto a las intromiciones a otros paises que estan pensando en como ayudar a las personas con afectaciones económicas y sin amparo familiar. muy bien por nuestro comandante y sus seguidores del ALBA y ALC.

  • marcos dijo:

    Ojala se arreglen las cosas con venezuela por que los afectados somos nosotros el pueblo de Cuba,ahora se paran las negociaciones y no se sabe hasta cuando,me pregunto si los paises del alba van a romper relaciones con estados unidos tambien,no deben aceptar la zanahoria

  • MARY LOLY dijo:

    LOS PAÍSES DEL ALBA NO TIENEN QUE ROMPER RELACIONES CON E.U.
    SÓLO DEBEN SEGUIR APOYANDO A CUBA, COMO LO HAN HECHO HASTA AHORA.
    CÓMO CONTINUAMOS SOBREVIVIENDO LOS CUBANOS, A PESAR DEL BLOQUEO Y LA AGRESIÓN PERMANENTE DE E.U.? QUÉ PAÍSES ESTAN COLABORANDO CON CUBA, EN LO FUNDAMENTAL?. LOS PAÍSES DEL SUR, (ALBA), LOS DEL ESTE(RUSIA) Y CHINA.

  • chino dijo:

    Si asi es Cuba seguira levantando su voz frente a las amenazas de el Gobierno de Estados Unidos a venezuela o a cualquier otro pais de Latinoamerica y del Caribe, no nos dejaremos seducir ni comprar y aceptar que agredan a Venezuela y callarnos y no pronunciarnos.

  • El Bombe dijo:

    Yoslan, te recuerdo que estas hablando de un presidente, sea de donde sea, y se merece un respeto,además no creo que para llegar a donde esta lo logre siendo ignorante, recuerda es ignorante no innorante, si alguien ha pensado en ayudar a las personas con afectaciones económicas es Obama que ha permitido aumentar la cantidad de dinero a enviar a Cuba, recuerden que este es el primer gibierno norteamericano que se ha sentado en una mesa de negociación con Cuba y eso aunque no lo queramos creer lo legitima ante elresto de America Latina.
    Y yo pregunto, si realmente EUA quisiera sabotear la economía venezolana no le sería más fácil dejar de ser su principal socio comercial? A los que sepan de este tema,por favor me lo pueden explicar.

    • Aroldo dijo:

      Y me podrías decir de qué manera un país deja de ser socio comercial de otro?, nadie se da ese lujo, son negocios amigo, contratos firmados y hay que cumplirlos, todo en este mundo se basa en economía y además ellos también saldrían perjudicados si lo hicieran.

  • Villar dijo:

    Muy buen artículo y excelentes razonamientos hace el periodista, los comentarios también expresan el sentir de la gente, que es incluso el sentir de una buena parte del pueblo y la intelectualidad estadounidense.
    Por otra parte está Obama, el pobre Obama que es la cara visible del imperio, pero nada más, ese país es gobernado desde siempre por poderes que subyacen tras las bambalinas del Estado y que obligan a gobernantes, senadores, representantes y jueces a hacer lo que ellos quieren, de lo contrario tendrían serios problemas, incluso, podrían ser asesinados, son 4 los presidentes que terminaron así, el último fue Kennedy.
    La arrogancia del imperio es un mal congénito que viene de la mano de esa visión mesiánicamente distorsionada que le insuflaron los llamados padres fundadores y que viene de los peores fundamentos del puritanismo de quienes se establecieron en las trece colonias y luego dieron paso a quienes fundaron la “Gran Nación”. El “excepcionalismo interminable” de la misma es el gran cuento que justifica el “Destino Manifiesto” y es lo que hace que obren con la irresponsabilidad y el irrespeto con que lo han hecho siempre.
    Debo aclarar, por si todavía quedan ilusos, que el restablecimiento de relaciones entre ellos y nosotros, sobre todo por la manera en que lo tienen concebido en Washington, debe traerle a Cuba más problemas que los que podría ayudar a resolver, es lo que pasa hoy con Venezuela y otros países, ellos quieren tener en La Habana una embajada, porque desde una sección de intereses no pueden hacer todas las cosas que si hacen desde una embajada propiamente dicho, es eso. Obama y Kerry mismos lo han dicho, fracasó la forma, el método, no el objetivo, por otra parte, ¿Cuantas veces no han conseguido realizar en sus objetivos hegemónicos en otros países desde una embajada?, sobren los ejemplos. Como cubano me siento identificado y respaldo plenamente la actitud y posición de nuestro gobierno revolucionario ante el caso de Venezuela y Rusia, extensivo a otros muchos en el mundo entero. Por ello, mientras el imperio lo sea habrá que estar atentos y en sintonía con el Che, es decir, que no se les puede dar ni un tantico así (bien pequeñito).

  • Isidoro Maldonado dijo:

    El artículo es exelente y nos pone en claro la estratégia americana; y tenemos que decirlo sin enbagajes. El canto de sirena de Obama de restabelecer las relaciones com Cuba, no sifnificaban nada mas que la de “neutraliza” a Cuba, mientras que se seguia adelante atacando a Venezuela. Los acontecimentos de la política exterior americana, estan hoy visiblemente com lo que sucede com las negociaciones com el Iran. Solo que se hace más manifiesto las contradicciones internas del gobierno americano que en algunos casos pueden ser peligrosos y crear confusion. Ahora más que nunca se precisa la unidad de latino-americana, desde su base esto es com el Pueblo. El papel de Cuba se hace cada vez más relevante, esclarecedor y aglutinante por sus posiciones claras contra el imperio y sus secuazes.

  • Nelson Guillen dijo:

    Estoy seguro que Barak Hussein Obama , no llega a Panama . Mandara uno de sus acólitos de bajo perfil. PONGALE SELLO .!!!!

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Angel Guerra Cabrera

Angel Guerra Cabrera

Periodista cubano residente en México y columnista del diario La Jornada.

Vea también