Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Se acabó el "broadcast" y llegó el tiempo del "streaming"

| 60

En la Fundación Ludwig, un equipo multidisciplinario, muy joven que incluye informáticos, historiadores del arte, cineastas hemos estado estudiado el paquete. ¿Por qué estamos invirtiendo energía en eso? En mi opinión personal el paquete es la más cabal expresión de la cultura cubana contemporánea. Eso es lo que le gusta a la gente en este país. Estemos de acuerdo o no estemos de acuerdo, es lo que la gente está consumiendo en este país, lo que está viendo en este país; y es mi obligación como fue la de Marx y Engels en el siglo XIX, cuando lo que la gente consumía era Los misterios de París y escribieron La sagrada familia, para estudiar desde la lógica del folletín y no desde la de Balzac, los contornos de una época. Es nuestra obligación, aunque nos gusten más las novelas de Balzac, estudiar ese fenómeno y entender por qué es la preferencia de la gente.

En ese estudio del por qué, parece que nos íbamos a encontrar de repente, con la disyuntiva planteada antes por Víctor Fowler, de nuestro derecho a divertirnos. He aprendido en la búsqueda de todos estos años, razones que yo desconocía. Hay un problema lingüístico que constituye un parteaguas en la historia de la cultura contemporánea, entre el siglo XX y el XXI. El siglo XX se caracterizó por un verbo cuya traducción al español no he hallado con exactitud; el verbo es anglosajón, porque la tecnología es anglosajona y porque eso ocurrió en inglés, el verbo es broadcast (algo así como transmisión por radio y TV). Todo el siglo XX, nosotros los que vivimos en el siglo XX y somos analógicos, estábamos acostumbrados a que las cosas fueran “broadcasteadas”, para castellanizar el verbo y nos entendamos. Se acabó el broadcast y llegó el tiempo del streaming  y he ahí el misterio del paquete.

Cuba, efectivamente, es una Isla y tiene la virtud de tener una población súpercreativa. La población cubana vive en esta Isla llena de puertos y eso es una característica importante. ¿Qué es un puerto? Un lugar de diálogo permanente,  un  lugar donde las cosas llegan y van y están en la última de lo que se cayó y ahí viene. Como cuando en lo más duro del Periodo Especial, encontramos soluciones en eso que nosotros hemos dado en llamarle la estética  de la provisionalidad, de buscar soluciones provisionales que son sorprendentemente creativas, desde un vaso, hasta una lámpara, hasta de pronto una copa de vino hecha con un litro de leche. Yo tengo un pequeño museo de esos productos porque nos dedicamos al arte, es normal eso.

Ahora han encontrado la manera en Cuba de dar un servicio de streaming a la población una vez a la semana, porque básicamente hemos tratado de vencer el aislamiento, de vencer todos los obstáculos que teníamos para ponernos al día, por lo menos aparentemente. La llegada de Internet de banda ancha es cuestión de tiempo nada más. Va a llegar con todo eso, pero los jóvenes cubanos ya están perfectamente preparados, para llegar a ese Internet y trabajar en eso ya.

La esencia del problema, es que no hemos hablado de la diferencia entre los dos verbos, no hay manera de que la televisión cubana, ni nuestros medios actuales compitan con el paquete, simplemente porque la gente quiere ver, lo que quiere, cuando quiere y en el soporte que quiere. Entonces, contra eso no hay manera posible de pelear.

Por otra parte, en la economía mundial, en estos momentos, el renglón más fuerte es el renglón de los contenidos y de la producción de los contenidos. De eso se ha hablado mucho.  En Miami se celebra,  todos los meses de enero,  la feria comercial sobre este tema donde más dinero corre en el mundo. El 50 % del volumen de este mercado está en Latinoamérica, Cisneros, por ejemplo, es uno de los más poderosos promotores de contenido. Hay una segunda feria. Primero empezó en Las Vegas, ahora se celebra en el hotel  Fontainebleau en Miami, todos los meses de enero. La segunda de cada año es en Praga. Nada de eso es casual, todo eso tiene un sentido, hay que entenderlo, y nos va a caer arriba. Efectivamente, yo sí creo que estamos en una guerra: los que queremos cambiar el mundo y los que no están interesados en cambiar el mundo, sino en perpetuar las reglas del juego; pero no se puede jugar con ingenuidad en esa guerra. Es una tontería hacerle el juego; sería retrógrado o ridículo.

Creo que no se trata de darle respuesta al paquete ni creo que Mi Mochila, el proyecto que animan los Joven Club de Computación, es una respuesta al paquete, no puede ser. ¿Qué es lo que ha hecho el paquete?: Demostrarnos las necesidades existentes de la población cubana que tenemos que ser capaces de satisfacer, pero rapidísimo, para ayer por la tarde. No podemos esperar a mañana porque si dejamos ese vacío, alguien lo llena. Y es nuestra responsabilidad, si de verdad somos intelectuales, de llenar ese vacío, de ser capaces de llenarlo. Entonces se trata de dar muchas alternativas de respuesta a las necesidades contemporáneas de la población cubana.

Como no paro de investigar, creemos en la necesidad de “contaminar” el paquete, intervenirlo. Eso está ocurriendo ya en la Fundación, una contaminación que no quiere decir que sea la única posible. Pueden estar los realizadores jóvenes en ese paquete contaminado que yo hago, y estoy distribuyendo; porque estoy haciendo un experimento, tratando de entender, yo no, sino nosotros, la Fundación. Los invito a todos a que vayan y nos visiten y vean cómo se puede acceder a esa otra alternativa que proponemos. Se pueden copiar nuestras contaminaciones. Hay que hablar con los artistas, los plásticos, los realizadores visuales, con todo el mundo: ¿Tú estás dispuesto a no cobrar derechos, si yo no distribuyo esto comercialmente?, porque no puedo pagarte el derecho de autor ahora para hacer eso. Entonces tienen que estar de acuerdo los artistas y es complicado, es un fenómeno muy complejo.

Empecé diciendo que era un producto cultural y no quiero terminar sin recordarlo; el paquete no es un producto informativo, está cargado de información, está cargado de ideología, está cargado de política; pero es básicamente un producto cultural. Y como es un producto cultural es nuestra responsabilidad que tenga toda la complejidad que queremos, lo que todo el mundo quiere ver y además de eso también, lo que queremos que vean. Nosotros tenemos que estar preparados para desempeñar un protagonismo fundamental y ofertarle a la población cubana, lo que nosotros creemos que se le debe ofertar.

(Tomado de La Jiribilla)

Se han publicado 60 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • EDDY dijo:

    Visto de esta forma: La mochila de los Joven Club no es la alternativa, el paquete "contaminado" de la fundación Ludwig si....

    Me pregunto.... y si la fundación Ludwig coopera con Joven Club y aprovecha la ubicuidad de Joven Club, en sus propósitos de contrarestar el paquete con su propuesta.... ?

  • Pavel Milanes dijo:

    La traducción correcta de "broadcast" en español es DIFUSIÓN, o sea difundir un contenido en el ámbito de la Radio y TV... o sea radiodifusión en este caso...

    Ojo, difusión no incluye la confirmación de recibo del mensaje o contenido y mucho menos que se ha entendido el mensaje; si este fuera el caso hablaríamos de TRANSMISIÓN de un mensaje, contenido, etc...

    "Streaming" es más complicado pues incluye la generación de un flujo "stream" constante, presente y en desarrollo "ing", la diferencia es que en el mundo normal (no Cuba) el streaming lo hacen bajo demanda, o sea tu ves desde los servidores de internet el stream de datos (contenido) que TÚ seleccionas y he ahí donde hay el símil con el paquete...

    Concuerdo con el autor, no es cuestión de PELEAR con el paquete, es cuestión de enriquecerlo o contaminarlo con producciones nacionales o simplemente con producciones inteligentes y con calidad de contenido y estética.

    Sobre que la juventud cubana esta preparada para el internet y la banda ancha... no, no concuerdo... hay por ahí mucho analfabeto digital que se cree aún los bulos del tipo "por cada email que mandes X recaudará 10c para la niña que necesita una operación..." o "te has ganado la lotería!!!" solo por citar los más conspicuos...

    Pero el desarrollo se impone y sacando huevos se aprende a capar... ya caerán muchos y aprenderán otros...

    73

  • Carlos dijo:

    Excelente artículo, muy esclarecedor por su objetividad. Demuestra un pensamiento diferente, jóven y lleno de iniciativas muy positivas para todos.

    Mientras más conoce el ser humano, mientras más oportunidades de ver cosas diferentes a las que habitualmente está acostumbrado a ver, mejor es.

  • Dunia dijo:

    "Nosotros tenemos que estar preparados para desempeñar un protagonismo fundamental y ofertarle a la población cubana, lo que nosotros creemos que se le debe ofertar"... Dice el autor de este texto, algo denso por cierto...pero en fin, a lo que iba...
    Que alguien, por favor, me defina ese "nosotros"... y lo otro... Por qué ese "Nosotros", quienquiera que sea, debe decidir soberanamente lo que yo debo o no debo consumir, cómo y cuándo, en términos de entretenimiento, información etcétera?

  • Ruffini dijo:

    El paquete y la Internet ilegal están matando a la TV y radio cubana. Esos medios tradicionales no han hecho nada por recuperar su público.

    • Bell Canada dijo:

      Ruffini ese mismo dilema no es de la TV cubana , solo , los grandes canales de tv se enfrentan a lo mismo especialmente en el sector del milenio osea los joenes hasta 30 o 40 anos. ya nadie ve tv como hasta ahora estaba definido , ya la gente no quiere ni pagar por cable o satelite tv pues tienen la opcion de youtube , netflix u otros servicios online de contenido. De hecho los grandes operadores de cable o satelite han entendido ya que el negocio o dinero ya no esta en la distribucion de contenidos sino en generar el contenido y por ende desde Bell y Rogers aqui que han invertido miles de millones en comprar canales hasta los americanos y europeos todos han pasado de ser meros broadcast undertakings o difusores distibuidores de canales a duenos de canales o empresas que generan el contenido.

      Y claro esta esa dependencia online para mi tecnico de servicos de bell el principal operador de telecomunicaciones me viene como anillo al dedo jajajajajaja.

      Ya sea habla en USA incluso de eliminar los canales gratis en el aire , los famosos ABC, CBS, NBC, FOX, PBS y finalmente vender ese spectrum a los operadores moviles que lo necesitan para broindar servicios moviles mas avanzados.

      Incluso canales de cable o empresas como el grupo Turner , dueno de CNN, TBS, TNT, CN y demas se la estan viendo muy dificil a la hora de negociar los contratos de distribucion via cable o satelite al extremo que por disputas o desacuerdos no llegan a renovar los contratos simplemente pues no lograrn acordar como negociar la presencia online (ej actual desde el Oct 22 , Dish NEtwork el operador satelital tuvo que quitar esos canales de su sistema pues Dish quiere poner un nuevo negocio llamado cable virtual osea stream los canales via internet a sus posible clientes que serian jovenes que no quieren subscribirse al servicio satelital normal)

    • Chris dijo:

      No me gusta eso de la Internet ilegal...la Internet es y debe ser de TODOS!!! ... Con Internet para todos se acabó el paquete!!!

    • Roberto dijo:

      Por favor Ruffini, independientemente de que las nuevas tecnologías y la manera en que se recibe la información en el mundo entero hoy en día es diferente a como lo hace la televisión, ya sea por su inmediates o por la variedad, en el caso específico de nuestra televisión no es el paquete quien la está matando, hace mucho tiempo que nuestra televisión se suicida sola. De hecho parte de la culpa del triunfo del paquete (por supuesto no toda) la tiene nuestra deficiente televisión.

  • ViC2 dijo:

    Muy buen artículo. Pero le están dando la vuelta incorrecta al asunto.
    El paquete existe porque no tenemos Internet (ni banda ancha, ni pequeña, ni mediana) ni TV por cable. La solución no está en contaminar ningún paquete, la solución está en que los cubanos tengamos todo lo anterior.

    • Al Machete dijo:

      Plenamente de acuerdo con "ViC2". El paquete es la ventana de los cubanos a la ausencia de internet y la TV por cable, servicios estos que están presentes en el país pero se nos está vedado acceder. O sea, el motivo de que tengamos que utilizar nuestra imaginación al máximo de sus posibilidades no es tan simple porque seamos una isla ni nada de eso. Por favor, señor investigador, un poquito más de rigor y seriedad en su escrito, y suerte con sus iniciativas.

    • PatriaesHumanidad dijo:

      No es tan simple así, hermano, tienes razón en parte, hay que tener todo eso y poder decidir por uno mismo... pero aceptar el paquete implica una "elección" ya impuesta desde otro lugar por alguien que tampoco eres tú... y que a mí personalmente me parece mala en muchas cosas, pero lo tomas o lo dejas.
      Yo pienso que debe "contaminarse" y que deben darle a los Joven Club, también (además de La Mochila) esas opciones "contaminadas", gratuitas, y es una variante muy inteligente, que no excluye lo que te dije... pero yo creo que es mejor que lo escoja un grupo de especialistas, de jóvenes preparados, de gente a las que se les puede reclamar que sigas teniendo opciones para decir "esto sí, esto no", dentro de una selección (cierto) también preestablecida, que te suenen por la cabeza cualquier cantidad de "entretenimiento" para desconectar que te idiotice completo.

      • Chris dijo:

        Si patria es humanidad por qué no podemos tener INTERNET PARA TODOS: Internet es el mayor aporte cultural a la humanidad, solo comparable con el surgimiento de la imprenta!!! Con Internet se acabó el paquete!!!

  • Adrian Borrego dijo:

    Por fin alguien entiende -y escribe- porque es tan popular "el paquete" en cuba.
    La TV cubana no está en crisis, la forma en que nos llegan sus contenidos es la que está en desventaja.

  • El Otro dijo:

    Me gusta eso del paquete contaminado, quiero saber la dirección exacta de la fundación y las opciones que tengo, por ejemplo esta saliendo en el paquete la novela "El Chivo", quisiera verla porque tengo la referencia del libro y parece no interesarle a nadie

    • Sergio dijo:

      Calle 13 No. 509 entre D y E, Vedado

      En el penthouse del edificio.

      Saludos,

  • Maitel dijo:

    Felicidades y gracias por el trabajo que están haciendo.

  • TIMO dijo:

    Correcto coincido con ViC2, no mas rodeos , esa es la verdadera razón, nos hemos convertido en pintores sin pincel del lenguaje, vayamos a las causas que dan origen a determinadas situaciones y en contraremos a partir de alli, de situarnos en espacio y tiempo lo que nos sucede. Digamos las cosas como son.

  • Guajiro dijo:

    Concuerdo con VIC2 hacen un diagnóstico equivocado, cuando han preguntado lo que quieres ver?

  • Para Helmo dijo:

    Creo que si, que la palabra correcta que usas es "contaminar", en realidad no se su exacto significado, pero siempre que se usa "contaminación" es para empeorar algo ya existente, a mi la palabra me suena a…. enfermar…. manchar… tener que sacar de circulación algo que ya estaba en funcionamiento…… mas o menos algo así trataras de hacer con los paquetes, meterán información cultural autodefinida de "altos niveles". Resultado mas probable lograran la subdivisión de paquetes "los contaminados y los puros", por supuestos a precio diferenciado a favor de los segundos.
    Mi opinión ni erudita ni intelectual: No se puede competir sobre a base de la imposición de gustos, en el capitalismo se invierte muchísimo dinero en estudios de mercado para entender que es lo que quieren las personas e inteligentemente producen para todos los gustos y bolsillos.
    En Cuba después de más de 50 años de revolución…. está pasando que con el aumento de las salidas al exterior, los escasos accesos a Internet que poseemos y el dichoso paquete se ha abierto una ventana panorámica a la diversidad que en menos de 5 años los gustos y preferencias culturales sujetas con alfileres se estan yendo a bolina.
    Ahora tarde en el tiempo, los tan criticados concursos de cantos…. ya está en la producción nacional, sobre los concursos de belleza pregúntele a los privilegiados gay cubanos…… la celebración de Halloween en Cuba no es precisamente por los paquetes.
    Pienso lo que nos faltó lo fuimos a buscar afuera, los "Intelectuales" cubanos se cuidaron tanto para ser "políticamente correctos" en la política que perdieron reales posibilidades de dejar huella perenne en varias generaciones, ahora resulta que a la primera oportunidad las masas los sacaron de la circulación preferencial.
    Yo pago semanalmente el paquete (en sustitución pudiera estar pagándole al gobierno el acceso a Internet) opto por quedarme con algunos mini seriales, documentales, revistas y selecciono películas que casi siempre la transmiten un tiempo después en la Tv, hay quien selecciona lo que a mi no me gusta, pero bueno lo pagan con su dinero no como el mío.
    También tengo en mi PC una biblioteca de más de 7 mil libros que voy seleccionando a mi gusto y todas las noches los voy leyendo en mi e-reader.
    Te darás cuenta que tengo poco tiempo para lo oficial, vaya, que tengo mas opciones para escoger.
    Creo que todos los cubanos queremos el socialismo para nuestro país…. mas bien queremos la seguridad y las bondades del socialismo pero con las modernidades tecnológicas del capitalismo… mas bien con lo bueno del capitalismo. pero…. NO SE PUEDE….. ¿el final del cuento? No lo se.
    A mi generación nos toco bailar con la más fea, somos lo suficientemente viejos para poder adaptarnos y empezar de cero y no tan suficientemente viejos que estemos fuera de la realidad que se vive en los barrios donde hacen su cotidiano bregar millones de cubanos que quieren de la vida algo mas que sacrificios y dedicación.

  • Amaury Pérez dijo:

    Helmito: Un pequeño apunte solo como ejemplo. En México, después de un largo período de prohibiciones (hablo de principios de los setenta), se abrieron todas las posibilidades de comunicación posibles y se sigue haciendo porque aquella absurda conducta no dio los resultados patrióticos-paternalistas que esperaba el gobierno de turno, creo que el de Echevarría. Hoy en México, como sabes, puedes acceder a toda la programación por cable o por satélite del mundo, broadcast o streaming, o combinadas, da igual, y en cualquier idioma, ah pero ahí siguen las empresas nacionales: Televisa, TV Azteca, El canal cultual 22, el canal 11 de La Universidad Autónoma de México etc... Después de la novedad ¿Que hicieron y hacen hoy los mexicanos? pues ven por encima de todo su televisión, en su idioma, revisan y consultan sus sitios de internet , los .mx (es muy barato obtenerlo) porque ahí, hablando y transmitiendo lo suyo, nadie sabe más que ellos, ni CNN,ABC, CBS, NBC FOX ni todas juntas.

    Sinceramente no creo que intervenciones de ningún tipo, ni proyectos como "Mi Mochila", o el de La Fundación que, atinadamente diriges, resuelvan lo que se ha dado en llamar "un problema" porque no se puede evitar que ante una prensa aburrida hasta el delirio, una internet de banda ancha tan costosa y exclusiva, sin acceso para todos y desde sus hogares, (El que se comió el famoso cable que lo devuelva por favor) y una televisión que funciona como una nana electrónica; solo sirve para provocar el bostezo, la gente acuda al Paquete, y si mañana algún trasnochado lo prohíbe, los cubanos inventarán El Cohete y más tarde El Paracaídas y así sucesivamente. Después que enseñaste a un pueblo a pensar, educándolo, no dudes, por favor, de la educación que brindaste. Mejorarnos y liberarnos sí nos puede salvar. Intelectualizarlo, ni ideologizarlo todo como los slogans de los sesenta nos protegerá de lo que inevitablemente, como bien apuntas, nos viene para arriba. Los tiempos cambiaron, nos guste o no. Te abrazo.

    • josem dijo:

      Amaury... Felicidades, creo que sería muy difícil dar una respuesta mejor!

    • QBANOENLARED dijo:

      Amaury hermano un saludo, es algo sencillo lo que voy a corregirte, pero el canal 11 pertenece al Instituto Politécnico Nacional (IPN), tienes toda la razón en lo que planteas, soy cubano residente en el DF y cuando he visto TV Azteca canal 13, es porque estas como invitado en Animal Nocturno de Ricardo Rocha u otro cubano que este invitado, porque últimamente es una basura la TV privada aunque sin costo, me regreso pronto a Cuba y al fin veré televisión sin comerciales y sin Laura en América, gracias.

    • Alexei dijo:

      Gracias Amaury por tu comentario atinado. Lo que describes de la realidad mexicana funciona casi igualito en Brasil, en el caso particular de la Rede Globo. Concuerdo 100% con tus opiniones. Un abrazo desde Belo Horizonte.

    • vox dijo:

      Concuerdo plenamente con su comentario, es bastante atinado y casi es la noticia en si.

      La falta de Internet es la que promueve el paquete, y para los que me saquen lo del bloqueo les pido por ahora la Internet .cu la que quiero para mi papá por ahora, para que lea al menos Cubadebate y sus comentarios que son tan buenos o mejores que las propias noticias.

    • Luis N. Baez dijo:

      Amaury gracias por tu oportuno comentario. No se le puede tener miedo a la coducta de un pueblo educado e instruido, cada cual debe y tiene el derecho de escoger que ve, que escucha y que lee es una libertad individual que no puede ser cuestionada y mucho menos obstruida. Vivo en la Argentina y hay en los canales mucha mediocridad pero la gente escoge y se divierte con lo que considera no le molesta, tambien hay canales (públicos) que trasmiten contenidos de alto valor artístico, históricos y de análisis que salen por aire y por cable con acceso para todas las capas sociales. No se puede politizar cada paso de la vida porque sencillamente, como mencionas, seguirá de moda el "bostezo" ante lo aburrido. De acuerdo con tus comentarios totalmente. Un saludo y abrazo desde Corrientes Argentina.

  • no se... dijo:

    Que maravilla de artículo, cuando lo estaba leyendo sentía incluso la vehemencia con la que el autor estaba esxribiendo, de verdad que ya cansa la perdedera de tiempo discutiendo que vamos a hacer con el paquete?, que tiene el paquete? qué es lo malo y lo bueno del paquete?, ya basta!!!!!, asuman el paquete como lo que es y punto, como bien dice el autor la gente tiene Derecho a divertirse, y gracias que algunos se divierten delante del televisor viendo esos materiales de la calidad que sean, y no se divierten ingiriendo bebidas alcoholicas o consumiendo drogas en la calle.

  • Corona dijo:

    "Dame una palanca y moveré el mundo". " Dame Internet de banda ancha y desistiré del paquete".

  • 11ma_Champions dijo:

    el paquete existe porque no hay internet.. la verdadera solucion es que haya acceso masivo a internet

    la prensa escrita ya perdio la batalla, la tv la esta perdiendo.. por internet puedes ver lo que tu quieras en el momento que quieras, no en un horario determinado.. ademas por tv siempre tendran que brindar un producto generico que satisfaga mas o menos la mayoria de los gustos.. pero es que la mayoria de las personas tienen gustos especificos que la mayoria no comparte

  • Patricia Alvaré Alvaré dijo:

    Excelente artículo Helmo. Aun eres ese adolescente brillante que conocí y siempre recuerdo. Felicidades!!!

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    Me parece legítima la propuesta del autor del artículo, pero me gustaría resaltar algunos de sus momentos, que me parecen cardinales:

    -"para estudiar desde la lógica del folletín y no desde la de Balzac"; Creo que el primer párrafo no era el lugar adecuado para descalificar al "paquete", catalogándolo subliminalmente como un folletín. Antes se debía haber argumentado un poco.

    -"La llegada de Internet de banda ancha es cuestión de tiempo nada más".; ¿No le preocupa al autor la cantidad de ese tiempo que falta, ni los motivos por los que aún no la tenemos? Cuestión de tiempo es también la extinción del Sol y faltan como cinco millones de años...

    -"¿Tú estás dispuesto a no cobrar derechos, ...?, porque no puedo pagarte el derecho de autor" ; Pero ese abnegado autor no puede ir con un diploma de reconocimiento a comprar malangas al agro, porque allí rigen ya "las leyes ciegas del mercado". Los tiempos cambian. Fíjense lo que se dice aquí mismo, sobre la nauseabunda cantidad de dinero que invierten los capitalistas para lograr el contenido de esos "folletinescos" paquetes que todo el mundo consume con avidez. ¿Piensan superar eso con trabajo voluntario?

    Y por último...

    -"Nosotros tenemos que estar preparados para desempeñar un protagonismo fundamental y ofertarle a la población cubana, lo que nosotros creemos que se le debe ofertar"; Mi opinión es que, si quieren desempeñar ese protagonismo, deben aconsejarse con el Rey del libro "Pequeño Príncipe", aquel que sólo ordenaba lo que era del gusto de sus súbditos, para que estos no lo desobedecieran. No es "lo que ustedes creen que se nos debe ofertar", es lo que nosotros queremos que ustedes nos oferten.

    No vendría mal que alguien nos preguntase algún día lo que nosotros queremos...

    • Amaury Pérez dijo:

      100% de acuerdo con tus inquietudes Carlos. Son las mías.

      • RA dijo:

        Algunos foristas me recuerdan a los que decían que el techo de la pelota en Cuba no se elevaba porque no ponían las grandes ligas en la televisión. Aprovechando un hecho para satisfacer un deseo, que puede ser legítimo pero que no tiene nada que ver.
        Y otros que solo citan "cambiar todo lo que debe ser cambiado" y no el resto del genial concepto de Revolución.
        Me dirán que a qué viene esto, pero sé por qué lo escribo, y alguno estarán de acuerdo.
        La riqueza de un país y su desarrollo viene dada por las producciones primarias que permiten que se avance en todo tipo de servicios.
        Esto significa que para tener internet banda ancha en nuestras casas hay que sembrar mucha caña, tabaco, atraer turismo, brindar muchas consultas médicas por todo el mundo, y no todo el mundo está dispuesto a tanto sacrificio. La mayoría de las veces los más dispuestos al trabajo son los que menos protestan por estas cosas, porque saben cuanto cuestan.
        Igual no hay quen negar el desarrollo, y sería bueno tener la Internet.
        Lo más parecido al paquete es poseer un servicio de Video en Demanda, al igual que es válido el tema de Internet banda ancha, pero eso sabemos que por ahora, y quién sabe por cuanto tiempo no será posible. Hay otras cosas muy importantes que resolver primero.
        Pero la realidad es la realidad. Creo que es muy válido que el paquete sea contaminado con valores acordes a la sociedad que queremos construir, porque es muy iluso pensar que en el paquete no está lo que otros quieren que veamos.
        No se han dado cuenta que hay una revista, que se edita en República Dominicana, que es solo de la farándula de Cuba, que es de muy buena factura, y que logra muy bien imitar a otras revistas del mismo tipo como Vanidades o parecidas.
        Si se distribuye en digital y de manera gratuita (a no ser el que paga por el paquete), me quiere alguien explicar quién le paga a los periodistas que hacen las entrevistas y los artículos? y a la gente de Dominicana quién le paga?
        Aquí no hay ingenuos!

  • Reaza dijo:

    Muy buen artículo pero me quedo con lo planteado por Amaury Pérez, aquí nos instruyeron, nos educaron y como dijo Martí: "Ser culto para ser libre", ya nadie se traga los viejos cuentos y queremos ir al nivel del mundo porque para ello nos educaron así que como cerrarnos??? La decisión es un derecho personal...que tenemos derecho a hacer.....

  • Yazle dijo:

    Amaury, cada día me caes mejor!!!! me encantó tu comentario......el paquete y el desarrollo no hay quien lo frenen, es ir contra la vida misma.....

  • L dijo:

    Quisiera saber , los resultados de las encuestas realizadas sobre todo a los jóvenes sobre dominio de conocimientos en literatura,ciencias, historia,pintura etc. si son más favorables ahora o hace 40 años, no en Cuba sino en los propios países donde existe internet, tv por cable y todas las tecnologías actuales de la comunicación(USAy Europa).También si son ahora menos egoistas, más solidarios y están más cerca de Dios.Tal vez tú Amaury, a quien admiro como a tu mamá u otra persona tenga la información y me puedan ayudar en eso.
    Saludos a todos.

  • Luis dijo:

    El Paquete y la preferencia de los cubanos por este tipo de productos tiene varias aristas, en primer lugar la descomposición del gusto de las mayorías o el crecimiento de la mediocridad artísticas no es más que el reflejo de una sociedad que ha caído en picada en cuanto a sus valores, la sociedad se descompone, y con ello arrastra todo aquello que la compone, y ahí vemos como la mala educación, el mal gusto, la mediocridad crecen a diario, pero no es culpa del paquete dichoso, es simplemente reflejo de los oscuros días en que vivimos, fenómeno que viene creciendo desde hace año y que ha sido acompañado por la inacción de las instituciones culturales y en algunos casos promocionadas, como negar todo lo de mal gusto que se ve y escucha en la TV Cubana y la radio, como el famoso reggeaton ganó tanto espacio a costa de la salsa, el son o la canción de autor?, donde se promueve el mal gusto a diario sino en las propias instituciones que deberían mantener una línea cultural?. No es cuestión de prohibir, ni penetrar, ni nada por el estilo, el problema es mucho más grave, el problema es de educación, la sociedad cubana actual no es culta, es educada desde el punto de vista de instrucción profesional, pero las nuevas generaciones distan mucho de ser culturalmente elevadas como lo fueron sus predecesoras y eso es el reflejo de la realidad de nuestro país. A eso sumen todas las prohibiciones absurdas y el muy limitado acceso de los cubanos a la información o a cualquier expresión cultural o no, que se salga de los patrones establecidos desde hace muchos años, la tecnología ha superado la censura y hoy en día se puede prohibir el acceso a la internet o a la TV satelital, pero es imposible controlar lo que pueda pasar de mano en mano en una memoria, o disco duro o cualquiera de las formas actuales. Ahora se habla de contramedidas, y paquetes nacionales para combatir al paquete, yo quisiera ver que audiovisuales cubanos pueden competir con los generados actualmente en el mundo y fundamentalmente en USA, hay que ser realistas. Yo en lo particular creo que es una batalla perdida de antemano, y ojala ahora la medida no sea coger presos a los que reparten el paquete por divisionismo ideológico o contrarrevolución o lo que se les ocurra. La pelea contra el paquete se perdió en las aulas, y es allí donde único se puede ganar, lo que define los gustos culturales y los valores que una persona quiere ver reflejado en lo que consume, no es más que la educación, esa que en Cuba cada día anda peor. Luchen por devolver el estándar educacional cubano, esa es la única manera de enfrentar al paquete, lo demás fracasará sin remedio.

    • L dijo:

      Luis ,¿y es un problema sólo del sistema educacional cubano(tambien de la familia) o es un problema que afecta al mundo entero?
      Un saludo a todos los foristas

  • 1 dijo:

    Helmo.
    felicidades por tu articulo, muy bueno.
    abrazos.
    vitaliana y familia, monika badia.

  • yosjan dijo:

    De algún lugar salió este otro artículo, rezo porque los editores publiquen el comentario.
    Dice:

    (*) EL PAQUETE es un variadísimo resumen semanal de imágenes, películas e informaciones, que manos privadas bajan o copian desde “algún sitio”. Es montado en soporte digital y se venden ampliamente a sus clientes, regulares o no, en un proceso “alternativo” totalmente fuera del control estatal, con todo género de datos e información y se “consigue” en cada barrio llegando a casa del vendedor, a quien todos conocen y visitan. Por precios variables (entre 1 y 3 CUC) dependiendo de la bonanza y capacidad de pago del barrio, se instala -en segundos- la carga semanal en memorias flash, discos externos o discos corrientes de DVD. Los jóvenes locales se turnan en grupos de amigos de manera que se rotan en el pago mientras la carga se distribuye entre todos los que participan de esta suerte de “cooperativa visual”. La carga total se mueve entre 4GB y 4 Terabytes, dependiendo de la capacidad del soporte. Un buen TV o computador es suficiente para disfrutar del paquete cada semana, lejos del tedio de los medios oficiales cubanos!

    A debate: Cómo acabar de una vez y por todas con el Paquete (*)

    Por Gustavo Arcos Fernández-Britto

    El pasado fin de semana asistí al Foro sobre el gusto y el consumo audiovisual en Cuba, organizado entre otros, por la UNEAC y la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en el Pabellón Cuba. Aunque para la prensa y televisión, el único que habló fue Abel Prieto, muchos y bien serios fueron los criterios emitidos por otros especialistas e investigadores sociales presentes en el evento.

    Preocupados por el impacto cultural y la extraordinaria expansión que ha tenido en apenas dos años el llamado Paquete de la Semana , los expertos expusieron sus puntos de vista sobre la circulación alternativa y los contenidos de estos productos de la industria cultural que son consumidos de manera cada vez más amplia por toda la isla.

    Se habló de video juegos, de cine cubano, de televisión, de la crítica en los medios, de internet, la censura, las nuevas tecnologías, de proyectos comunitarios, de la enseñanza artística, de políticas culturales, crisis de valores, del paquete semanal y de su contraparte oficial, llamada, Mi mochila.

    Dos posiciones al ruedo

    En esencia el debate expuso dos posiciones: una, aboga por no dejar en manos “invisibles” la propagación de estos contenidos audiovisuales y en tal sentido, si no puede destruirse “El Paquete”, lo mejor será contaminarlo con productos “acordes con los principios de nuestra política cultural” que no puede ser entregada a las veleidades del mercado y el pragmatismo comercial. Resumiendo, no se puede ser ingenuos, pues… de buenas intenciones está hecho el camino del infierno. Del otro lado se plantea que gracias a las nuevas tecnologías y la multiplicidad de discursos culturales y artísticos, vivimos en un mundo donde el control centralizado y unívoco de la cultura ha dejado de tener sentido.

    Los primeros estiman que tiene que existir una fuerza mediadora en esos procesos, es decir, un crítico, un especialista, un moderador, una institución que emita su voz de alerta a las masas, para que no consuman ciertos productos de contenidos “perversos”. Para los otros el arte y toda su producción tiene que tener una libre circulación, cada cual disfruta y consume lo que desee y ese mediador solo tiene sentido si aparece después de la obra, interactuando con los receptores, en un diálogo de iguales, intentando desentrañar “los misterios, o las trampas” del producto. Unos, ven al demonio por todas partes y otros… también, pero se divierten con él.

    Como quiera que abordar cada asunto desde todas las aristas requeriría mil páginas y una emisión del Paquete, me limitaré a compartir un grupo de observaciones o sugerencias:

    1. Desconozco quién o quiénes son los autores materiales del Paquete. Hay todo tipo de “leyendas urbanas” sobre su origen y ¿siniestros? objetivos. Sin embargo, de manera simbólica, el Paquete es la respuesta popular a décadas de férreo control institucional o estatal sobre nuestros medios. Un signo del hastío con el que los espectadores cubanos reciben ya, todo ese discurso oficial, saturado de palabras y promesas que le llega a través de la prensa o la televisión. Prensa y televisión que van por un lado, mientras la vida real anda por otro. El Paquete o similares, son ideales para “desconectar” de nuestros dramas cotidianos, una ventana abierta a otras prácticas culturales, otras formas de entender y percibir la sociedad, la información, el ocio y el entretenimiento. Son en definitiva nuestra Internet, nuestra conexión con el mundo.

    2. Desde que nacemos estamos rodeados de imágenes. Ellas conforman nuestro ser, nuestra conciencia, memorias y pensamientos. En un mundo que legitima las apariencias y no las esencias, donde importa más la superficie de las cosas, que las cosas mismas, lo virtual que lo material, es irresponsable no incluir en nuestras escuelas, materias relacionadas con la Apreciación Audiovisual, el disfrute del Arte y las nuevas tecnologías. Si se quiere generar una conciencia crítica, un ser capaz de ir más allá de lo que ve, de disfrutar y también juzgar, hay que acabar de reconfigurar todo nuestro sistema de educación para que haga crecer a individuos con valores espirituales y humanistas, pero no para encerrarse en un castillo sino para dialogar con el mundo. La escuela debe ser un espacio para el aprendizaje pero también para la diversión. No un edificio que propague retórica, sacrificio, dogmas y aburrimiento que termina por deformar a los alumnos y enajenarlos de su entorno.

    El melodrama nuestro de cada día

    3. El ocio, el entretenimiento o el placer no son prácticas espurias en la conducta humana. La felicidad y la diversión no pueden estar apartadas del proyecto social cubano. El melodrama forma parte de nuestras vidas y también la frivolidad, la fantasía y la imaginación. Nadie tiene el derecho en nombre de ninguna ideología o fuerza, de escindir, controlar o supervisar las “dosis” de placer que les corresponden a los cubanos. Toda cultura tiene sus grandes hombres y mujeres, sus obras trascendentes y sus mitos, su Historia y su poesía. En ello va su identidad como nación. Pero esa es una jerarquía que debemos saber reconocer con el tiempo, no, a través de una imposición, un prejuicio o un dogma. Los productos audiovisuales de circulación alternativa colocan delante de nuestros ojos infinidad de artistas, filmes, juegos, libros, series y programas de tv ¿Debemos juzgar negativamente a alguien porque conozca toda la discografía de Lady Gaga y ningún tema de Silvio Rodríguez? ¿Deben todos los cubanos considerar a Carpentier o Lezama como sus autores de cabecera? ¿Es menos legítima la risa que proporciona un show de Alexis Valdés que la que genera Antolín el Pichón? ¿Alguien que en un juego de video, mate a rusos o árabes por decenas, debe ser considerado digno de un manicomio? Y hablando de juegos, hace 30 años ¿acaso era más noble jugar a los pistoleros y “matar” a nuestros amiguitos del barrio?

    4. Como una letanía escuchamos una y otra vez hablar del pasado. Recuentos, memorias, historias de lo que fuimos, visitas a una época, que cuando conviene se añora o idealiza, cuando no, se sataniza. A los jóvenes se les habla todo el tiempo en pasado, imponiéndoles un discurso que legitima una época o una gesta que no es la suya. Hombres y sucesos construidos desde una perspectiva épica y encartonada donde no existen contradicciones, dudas, ni sombras. Agotados por esa retórica insustancial que discurre (y se escurre) durante sus años de estudio, muchos de nuestros jóvenes crecen con vagas referencias, sin mitos y sin leyendas. Tienen muchos héroes verdaderos, pero muy pocos, o ninguno, que los haga amar, soñar o fantasear. No debe entonces extrañarnos que aunque les enseñen a “ser como el Che” tengan en sus computadoras o celulares las imágenes de sus ídolos que se llaman Lobezno o Naruto.

    5. La tecnología ha llegado para quedarse. Hay que entender que los ciudadanos tienen hoy en día múltiples formas de acceder y disfrutar de la cultura y esas formas no pasan solamente por el diseño de un modelo centralizado o estructurado desde una instancia de poder único. Los espectadores tienen hoy una mayor plataforma donde elegir y determinar cómo emplean su ocio o tiempo. También escogen a sus amistades, seres muchas veces virtuales con los que comparten juegos, sueños y aficiones. Ya hay más móviles en Cuba que teléfonos fijos y en poco tiempo dispondremos de más computadoras domésticas que televisores. Cada dispositivo brinda un mundo de posibilidades para el entretenimiento, la vida, el desarrollo profesional y la comunicación. Por tanto, el concepto que debe atenderse es el concepto de la Coexistencia. No se trata de imponer, o estigmatizar, los nuevos medios, soportes y tecnologías, se trata de entender que las opciones se han multiplicado, que hay nuevas y diferentes formas de consumo, nuevos espectadores y nuevas voces que están emitiendo los discursos culturales.

    Si nuestros ideólogos no lo entienden…allá ellos.

    6. Donde quiera que exista un vacío, una necesidad o expectativa insatisfecha, será un espacio, llenado, ocupado por otros que pueden ser, y no, “nuestros enemigos”. Ocultar una información, censurar una obra, es hoy tarea de necios. Mientras más empeño pongas en ocultar algo a la luz pública, mayor interés despertarás en los espectadores por consumirla. El “paquete” se renueva cada semana con cientos de gigabytes de informaciones, textos y filmes que provienen, por cierto, de todo el planeta. Una película que no se exhiba en nuestras salas, una noticia no tratada por la prensa, un suceso de gran impacto social pero aun oculto en los medios oficiales, un espectáculo deportivo no trasmitido porque en él participan cubanos que decidieron marcharse, nutren los paquetes audiovisuales. La curiosidad, el interés, el morbo y la necesidad de mantenerse al ritmo del tiempo es algo natural en los seres humanos. Si nuestros ideólogos no lo entienden ¡allá ellos!, lo veremos en el Paquete!!!

    7. Una y otra vez escuchamos decir que la vulgaridad y la chabacanería se han instalado en nuestra isla. Las conductas marginales, la indisciplina social y el sálvese quien pueda se han convertido en preocupaciones de todos. Hacer referencias una y otra vez al mal gusto de la población, los jóvenes o ciertos grupos sociales, nos impide ver las verdaderas causas de los problemas. Para resolverlos debemos empezar aceptando que son producto de la propia Revolución, pues esos jóvenes, “descarriados”, esa población con “mal gusto”, está compuesta en un 70 % de personas nacidas bajo el sistema socialista. No llegaron de otro planeta, no fueron implantados en nuestra isla desde el exterior. Lo que somos, para bien o mal, será resultado de nuestros procesos y no hay que culpar, ni al bloqueo, ni a los rezagos del pasado y mucho menos a los productos audiovisuales.

    Mi Mochila vs el Paquete

    8. Meses atrás las autoridades culturales y los representantes de organizaciones juveniles se reunieron para idear un proyecto institucional que le hiciera competencia o al menos sirviera de alternativa oficial al Paquete. Surgió así Mi Mochila. La idea era situar en los Joven Club de Computación y otros espacios, unos 300 gigabytes de materiales audiovisuales mayormente de procedencia nacional, seleccionados por su calidad artística y estética. ¿Cuántas personas saben que este proyecto existe? Tan pocas, que para asombro de muchos de los presentes en el Foro del Pabellón Cuba, ni siquiera los altos funcionarios de la cultura allí presentes estaban claros de su existencia. Y, ¿no se supone que haya partido justamente de ellos esta iniciativa? Otro detalle: De los 300 Gb solo se habían podido llenar poco más de 100, y… con materiales extranjeros pues las instituciones cubanas (TV, ICAIC) no habían aportado las obras audiovisuales comprometidas. Resumiendo, ¿qué competencia real puede hacerle Mi Mochila al Paquete y otras formas de distribución alternativas, cuando la burocracia y el inmovilismo entorpecen loables iniciativas? Y ¿si uno de los atractivos del Paquete es su renovación semanal, qué puede ofrecer de seductor Mi Mochila? Los distribuidores del Paquete se mueven por toda la isla a la velocidad del sonido. Desde luego, perciben una ganancia por ello. ¿Podrá Mi Mochila hacer lo mismo? Hasta el momento solo ofrece un servicio “de oficina” y por cierto muchos de los Jóvenes Clubes de Computación, están cerrados.

    9. El Paquete surge como plataforma ideal para que los nuevos empresarios privados cubanos promocionen sus servicios. Aprovechando la penetración social que tiene el dispositivo semanal, se observa, cada vez con mayor sistematicidad, anuncios y ofertas de sitios administrados por cuentapropistas. Existen incluso revistas y videos promocionales de factura nacional que solo circulan en esta plataforma. Curiosamente el Estado no les ha permitido a los particulares ni promoverse en los espacios públicos, ni en los medios oficiales, perdiendo con ello la posibilidad de generar ingresos, que bien le vendrían a nuestra prensa o televisión para mejorar sus instalaciones. Nuevamente, donde el Estado se muestra obtuso, la iniciativa popular se expande a sus anchas.

    Rémoras del control

    10. Hace casi tres años surgió otro proyecto institucional bajo el nombre de Plan de Fomento a la Cultura. Aun no existía El Paquete pero, ya los materiales audiovisuales circulaban por todo el país en memorias flash y discos duros. El Plan pretendía recuperar las salas de cine, los talleres y cursos de Apreciación audiovisual, el trabajo comunitario en la enseñanza artística, las salas de video, los espacios de debate, el cineclubismo y la crítica en los medios. Con ese fin se copiaron películas y documentales clásicos de la Historia del Cine que fueron situados en servidores de algunas universidades e instalaciones de la AHS. Paradójicamente la única escuela de cine que hay en el país (la FAMCA) nunca recibió esta valiosa selección. Muy poco ha avanzado este proyecto que como el de Mi Mochila se ve afectado por la falta de sinergia y de compromiso real de las instituciones.

    Puede que mañana no exista el Paquete, sustituido o superado por otro sistema o modelo de circulación y consumo alternativo. La necesidad humana de conocer y de acceder a las múltiples imágenes e informaciones de este mundo ya sea para su conocimiento o placer, resulta un proceso indetenible. La preocupación del Estado por la avalancha de estos productos es legítima desde una perspectiva cultural e identitaria. Pero para que esa resistencia cultural tenga algún sentido deberán extirparse todas las rémoras de control ideológico, intolerancia y prejuicios que rodean las acciones artísticas. Superar los miedos al verdadero debate sobre los asuntos que preocupan a todos, sanear la economía y con ello mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, abrirse a las nuevas realidades, discusiones, interpretaciones, redes sociales y dinámicas que mueven el mundo.

    Ese pudiera ser el camino, que tendría en el centro de todo, la educación ciudadana, clave de ese urgente proceso de transformación nacional y fortalecimiento cultural.

    *Profesor y crítico cinematográfico, residente en La Habana.

  • Santiago dijo:

    Bueno el autor habla de "contaminar" el paquete, creanme no creo que esa sea la palabra exacta ni corecta, pero bueno a lo que quiero expresar, ¿de donde sale el paquete?, ¿quien lo distribuye?, porque si el paquete se "contamina" abria que ver si para bien o para mal, muchos buscarian el paquete sin contaminar, en tonses se llamaria, "el paquete original" y sería el que la gente buscaria.

  • alexander dijo:

    Simplemente quiero corregir algunos aspectos importantes de algunos comentarios (valga la redundancia). En el paquete también está lo que quieren que tú veas. Internet es demasiado abarcadora como para poner todo el contenido de una semana en tan pocos Giga Bytes. Entonces no queda otra alternativa que poner lo que yo creo que más va a pegar. La fiebre de hombres detrás de telenovelas (impensable en los 80) no es porque tengan mejor producción, tampoco es por el trabajo de Mariela Castro y el CENESEX. Es debido a la gran contaminación del gusto y la banalización de la sociedad. Nadie me puede convencer de que las novelas del Paquete tienen mejores guiones pues todas tienen en esencia el mismo guión. Puedes ver el primer capitulo de una, el segundo de otra y así sucesivamente y tendrás una novela completa.
    En cuanto a la "contaminación" creo que la acepción no es la que plantea una persona por ahí, aunque normalmente la vemos como algo malo. Esto demuestra que no todo lo sabemos, pues basta con ver las clases que dimos de Química en secundaria (en los 80 también). Pero en fin, sí creo que tanto derecho tienen unos a poner banalidades como otros a poner cosas que sean instructivas. Tanto derecho a poner una línea de pensamiento y entretenimiento como otra. En definitiva (como bien dicen) en el paquete viene de todo. A mi entender, si es cubano, mejor. No creo que el discurso del autor sea para eliminar cosas del Paquete, sino todo lo contrario, aumentarlo con las cosas que posibilitarían la inclusión de obras cubanas que se lo merezcan y eso no lo dirá nadie sino el mismo gusto del pueblo que en un final es quien a puesto al Paquete en el sitio de honor de su entretenimiento. Para mi solo constituye otra opción más.
    Me dan risa los que piensan que con Internet se resolvería el problema. Mentira. En los países donde existe Internet también existen los clones de CD y DVD, los pequeños Paquetes. La diferencia es que se venden en pequeñas tiendas.

    • Elpidio Almachete dijo:

      Los que defendemos y, a la vez, exigimos nuestro derecho al libre acceso a la información mediante servicios como internet y TV por cable lo hacemos con la mayor seriedad y una enorme preocupación de que a estas alturas aún en Cuba el acceso a internet esté restringido por las justificaciones que sean. Eso, lejos de dar risa, lo que da es tremenda indignación.

  • F3R. dijo:

    ESTOY DE ACUERDO CON MUCHOS DE USTEDES EN TODO LO QUE PLANTEAN, PERO CREO QUE AUN A PESAR DE LAS NOCIONES QUE SE TIENEN DE LO QUE ES INTERNET HAY MUCHAS PERSONAS QUE NO TIENEN NI IDEA DE LA BRECHA DIGITAL TAN COLOSAL QUE TENEMOS, CREO QUE NO SE TIENE AUN IDEA DE LO POSITIVO QUE SERIA PARA EL DESARROLLO DE ESTA NACIÓN EL USO LIBRE DEL INTERNET, LO MUCHO QUE AGILIZARÍA LA VIDA DE LOS CUBANOS EN SU COTIDIANIDAD ( POR EJEMPLO EL TIEMPO TAN GRANDE QUE SE PIERDE PARA TODO, EN LO CULTURAL, LO POLÍTICO, LO ACADÉMICO, EN FIN EN TANTAS COSAS), CREO QUE EL INTERNET SE PARECE AL AUTOMOVILISMO- NO PORQUE ALGUNOS SEAN IMPRUDENTES QUIERE DECIR QUE DEBAMOS DEJAR DE CONDUCIR AUTOS- NO SE DEBERÍA PROHIBIR EL INTERNET POR EL HECHO DE QUE EXISTAN PERSONAS QUE LO PUDIERAN UTILIZAR DE FORMA INAPROPIADA. SALUDOS CUBADEBATE.

  • jeny dijo:

    El paquete, ese famoso paquete está prohibido como lo está por ejemplo respirar.En la calle, en el barrio, el trabajo, el aula, los hospitales, todos o casi todos hablan de lo que salió en el último, se intercambian memorias en fin es de consumo nacional entonces para que prohibirlo o perseguirlo, que lo vea quien quiera verlo, a mi y con toda sinceridad no me interesa el paquete, cuando estoy en el trabajo, hago eso, trabajo, ya en mi casa me gusta desconectar a mi manera y (teniendo en cuenta alguno de los comentarios) anormalmente hay programas de la TV(nuestra, la cubana) que me gustan muchisimo.

  • chapiro dijo:

    No sé que tantas vueltas le dan al llamado "paquete", cuando lo que si es un "paquete" es la televisión cubana que trasmite las películas supertarde, o hace que se solapen en tiempo buenas ofertas cuando en determinados horarios estelares no hay nada que valga la pena ver. Tal parece que la absurda organización de la parilla de los diferentes canales es obra de algún macabro y malintensionado gremlin.
    Lo único que si han separado en tiempo son las novelas, de manera tal que esa "tontería" se pueda ver desde las 8:30 PM hasta las 12 PM.
    En fin que si el paquete del "streaming" no es el ideal el "paquete" del "broadcasting" nacional está fatal.

  • tinte dijo:

    HAAAA Y CAVE NOTAR QUE EN EL PAQUETE NO HAY NADA SURBERCIBO ENTONCES DONDE ESTA LO MALO

Se han publicado 60 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Helmo Hernández

Helmo Hernández

Ensayista e investigador. Es el presidente de la Fundación Ludwig de Cuba.

Vea también